GÜIGÜICHU A MERY CRISMAS ANA JAPI NIU LLIR

Este fin de semana monté el árbol y el belén en casa de mi padre, ergo, quedan oficialmente inauguradas las navidades.


A mi las navidades me apasionan, más que nada porque me chifla tener una excusa macanuda para ponerme tibia de comer y beber sin que nadie me diga nada. Y encima hay una fiesta detrás de otra, que es un no parar, oye. Por no hablar, claro, del hecho “regalito material”, que me tiene loca perdida.

Yo es que soy así, me encanta regalar… bueno, y que me regalen, claro. Y no os vayáis a pensar, que no es un tema de materialismo desatado, ni de consumismo feroz. No, no, a mi cualquier cosita envuelta me hace ilusión. Hombre, unos Loboutin envueltos me hacen más ilusión que un cuaderno de espiral envuelto, eso está claro, pero no le hago ascos a lo segundo.

En mi familia somos adictos a los regalos personalizados y originales. Y pueden salir muy baratos. Por ejemplo, mi hermana se curró el año pasado un cd recopilatorio personalizado para mí. Llamó a mis amigos, a mis ex, a mis conocidos, a mi familia… y fue recopilando, tema a tema, todas aquellas canciones que marcaron mi vida, desde el parvulario hasta la actualidad. De verdad que no hubo regalo que me hiciese más ilusión que ese.


Aún así, y pese a mi buenrrollismo innato en temas de regalos navideños, hay ciertas cosas que no acabo de comprender. Por ejemplo, no entiendo que mecanismo falla en las neuronas de algunas personas, que se empeñan en regalarte kilos y kilos de ropa interior blanca. Mi abuela paterna era de esas, Que cumplí 25 y seguía regalándome aquellas bragas horribles de ganchillo, que no podían sentar peor, madre mía de mi vida. Que las veías y pensabas “esta mujer quiere que llegue virgen a los 30, menos mal que llega tarde”.


Hay otro tipo de regalos que no soporto: los regalos de “sé que lo necesitas”. Es superior a mí. “Sé que lo quieres” NO es sinónimo de “Sé que lo necesitas”. Yo, por ejemplo, quería la cámara digital que P. me ha regalado. No la necesitaba, pero la quería. Necesitar, lo que se dice necesitar, necesito un nuevo frasco de hidratante. Pero aunque costasen lo mismo –que afortunadamente no-, el segundo regalo me parecería un fiasco de mil pares de narices. Las cosas que necesitas no son un regalo, porque te las habrías terminado comprando tú más tarde o más temprano.

Además, un regalo no tiene por qué ser algo útil. Que sí, que una cafetera puede ser un regalo, pero depende de cuál, y de cómo. Por ejemplo, una cafetera preciosa, que te gustó por el diseño, es un buen regalo. Una Nesspreso también, sobre todo si viene con George Clooney… pero una cafetera convencional, de goteo, sólo es un regalo si te acabas de independizar y eres adicto a la cafeína. En caso contrario se parece más a una plancha que a un regalo.


Regalar algo debería ser un acto de cariño, un detalle pensado por quien lo entrega para quien lo recibe. No algo práctico y super necesario, ni algo carísimo… simplemente, algo “para ti”. Por eso creo que hay que agradecer –y mucho- los regalos que se hacen desde el corazón, esos que han sido ideados sólo y exclusivamente para ti: da lo mismo que sea un carísimo bolso o unos pendiente de bisutería, el caso es que sea algo personal.

En mi vida he tenido mucha suerte con los regalos. Y me han hecho muchos, y muy diferentes, pero quitando aquellas horribles bragas de ganchillo blanco, y alguna otra cosa suelta, en general todo lo que me han regalado me ha encantado.

Hay algunos regalos que recuerdo con especial cariño:

Aquella extraña cometa en forma de rana, regalo de mis amigos en mi 20 cumpleaños.

El libro de “Las Máscaras del Héroe” que P. me regaló el primer cumpleaños que pasamos juntos, tuvo que encargarlo porque estaba descatalogado.

Un colgantito de plata con piedrecitas azules, el primer regalo que mi hermano me hizo por navidad, cuando aún era un niño, justo después de enterarse que los reyes necesitaban ayuda… se gastó su paga en regalos para nosotros, eso no tiene precio.

La flor balanceante que los madrileños me regalaron en mi primera mudanza, y que aún adorna el salón de casa de mi hermana.

Una caja con 16 chupachups de naranja –mis favoritos- que mi hermana me regalón en mi 16 cumpleaños: cada caramelo tenía adosado un papelito con una presunta virtud mía

La tarta y las dos botellas de cava que mis padres me enviaron al hotel de Madrid donde pasé mi 18 cumpleaños, para que brindase con mis compañeros de clase.

