LA MUJER SIN ESTILO

Ayer por la tarde, sentada frente al mar disfrutando de un concierto de los coruñeses Loretta Martin, llegué a una terrible y nada alentadora conclusión: no tengo estilo.

No me refiero al estilo entendido como charm, glamour, aura, duende o cómo demonios queráis llamarlo vosotros. No, no, de ese me sobra (y sí, tengo abuela pero es poco cariñosa y nada halagadora).

El estilo al que yo me refiero es ese leit motiv que se supone que la mayoría de nosotros deberíamos tener. Un gusto particular y personal que nos define y que hace que determinadas prendas, aún siendo de nuestra talla, corte y color, no nos sienten bien, por aquello de que no nos pertenecen.

En las escaleras de la Domus, al atardecer, mientras el funky sonoro y suave de los Loretta inundaba el aire, yo me dediqué a desentrañar cuidadosamente los estilismos de las mujeres que disfrutaban del directo y del cálido sol de la tarde… y me di cuenta de que me pondría muchos, casi todos, de hecho… y que no tenían nada en común unos con otros.

Allí había una mujer joven, más o menos de mi edad, con un maravilloso vestidito años 50 en cuadros vichy negros y blancos, con una enagua de tul rojo asomando bajo la falda. El escote hatler hacía muy estilizados sus hombros y llevaba unas inmensas gafas de sol…

… y yo de repente recordé un vestido similar, aunque con lunares en lugar de estampado vichy, que cuelga en mi armario. Me ha salvado muchas cenas de amigas y me encanta con tacones de corte retro, como ella lo llevaba.


Así que, conclusión: me gusta el estilo lady.

Pero es que unos metros más abajo, sentada con las piernas entrelazadas, una chica de unos 20 años llamó poderosamente mi atención. Llevaba un veraniego vestidito de corte imperio y largo a la rodilla, en color blanco roto, con encajes del mismo tono en el cuello y en las mangas, que eran cortas y algo abullonadas. Calzaba romanas de tacón en color negro y ceñía su melena, aclarada por el sol, con un bandeu negro adornado con una rosa…

…el mismo bandeu que tengo en mi cómoda, y que adquirí en temporada en Bimba & Lola a un precio de chista, creyendo que no me lo pondría jamás. Luego resultó que me sentaba tan bien que pasó a formar parte de mis complementos más utilizados, pero nunca se me había ocurrido ponérmelo con la falda de Eva Orive de color crudo con encaje en el bajo.


Así que, conclusión: me gusta el estilo años 20.

Cuando la teoría de que soy, en resumidas cuentas, una mujer retro, empezaba a calar hondo en mi cabeza, la camiseta de una tercera mujer captó mi mirada. Era un tank top en color verde oliva suave con letras en rosa palo, de Malamujer. Lo llevaba combinado con unos pantalones cargo en negro y con sandalias de cuña de esparto. De su hombro colgaba un bolso en el mismo color que las letras de la camiseta…

… un bolso muy parecido que me compré hace unas semanas, de piel suave, en color rosa empolvado. Por no mencionar que tengo en mi cajonera exactamente la misma camiseta, una compra de esas que no puedes dejar pasar, fruto de la liquidación de una de las mejor boutiques de Coruña, y que me salió por un precio de chiste. Exactamente el mismo modelito que ella levaba, cambiando los cargo por mis jodphur negros, lucía yo el pasado jueves en el concierto que M-Clan dio en la playa de Riazor.


Así que, conclusión: me gusta el estilo moderno y urbanita.

Empezaba yo a hacerme a la idea de que, definitivamente, no hay estilo con el que pueda identificarme al 100%, cuando unas sandalias de tachuelas negras se cruzaron en mi camino. Los pies que las lucían, con sus uñitas pintadas de azul cobalto, sostenían un cuerpo más bien menudo que vestía minifalda vaquera y camiseta negra con calaveras en color blanco. Me encantó aquella camiseta…

… y la verdad es que lo primero que pensé fue que combinaría perfectamente con las sandalias de piel verde y negra que compré el año pasado en Psicodelia. Tienen un tacón medio muy cómodo y una calavera delante, en blanco, muy parecida a las que decoraban la camiseta de aquella chica.


Así que, conclusión: me gusta el estilo rockero.

