PROTOCOLO

Ya os comenté en un post anterior que hace poco me ascendieron. Lo cierto es que me gustan mucho mis nuevas funciones, mucho más orientadas a las relaciones públicas, y que esta nueva categoría laboral me ha permitido adentrarme en el maravilloso mundo del protocolo.

Ojo, que quede claro que no me refiero al protocolo en ese sentido rancio y estricto del mismo. Hablo del protocolo aplicable a la vida cotidiana, a los actos oficiales y también a la propia presencia en la oficina.

Ayer por la tarde comencé el curso sobre protocolo y organización de actos –básicamente en eso consiste ahora mi trabajo, unido a la atención a la prensa- y lo cierto es que me he dado cuenta de dos cosas fundamentales:


1.- El protocolo imperante en este siglo XXI que habitamos es básicamente una serie de normas fundamentadas en el sentido común. Salvo excepciones, es fácil aplicarlo.

2.- lo que te pones para asistir a un acto oficial importa casi tanto como lo que dices.


Esto último digamos que ya lo sabía, pero este nuevo trabajo ha venido a constatarlo.

Analizando las fotografías de algunos actos políticos oficiales –ámbito en el que me muevo ahora-, he descubierto una serie de axiomas irrefutables. A saber:

1.- En general, los políticos arriesgan poco o nada con su vestimenta. Por eso un toque de color puede convertirte en el centro de la foto si sabes llevarlo. En el caso de los hombres, una corbata original –que no estridente- o el simple hecho de prescindir de ella en los actos más informales, puede marcar la diferencia. Las mujeres lo tienen más fácil a la hora de lanzarse, pero también en el momento de equivocarse.


2.- En los actos exteriores los hombres jamás deben llevar gafas de sol. Dan un aspecto extrañamente mafioso y nada favorecedor. No hay más que mirar a Sarkozy. Las mujeres pueden recurrir a ellas si el acto es informal, pero debe cuidarse mucho el modelo y la adecuación a su cara.



3.- El traje azul marino está completamente obsoleto. Mejor el gris, el negro, el rayado… y hasta mi aborrecido marrón.


4.- Un peinado demasiado “peinado” sólo es admisible en una cena de gala. El resto del tiempo, la naturalidad debe ser el lema. Incluso cuando se trata de un acto oficial.


5.- Las joyas reales –no hablo de bisutería, que tiene otra categoría-, las pieles ostentosas, los zapatos buenérrimos… la ostentación, en general, debe evitarse. Un político debe parecer cercano. Pero eso no implica ir con bata de guatiné, que conste.


Bueno, ahí os dejo mis reflexiones. Eso sí, se admiten modificaciones, ¿qué opináis vosotros?

16 comentarios:

jose_airam dijo...

Totalmente de acuerdo.El protocolo no tiene que ser nada más que una herramienta que nos haga sentir más seguro de nosotros mismo porque sabemos actuar.El protocolo rancio ya es historia,pero siempre hay que tener unos modales.
En cuanto a las normas que das no todos lo cumplen,sobretodo en los zapatos.La mayoría de políticos llevan zapatos buenérrimos,como dices tu.Y lo de las gafas de sol,quizás yo lo asociaría,más que al aire mafioso que dan,a que evitasn el contacto visual entre político-persona normal,y eso si que no es cercano.
Besos!

María dijo...

Cierto, Chema, es verdad que las gafas de sol dificultan mucho el contacto visual, y en círculos cercanos -amigos, familia...- da lo mismo, cuando tu posición es "superior" jerárquicamente, una gafas de sol pueden hacwer que parezcas demasiado distante, y restan votos, así de claro.

Por lo demás, yo es que creo que si eres una persona normal sabes comportarte en cualquier parte. Basta con que seas agradable y natural. Equivocarse con sencillez es toda una virtud.

lucus augusta dijo...

Es verdad que los políticos tienen que dar una imagen cercana a la gente y por eso han de cuidarla al máximo pero por lo que yo veo las mujeres hacen más uso de los zapatos, joyas o complementos buenérrimos, se me viene a la cabeza Esperanza Aguirre que siempre va de punta en blanco la tía, pero quizás demasiado pija y eso en una política tira para atrás, es verdad por tanto lo que dices de que las mujeres lo tenémos más fácil en el sentido que tenemos más opciones pero por eso mismo también lo tenemos más difícil. Y ahora también me estoy acordando de la polémica de aquella diputada socialista ummm, es que no me acuerdo del nombre que apareció en las fotos de una campaña con una chaqueta de cuero
negra y casi se la comen, madre mía eso si que es ser rancio con lo mona y normal que salía.