El original del primer poema que mi padre me escribió, Jomala (el nombre que le puse de niña a la primera estrella de la noche), que guardo como oro en paño, y que me regaló un año que creía que la vida era una mierda, para que no olvidase que en mis ojos había estrellas cada noche.

El colgante que G. me regaló “porque sí”, y que no sé cómo supo que quería; no me lo quité durante años

Aquel pantalón negro que mi madre me regalón “cuando me vio tristona”, para demostrarme que podía estar guapísima si quería.

El fin de semana en Foz que mis amigas me regalaron hace años y que pasé con P., que entonces era aún un amigo “con derechos”.

Los pendientes que la familia de P. me regaló las pasadas navidades, y que además de bonitos son un detalle que agradecí mucho.

Se me ocurren tantos que podría escribir mil post sobre ellos…

Como veis, ninguno de estos regalos es precisamente un Porche, y aún así, fueron especiales para mí. Estos, y muchos, muchos más.

Así que, en vista de que casi seguro que ninguno de nosotros somos ricos desde ayer, y que en estas fechas el cinturón aprieta más que nunca, valga este post para instaros a curraros unos regalos personales, llenos de vida y de cariño… y, si puede ser, pues también maravillosamente exclusivos… pero esto ya… Ah! Y por el amor de Dior, cualquier cosa menos bragas de ganchillo.


LO DICHO, “SI ES QUE ASÍ NO SE PUEDE” OS DESEA

FELICES FIESTAS


SUENA EN MI I-POD:Las de la Intuición”, de Shakira, de su lp “Oral Fixation 1”. Este tema me da buen rollo, no lo puedo evitar, es como un pequeño subidón de alegría, perfecto para afrontar las citas navideñas y quemar las calorías del turrón.



HOY EN CORUÑA: Hoy no, pero mañana, que es Nochebuena, pasada la medianoche, los Rockers go to Hell presentarán en el Garufa su lp y su videoclip, que por cierto es estupendo, y no lo digo porque lo haya grabado P… bueno, por eso también, claro. La entrada, como siempre, es gratuita. Ya tenéis una excusa para salir rápido de la cena de nochebuena.

48 comentarios:

finaysegura dijo...

Qué creativos en tu familia! CD's personalizados, poemas con nombres de estrella...
En la mia son más normales, por suerte no son tampoco de la cofradía de la braga de ganchillo, pero se esfuerzan a su manera.
Y a mi que me encanta regalar!

finaysegura dijo...

Ah, q tonta... Felices Fiestas!

Betty Boop dijo...

Pues Felices Fiestas a ti también Guapisima!!!!! Estoy de acuerdo que los regalos deben ser "caprichos" y no necesidades, yo necesito crema hidratante, pero eso me lo compro yo y los Reyes pues que me traigan el último libro de Marian Keyes, por ejemplo.
Mis mejores regalos, pues cuanto tenía 7 años me regalaron el tiovivo de los Barriguitas y fui la niña más feliz del mundo, despues, recuerdo con especial emoción una minifalda vaquera de Zara, que era una chulada, pues no ligué yo nada con aquella faldita, qué tiempos!!!!. Hoy por hoy prefiero regalar a que me regalen, aunque como tu dices, a nadie le amarga un dulce.
Feliz navidad.

Anónimo dijo...

Feliz Navidad.

Marta

ElPajarito dijo...

María Dearest, Mery Crismas para ti también!!! ¡Qué bueno lo de las bragas de ganchillo! Lo de los regalos personalizados de tu family es lo más.
A mí también me hace ilusión cualquier cosilla que me regalen. La sorpresa-regalo que recuerdo con más ilusión ahora mismo fue por mi 16 cumpleaños (andaba yo estudiando por yankilandia), aquella tarde llegué tranquilamente del cole, entro en el recibidor, dejo la cartera y voy a la cocina pero me tropecé con un jarrón gigante y solté un "joder" bien estupendo y sonoro puesto que se supone que nadie me iba a entender, cuando de repente oigo unas risitas mal contenidas en el salón y digo "no puede ser". Pues sí era, en el salón estaban dos de mis tres hermanas esperándome y para quedarse una semana, con unos billetes y bono hotelero de finde para Hawai. Cuando las vi casi me da un bajón de tensión (de la alegría, se entiende), no me caí de milagro. Si me hubiesen dicho que me había tocado la lotería en ese momento, no habría sido tan feliz.
Bss Mil,

ElPajarito

Ely dijo...

