LA REENTRÉ

Siempre me ha encantado eso de “la reentré”. Soy así de rara.

De niña, los primeros días de septiembre eran siempre una fiesta: comprar ropa para el colegio, la mochila, los cuadernos, todas aquellas pijaditas de papelería que me volvían –y me vuelven- loca… Aquello era una gozada para mi hermana y para mí. Mi madre nos llevaba una tarde entera de compras, y nos equipaba para “La Vuelta al Cole” como si fuese un gran acontecimiento. Años más tarde, cuando nació mi hermano, se unió a aquella festividad otoñal que suponía preparar el regreso al día a día.

Creo que es mérito de mis padres haber conseguido que el fin de las vacaciones estivales nunca haya sido un trauma para mí. Parecían tan felices, contagiaban tanta energía, que era imposible sentirse abatido. Hasta los libros de matemáticas parecían un tesoro cuando mi abuelo los forraba con aquel film transparente y les rotulaba las etiquetas identificativas con aquella letra rectilínea y maravillosa.


Las etiquetas de mis libros eran una de esas cosas que nunca pasaba desapercibida en clase: tan cuidadas y bonitas, con aquella caligrafía que parecía arquitectura de lo elaborada y perfecta. Lo mismo pasaba con mis horarios, un trozo de papel cuadriculado que mi hermana se encargaba de customizar con su particular estilo: letra “nube” (ella misma la inventó) con colores y estampados diferentes para cada asignatura. Todo un alarde de originalidad y creatividad.

Mi entusiasmo por la “reentré” no ha desaparecido nunca, aunque es verdad que ahora me da un poquito más de pena que se termine el verano, creo que, sobre todo, porque de niña el otoño era sinónimo de volver a ver a los amigos, y de adulta es sinónimo de verlos un poquito menos, por aquello de que ya no compartimos clase, cosas de la edad.

Aún así, cuando septiembre amenaza con llegar a mi vida, yo siempre encaro la situación con el mismo sistema: una mezcla del entusiasmo que mis padres le ponían al asunto cuando yo era niña, y la ilusión que me hace estrenar todas esas prendas que veo colgadas en las perchas de mi boutique favorita.


Básicamente, mi reenté consiste en:

1.- Reorganizar mi agenda, y con ella, mis horarios. Recuperar mis clases de yoga, mis horas de sueño, mi ritmo más o menos constante de vida. Mi nuevo teléfono ha facilitado mucho las cosas en ese sentido, esto de poder conectar mi agenda personal a la del despacho y cuadrarlas automáticamente es todo un avance.


2.- Reorganizar mi armario. De momento ni se me pasa por la cabeza sacar la ropa de invierno, pero si alguna ventaja tiene Galicia, es que el 90% del año es “entretiempo”, así que, llegados a este punto, puedo recuperar camisas de manga larga y jeans sin miedo a cocerme, y mantener ese estilo “pseudoprimaveral” hasta bien entrado diciembre.

3.- Shopping de temporada: este año incluye unos zapatos en nude que he visto en Zara Woman que sencillamente me han enamorado, una botas de caña alta y taconazo en cuero negro de Cuple y un par de cardigans en tonos neutros. Del resto voy sobrada, porque el año pasado hice unas compras maravillosas, pero aún así caerá algún bolso, y casi seguro un vestidito que he visto en Mango, clon de uno de Dianne Von Fustenberg, que me he parecido precioso.


4.- Renovar mi neceser: El verano y sus cremas de protección solar han quedado atrás, y aunque yo no renuncio nunca a ella –a la protección solar, digo- no la utilizo del mismo modo en octubre que el julio, claro. Además, el calor, el sol, y los cambios de hábitos siempre pasan factura a la piel, que pide a gritos un poquito de cariño. Cremas más untosas, texturas menos fluidas, y nuevos principios activos para energizar el regreso.


5.- Nutrir mi nevera, que a estas alturas del verano parecía ya un páramo de lo desértica que estaba. Medio limón, cervezas, dos yogures a punto de caducar y un trocito de queso. Vamos, una tristeza.


