MALOS PELOS

Soy una persona impulsiva.



Siempre lo he sido, una arrebatada de tomo y lomo que se corta el pelo al 2 sin pestañear y se deja medio sueldo en un par de zapatos que le han robado el corazón desde el luminoso escaparate de la boutique de turno. Yo soy así, qué le vamos a hacer.

Por eso, cuando hace aproximadamente cuatro años tuve un “día de malos pelos”*, mi solución inmediata fue cortar por lo sano. Literalmente.

* Los “días malos pelos” son una característica de la vida femenina intrínsecamente ligada a ella, que propician que, un buen día, sin previo aviso, tu pelo se encrespe como el de un electroduende y decida que ni de coña piensa hacer lo que tú quieres. Las puntas irán hacia donde ellas quieran, te saldrá un remolino en la coronilla y el flequillo se re rebelará abombándose como cuando Sensación de vivir estaba de moda.

Llevaba entonces un bob más bien larguito con flequillo, muy Vicky Becks en su buena época capilar (solo que antes que ella, que conste. Entonces ella llevaba una horrible melena despeluchada), pero aquel fatídico día mi maravilloso bob parecía una ensaimada mal hecha.

Así que me planté en la primera peluquería que me salió al paso aquel terrible y ventoso martes de finales de septiembre, y mes pedí que me cortaran el pelo. Y lo hicieron. Me dejaron “rara, rara, rara”, entre huevo tipo Calimero y casco de moto, pero al menos estaba bien peinada y era cómodo, así que tiré millas. Como encima me marchaba de viaje un par de días más tarde, pues me consolé pensando en lo cómodo que sería.

Al regresar del viaje mantuve el corte como pude aproximadamente un año, cortando regularmente para evitar el “largo calimero”, y tiñéndo para cambiar un poco… algo de color… un baño de brillo… pufff, qué aburrimiento de pelo.

Un buen día, harta del corte insulso y poco favorecedor, me planté en una peluquería de renombre y me puse en manos de Breo, quien, casi llorando, accedió a cortarme el pelo… mucho. Muchísimo. Tanto, que a penas se me despegaba de la cabeza.

El corte era bonito, pero no me favorecía nada de nada, la verdad… aunque cuando comenzó a crecer, y tras un nuevo viaje, probé suerte en otra peluquería. Tinte negro, matizar los mechones para darle movimiento… et voilà! De repente tenía ese corto chic y afrancesado que me encantaba… pero que, como todos los cortos, crecía demasiado rápido. En a penas unas semanas el corte maravillosamente chic se convirtió en un espanto y volví al temido “largo Calimero”.

Cada mes o mes y medio jurada por Dior que lograría dejarme melenita de nuevo… y cada mes o mes y medio mi pelo llegaba a lo que tan sabiamente Ely ha denominado “largo Reina Sofía”, ese largo que no es largo… pero que tampoco es corto, y que le sienta fata a todo el mundo… incluida la Reina Sofía.

Así que, cada mes o mes y medio sucumbía, y volvía a la peluquería a que las expertas tijeras rehiciesen el corto que se había desfigurado, y lo dejasen de nuevo monísimo… pero corto, al fin y al cabo…

Hasta ayer. Ayer, después de pensarlo, repensarlo, consultarlo y reconsultarlo, y después de dos horas sentada pacientemente en mi sillón de Nona´s, mis peluqueras de cabecera rehicieron mi antigua melena a golpe de extensión.

No más cortos muy cortos, no más largos “Reina Sofía”, no más estilos “Calimero”… mi melenita ha vuelto a su ser, justo por encima del hombro, como debió haberse quedado aquel fatídico martes de finales de septiembre, cuando un “día de malos pelos” desató mi impulso asesino de melenas.

Ahora sólo espero ser capaz de domar mi nueva cabellera durante los meses que me acompañará, mientras permite a mi pelo natural crecer para que, cuando me las retire, mi cabeza haya vuelto a su propio ser… para que luego digan que ser mujer es fácil.

55 comentarios:

Ana dijo...

Es lo malo del pelo corto... Cómodo te resulta las 2 primeras semanas... luego ya, ¡¡a su p*** bola!!

