QUE NO QUIERO, COÑO!!!

Suelo ser una clienta magnífica: si algo me gusta, y me lo puedo permitir, no escatimo ni racaneo; si no tengo claro lo que quiero, pido asesoramiento y me dejo aconsejar; si lo tengo claro, pido directamente lo que quiero, sonrío, pago y me voy.



Vamos, que soy bastante fácil: si voy decidida, voy decidida, y si no, pido consejo.

Cuando pido consejo, soy toda oídos. Me encanta escuchar las teorías de los dependientes, sobre todo de los dependientes de perfumería: este principio activo es lo mejor del mundo, este para tu tipo de piel mejor que no, el rosa te favorecerá más que el verde,… esas cosas.

Pero cuando no pido consejo, cuando tengo claro lo que quiero, me gusta que me dejen a mi aire. “Hola, buenos días, quería el tónico de Clinique nº 2 en el bote grande”…Uy, no, señorita, para su piel es mejor este de Sisley, está usted destrozándose la epidermis con el de Clinique”… “Ya, pero es que quiero ese”… “Pues no se lleva usted el que debería”… Es que no soporto… NO SOPORTO este tipo de conversaciones.

Y ayer, sufrí una.

Desde hace unas semanas, mi piel, que ya de por sí es problemática, había empezado a hacer aparecer granitos, rojeces y puntos negros de lo más antiestéticos por toda mi cara. Soy de esas maniáticas que se cuidan la piel: no tomo el sol, siempre llevo factor de protección, limpio, tonifico e hidrato mañana y noche y me exfolio y pongo mascarilla una vez a la semana. Un par de veces al año, ya que mi piel es taaaan delicadita, voy a un centro de estética a que me hagan una limpieza más profunda. Normalmente, coincidiendo con la primavera y el otoño.

Sin embargo, últimamente mi piel pedía más. Así que, harta de esperar por abril con un grano como compañero de viaje en mi frente, me planté en mi centro de estética habitual y me hice una limpieza. Lo cierto es que la propia esteticista se quedó asombrada, y mientras me sacaba los puntos negros y me atenuaba las rojeces, me comentó que quizás fuese bueno cambiar ya a los cosméticos de verano –más ligeros- porque parecía que mi piel pedía a gritos algo más de frescura.

Deduje que tenía razón. De hecho, había cambiado mi crema habitual de invierno por la de verano el fin de semana anterior, pero todavía estaba usando la limpiadora al agua que suelo usar en invierno, y el maquillaje de invierno, más cubriente y espeso.

Así que decidí que, al salir, iría directa a una conocida cadena de perfumerías de la que soy socia (no socia en el sentido económico, que ahora que lo pienso bien podían darme acciones, con lo que me dejo allí, sino de esas a las que les dan puntos con su compra). La cadena tiene una tienda casi enfrente de mi casa, donde siempre me atienden de maravilla y dónde la última vez me habían dado una muestra de una limpiadora –que no desmaquillante, es sólo para las mañanas -de Sisley que me encantó. Decidí que esa sería mi inversión, y que en maquillajes me decantaría por el Airflash de Dior, porque lo probé una vez y me gustó el efecto ligero y suave que dejaba en mi piel.

Como ya era algo tarde, apuraba el paso camino de mi tienda habitual cuando recordé que a sólo unos metros del centro habían abierto una nueva sucursal de la perfumería. Así que me dirigí a esta nueva tienda, convencida de que, a fin de cuentas, “serán todas iguales”… pero se me olvidó el factor “dependiente hijoputa”, algo que no me volverá a suceder, lo juro.

Entre en la perfumería decidida, buscando directamente el estante de Sisley, y un chico canijo y con cara de haber tomado demasiado el sol me salió al paso.

“¿Puedo ayudarte?”

“Creo que sí. Busco una limpiadora de Sisley especial para las mañanas, una de color naranjita, con exfoliantes.”

“Uy, no, esa no te vale a ti”

Mmmm… verás, es que la he probado y me ha gustado el efecto, así que quiero esa”

“Pero es que esa para tu tipo de piel no vale. Tú necesitas una más suave”.