6.-Organizar mi despacho, este año con más motivo que nunca, porque como acabo de aterrizar en este nuevo destino laboral, tengo todavía muchas cosas por hacer. Esta parte me encanta, lo reconozco, porque eso de colocar bandejas de archivo, gomas de borrar, portaminas y resaltadores me recuerda mucho a mi infancia… sólo me faltan las etiquetas de mi abuelo.


7.- Recargar mi I-pod, que llevo ya un mes dándole vueltas al último disco de Miranda! y a los temas de Mando Diao. Se impone una renovación pero a la orden de ya.


8.- Sesión de belleza post-vacacional intensiva… aún cuando en mi caso no han existido vacaciones. Exfoliación, mascarilla, depilación, manicura, pedicura, retoque de puntas… vamos, lo que se dice “un completo” para aterrizar en septiembre en plena forma.


…y creo que eso es todo. De aquí al lunes, como nueva para comenzar la temporada otoño/invierno 08-09 en plena forma. No es igual que cuando mis padres me regalaban aquellos cuadernos nuevos llenos de maravilloso dibujos... pero ¿quién quiere cuadernos nuevos teniendo pumps nude de tacón ancho?

¿Y VOSOTROS?

¿CÓMO PLANIFICAIS LA REENTRÉ?

74 comentarios:

Ely dijo...

...Con pereza... vuelta a la rutina, las duchas rapidas, las cenas calientes, ir con mas capas que una cebolla, la bolsa, el bolso, el paraguas, la bufanda... con lo bonito y comodo que es llevar un maximo de 2 prendas puestas (digo ademas de la interior), los días cortos, las tardes que son mas noches que tardes, los domingos de sofá, las reuniones escolares, los deberes de matemáticas, las actividades extraescolares... aggggg, pero quiero estrenar mis botines de Uterqüe

Celia dijo...

Madre mía... qué recuerdos de mi infancia... lo de los cuadernos, bolígrafos y estuches nuevos era fantástico! qué bonito todo cuando estaba nuevo!!

Yo en septiembre me tomaré los últimos días de vacaciones que me quedan...así que de momento, estoy más pendiente de lo que voy a llevar al viaje (nos vamos unos días a Mallorca) que de la reentré...que para mí será ya bien entrado septiembre....
Pero coincido con Ely...qué pereza esas tardes tan cortas, salir de trabajar y ya es de noche!!! Menos mal, que tenemos la alegría de poder estrenar ropita nueva!!!

MEL dijo...

Yo me la planifico pensando en las vacaciones del año que viene y empezando a descontar los días que van pasando y los que quedan...

Da pereza, si, y mucha, pero además de poder estrenar ropa, zapatos y bolsos nuevos, va quedando menos para la 4ª temporada de Prison Break, eso sí que es un aliciente!!

Ely dijo...

Mel¡¡ Bienvenida, cachoperra

María dijo...

Ely, mujer, y las risas que te puedes echar en esas reuniones escolares, con esos padres que parecen de ciencia ficcion... por no hablar de los botines, claro!!!

María dijo...

Celia, las tardes cortas no molan, es verdad... pero mira, como compensación la programación televisiva da un poco menos de asco

María dijo...

Mel... y para perdidos!!!!

MEL dijo...

Perdida estoy yo... empiezo hoy a trabajar y estoy por marcharme otra vez, SOCORRO!!! jajajajja

Lo positivo es que os veo de nuevo, chachiguay!

Ely, y cachozorra también, lo acepto.

Anónimo dijo...

¡Hola!
A mí me encanta la idea del otoño, sobre todo este año, que me encanta la ropa que se va a llevar... Yo, para tener una rentrée con más fuerza, me cojo las vacaciones en unos días, en septiembre, jejejeje, porque me encanta este mes para disfrutarlo de viaje o en casita, quedando con toda la gente a la que no puedo ver en verano.
Una curiosidad: de pequeña me encantaba el olor de los libros de texto nuevos y hoy, cuando me compro un libro grande, sigo oliéndolos =P
Shire

Naidarea dijo...