Total, que cuando ya creía que iba a volverme loca, la mujer que se sentaba delante de mi en la escalinata de la Domus agitó su brazo para jalear al grupo… y un enrome brazalete de plata, cargado de piedras de colores, me saludó desde su muñeca. De repente recordé haber visto un brazalete muy parecido en el brazo de una compañera de profesión, hace a penas una semana, durante una rueda de prensa, y recordé haber pensado…

… “vaya, pues me vendría genial uno así para combinar con el blusón negro con calados que me compré hace un par de años. Con eso, y las sandalias planas tengo el entretiempo de septiembre arreglado”.

Asi que, conclusión: me gusta el estilo hippy-chic.

Y sí, ya sé que parece imposible que una se identifique con ningún otro estilo, pero eso es porque vosotros no estabais allí, y no visteis pasar a aquella chica. Un corte de pelo perfecto, ni largo ni corto, con flequillo de lado; unos zapatos peep toe en negro, con unas uñitas pintadas de rojo intenso asomando de ellos; una camiseta básica en blanco; y una falda corte, de corte evasee, con fondo negro y estampado de flores en rojo y blanco… no podía ser más pop…

… o quizás sí. Quizas sería aún más pop si a ese conjunto le añadiese la diadema roja con margaritas blancas a un lado que descansa en mi tocador. Yo me la pongo con un minidress negro de Pepa Karnero que adorno con un broche en rojo y blanco, y cargo mis muñecas de pulseras de colores.


Asi que, conclusión: me gusta el estilo pop.

Y el grupo seguí tocando, y yo seguía loca dándole vueltas a mi cabeza tratando de definir mi estilo sin resultados coherentes, y llegando, finalmente, a la penosa conclusión con la que comenzaba este post:

Mi estilo no tiene estilo definido.

¿OS PASA A VOSOTR@S LO MISMO?

¿TENEIS UN ESTILO MUY CLARO, O POR EL CONTRARIO VARIAIS VUESTRA FORMA DE VESTIR SEGÚN EL DÍA O EL EVENTO?

43 comentarios:

marta dijo...

Bueno Mar'ia,... puedes decir que tu estilo es eclectico y que te puedes poner de todo sin parecer que vas disfrazada no? eso es algo muy bueno,... mira a la Moss o a Sienna que estan tan guapas de rockeras, en plan hippy, vintage,...

María dijo...

Marta, la verdad es que podría verse así... o del modo contrario: con todo parezco disfrazada...

Prefiero fiarme de la primera teoría, aunque me encantaría tener un estilo más definido

Anónimo dijo...

No te preocupes, María. A mi me pasa exactamente lo same. De hecho alguna de mis amigas me ha comentado, "ay, vi tal cosa en una tienda y me pegaba mucho contigo" y las demás se apresuran a asentir y coincidir en que siempre ven cosas que les "pegan" with me y que son de estilos dispares... lo que me había llevado a la misma preocupante conclusión que a ti, "soy una mujer sin estilo definido".

Pero, ¿sabes qué? Reconozco que me encanta cambiar, vestirme según mi estado de ánimo, el tiempo y la ocasión y hay mil mujeres en mi, ¿no es verdad? Y hay que vestirlas a todas...

Susana

Ally dijo...

A mí nunca me dicen que puede pegar conmigo porque voy saltando de tendencia en tendencia hasta que me canso y paso a la siguiente. Yo también estuve en el concierto de M-Clan, lástima no vernos. Para la ocasión; Mini vaquera, camiseta blanca, sandalias planas romanas, pañuelo al cuello, y mi inseparable borsalino de los últimos tiempos. Ciertamente, no me lo quito de encima y encima me costó menos de 2 euros...


Por cierto, ¿sabes algo de una posible apertura de Primark en A Coruña?


Besos!

María dijo...

Susana, pues mira, es verdaD: soy mil mujeres en una!!! jajaja

María dijo...

Ally, sería super divertido habernos conocido así!!! jajajaja

Sí, en Coruña abrirá en Primarck en el centro comercial Dolce Vita que verá la luz en el mes de octubre. Con él llegárá también el H&M (alabado sea Dior)

Anónimo dijo...

Tenemos un montón de suerte, no es como hace años que no podías salir del uniforme. Hoy por hoy todo se lleva, todo, llevado a nuestro terreno, puede utilizarse según como nos sintamos día a día.

Así que por qué no nos vamos a aprovechar de ello? De todas maneras copiar estilismos no significa que seamos iguales, ya que la manera de actuar en la vida nos hace diferentes. Me refiero a que no es lo mismo ver a "la presley" con camiseta blanca, vaqueros y victorias que vermelos puestos a mi, por ejemplo.