Que pases la mejor de las Navidades, y que el año nuevo venga lleno de celebraciones de buenas noticias.
Feliz Navidad cariña

María dijo...

Finaysegura, Feliz Navidad a tí también!!! Los regalos hechos con cariño son los que valen, sea lo que sea... hasta bragas de ganchillo!!! jajajja

María dijo...

Betty Boop, te deseo entonces que hagas los mejores regalos del mundo estas fiestas... y que recibas algo aún mejor que el tiovivo de las barriguitas!

María dijo...

Marta, felices fiestas a tí también

María dijo...

El Pajarito, vaya pedazo de regalo!!!! Ese tipo de cosas son las que cuentan, de verdad que sí... no sé, llámame sentimental, pero a mi ese tipo de detalles son los que me emocionan... los Loboutin están bien, pero los chupachups de mi hermana se salieron del mapa, de verdad

María dijo...

Ely, te deseo la mejor de las navidades y un 2009 lleno de éxitos, sobre todo, en lo personal

celia dijo...

Yo tambien me conformo con cualquier cosita...y coincido con vosotras en que los regalos deben ser caprichos. Recuerdo una vez que mi madre me regalo una plancha!!! que horror!!

Felices Fiestas!!!

Noa dijo...

Has dado en el clavo!!!! Si lo necesitas no es un regalo, peo si lo deseas... Mi mejor regalo???? Cuando cumplí 18 mis padres me llevaron a New York de vacaciones, llevaba desde los 6 años pidiéndolo y fue muy, muy, muy especial.

Mucho amor, paz y éxitos es lo que te deseo para el 2009, y para los años siguientes, eh?

María dijo...

Feliz Navidad a tod@s!

A mí también me gusta mucho regalar y que me regalen, no tanto por el hecho material sino porque alguien ha dedicado tiempo a pensar en mí, en qué me puede gustar...

lo dicho, a comer y beber y disfrutar!

MEL dijo...

No, si yo también me conformo con cualquier cosita... ya lo saben y actúan en consecuencia. Más les vale!!!

Yo también tuve el tiovivo de las barriguitas, creo que aun lo conservo... joder, eh?

FELICES FIESTAS MARIA!!!

Bueno, a María, a José y hasta al espíritu santo. FELICIDADES!!

pinkocha dijo...

Felicísimas fiestas a todos, sobre todo a ti, guapetona. Tomo nota de los regalitos personalizados, que este año, entre la crisis y que voy a mil, no sé cómo voy a hacer. Pásalo genial, nena, que te lo mereces.

Ana dijo...

Que pases una felicísima navidad y el año que viene sea genial, preciosa. Te lo mereces...
Tú nos haces un regalo a todas cada día con tus post!!! Inyectan buen rollo y la alegría que a veces nos falta, y eso no tiene precio!!
Millones de besos a todas!!!

MENINA dijo...

Lo de las bragas de ganchillo no tiene precio!!!! Mi abuela ya le ha dicho a mi madre que nos compre a mis hermanos y a mi unos calcetines para el TIÓ de mañana....

Me ha encantado lo del poema, tienes una familia de película!!!!

Besos y...FELICES FIESTAS!!!!!!!

María dijo...

Celia... lo confieso, una vez pedí a mis amigos que me regalasen un aspirador... mi mejor amigo sigue echándome en cara que el regalo más terrible que me hizo lo pedí yo misma!

María dijo...

Noa, te deseo el año que te mereces: o sea, EL MEJOR

María dijo...

María, a mi también me gusta la idea de que los demás me regalen su tiempo... y eso que a P. le cuesta pillar que prefiera algo comprado por él, aunque no me entusiasme, que que me de un cheque para que yo lo gaste

María dijo...

Mel, felices fiestas... y mejórate, si es que se puede estar mejor que tú, claro

María dijo...

Pinkocha, sé que el 2009 será un año espectacular para ti. Créeme, que soy medio bruja!

María dijo...

Ana, commets como el tuyo son como unos Loboutin pero mejor!!!

María dijo...

Menina, mi familia es el mejor de los regalos, de verdad

Ely dijo...

María, me debes una tirada

María dijo...

Que pagará encantada la semana que viene, por ejemplo, que estaré de regreso en tierras patrias

Ely dijo...

necesito mi prediccion de una buena bruja...

María dijo...

Uy, pues entonces yo no, que yo, puestos a ser bruja, prefiero ser mala, como la madrastra gótica de Blancanieves. Paso de polvitos mágicos y alitas... prefiero polvazos de infarto que te hagan volar

pinkocha dijo...