“No, no, es que ahora me ves más colorada porque vengo de hacerme una limpieza de cutis, pero normalmente no tengo rojeces, no me hacen falta limpiadoras suaves. Yo quiero una que exfolie bien y que arrastre la suciedad y la grasa”

“No, no, mira, yo te recomiendo que te lleves esta
(me señala una de Decleor, que utilicé durante un tiempo, pero que me resultaba demasiado suave) porque es más adecuada”

“No, esta ya la he usado, y no me convence. Me llevo la se Sisley”

“¿No te iba bien? Imposible, la usarías mal
(Y yo me pregunto… ¿cómo se puede usar mal un jabón?) Mira, la se Sisley no te vale. Si te empeñas en llevarte una que exfolíe, llévate esta de Sisheido”

Se dirige al estante de la marca japonesa, y en ese momento descubro que no hay estante de Sisley. Por el motivo que sea, la marca no distribuye en este establecimiento, aunque sí en el de enfrente de mi casa.

La limpiadora de Sisheido que me ofrece es exactamente la que utilizo por las noches como desmaquillante. No es lo que busco.

No, esta es la que uso por las noches. Yo quería la de Sisley porque es especial para pieles mixtas o grasas, para ganar luminosidad por las mañanas, y es exfoliante”

“Yo te digo que te equivocas, pero si te empeñas, entonces llévate esta
(otra de Sisheido), que te valdrá”

Harta de discutir,y creyendo que ya era tarde para llegar al otro establecimiento, le digo que bueno, que vale, que me llevo esa… y que quiero también el Airflash de Dior en tono nude.

“Ese maquillaje para ti no es adecuado, yo te recomiendo que te lleves este de Sisheido especial para pieles grasas”

En este momento empiezo a ponerme mala… ¿pero es que a este hombre le dan comisión en Sisheido?

“No, mira, es que ese ya lo usé y no me gusta cómo me queda, es demasiado cubriente. Por eso busco el Airflahs, algo muy sutil, para diario”

“Este no es cubriente”

“A mi me lo parece”

“Pero no lo es”

“Quiero el Airflash” aquí ya hablaba en un tono un tanto… crispado. Si he dicho que quiero ese, quiero ese, pesado.

“Mira, tú prueba este y si no te gusta te lo recojo”

“No quiero probar este. Quiero el Airflash en tono nude”

Mosqueado, el tío se dirige al stand de Dior. Abre cajones a diestro y siniestro para terminar por decirme

“Pues parece que no nos queda”

“¿El qué no queda?”
pregunta una compañera

“El Airflash en tono nude” digo yo

Sí, está aquí dice la chica, mientras abre un cajón y saca mil quinientos frasquitos del maquillaje en cuestión. Empiezo a cabrearme.

“Bueno, pues parece que sí que queda” dice el personaje en cuestión.

Yo me acerco a la caja, pago religiosamente y salgo de la perfumería no demasiado convencida con mi compra… a mi esta limpiadora… tanto color ocre y tanto oro… esto va a ser demasiado denso…

Total, que mientras camino hacia casa, abro el paquete y saco las instrucciones de uso para ver cuáles son las especificaciones del producto, y leo entre estupefacta y cabreada que se trata de “un fino mousse limpiador especialmente delicado, perfecto para pieles secas o extra secas”.

Mecagoenlamadrequeparioaldependientedeloscojones.

A ver, yo creo que ha quedado claro, pero por si acaso lo repito: tengo la piel mixta con tendencia grasa. ¿Ha quedado claro? Porque parece que él no, a él le pareció que era extra seca. Me cago en toda su estampa.

Total, que apuré el paso y llegué a la perfumería de enfrente de mi casa antes de que cerrasen. La dependienta de siempre me atendió tan amablemente como siempre, y cuando le expliqué que lo que quería era cambiar el mousse aquel por otra limpiadora, alucinó.

“Pero, ¿cómo se te ha ocurrido comprar este, mujer? Con tu tipo de piel, mejor uno que desincrusta y exfolíe”.

“Pues pregúntale a tu compañero de la tienda de Juan Florez, que me insistía en este”


La chica pone cara de asombro, y me dice que no pasa nada, que me hacen el cambio sin problemas, para preguntarme acto seguido

“¿Y cuál quieres? ¿Te animas con la de Sisley que te di a probar la última vez? Es más cara, pero a mi me encanta”

“Esa es la que quería” le digo “pero él decía que para mi tipo de piel…”


“Es perfecta para tu tipo de piel. Si quieres algo más baratito, tienes unas parecida de Estee Lauder”

“No, no, la de Sisley me gusta”


Me puso la limpiadora, me cobró la diferencia, y me regaló un frasco –grande- de hidratante de Fuel for Life, de Diesel, mi nuevo perfume, “por las molestias”.