María dijo...

Lucus, era una candidata Madrileña, Trinidad Jiménez, que suele vestir además bastante adecuadamente a su edad y condición.

Otro caso, pero a revés, es del bolso falso de Carmen Calvo (ex-ministra de cultura). Era un clon de uno famosos, pongamos por ejemplo el Birkin de Hermés. Si hubiese sido uno de Blanco, no habría habido problema, pero es que era una "IMITACIÓN BUENA", así que montó la de dios.

Tzitos dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, ellos quieren parecer "normales" y cercanos supongo que pare meterse a la gente en el bolsillo :)


Un información muy muy interesante!

:D

María dijo...

Tzitos, bienvenido!!!

Lo cierto es que es un post algo "superficial", porque alucinaríais con todo lo que hay detrás de una camisa de un ministro, por ejemplo. si quieres parecer de derechas, no te pongas pana ni cuero, ni colores vivos, ni por supuesto rojo. Y al revés, si quieres parecer de derechas, prohibidos los logotipos visibles, los cortes evidentes, el teriopelo y los tonos pastel en cortes clásicos... Hay mucho que rascar!!

La Divina dijo...

Hi darling,

Un resúmen muy pero que muy intersante. Se lo enviaré a la voz de ya a mi father, why?, mi padre ha trabajado para el cuerpo diplomático for years, y me temo que no comparte para nothing tu modo de ver el Protocolo, me encanta chincharle.

Me encanta volver a leer a Jose-Airam, le había perdido la pista.

Besis, take care.

María dijo...

Hi Divina!!!

Lo cierto es que mi profesor de Protocolo (Jefe de Protocolo y RRPP de una importante casa) y yo discutimos nucho porque tenemos puntos de vista en los que se constata nuestro evidente salto generacional.

Pero de cualquier manera, al final la buena educación - y no hablo de buenos colegios, sino de buenas maneras, que esas se aprenden en casa- es la base de la vida pública.

kisses Darlign!!!

nawja dijo...

Me ha parecido muy interesante lo del peinado, lo demás es, como bien has dicho, de sentido común.

María dijo...

Nawja, bienvenida.

A mi también me parece curioso lo del pelo, pero si lo piensas detenidamente, cuando alguien se arregla "demasiado" da una extraña sensación de "aparatosidad" que no es nada atrayente en política

Rro dijo...

Me parece un post genial... y estoy de acuerdo en prácticamente todo... pongo dos peros, ok??

1º- Por qué no traje azul.. a mí me parece un clásico que, combinado con una corbata chula, queda genial.. es que el marrón me mata!!

2º- igual es simplemente porque me jode.. pero por que no a los zapatos buenos???

En fin, por lo demas, un 10!! jeje!!

Muaka!!!

Mer dijo...

maría, que buen post! Parece que Cristina Kirchner no tiene buen consejo de protocolo, ya que con el tema de joyas, no se corta un pelo, de rolex en adelante, es un cascabel. Si que lleva la melena súper suelta y natural, un poco demasiado...Por eso lo de la naturalidad, yo diría hasta cierto punto. Pero que dices del tema del maquillaje?. Para mí a veces tienen demasiado (tanto hombres como mujeres). Besos!

nine dijo...

Muy buen post! estoy de acuerdo contigo en todo. Lo de los zapatos buenos, porque se supone los políticos deben dar sensación de honradez, y si llevas cosas muy caras, si ostentan, la gente no sabe si el dinero lo tenías de antes o es nuevo y te ha caído de un ladrillo.
El código de vestimenta en izquierda y derecha es sumamente curioso, como ejercicio sociológico. Ejemplo Esperanza Aguirre versus María Teresa González de la Vega
Y por Dios ¿nadie le ha dicho a Zaplana que pasa con los rayos UVA?

Lara dijo...

Pues estoy de acuerdo,vamos que pa estas cosas hay que ser sosa y punto, no hay más!!!

BESOSS

lamari dijo...

interesante por cuanto ajeno me pilla, pero es curioso ver cómo todo está ya estudiado. me refiero a todo lo que tiene que ver con la comunicación. Como público, como votantes, cada vez tenemos que ser menos inocentes.
vaya por dios

BACCI dijo...

Yo creo q lo mejor es saber donde vas y a que vas. Con educación y saber estar tienes todo ganado y allá donde fueres haz lo q vieres!! mua