El proceso dejar-crecer-un-pelo-corto es absolutamente desesperante y agotador.

Y lo digo con conocimiento de causa, que también soy de las que cuando la punta se le mueve del sítio se pega el tijeretazo jaja!!

Actualmente estoy en proceso de crecimiento. Mi objetivo es melenón, pero no sé yo si aguantaré jajaja!!!

Besos!

Pd: Cambia la foto del perfil con tu pelo nuevo ¿no? jijijiji!

María dijo...

Estoy a la espera de que mi fotógrafo de cabecera me saque una decente... a ver si esta noche...

baballa dijo...

Ya me habían comentado algo, acabo de estar con Ro y me lo contó... espero que me mandes la foto porque me ha dicho que te qudaron de vicio! por cierto yo también soy un poco así, ahora estoy pensando y ahorrando para el alisado japonés!!!

Perla N. dijo...

Yo también le he hecho de todo a mi pobre cabellera: la he cortado, recortado, teñido, mechado….ufffff. El problema es que mi pelo es difícil por naturaleza y lo que en otras es un corte favorecedor y estiloso en mí es....no sé cómo decirlo.... algo indescriptible. Vamos, que cualquier parecido con la idea original es pura coincidencia.

El último arrebato lo tuve hace unos 3 años, iba con la idea de cortarme las puntas y salí de la peluquería con el pelo al 3 como mucho. La gente me decía que me quedaba muy bien a la cara pero ¡ay lo que me arrepentí! Intentar parecer flamenca cuando llevas la cabeza a lo Sinnead O’connor es misión imposible. Y qué decir del proceso de crecimiento.... un suplicio.

Cambié de peluquera y la nueva tiene instrucciones claras y precisas de que, si algún día le pido que me corte el pelo, NUNCA JAMÁS Y BAJO NINGÚN CONCEPTO, me haga el más mínimo caso, así se lo suplique de rodillas.

ampa dijo...

AAAYYY!!! Como te entiendo!!!! Mi pelo ya ha pasado de la medida reina sofia...pero me ha costado 3 años larguisimos!!!!! Buffff...como me gustaria ser hombre!!!

María dijo...

Baballa, te mandaré la foto, prometido!!!

María dijo...

Perla, yo... yo... lo tuve largo, corto, rojo, azul, negro, morado, rubio platino, con mechas, casi rapado, con flequillo, con la nuca despejada, con capas, entero, con mechones... vamos, que qué me vas a contar mi.

María dijo...

Ampa, es que ese largo que no es ni largo ni corto es taaaaaaaaaan coñazo!!!

Enhorabuena por haberlo conseguido, eres mi ídolo!!

Anónimo dijo...

María, me has leido el pensamiento?
Yo he pasado de melena rubia "belenesteban" a morena "pelochico" en un ataque de "nopuedomásconmivida".
Ahora que, por fin, he superado el largo reina sofía, me está pululando por la cabeza volverme a cortar el pelo, al estilo Riahna.
Claro, que el estilo Riahna a mi me puede quedar... en fin, lo que siempre digo que el pelo crece, menos mal
Ruth

María dijo...

Ruth... es un corte arriesgadísimo!!! Piénsatelo bien, te lo dice la voz del arrepentimiento tardío, jajajaja

flashflash dijo...

tras años de llevar el pelo cortito, en plan chicazo, decidí que no soportaba más el tener que ir una vez al mes a la pelu...así que pasé por el año de suplicio, me lo dejé crecer...y desde que superó el hombro, no volví a acordarme de él.
ahora ya no me corto el pelo, me lo podo cada seis meses cuando llega al largo pantoja...
conclusión: soy un desastre!!!
beso!
e.

mari dijo...

Que quereis, a mí me encanta el cambio de look, y el pelo es una cosa con la que arriesgo. Lo he llevado largo larguísimo, con flequillo, sin él, corto cortísimo, a media melena... Vamos que la peluquera cada vez que me ve se emociona, porque le dejo que me haga cositas...

Y es que a mí llevar más de un año el mismo peinado me aburre un montón, con lo cual tan pronto de una manera como de otra, y además mi peluquera cuando me lo estoy dejando largo me hace un corte majete, que queda bastante bien y es fácil de cuidar...