Y yo me fui a casa, agotada de tanto discutir con el dependiente pesado, y convencida de que nunca más volveré a caer. La próxima vez que esté segura de algo, nadie conseguirá encasquetarme lo contrario, por muy especialista que sea.

Por cierto, esta mañana he estrenado mi limpiadora. Me encanta. Chúpate esa, pesado.


SUENA EN MI I-POD:Nunca tendré tu amor”, el primer single del álbum que Coti estrenó el pasado año, y que no sé por qué se me ha pegado ahora. A veces es que voy así como con retardo, yo qué sé.

41 comentarios:

Olly dijo...

Muy bueno el post, a veces nos marena cosa fina, yo me vuelvo loca con el tema de las cremas, uff, hay tantas... soy de las que uso lo de Clinique... pero cada vez que busco una hidratante o crema de noche me entran muchas dudas...
Musus

María dijo...

Yo siempre me pregunto...como un dependiente pretende saber mejor que tú qué es lo que funciona en tu piel...
y además, con decírtelo una vez vale, no? si no lo quieres escuchar, tu problema, que la piel es tuya!

El limpiador de shiseido es la mousse con granitos exfoliantes? es el que estoy usando yo ahora mismo, me encanta!

Besos y sigue posteando mucho, me encanta leerte!

María

María dijo...

Olly, yo soy fan del tónico de Clinique, pero la limpiadora y las cremas no me iban bien, demasiado untosas.

María dijo...

María, eso digo yo... los granos los llevo yo, sé cuándo me salen y cuándo no, pesado!!!

El de Sisheido es el que dices, la uso por las noches para limpiar y demaquillar y estoy encantada con ella, la verdad. Me va muy bien y me dura siglos, con lo que ha terminado por parecerme hasta barata!! jajajaja

Por las mañanas uso esta nueva de sisley, que de momento -tres días hace, entre la muestra y hoy- genial, la verdad.

Luego, tónico 2 de Clinique, serum Idealist de Estee Laurder, contorno de ojos (ahora uno de Dior para primeras lineas de expresión, más ligero que el de Sisheido que usaba antes, el White Lucency), y por las mañanas, hidratante Hydraactive sorbete de Dior. Es super ligera!!!

Olly dijo...

Yo también uso el serum de Estee Lauder y la hidratante con color de esa misma marca. Voy a mirar lo del desmaquillante... umm... me has puesto los dientes largos.

María dijo...

Jajajajajajaja. Ese es precisamente mi problema Olly, que soy, como dice Lula, la reina del run-run. Ooigo algo e inmediatamente tengo que probarlo!!!

A mi estas dos limpiadoras me gustan, la verdad. No son agresivas y me limpian muy bien.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Yo estoy empezando con el tema de las cremitas, por lo que as veces si me dejo aconsejar.Aunque ahora ya me quedan dudas, ya que varia dependiendo de la dependienta...

Cuanto al tema en concreto, con lo que sea, si quiero algo lo llevo y no dejo marearme.Si no hay no compro y punto.

baballa dijo...

bueno, llegados a este punto tengo varias cosas que puntualizar!!!!!
1. bastante aguantaste reina yo le habria mandando a la porra a a la primera de cambio!!!! o me hubiese ido sin comprar nada.

2. alucino!! crema de verano, crema de invierno!!!!!!! eres la bomba guapa, de mayor quiero ser como tu!!!

María dijo...

Ana, es cuestión de encontrar a un dependiente que te pille el truco. Se pueden equivoar, pero si son profesionales, suelen aconsejar bien.

A mi esta de enfrente de mi casa no me ha fallado nunca todavía, la verdad.

María dijo...

Baballa, a mi misma me sorprende mi propia paciencia, algunas veces, de verdad.

Yo con las cremas soy una viciosa!!! jajajaja. Bueno, eso, y que tengo una piel terriblem, y si no me la cuido enseguida lo demuestra. Por eso en invierno le pongo cremas más untosas, que protegen del frío y nutren, y en verano más frescas y ligeras, para no engrasar.

Turuleta dijo...