Reina mora, quiero creerte. Es más te creo, que coño, que meigas, habelas, hailas.
Por cierto, dale un beso a tu padre de mi parte por ser como es y dile si me adopta. ¡Yo quiero un padre así, joder! He releído el post con calma y casi lloro con lo del poema. ¡Es un crack!

FAUNA dijo...

Feliz Navidad y a todos los bloggers de este nuestro entorno, ja, ja. De verdad te digo que cada día me gusta más tu blog, que me encanta tu forma de ver las cosas y que admiro la forma en que cuentas como te hen educado tus padres, tomo mucha nota de ello para con mis hijos. Besos y felicidad para todos,sobre todo para los que actualmente no pasan por el mejor momento.

María dijo...

Pinkcoha, mi padre puede ser un agobio, un hipocondriaco y algo tendente a la depresión... pero se entrega 100% a lo que hace, incluído hacer felices a sus hijos. Le quiero con locura. Y te adoptamos sin dudarlo, ya lo sabes!!!

María dijo...

Fauna, muchas gracias, de verdad.

Felices Fiestas!!!

marta dijo...

Ahora entiendo porque eres una persona tan original y detallista,... te viene de familia. Me encantan las cosas que cuentas de tus hermanos y de tu padre,... se os ve una familia especial y muy unida.


Te deseo que pases una feliz navidad, maría.


Besitos

Noa dijo...

Gracias, nena. Sólo espero que sea un poquito mejor que este.

Pinkocha, amor te traslado los mejores deseos ( y animo a repetir la quedada)
Mel, tía para tí también mucha felicidad y bla bla bla, osea

Superwoman dijo...

¿Y cuándo te regalan dinero? Eso demuestra muy poco interés, muy poco esfuerzo. Conozco a alguien que nos regala unas cantidad indecente de dinero todos Los Reyes y siempre me parece fatal, prefiero una chuchería regalada con el corazón que todo el oro del mundo, aunque el dinero nos venga muy bien para la cuesta de Enero.
¡FELIZ NAVIDAD! Y aponerse morada sin rubor.

María dijo...

Marta, tengo una familia muy divertida, es cierto!

Felices fiestas!!!

María dijo...

Noa, nos dale el espíritu navideño por las orejas!! jajqjqja

María dijo...

Superwoman: como en todo, depende; mi padre casi todos los años me regala dinero, porque sabe que llego a día 20 temblando, pero siempre, siempre, acompaña el dinero de una nota bonita y una chuchería. Y a mi eso es lo que me cuenta!

Felices fiestas!!!

pinkocha dijo...

¡Feliz Navidad a ti también, Noa, corazón! Espero que nos veamos pronto otra vez.

pinkocha dijo...

Ah, es verdad, y besos navideños a Pajarito. Gracias a ti este año aprendí que "crisis" y "oportunidad" no es lo mismo, aunque yo quiero seguir pensando que sí, je, je. Un abrazo enoooorme.

Ely dijo...

Felices Fiestas, Pinkocha guapaaaaaaaa

ElPajarito dijo...

Besos Navideños, Pinkocha y al resto también.
Nos leemos a partir de la semana próxima que yo no vuelvo a la ofi hasta el Monday y pienso parar por casa bastante poco jeje.
Bss Mil,

ElPajarito

El jardín de Lulaila dijo...

Feliz navidad y que este año que se adentra te depare todo lo mejor. Besos,Lu

Lady Lala dijo...

FELIZ NAVIDAD!!!!! Besitos

Paula R. dijo...

FELICES FIESTAS, sigue así, un lujo leerte.

Ellyllon dijo...

Me encanta regalar y que me regalen, pero me gusta más lo primero. Soy una Isabel Gemio en potencia para un "sorpresa, sorpresa".

A veces me agobio porque no sé qué puede hacerle ilusión al regalado. O si lo sé, y el presupuesto no me alcanza...
Pero suelo acertar en un porcentaje muy alto, quizás porque me preocupo en que mi regalo no sea uno más, y lleve mi sello.

En fin, que al leerte me recordaste un regalo especial que me hicieron y me da rabia a mí misma haberlo dejado caer en el olvido.
En el viaje fin de curso del bachiller, cayó mi cumpleaños y me pilló en los pirineos.
Cuando llegamos al hotel que nos hospedaba y bajamos a cenar, mi padre había mandado un telegrama para felicitarme y una enorme tarta con mis velitas. Todos mis compañeros me cantaron el cumpleaños feliz y me sentí "reina por un día".

Supongo que hace tantos años de aquello que por eso no lo recordaba aunque no sea una excusa válida.

Un besico desde el país que no existe.
Elly

Rocío@LG dijo...

No se me ocurre mejor regalos que ese poema... Feliz año!