Marta

Anónimo dijo...

Por cierto, acabo de leer que abren la tienda Uterqüe en Santiago, allá por octubre o noviembre. Y antes todavía Sfera y Rosa Clará, y todo en la misma calle,¡viva la globalización! :))

Susana

Ana dijo...

María, me pasa lo mismo!!!

Hace unos 6 años, sí que tenía muy claro que mi estilo era el hippy, con blusones étnicos, faldas largas de bambula, todo hippy, pero muy cuidado, por lo que, cuando decía que era hippy, mis amigas me decían: de eso nada, en todo caso piji-hippy, y con eso me quedé...Luego, sin abandonar ese gusto por lo étnico, y coincidiendo con mi intrusión en el mundo laboral empecé a llevar ropa de algo de más calidad con un estilo más cuidado (me dió por Pedro del Hierro para salir - intentaba pillar rebajas y rebuscar cosas juveniles, of course - y por U de AD para trabajar), pero para salir lo mismo me daba un día por ponerme roquera o "cañera" que baby-doll. Cuando empecé a trabajar en obra comenzaron a entrar en mi armario algunas cositas de Coronel Tapioca, siempre femeninas, eso sí, pero también siempre, con lo cordobesa que soy, me ha gustado más un volante y una flor que a un tonto un lápiz...es decir, como tú, pienso muchas veces que no tengo estilo. Pero hay una base siempre, que es intentar no ir "de serie" e ir muy mujer, eso sí...

María dijo...

Marta, eso que dices de "la presley" es lo que yo llamo estilo en el sentido de Charm.

Hay gente que se planta un chanel y parece que va de mercadillo (véase la señora Obregón) y hay gente que va de mercadillo y parece que viste de Prada. Eso es attitude. Y de eso sí que tenemos, que coño!!!

finaysegura dijo...

H&M en Coruña este otoño?? He leido bien?? Siiiiiiiiiiiiiiiii!! Al fin!!!

Pues vaya, q yo tb veo q me van diferentes estilos, no creo q sea algo malo, exceptuando para el bolsillo, claro.

Anónimo dijo...

jajajajaj... Probablemente he puesto el peor ejemplo porque esa señora está estupenda hasta cuando le retocan las fotos exageradamente. Me refería a que aunque copiemos estilismos, todos tenemos una attitude-como tu dices- que nos hace diferentes.

Yo, de momento, soy incapaz de comparar mi charm con el de ella jijiji... Pero reconozco que voy mejorando.

Marta

María dijo...

Susana, a ver si los de Sfera se estiran y abren tienda en Coruña, que parecemos los pobres de la comarca, leñe!!

María dijo...

Ana, yo, después de pasar una etapa "marimacho" vistiendo, me he hecho adicta a la feminidad bien entendida: curvas marcadas, escotes, faldas, pantalones con cortes favorecedores, zapatos maravillosos, bolsos por doquier...

Y mira que soy de carácter "masculino" (protestona, fuerte, contundente y muy orgullosa), pero donde es´te una camiseta de corte femenino que se quiten las básicas rectas!!!

María dijo...

finaysegura! sí, has leido bien!!!

Como dice mi chico, "non era sen tempo, coño"

María dijo...

Marta, chica, qué quieres que de diga, yo es que con "la presley" no puedo. La veo como de cera, tan perfecta ella...

Aunque mejor eso que la Obregón, claro... madre mia qué mujer!! Es que me mata!!

Ana dijo...

Al decir lo de marimacho me he acordado, María: Yo he llevado hasta Botas martin, de esas con punta de acero y chaqueta boomber (no se ni siquiera si se escribe así), hace unos 13 años, en mi época más noquieroserpija-niquenomelodiganadie-porqueestoylocamenteenamoradadeunantipijos...jajaja!! además, yo creo que se llevaba o algo, porque en mi colegio, y eso que era de monjas, íbamos todas con el uniforme y con las boomber aquellas...ay, dios, que tiempos, jajaja!! y ahora sólo me bajo de los tacones para ir a la playa!! eso sí, debajo de la bomber llevaba una camisita rosita palo...ayayayay.

Luego recuerdo que vino la época spice-girls, que yo ahí ya me negué, ese estilo de calentadores...etc. si que es verdad que nunca lo he compartido...

Anónimo dijo...