Será gilipoyas el tío ese!!
No soporto que me intenten vender algo que no he preguntado por ello, y sobre todo que te lo impongan de ésa manera!!
Menos mal que pudiste cambiarlo!

Alma dijo...

la verdad es q a veces son muuuuuuuuuuuuuy pesados algunos dependientes.

yo soy de las q si pruebo algo q me gusta, no cambio.
y si no cambio no quiero q me intentes convencer de otra cosa, q no, q quiero eso E-S-O.

yo entiendo q vayan a comisión, y q algunas marcas les darán más beneficios q otras... pero a mí cuando me tratan así varias veces... dejo de ir directamente, ale.


saludos



Alma

Rubencito dijo...

Ese dependiente se estaba ganando una bronca de las buenas!!
Una cosa es aconsejar con buena voluntad, pero intentar imponer el capricho cuando ya te han explicado lo que quieren, como que no!
A mi no me gustan los "potingues" con perdón para todas las que los useis (unicamente para ablandar la barbalija que tengo), pero seguro que me leia en la cara que no estaba sentando bien lo que me estaba contando (tengo una mirada a lo Clint Eastwood, de practicar años en el espejo).
Espero que todos estos gastos en lociones y cremas, se vean recompensados con una enorme sonrisa el día de tu cumpleaños. No vale poner cara triste y decir que te estás haciendo vieja!!
Que tal el hotel de 5 estrellas?

Bicos.

♥ Ana ♥ dijo...

A mi antes siempre me la pegaban porque me daba apuro decir que no o ponerme un poco grosera cuando insistían, pero he aprendido y ya no lo consiento, que hay mucho tonto por ahí.
Me gusta tu blog, es divertido.
Un besito

mari dijo...

¡Hola María! Pues no sé que cadena será la que me comentas, pero la que yo conozco (por familiares trabajadores), efectivamente tiene un sistema de comisiones que provoca cosas así.

Me explico, el mes de marzo, por ejemplo, Shisheido (y es además, la marca que más comisión deja), da una comisión x a la tienda que consiga el objetivo tal (a repartir entre empleados). Si das con un dependiente que sólo busca la comisión, irá a saco. Sin embargo, lo habitual es que, independientemente de la comisión, te aconsejen en función de tu tipo de piel. Lo que hacen es que si a tu problema se une que la marca que da la comisión ese mes tiene una específica... te la vas a llevar puesta.

Yo, por suerte, tengo a mi cuñada en la tienda...

Ely dijo...

Yo no hubiese comprado nada! A él le salió estupenda la jugada y tu te llevaste un cabreo, un producto que no querías y el tener que ir a otro lado a cambiarlo.

Crema de invierno y crema de verano? No lo veo necesario.., pero ya te conté ayer mi teoría del menos+bueno= magnifico resultado

QuietBrown dijo...

Uf, yo también soy de las que compra con remordimiento, en plan... "me estás engañando y todos lo sabemos", pero termino descambiando las cosas. Efectivamente deben ir a comisión, porque si no no se explica. Ya sabes para la próxima: a la de siempre =)
¡Besotes!

Catanya dijo...

Jaja,
me suena demasiado la historia, me ha pasado demasiadas veces. Siempre juro y rejuro que nunca más me lo harán...
Ahora me has picado con la limpiadora de Sisley y el Airflash de dior....

Ely dijo...

perdón, la ecuacion es bueno+menos+bien aplicado (esto es importantisimo)= magnificos resultados

María dijo...

Turuleta, la gilipollas fui yo por comprarlo cuando no estaba convencida... él fue más listo que los ratones coloraos

Alma, a mi lo de las comisiones... a ver, vale, véndeme algo de esa marca, pero aglo que me valga!!!

Rubencito, con las cremas todo es empezar, como con el comer y el rascar y muchos otros verbos, jajajaja.... en el hotel bien... me tienes alucinada!!! jajajajajaja

Anna, nos volvemos bordes con los años... afortunadamente!! jajajaja

Ely, yo uso super bien los cosméticos!!!! Lo de cambiar de crema lo hago porque mi piel me lo pide: algo más denso en invierno, y más fluido en verano. El resto sólo lo cambio porque me gusta probar y variar.

Mari, lo dicho, vale que me vendas algo de "esa" marca, pero algo que me valga, coño ya!!

Quietbrown, no pienso volver a esa, eso seguro. Primero, por el pesado, y segundo, porque la mia es más bonita y me queda más cerca, además de que los dependientes son encantadores.