Te felicito por el post. Me he sentido muy identificada con él. Al igual que los tuyos mis padres siempre consiguieron crear ese mismo efecto en mi hermana y en mi. Un día de septiembre se dedicaba a ir a comprar la nueva ropa de otoño ( siempre fue mi preferida y lo sigue siendo), otro para ir a por los libros encargados, el material escolar, la nueva mochila. Y luego llega el maravilloso dia de ponerlo todo en orden: forrar carpetas, agendas, poner etiquetas con el nombre, bordar los mandilones....

En mi caso, no tengo tanta suerte de seguir con la tradición, ya que mis vacaciones empiezan en octubre después de trabajar todo el verano incluyendo sabados y domingos :(

MATTIE dijo...

Para mi es todo lo contrario, solo de pensarlo me entra un no se que, que se yo, una tristeza ... como tu siempre he pensado que este sentimiento tiene su origen en la infancia, afortunada tu que es positivo, asi que te deseo un buen otoño. Saluditos.

Ely dijo...

Respecto a la ropa de otoño, tengo un cabreo... he regalado hace un par de años, unos pantalones de cuadros escoceses rojos y tobilleros, pensé que nunca mas volverían... y sí. Los regalé junto a un vestido del mismo estilo, que compré cuando Charlotte en "sex in the city", asistió a una tipica fiesta escocesa y llevaba un vestido impresionante con los cuadros típicos. Malditos diseñadores, tanto les costaría poner en la etiqueta junto a las instrucciones de lavado, "no lo tires ni regales, en 3 añós volverá a ser moda"? TANTO???

María dijo...

Mel, a mi los de "cachoperra" siempre me ha encantado!!! jajaja

María dijo...

Shire, es que los libros nuevos huelen taaaaaaaaaaaaaaan bien... deberían patentar un perfume que oliese así. Yo lo usaría em otoño, cuando todo huele a nuevo

María dijo...

Naidarea, yo tampoco he tenido vacaciones, pero aún así siento que septiembre es realmente el comienzo del año.

Siempre las cojo repartidas en "trocitos", para tener descansos periódicos... me hacen tanta falta!!!

María dijo...

mattie, piensa en positivo!!!

Mira: zapatos maravillosos, pantalones ideales, blusas románticas... este otoño pinta fenomenal!!!

María dijo...

Ely, estoy completamente de acuerdo.

Mi madrina siempre me pide que le regale una falta large de pana en color crudo con estampado de cashmir en verdes, que no me pongo hace años, y siempre le digo lo mismo: "te la presto, pero no te la regalo, por si a caso"

Ely dijo...

es que se acabó. No regalo nada más!

Lileth dijo...

Yo aún tengo una rentrée llena de cuadernos... ¡Soy maestra!

Pero lo de los zapatos nude no viene nada mal.

Feliz rentrée!!!

María dijo...

Ely, yo solo regalo lo que hace siglos que no me pongo y no me gusta. Porque hay cosas que, con el tiempo, dejan de gustarte.

Pero esa falda no, esa falda me gusta. Lo que pasa es que ahora "no me veo"... pero volverá, lo sé

María dijo...

lileth, yo he encargado una nueva remesa de material para el despacho... tengo unas ganas de que lleguen mis cuadernos nuevos!!!!

Feliz reentré a tí también!!!

laratitapresumida dijo...

Septiembre es mi mes favorito desde siempre y cuento los días para que llegue. Con unas rebajas tan raras (por buenas) como las de este año, yo ya he comprado algunas cosas para la temporada a muy buenos precios.
Me muero de ganas por sacarlo todo y poderme poner una manga larga o unos pantalones (aquí, en Madrid esto ahora es imposible).
También recuperaré nuevas cremas para el otoño y lo de mi mesa ¡Pues lo acabo de hacer!
Besos.

María dijo...

laratitapresumida, es que el otoño tiene un encanto especial, no sé... como que todo huele a nuevo. Con la primavera me pasa lo mismo, pero es más "desordenada", más caótica.

Perla Negra dijo...