Yo creo que lo que cuentas, ya se intuía, por tus compras pasadas y presentes.
A mi me pasa como a tí,y sí podemos consolarnos con lo de mil mujeres en una, pero tener un estilo definido es algo único e impagable.

Como lectra incansable de blogs que soy, reconozco enseguida a quien lo tiene, foreras como Punky, Betty, Vogue o Lady De, tienen estilo.
No odian su armario de un año para otro, no pican con todas las tendencias, no van uniformadas. Y no por ello dejan de arriesgarse.

Y es ese estilo definido lo que nos hace babear, ya sea una más clásica, mas rockera o vaya vintage de arriba a abajo.

De momento vamos puliendo cosas, comprando con cabeza, no dejándonos llevar por impulsos, y sacándonos todo el partido posible.

Yo con eso ya me siento estupenda, y ese estilo único ya llegará...o no, lo importante es divertirse encontrándolo.

Noelia.

María dijo...

Ay, Ana, jajajaja

Yo también llevé las Martins!!!! jajajajaja

Y jerseys dos tallas más grandes, y la cazadora de cuero de mi padre cuando la mili, allá en tiempos de María Castaña, jajajaja

María dijo...

Noelia, yo creo que has dado con la clave: me encanta probar.

Creo que más que un estilo lo que busco es una especie de definición del carácter, y como soy un poco ecléctica, que lo mismo me gustan las novelas rosas que los documentales politicos, así me visto: según el día.

De todos modos es curioso, porque mis amigas sostienen que soy la que tiene más definido el estilo dentro de la pandilla... aunque creo que me defino más por el NO que por el SI

Es más fácil averiguar lo que no me pondré nunca que lo que quizas sí me ponga.

Anónimo dijo...

Creo que lo de "la presley" es una frustración de cuando era peque porque yo, marimacho reconocida, la veia en las revistas y era todo lo contrario a mi, con Chaveli no puedo, pero con Tamara hoy por hoy me pasa lo mismo la veo impecable hasta para hacer un alunizaje, chica, que algún defecto tengo que tener jajajja...

"la obregón" es todo un ejemplo DE LO QUE NO SE DEBE HACER NUNCA.

Creo que ya lo hemos comentado en alguna otra ocasión, que a medida que vamos cumpliendo años nos serenamos y nos conocemos, así que aprendemos a sacarnos mucho más partido.

Marta

MATTIE dijo...

Yo tampoco tengo estilo y si hablamos del pelo uffff, me aburro, no puedo hacer todos los dias no mismo, ni peinar igual y me gusta jugar con las formas, la moda son muchas cosas y entre ellas unas forma de expresion y como la mayoria no estamos igual todos los dias, no podemos vestir igual, al menos yo. Porque no divertirnos vistiendo?? siempre dentro del buen gusto claro jajaja. Saluditos.

Anónimo dijo...

Mattie, me ocurre lo mismo que a ti en cuestión de mi pelo. Lo he llevado rubio largo, corto, media melena, moreno corto, largo, desfilado, media melena, rojo..., para mi es una necesidad cambiarlo de vez en cuando. Ahora lo llevo moreno -casi negro- a la mitad de la espalda y estoy pensando en cortarlo esta misma tarde no se si a lo chico, bob, totalmente capeado....

Marta

nine dijo...

te entiendo perfectamente, a mi me dicen que tengo un estilo muy definido, que hay cosas que son muy yo, pero mi armario está lleno de posilidades para las mil mujeres que hay dentro de mi!!
También es cierto que cada vez te vas conociendo mejor y vas cuidando más las compras, vas sobre todo a por aquello que case con lo que ya tienes y que te haga sentir muy tu.

laratitapresumida dijo...

Jajaja, este post lo podría haber escrito yo perfectamente. Uf, me alegro de no ser la única que salta de un estilo a otro. Me encantaría de verdad tener un estilo marcado, claro, pero no, y lo peor es lo que tú dices: ves una chica de lo más mona y te dices "pero si esa ropa la tengo yo... me la voy a poner", pero luego no sé, en mi caso, muchas veces no me convence como cuando la ví a ella.
De todos modos, ser ecléctico no está mal, porque al menos, es mucho menos esclavo y más divertido.
Besos.

MEL dijo...

Si si, pero del concierto nada, eh? espero que no firmes tú la crónica en el periódico de hoy porque me chivo!!!