Catanya, la limpiadora me gusta mucho, el maquillaje directamente me ha enamorado. El resultado es super natural!!! eso sí, no vale si quieres que te quede la piel de porcelana, porque como digo no es muy cubriente, es más bien "efecto buena cara"... a mi me chifla!!!

Rubencito dijo...

Hola, ahora el que está "alucinando" soy yo.
Qué habré dicho? Como no sea lo de Clint Eastwood... De todas formas, por si acaso, pido disculpas (es un truco que tiene mucho éxito).

Bicos.

María dijo...

no!!! Jajajajaja... lo que me alucina es que conozcas tantos detallitos de mi vida!!! que por otra parte, ya sé que no son ningún secreto, eh! Pero a mi no deja de asombrarme nunca que mi vida os interese... yo la encuentro de lo más sieso, jajajaja

Cleo dijo...

Eso que has contado alguna vez nos ha pasado a todas...yo ya por eso voy sobre seguro a una perfumeria que tengo al lado de la ofi donde me conocen y no intentan venderme otras cosas que no le vienen bien a mi cara....para 3 veces que he cambiado y fui a una cadena de perfumerias las dependientas o me veian con cara de gili o yo que se pero intentaban venderme de todo...que coraje me daba cuando salia con una bolsa llena, la tarjeta tiritando y lo peor de cosas que ni queria ni me han ido bien..

Mil besos guapa

María dijo...

Cloe, a mi eso me pasó una vez -lo de arrepentirme muchomuchomuchisisisisismo- en un boutique a la que, evidentemente, no volví, donde me encasquetaron el vestido más feo del mundo, que encima valía un pastizal... según salí ya me arrepentí, no te digo más. Eso sí, lo devolví... y hasta hoy

Mrs. Knook dijo...

Jajaja, deduzco que la tienda es Sephora??? Yo una vez que entré a curiosear me asaltó la dependienta por unos cursos de maquillaje. Yo diciendole que apenas me maquillaba y ella va y me suelta "pues deberías porque tienes la piel así y así y mira ahora que rojeces tienes y bla, bla, bla..."
Esperaba que después de eso quisiera hacer el curso?, lo que quería era matarla!!!

Noa dijo...

María soy super fan de Sisley!!!!! Ya se que exfoliante dices, es buenísima. Ahora, esta casa no es para usar durante un tiempo prolongado, porque es para problemas específicos.
Cuando tengas la piel bien, te recomiendo el Milky Soap de Kanebo es una limpiadora maravillosa.

Cruela dijo...

Menuda paciencia niña....
joder yo como Eli me hubiese largado al primer Sephora donde por lo menos no te agobian tanto, lo intentan pero si enseñas un poco los dientes te dejan en paz...
No tengo marca preferido pero vamos me gusta Bobby Brown, sobre todo cuando lo conseguía gratis....

Besos

Maïte dijo...

Jajajajaja...ya sé que tienda es!!
La limpiadora de Sisley me encanta, y también su maquillaje, preo esos precios ay! madre que carisimo que es!!

Yo tambie´n tengo una pile puñetera por que ademas de mixta es sensible, asi que conmigo los dependientes de cosmetica han hecho de tó, hasta que me canse de tener que tirar o regalar cremas y más cremas...

Ahora voy a tiro fijo, pido muestras antes y si me gusta me lo compro y si no ya puede tener "isoflavones hiperventilados de rosa alpina del Himalaya" que me da lo mismo.

Si al final la que mejor conoce su piel es una misma, pero unas veces por probar los milagros que ofrecen las marcas cada temporada y otras por recomendacion probamos cosas que no nos van.

Besazo

María dijo...

Ja,ja,ja. Y luego se quejarán de lo borde que son algunos clientes. No lo entiendo. Con la cantidad de pesad@s que van a marear la perdiz, aprovecha que algunos lo tengan claro y además no les importe dejarse la pasta.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Domi dijo...