Lo que no soporto es la gente que lleva con el mismo peinado toda la vida. Tengo amigas desde hace miles de años que JAMÁS se han hecho nada, ves sus fotos y siempre están igual.

Besos, y enseñanos tus extensiones, porque tiene que ser un cambio...

María dijo...

Flashflash, qué paciencia la tuya!!! yo llevo un año mirándome al espejo con cara "qué asco de pelo por el amor de Dior"... creo que me hubiese vuelto loca de atar un día más!! jajajaja

María dijo...

Mari, yo, como tú, no soporto eso del mismo look año tras año... un poquito de vidilla!!!

pinkocha dijo...

Ja, ja, ja, no voy a decir nada porque yo pasé de la melena rubia al corte al uno negro azabache, así que... Sólo que las extensiones te quedan genial, soy una de las pocas afortunadas que te ha visto y me gusta mucho. Claro que en Nona´s son unas artistas, a mí no me toca el pelo nadie más...

Lucía dijo...

yo tambien he tenido arrebatos de ahi voy con la melena a la porra!
Ahora mi largo es "reina sofía" y llevo unos días pensando que hago con él..... problema los dichosos rizos, tener el pelo rizado limita mucho, pero mucho!

Perla N. dijo...

Qué fácil es hablar.....si tuvierais MI pelo os aseguro que no cambiaríais tanto. Una vez descubierto un corte que te queda medianamente bien lo fichas para siempre. Más vale malo conocido....

Perla N. dijo...

Sí, Lucía, limita muchísimo.

María dijo...

Pinkocha, gracias!!

Es verdad, en Nona´s son una artistas... yo estoy feliz con mi nueva melena y mis mechas... ains, soy medio rubia!! jajajaja

María dijo...

Lucía, Perla, os comunico para vuestro interés que las extensiones que me han puesto a mi se pueden adaptar al pelo. De hecho, no son lisas, sino con onda natural -son pelo natural- así que pueden rizarse o alisarse para que vayan acorde con el pelo de la clienta.

De hecho, las mismas que llevo yo las lleva una chica que tiene el pelo rizo, rizo, rizo... vamos, afro, es más negra que el carbón y lleva el pelo al natural, con extensiones.

Anónimo dijo...

desde luego las mujeres estamos un poco de atar. y qué suerte tenemos!!
a mi, después de 15 años de pelirroja (diferentes cortes, pero en ese momento tenía melenón), me dio por teñirmelo de negro y cortarmelo bob con flequi.
no estaba mal, pero yo soy una pelirroja frustrada, porque tengo piel, ojos y espíritu de pelirroja pero pelo castaño, con lo cual era super evidente que volvería al pelirrojo. oooohhh qué sufrimiento!!! tuvieron que decolorármelo 2 veces y aunque el color quedó decente desde la primera vez, el tacto de mi pelo era... ufffff... era... duele decirlo... estropajo. por suerte a base de muuuchos cuidados y cortes frecuentes, ha recuperado su tacto. también he conseguido hacer desaparecer al flequi y ya estoy en la longitud hombros, así que poco a poco voy llegando a lo que era antes.
necesitaba el cambio. no me arrepiento. pero es cierto que no lo volvería a hacer. demasiado sufrimiento (capilar y psicológico).
ya nos contarás qué tal vas con las extensiones!!! me intriga saber si se notan o no al lavar, secar, peinar, planchar... siempre me pregunto si verdaderamente serán cómodas. porque si de verdad lo son... son un milagroooooo!!!!
muaks!!
LP

María dijo...

Lp... son cómodas, de verdad, pero sí se notan al lavar y secar, más que nada porque notas el "nudo" de la unión, aunque no son un impedimento, vamos, en absoluto.

Yo me lo he lavado ya esta mañana -al ponértelas no te lavan la cabeza, y yo no puedo dejarme el pelo a su aire dos días ni de coña- y no me ha resultado complicado... lo único, acostumbrada al pelo cortito, he tardado una eternidad en secarlo!!! jajajajaja

MARTINA dijo...