Yo tampoco tengo estilo definido, me gusta probar pero siempre que sea negro, ves que eclecticidad? pero si hoy me he comprado un esmalte de chanel y es azul, petróleo y oscuro como un agujero negro, pero azul, adoro los cambios!!!

(Has dado en el clavo con el 2+2, gracias!!!! (dios la que me espera hoy))

Celia dijo...

Yo a esto le llamo estilo "ecléctico" y creo que es lo positivo del momento en que vivimos. Es decir, puedes usar el estilo que quieras según te apetezca. A mí me pasa un poco como a tí y mis compras no se ciñen a un sólo estilo, si no que compro si me gusta o no.
En resumen, parece que yo tampoco tengo un estilo concreto.... es que me aburriría si fuera vestida siempre con el mismo tipo de prendas.....

Eva dijo...

Chicas, yo creia que tenia un estilo clásico-romántico, pero a veces me sorprendo con algo rockero, etnico, años 50 y que se yo... Y es que no puedo estar más de acuerdo con vosotras, hay que vestir a las mil mujeres que llevamos dentro, y sobre todo, querernos mucho y estar contentas con nuestro cuerpo y mente, y a quien no le guste que no mire, coñi!!
Yo tb a los treinta y pico, compro con más cabeza (pero todavia mucho, hoy la he liado en el corte inglés), y encima nos lo podemos permitir pq tenemos dinerito.
Ea, que me encanta tu blog, y tus historias.
Besos desde Valencia

Anónimo dijo...

Hola!!
Hace mucho que no te comento, pues la verdad es q yo pensaba como tu y hablando con mis migas un dia resultó que si q tengo un estilo personal, aunq yo no tengo claro cual es, los demas parecen que si que lo saben. Y es que yo creo que no es lo q lleves, sino el como lo lleves, xq...a q unos vaqueros y una camiseta blanca basica de manga corta no le quedan igual a todo el mundo??
Yo creo q es el mejor método para definir el estilo, ver que aire sueles darle a los looks mas sencillos. Y es q al final todos tenemos un estilo mas recurrente que otro.

Muchos besos!!

Antía

Anónimo dijo...

Pues yo, igual que muchas de vosotras, no tengo un estilo definido. ¡Ni falta que hace, es mucho más divertido! Eso me permite cambiar de registros, de complementos e incluso de estado de ánimo. Pues sí, porque en función de lo que lleve puesto algunas veces actúo de una forma u otra. ¡Es como si la ropa se adueñase de mi! Y viceversa, como tantas otras, depende de cómo me levante me "disfrazo" de una cosa u otra. Desde el lady-pijo al gótico más siniestro, pasando por todo lo que se os ocurra. Así que creo qe no tener un estilo definido no tiene por qué ser un problema, sino la oportunidad de no aburrirte nunca con la ropa!!

un abrazo!!!

Sabidilla dijo...

A eso súmale tu Yo trabajador que también tendrá su aquel. Te lo dice la modernita de la oficina (por unas simples gafas de pasta) que se disfraza de trabajadora responsable para no parecer la pipiola que creen soy (sí hija, a veces eso también pasa) y ahora escribe con converse y camiseta rockera mientras mira su nueva camisa hippy colgada en la percha

Plum Sykes dijo...

Hola guapa!
Pues que suerte que seas tan polivalente jaja.
A mí me pasa totalmente al reves, no tengo estilo y me cuesta mucho adoptar alguno determinado, no me queda bien.
Con lo que voy más cómoda son estilos clásicos y poco arriesgados, porque con otras cosas me siento rara!
Un saludo!

taranis dijo...

¡ Hola María ! De nuevo me ha encantado tu artículo. Aunque de mí dicen que tengo un estilo reconocible e incluso amigas o familiares me dicen " he visto tal vestido o tales zapatos idóneos para ti" sin embargo me pasa como a ti: me gustan prendas muy diversas que se corresponden con estilos tb diversos. Si tengo un punto muy mío ese son los tacones de mínimo 10 cm, y mil vestidos de tejidos, formas y colores muy diversos pero lo demás... Pero yo creo que eso es una ventaja. Tal y como comentaban arriba desde el XVII todas las mujeres han tenido que ir iguales: había muy poca variedad de patrones. Y lo mismo ha ocurrido en cada una de las décadas del XX. No es realmente hasta el XXI cuando la eclecticidad es completa. Somos mujeres del SXXI: ¡ aprovechemos esta ventaja y desarrollemos nuestra creatividad !