Ufff, yo la última quincena de agosto me suelo quedar sola (pero sola, sola, sin novio, sin planes con las amigas, sin padres....) y me da por darle vueltas al coco, pienso si esta es la vida que quiero, qué hubiera pasado si hubiera cogido el otro camino en los momentos de decisiones.... así que entro en septiembre con la cabeza patas arriba!!!

María dijo...

Perla Negra, el coco revuelto lo tenemos todos... tú trnaquila!!!!

Anónimo dijo...

La verdad es que el otoño me encanta, estoy deseando empezar a ponerme la ropa de abrigo,aunque este año como estoy canina en las tiendas se mira pero no se toca. Además, como a ti María, me toca la visita a Carlin a hacerme acopio de bolis de colores, libretas de hojas gordas y montón de cosas que me compro y luego no utilizo, como los agujereadores de hojas.

Creo que definitivamente me encanta el otoño

Noish

Perla Negra dijo...

María, me dejas más tranquila, jajajaja!! Cada septiembre me dan ganas de mandarlo todo al carajo y darme una vueltita por el mundo.

Tengo una cabeza que funciona a mil por hora así que procuro estar siempre ocupada si no me vuelvo loca, jajajaja

P.D. Mel, cogí entradas para ver a Cayetano en Semana Grande de Donosti y 2 días antes el tío va y se deja pillar...¿no tendrías tú algo que ver no?

María dijo...

Noish, es que la papelería es una tentación demasiado grande: todo tan brillante, tan ordenado y nuevo, y tan asequible!!!

Ay, quiero ser rica_!!

María dijo...

Perla Negra, al final va a resultar que somos todas unas locas... pero tú tranquila, que todo pasa!!!

Pati dijo...

Yo soy capaz de hojear sin descando los catálogos de OfficeDepot y similares que llegan a mis manos y perderme en sus páginas. Soñar cómo sería mi vida con aquel archivador, aquella bandeja para mi escritorio, esos subrayadores tan originales...

Qué tal el nuevo trabajo, por cierto?

María dijo...

Pati, me encanta!!!!

Eso sí, no tengo tiempo para nada. Entro a las 8, salgo cuando salgo (a veces a las 3, otras a las 6, otras ni si quiera salgo), y tengo la blackberry hechado humo con los periodistas dándo la lata... pero me encanta!!!!!!

Lara dijo...

Lo de las compras escolares era lo mejor...yo también las recuerdo con cariño!!y lo contenta que ibas cn tu estuxe nuevo a clase el primer dia...ais!jeje.También era de las que me tenia que cmprar modelito para estrenar el primer dia de clase y como siempre hacia tannto calor aun por sept nunca podia estrenarlo!!jejeej. en fin,que lo tuyo si que es un rentrée de los pies a la cabeza!Me kedo con lo ir de cmpras,xq lo del despaxo creo que tendrá que esperar...

BESOSS

Magdalena dijo...

Pues yo termino super agotadas de las vacasiones, no preparo nada.

MEL dijo...

Perla negra, esto... Caye? MI Caye? lalalalaaaa me lo llevé de crucero!! jajajja (te he dejado un comentario donde Ely)

María, no te habrás confundido y en vez de una Blackberry llevas una plancha, verdad?

Ally dijo...

Yo siempre me alegré de empezar un nuevo curso, y aún sigo sintiendo esa excitación de "mañana será un día nuevo" que te ocurre a primeros de Septiembre, o en Nochevieja...

Por cierto, yo también tengo a Miranda! en el ipod, pero si quieres una canción para empezar las mañanas con energía te recomiendo Fascination, de Alphabeat. ¡Energizantes y súper divertidos!

Un beso

Eva dijo...

A mi también me gusta septiembre, la rutina, las fiestas de mi pueblo, el fresquito (aqui en Valencia hace una calor), las prendas nuevas, la vuelta al gimnasio, las series guays de la tele, las colecciones del kiosko, leer vuestros blogs (eso es una novedad este año).
La vuelta al cole de pequeña me encantaba, reencontrarte con los amigos, este año mi peque empieza la guarderia, va a ser un trauma pero me recordará mi infancia también.
Reorganizar el armario, ver que se sigue llevando, que regalo, que tiro, pero vamos que eso lo hago cada cambio de estación que me encantan todas.
Un beso

Eva dijo...