Mi tipo de pelo, me impide darle cortes, pues tengo mucho pelo, con mucho volumén y rebelde,, además de ondulado..
Si me lo corto más que la altura del hombro,(ya lo he comprado, el error más grande cometido..) puedo parecer Mafalda al cuadrado!!..asi que tengo que optar por la melena, en capas largas...y mis variaciones, son en el color rojizo, recogidos,, más liso, más rizado..etc.

El largo REina Sofia,, yo lo llamo, Cristobal Colón..la reina al tenerlo ondulado..lo tiene con algo de gracia..pero Cristobal Colón..sin comentario.

Besos

Mer dijo...

ser mujer no es nada facil...ains! Seguro quedas divina,

un besote

pd: hay sorteo de maquillaje en mi blog, pásate!

Anónimo dijo...

joé, qué maravilla!!!
claro, me imagino que algo se tiene que notar sí o sí, pero si no molesta, es estupendo!!!
mmmmm.... qué ganas me entran de ponerme unas super largas... aiiiisssss!!! ;)
muaks!!
LP

Jul dijo...

Ja ,ja, ja ...me parto contigo...me encanta lo de el largo reina sofia....tienes toda la razón es el peinado menos favorecedor del mundo ,un corto-casi-largo que.."ni chicha ni limoná..."
Por cierto yo tb vivo en Lacoru y estoy desesperada por encontrar una pelu "decente" con precios no desorbitados y con estilo para aconsejarte con el corte y el color( ahora mismo estoy pensando en cortarme mi melena y dejarme un bob largo a lo G.Patrowl o capearlo mas...no sé... mi pelo no es facil...)¿ que tal nonas entonces?
un beso.

Ely dijo...

Te quedan estupendas!!!! estas guapisima, te has quitado años y todo!!! Yo tambien era de cambiar mucho, y de llorar mucho tambien en las peluquerías, así que... tras un tijeretazo, un año con extensiones... ahora tengo el pelo mas o menos como lo quiero, pero no en el largo suficiente. Porque lo que he aprendido, es que la melena es lo mas versatil que hay, se puede recoger toda, media, rizar, alisar, moños, coletas, trenzas... el pelo corto, siempre es corto
Yo ahora, aspiro a ser laPanto, cuando sea laPanto, ya veré...

pinkocha dijo...

Jul, yo también soy de La Coru, vete a Nona´s sin dudar. Si no sabes lo que quieres, te aconsejan. Si lo sabes, respetan tus gustos. Para mí son la caña, además son dos chicas con estilos súper diferentes, seguro que alguna de las dos se adapta a ti. Si te animas, están an la plaza de San Andrés.

La Mut dijo...

tu post me ha parecido simplemente GENIAL!

Mina dijo...

holaaa

tu post es excelenteee, yo no se que hacer con mi pelo x años lo tuve largo, ondulado y bonito pero de repente mi pelo comenzo a rebelarse y mi padre me tuzo *snif* desde entonces no quedo igual... sufri muxo x q me lo cortaron recto arriba del hombro y yo con pelo ondulado jajaja... parecia mafalda...

despues lo deje crecer sin chiste y asi estuve, me hice mechas rojas, me hice mechas rubias me lo pinte de castaño y nuevamente tuve el valor de cortarme el pelo corto y me parecio genial me quedo muuuy bien x q me lo degrafilaron y estuve encantada...pero crecio y volvi a cortarlo y no quedo igual...mala peluquera y ahora nuevamente quiero cortarlo pero no se que corteee quiero cambiar... que dificil es tener el pelo ondulado que no se doma facilmente juaz...

salu2.

Anónimo dijo...

¡Hola!

Me he reído mucho con el post de pelos... ¡estoy en ese momento crítico! Tengo una especie de melenita... Lo llevé corto muchísimo tiempo y ahora me apetece probar más largo, pero el proceso cuesta mucho, jajajaja.
Y siempre he dicho que una de las personas más importantes en la vida es tu peluquero, ¡te puede alegrar la vida o arruinarla! =)

¡Un saludo!

Shire

Tresschi dijo...

No comprendo nada, con lo sencillo que es el tema.

Entras en la barbería, te sientas, te dan el marca, mientras lo lees el esquilador te va comentando lo de Raul y su posible ingreso en el geriátrico. De pronto se para, te planta un espejo en la nuca y tú miras como se mira cuando el mecánico te abre el capó del coche y le dices "perfecto". Él te pasa una brocha por el pescuezo y sales de allí.