Saludos a todas

tremenda miranda dijo...

qué post tan bueno!!! jejejeje, me has hecho sonreir, así q piesno seguir visitándote!! Además me haces pensar en mi misma; yo creo q a todas nos pasa un poco esto de la "indefinición"... Hay tantos y tantos estilos actualmente, y todos tan atractivos, q es imposible quedarse con uno!!! Así q todo depende de cómo te levantes ese día.... :-)

tremenda miranda dijo...

qué post tan bueno!!! jejejeje, me has hecho sonreir, así q piesno seguir visitándote!! Además me haces pensar en mi misma; yo creo q a todas nos pasa un poco esto de la "indefinición"... Hay tantos y tantos estilos actualmente, y todos tan atractivos, q es imposible quedarse con uno!!! Así q todo depende de cómo te levantes ese día.... :-)

Anónimo dijo...

Nos leemos en septiembre

Marta

M. dijo...

No había tenido tiempo para comentar aún, por fin!! Me encanta, parece que escribes polaroids en vez de palabras :)

Personalmente, por lo general me decanto por la ropa más urbanita-clásica, pero a veces tengo mis días lady, sesenteros, años 50, étnicos....según :) Hay cosas con las que no me veo para nada, como el rollo rockero, por ejemplo, pero creo que la sensación que transmite alguien vestido según su estado de ánimo es inigualable. Si te guías de eso, no sueles fallar jeje

Besos!!! (Loretta Martin, qué grandes!!!!!)

Mirash dijo...

Creo que lo de pillar ideas de diferentes estilos está muy bien, aunque a mí me cuesta ir de arriba abajo siguiendo un único patrón. Me explico: a lo mejor me gusta el estilo hippy, pero una falda ibicenca no me la pondré en versión extralarga con sandalias de cuero y camiseta de algodón con detalles étnicos, sino con bailarinas, camiseta con algún icono musical o cinematográfico y una diademita.
Alguna vez he ido siguiendo un rollo urbano, hippy o incluso pijo, pero si lo seguía a rajatabla no me sentía yo misma, sólo si lo mezclaba todo siguiendo mis propias pautas. Así que, ¿tengo que definir mi estilo? Pues opto por uno casual-clásico con toques hippies y mucho vintage. ¡Es lo que tiene contar con un baúl de los recuerdos de mi madre de mucho provecho!
Y María, yo creo que sí tienes estilo, al menos si entendemos estilo como la habilidad para adaptar las tendencias a tu gusto y combinar mil y una prendas consiguiendo un look personal y único. Como ya dije en un post de hace poquito, esa es una capacidad valiosa y cada vez más extraña.

Ely dijo...

El estilo de cada uno, depende unica y exclusivamente del toque que le damos a cada outfit.
Tu tienes tu propio estilo, que es una mezcla de muchos y obtienes un buen resultado... eso es estilo, es tu estilo

chloe dijo...

a mi me pasa un poco como a ti, ademas tambein me preocupa, es como si no tuvieras una personalidad tan fuerte como para ser reflejada en tu ropa.
así que he decidido ser fuerte y antes de comprar algo por antojo simplemente porque me guste, pensar antes si va con mi estilo, que he decidido que es rockero de Kate moss en mi día a día, aunque puede entrar alguna cosa hippie-chic en mi armario siempre que no parezca que voy disfrazada (me temo que este invierno con tantas prendas hippies en bershka, zara y stradivarius va a haber mucha gente disfrazada de hipie por la calle) y mas moderno-urbano con toques lady para ir a trabajar (al estilo the sartorialist- kate bosworth- gwyneth paltrow- diane kruger)
Definitivamente el estilo pop no es lo mio, auqnue tenga prendas de ese estilo en mi armario, que ire desterrando poco a poco. Tampoco el estilo vintage (no m veo), ni el demasiado emperifollado ni conjuntado.
¿que te parece? ¿mucho batiburrillo? por lo menos ya he restringido a dos los estilos

Zepequeña dijo...

El mio tampoco... Tampoco me voy a poner abuscarlo. Esta anarquia me encanta!

Zepequeña.

Enigmática dijo...

Tú tienes tu estilo, que no te decantes por uno en concreto no significa que no lo tengas.

Besos,

Enigmática

josh y lola dijo...

Me pasa un poco igual, tengo de todo en mi armario, me visto dependiendo del día y de mi estado de ánimo aunque hay cosas que nunca me pondré: pantalones corsarios blancos, medias color carne, cuñas de madera