A mi también me gusta septiembre, la rutina, las fiestas de mi pueblo, el fresquito (aqui en Valencia hace una calor), las prendas nuevas, la vuelta al gimnasio, las series guays de la tele, las colecciones del kiosko, leer vuestros blogs (eso es una novedad este año).
La vuelta al cole de pequeña me encantaba, reencontrarte con los amigos, este año mi peque empieza la guarderia, va a ser un trauma pero me recordará mi infancia también.
Reorganizar el armario, ver que se sigue llevando, que regalo, que tiro, pero vamos que eso lo hago cada cambio de estación que me encantan todas.
Un beso

Eva dijo...

joer, pq ha salido dos veces, encima con lo largo que era, sorry!!

nawja dijo...

Lo bueno que tenemos en Albacete es que rematamos el verano con nuestra Feria, que es del 7 al 17 de septiembre...

De que queremos volver a la rutina de verdad, es ya casi final de mes... y así cuesta menos jeje!!

A mi me encanta la temporada de octubre a diciembre, además que se me pasa superdeprisa!! Vamos, que de nos queramos dar cuenta estamos ya en Navidad!!

Bss

Silvia dijo...

te puedo copiar la lista entera?? jaja qué poco responsable soy!! se te ve super preparada!! así que aprovecha y disfruta tu rentree!! un besote!!

Mirash dijo...

Jolín, sólo tienes que leer mi último post para ver las ganas locas que tengo por una rentreé. Y es que las vacaciones están bien, pero cuando haces un viajecito o algo interesante y no te tiras en casa 3 meses muerta del asco. Y al que le dé envidia por las vacaciones eternas del estudiante, le asgeuro que no hay motivo alguno. Te aburres, te desesperas, engordas por llevar una vida sedentaria y tienes insomnio.
Antes con el colegio o el instituto me pasaba lo mismo, que en parte deseaba que llegasen septiembre y las clases, y en parte no porque sabía que luego iba a echar de menos el tener tiempo de sobra para dormir y descansar. Si es que el problema es la duración del descanso, que más bien parece que estoy ivernando.
Qué ganas de comprarme ropita de invierno, de no morirme de calor por las noches, de reestablecer mi horario y mis biorritmos, de recibir el fin de semana con alegría, de tener más vida social... No diré que no he pasado un buen verano, pero más de la mitad lo he pasado en casa, en parte porque no me atrevo a pisar una calle en la que se derrite el asfalto.
Haré limpieza en el armario y en las habitaciones, a ver si me cunde hasta octubre que empiece la universidad.
P.D.: Una observación un tanto etúpida: ¿os habéis dado cuenta de que cuando la nevera está en sus últimas siempre queda el trozo de queso y el yogur? Cosas curiosas de la vida.

finaysegura dijo...

Recuerdo esos momentos de comprar material, escoger la mochila más hortera en Alcampo, forrar los libros... pero también la pena de guardar el cubo y la pala... tener ganas de celebrar tu cumpleaños, que siempre siempre era un día antes de comenzar el curso...pero cabrearte pq eso suponía que no te cantasen el cumpleaños feliz ni te pusiesen una corona... comprar ropa nueva para los domingos... y cambiar la playa por la catequesis... La eterna ambigüedad de septiembre.
Este año no sé hasta cuándo viviré en modo verano... y lo dice una maestra...

finaysegura dijo...

Uy lo de la catequesis! Jajaja!! María, se me ha escapado!!!
Pero es q los domingos de verano... uy los domingos de verano, la que montaba mi familia en la playa de Miño! y durante el invierno me mandaban a catequesis... eso sí (ya lo he dicho alguna vez), allí veía al niño q me gustaba y después me llevaban a comer croquetas ;-)

María dijo...

Lara, cuando no tenía ni mesa, ni despacho, ni nada que se le pareciese, me compraba material de oficina igual y lo colocaba en la mesa del ordenador de casa... si es que estoy tocada, jajajaja

María dijo...