Tiempo total: 20 minutos (como mucho).
Dificultad: Fácil.
Resultado: Óptimo.

María dijo...

Sin duda le doy toda la razón a Pinkocha, Nonas es super recomendable. Buena relación calidad-precio, no tratan de venderte mil productos al terminar, son majas, trabajan muy bien, respetan tu estilo, aconsejan con cabeza y el sitio es bonito. Lo tiene todo!!

Ely, sin duda el largo es más versátil, pero requiera más cuidados en casa, aunque menos paso por la peluquería, lo que quieras que no se agradece.

Yo creo que voy a probar a rizarlo un día de estos... por cambiar!!

María dijo...

Mina, el pelo ondulado (o sea, el mio) parece más difícil de lo que en realidad es. Piensa que si lo tuvieras liso como una tabla si versatilidad se vería francamente mermada, por no hablar de que el tema "movimiento" sería una utopía.

María dijo...

Shire, completamente de acuerdo: si encuentras un buen peluquero, no lo sueltes!!!

María dijo...

Tresschi, no veo claro eso de que me pasen un brocha con espuma por el cuello... mmmmm... nonono

pinkocha dijo...

Tresschi, te recomiendo encarecidamente Sweeney Todd...

pinkocha dijo...

Tresschi, te recomiendo encarecidamente Sweeney Todd...

Ely dijo...

Tresschi es el mejor

Tresschi dijo...

Brocha con espuma? Sweeney Todd?? El mejor???

Aclaremos algunos puntos que me parece que no están claros:

1.- María, la brocha es una cosa tipo pincel pero en gordo que lleva talco y a la vez que te quita los pelos que inevitablemente se han colado entre el capote torero y el cuello de tu camisa, te evita las irritaciones de la cuchilla en seco con la que te han repasado el cuello y las patillas. (Ahora me siento como si te hubiera explicado cómo es el baño de los chicos de un polideportivo).

2.- Pinkocha, has ido a dar con uno de mis musicales preferidos (bah, me gustan todos, para que negarlo), pero desde que el horrendo Manostijeras hizo la adaptación para el cine, ha bajado en mis prefrerencias como si fueran las acciones de Filesa. Ya no puedo escuchar la Balada de Sweeney de la misma manera.

3.- Ely... bueno, lo que tú digas está bien dicho.

Lucía dijo...

Y como es posible que yo a estas alturas no conozca Nona´s???? me pongo a buscarlo en gooooogle pero ya!

pinkocha dijo...

Ostras, Lucía, si eres la Lucía que creo, tiene delito, porque la tienes al ladito casi... Busca, busca...

María dijo...

Lucía, están en la plaza donde está La Base, encima del Pidolty pequeñito nuevo, vamos, encima de la tienda de zapatillas. Primer piso.

Si quieres el teléfono te lo paso, que no es ningún secreto de estado!! jajajaja

pinkocha dijo...

Bueno, bueno, eso lo dices tú, a lo mejor deberíamos empezar a pedir comisión o algo.

María dijo...

Ay, Pinkocha... cuando hablas con sabiduría, ya no sé cómo rebatirte!! jajajaja

nine dijo...

me suena eso, estoy del corte calimero hasta los mismísimos!!!!!! menos mal que últimamente me he abonado a las planchas, que algo lo mejoran, esperando a que crezca!!!

Mis desaguisados vienen siempre con los cortes a capas. Del último llevo recuperándome desde julio, cortando e igualando, esperando a que la temida última capa termine de crecer!!!! Si es que no tenemos arreglo!!!!!!!!

Anónimo dijo...

María, yo lo que necesito es una guia de instrucciones para comprar un champu en un supermercado. Me explico: si tengo el pelo castaño, con mechas, rizado, de vez en cuando encrespado y voy a un super cualquiera me encuentro más de siete productos de una sola marca que podrían venirme bien. Pero el champú de rizos no repara los pelos con mechas y el de pelo castaño no dice nada sobre encrespamiento.. En fin un lío. He pensado que quizás esté pensado para que te compres tres o cuatro y los mezcles como si fueras un druida fabricando pócimas.
Un beso y mucha suerte con tus extensiones.