Hola María, hace mucho tiempo que te sigo, antes firmaba como Fauna, he estado mucho tiempo sin comentar y apenas seguir ningún blog, aunque el tuyo y un par más si los miraba de vez en cuando.Ahora que gracias a la crisis estoy en paro, pues tengo más tiempo y vuelvo a pasear por la red.
Bueno el tema dependientes efectivamente es un temazo, yo odio cuando alguno o alguna se empeñan en que algo me queda bien cuando a mi no me gusta y no paran de insistir e insistir y sobre todo cuando voy con mi hija que tiene 10 años y le gusta algo pues que o bien no es lo que yo considero que necesita, o es horroroso, y yo intento convencer a la niña y llega la dependienta de turno a la que nadie ha preguntado a meterse en la conversación entre mi hija y yo a decirme que si va monisima, que si a todas las niñas les gusta.....pero tia a tí quie´n te ha dado vela en este entierro. En fin un temazo.

sonia dijo...

Hola Maria!
A mi me paso loo mismo la semana pasada fui a comprarme una crema y acabo mareandome de tal manera que compre la crema que no era, cuando llege a casa me di cuenta mire el ticket de compra y no se admiten devoluciones ni cambio.

María dijo...

Mrs. Knook, no, qué va, es una cadena, creo que de origen gallego. Pero vamos, que me salió mal esta sucursal de la que hablo. El resto, nunca tuve ni un problema!

Noa, nunca he probado nada de Kanebo... tendré que probar.

Cruela, Sephora es mi otra cadena de cabecera, pero el problema es que de esta me gusta TODO, y siempre, siempre, siempre pico con algo que no tenía en mente.

Maite, yo también suelo probar antes, por si me dan reacción o algo. Con las pieles jodidas es mejor no jugar!! jajaja

María, pues eso digo yo, coño, que yo soy facilona... si me das la razón cuando yo insisto, luego me llevo el doble de cosas!!!

Domi!!! Bienvenida!!!! Yo en esas cosas no encuentro explicación posible. Nadie debería contradecir a un padre delante de sus hijos, es restar autoridad y ya es bastante difícil educar, como para jugar encima en ese terreno!!

Sonia, aunque ponga eso, vete y reclama. Sobre todo si fue culpa de ellos, a veces se pasan de listos, en serio.

Cristina dijo...

A mí me pasa continuamente. Yo, que soy rarita en mis gustos, tengo que lidiar con los pesados en que insisten en que lo que yo quiero "no viene este año" o en mirarme como si hubiese dejado el ovni aparcado antes de entrar en su tienda. Te podría contar mil historias... La última con un comercial de una cadena de grandes almacenes que se empeñaba en que me hiciese la tarjetita de marras... Paciencia...

Perla N. dijo...

Uff, María, tienes una paciencia que ni el santo Job. Yo me hubiera ido sin comprar nada e incluso insultando al dependiente. ¿No saben que el cliente siempre tiene la razón? Pesssssssaos.

MEL dijo...

Yo seguí los consejos de mi gurú, Ely Lama, y soy fiel a Dr Hauschka, bueno, siempre tengo un poco de todo y de todos pero mi base es el Dr, increíble descubrimiento. Eso sí, desde que mi tendera favorita dejó este mundo ahora lo pido por internet y no tengo que escuchar a nadie!!

pinkocha dijo...

Ay, María, con todo mi amor, si es que tú de buena que eres pareces boba...
Hay dos trucos infalibles para los dependientes de cosmética. Mi favorito (desde que me dejé un pastizal en un sérum que me provocó una alergia del copón) es "yo no uso nada que no me recomiende mi dermatólogo", y te llevas lo que quieres apuntado con letra de médico en el revés de una receta (que, por otra parte, es lo que hace mi dermatólogo, pero lo puedes hacer tú perfectamente).
La otra la aprendí de mi hermana perroflauta, consiste en decir "soy de PETA y esa marca me niego a usarla porque la testan en jabalís verrugosos", pero no es tan chic.

Sia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mo dijo...

Ufff nena, demasiada paciencia has tenido!!! yo no aguanto asi ni dos minutos, vaya que le digo que paso de él y me quedo tan fresca!!!. Tampoco soporto a los vendedores pelmas, ayssss, si necesito "ayuda" ya la pediré yo!!!!

Me ha gustado tu blog... creo que volveré....


Saludines!!!

Anónimo dijo...

No he leido los comentarios de la gente,así que seguro que alguien ya te ha dicho esto,pero yo me uno.....no soporto que un dependiente me diga lo que quiero!!!!!Sé lo que quiero,y cuando no lo sé,pregunto.Punto. Es que no tiene más,no???
Me solidarizo contigo!!!
La vecina anonima