Magadelan eso es señal de haberlas aprovechado al máximo!!!

María dijo...

Mel... mierda!!! Ya decía yo que calentaba mucho... pero me deja el pelo ideal!!!

María dijo...

Ally, últimamente me ha dado por empezar el día con este orden:

1.- Estrella Polar, de Pereza
2.- Que vuelvas, de Shakira
3.- Dime que me quieres, versión de Los Planetas
4.- If I Leave you, de Mando Diao
5.- Te atreviste y me morí, de Miranda!
6.- El Cementerio de mis sueños, de Fangoria.

Y oye, llego al trabajo como si viniese de una sesión de spa, puser relajada!!! jajajaja

María dijo...

Eva, los comments largos me encantan!!! Bueno, los cortos también, para qué mentir.

Veo que no estoy sola en esto de amar la Reentré!!!

María dijo...

Nawja, me has recordado mucho a mi madre, que en agosto, todavía recogiendo los bártulos de las vacaciones, ya se pasaba las horas diciendo

"Madre mía, dentro de nada ya vienen los reyes"

Según ella, septiembre no contaba, porque con el tema reentré se pasaba volando, octubre era para hacerse a la idea, noviembre, como ya hay puente, se hacía corto, y diciembre ya era navidad... desde el día 1!!!!

María dijo...

Silvia, mi lista es tu lista!!!

María dijo...

mirash, tu observacion no me parece ne absoluto estúpida: de hecho, es uan verdad como un templo.

Yo creo que es porque cuando llenamos la nevera siempre compramos demasiados yogures, lo cual es de idiotas, porque caducan rápido, y compramos queso, que queda "chic", pero luego no encontramos la oportunidad de hacer una cenita a base de queso, y claro, le sale vida inteligente y todo!!!

María dijo...

Finaysegura, jajajaja, yo también iba a catequesis con el niño que me gustaba!!! De hecho, hice la comunión con él, de la manita, porque éramos 6 chicos y 6 chicas y nos pusieron por parejas... eran más mono!!!

Años después coincidimos haciendo COU, él tenía un cáncer y se estaba tratando. Ahora está fenomenal. La vida da unas vueltas!!!!

mis4ratos dijo...

aisss...a mi tb me chiflaba la vuelta al cole, pero esto no es lo mismo. debería tomármelo de otra forma, con una maxicompra en la papelería y un "completo" tratamiento corporal mejoraría mucho mucho. tienes razón.

María dijo...

Qué no María que no estás sola en esto de que te guste la reentré!!!
A mí me da mucha pena que se acabe el verano, la playa, los días largos, que la piel empiece a palidecer, que la luz empiece a cambiar...peeero también me gusta que llegue el otoño, recuperar las rutinas, las cañitas de jueves con los compis de trabajo, las tardes de domingo leyendo en el sofá...vamos, que soy una contradicción...
Lo que nunca me salto para entrar en el otoño:
1. Aprovechar para coger los últimos días de vacas en septiembre y tumbarme en la playa, en plan despedida del verano
2. Compritas, reorganizar el armario, ver que necesito y salir a buscarlo!
3. Sesión intensa de belleza, la piel y el pelo necesitan mimos, muchos mimos...

Feliz entrada en el otoño a todos!

Cruela dijo...

aY ODIO la rentrée.... dios cuando vuelvo de vacaciones y veo la ropa de otoño me entraría depresión aguda.
Así que como todo en mi vida no organizo nada soy del sobre la marcha...
Eso sí una vez repuesta me liaré a comprar la temporada nueva no hay duda...
La verdad es que de pequeño sí que me hacía más ilusión eso de comprar la cartera nueva, el estuche, los forros de los libros... nada más porque en Bélgica te dan gratis hasta los lápices... y los libros te lo presta el colegio.... no te cobran nada menos si los devuelves destrozado...
Bueno pues ya volví
Besooos

baballa dijo...

Mi rentrée está siendo muy dura... NO TENGO CHICA!!!!!!!!!!!!!! creo que esto lo resume todo, dos niños en casa y yo sin chica... nada más que comentar!!

Anónimo dijo...