Lucía dijo...

Pinkocha seguro seguro que soy la Lucía que piensas.... y si, tiene delito.... al lado lado.... voy a pedir cita pero XA!

marta dijo...

Mery,...y la foto con tus extensiones????

MEL dijo...

Donde estén una buenas mechas...

Yo llevo meses intentando que mis makipeluqueras encuentren mi tono de pelo para ponerme extensiones, joder, estoy por llamar a Ethan Hunt!

María, y para desenredar, peinar, secar, planchar, y todos los etcéteras del mundo, van bien? no te las estiras mucho y te las llevas por delante?

María dijo...

JAJAJA... Mel, tía, qué bruta!!! jajajaja... no mujer, son cómodas, de verdad. Hiy, semana y media después, puedo asegurarlo: quedan guay, son naturales y se peinan, lavan y adecentan fácilmente.

pinkocha dijo...

Ni caso, Mel, para que te hagas una idea, mi J. al verla la definió como "perroflauta".
Nooooo, es coña, está guapérrima, en serio.

Ana Belén dijo...

Muy buenas!

Hola María, verás yo soy una lectora ocasional de tu blog que me lo topé un día hace muchos meses y como me gustó lo guardé en favoritos. No soy de escribir en ningún sitio a no ser que el tema me active los dedos, y qué mejor tema que los conflictos capilares...ainenas como os entiendo y como me identifico. He pasado por lo mismo que muchas de vosotras, desde teñir mi pelo incansablemente durante 10 años hasta llevar todo tipo de cortes, flequillos, capas y formas. Actualmente lo levo largo con un flequillito al lado que me he cortado yo misma. De las peluquerias he salido llorando muchas veces y esto me ha quitado el sueño y una vez tuve quetomarme un lexatin de la ansiedad que me dio un corte de pelo terrible que tarde mucho tiempo en poder cambiar.Ahora ya tengo mi color natural desde hace unos 5 años pero resulta que tengo un par de canas por ahí que me están avisando de lo efímero que puede ser mi color natural (castaño avetado )y que pronto tendré que elegir un tono acorde y por supuesto miles de productos suavizantes por que desde luego no es la misma calidad depelo el natural que el teñido. En mis tiempos de tintes recuerdo que mi pelo crujía y un exnovio que tuve una vez me dijo que le picaba 0_o pelo pelo pelo, puedo estar hablando de pelo durante horas y siempre llego a la misma conclusión. Quiero una peluquera personal pa mi sola.
Saludos

Ana Belén dijo...

Muy buenas!

Hola María, verás yo soy una lectora ocasional de tu blog que me lo topé un día hace muchos meses y como me gustó lo guardé en favoritos. No soy de escribir en ningún sitio a no ser que el tema me active los dedos, y qué mejor tema que los conflictos capilares...ainenas como os entiendo y como me identifico. He pasado por lo mismo que muchas de vosotras, desde teñir mi pelo incansablemente durante 10 años hasta llevar todo tipo de cortes, flequillos, capas y formas. Actualmente lo levo largo con un flequillito al lado que me he cortado yo misma. De las peluquerias he salido llorando muchas veces y esto me ha quitado el sueño y una vez tuve quetomarme un lexatin de la ansiedad que me dio un corte de pelo terrible que tarde mucho tiempo en poder cambiar.Ahora ya tengo mi color natural desde hace unos 5 años pero resulta que tengo un par de canas por ahí que me están avisando de lo efímero que puede ser mi color natural (castaño avetado )y que pronto tendré que elegir un tono acorde y por supuesto miles de productos suavizantes por que desde luego no es la misma calidad depelo el natural que el teñido. En mis tiempos de tintes recuerdo que mi pelo crujía y un exnovio que tuve una vez me dijo que le picaba 0_o pelo pelo pelo, puedo estar hablando de pelo durante horas y siempre llego a la misma conclusión. Quiero una peluquera personal pa mi sola.
Saludos

Ana Belén dijo...

Ui
No solo escribo la parrafada del sobrino del quijote si no que lo hago por duplicado, excusas.