Baballa, no te preocupes... NOSOTRAS TAMPOCO TENEMOS CHICA!!!!!!!!!!! y tenemos hijos y no nos pasa nada. Así que no te preocupes.. respira, ohmm ohmm...

María, por qué siempre te pones una mano en la cara en las fotos??

María dijo...

Mis4ratos, mejora, vaya si mejora. Tú prueba y me cuentas

María dijo...

María, tu reentré parece apetecible!!!

María dijo...

Cruela, reconozco que lac economía familiar sufre menos desde que los libros los da el colegio -al menos en Galicia sí lo hace- pero el placer de estenar libros de texto... ay!!! Eso no tiene precio!!!

María dijo...

Baballa, ánimo!!!!

María dijo...

Anónimo... pues ahora que lo dices, no tengo ni idea... será un gesto natural, o aprendido, o qué se yo... normalmente es que me las saca mi chico en los momentos menos esperados, y claro, suelo estar cansada... a lo mejor es por eso!!

Celia dijo...

Has cambiado la foto!!! qué corte de pelo más chic... Te queda muy bien!!!

María dijo...

Celia, muchas gracias.-

Es mérito de mi peluquero, que me cuida mucho... y de la falta de tiempo para ir a cortarlo, porque si no seguro que ya me habría atacado el rollo "necesito arreglar el corte ya"

Enigmática dijo...

Me has hecho recordar mis septiembres, mis vueltas al cole, parecía (y aún parezco cuando lo cuento) un bicho raro, porque no me apenaba que se acabase el verano, al contrario, deseaba volver al cole, me encantaba (y me sigue gustando aunque ya no me dejen sentarme en un pupitre ajaja), esas tardes forrando libros (olor que me encanta... lo dicho para muchos un bicho raro), aún hoy en día cuando en el trabajo cojo un taco de post-it nuevo no puedo parar de pasar sus hojas y acercarlo a mi nariz... uhmm que recuerdos me trae ese simple hecho...

Gracias por hacerme revivirlo un día más.

Besos,

Enigmática

M. dijo...

Hola guapa!!! he estado poniéndome al día tras unos días de semivacaciones y sin tener mucho tiempo para conectarme :)

Antes de nada, me has dejado impresionadísima con tu post anterior....menos mal que los astros o lo que sea se aliaron y tu familia eligió otro avión...en fin, hay cosas a las que es mejor no darle muchas vueltas.

Sabes? creo que voy a casi plagiar tu lista de reorganizaciones para la reentré ^^ Me va a venir pero que muy bien, porque menudo cacao tengo xD

Mer dijo...

que bien te queda el pelo así!!

María dijo...

Enigmática, de bicho raro nada.

La vuelta al cole mola mucho, sobre todo antes de los 16.. a partir de entonces, al menos yo, a mis amigos los veía igual en verano, así que no me importaba no ir al cole.

Pero hasta entonces... ay!!! Qué bien sentaba volver a la vida diaria!!!

María dijo...

m., tú plagia que yo no he inventado nada, que esto de la reentré es más viejo que el mundo!!!!

María dijo...

mer, muchas gracias!!!

soy un poco voluble con eso, hoy, por ejemplo, llevo el flequillo de lado en lugar de hacia delante... es que o varío o me aburro!!!

Enigmática dijo...

Gracias guapa, la verdad es que son unos años muy bonitos y cargados de recuerdos y bueno no me molesta ser rara, al menos se que así sigo siendo yo XDD

Besos,

Enigmática

Zepequeña dijo...

Lo mio es un caos continuo...

Zepequeña.

D.Perfecta dijo...

Yo a lo único que le veo ventajas es al shopping otoñal, porque la vuelta a la pura rutina no me gusta nada!

BACCI dijo...

¿has dicho pumps nude de tacón ancho??? mierda!!! sabía que olvidaba algo en la mochila!!!!

PD: Has visto los del catálogo de la redoutte.....

Un besazo, lo q me alegra de la vuelta es reencontraros a vosotras jejej eso y encontrar una agenda mona de sobremesa (sí, aún escribo en papel)