EL PRECIO DE SER "ECO"

Ser “Eco” sale caro… carísimo, de verdad.






Y no lo digo porque sí, lo digo porque el lunes por la tarde pasé mucho tiempo en casa, y tuve horas para reflexionar sobre el tema con tranquilidad. Y todo gracias a la revista Elle de julio, que llegó –tarde, pero llegó- a mis manos esa misma mañana, y que abrí con avidez.

La verdad es que mi primera curiosidad pasaba por consultar el reportaje fotográfico central, porque tenía una enorme intriga por saber qué tal salía Patricia Conde en las fotos. Más que nada porque la suya es la única instantánea que Telecinco no ha aireado a los cuatro vientos (Nota mental: ¿alguien sabe qué coño les pasa a los de Telecinco con esta chica, que la odian a muerte?).







Las fotos son una pasada… pero los contenidos no se quedan atrás. Espectaculares recomendaciones para salvar al planeta, incluido el diario “eco-chic” de una mujer de hoy, en la última página (me reí mucho con él, pero la verdad es que es más real que imaginario).

Total, que página a página fui anotando recomendaciones, consultas, prendas (salen unos zapatos confeccionados con retales de antiguos kimonos que me han matado, literalmente. Tienen que ser míos).

Hasta que llegué a la columna de Montserrat Domínguez. Una de las cosas que más me gusta de Elle con respecto a otras revistas de moda es que cuentan entre sus páginas con algunas de las plumas más ácidas y mejor dirigidas del país, con nombre de mujer.

Montserrat Domínguez habla este mes del alto precio que pagamos los que queremos ser “eco”. Y tiene razón.








Uno llega al súper (con su bolsa de tela o su cesta de mimbre, of course), busca, por ejemplo, verduras ecológicas, y le clavan un pastizal por cuatro espárragos trigueros. Y ves en el estante de al lado el paquete de trigueros marca X a un precio que te parece un sueño, y claro, la tentación aparece.







Porque no están las cosas como para pagar 20€ por cuatro espárragos, sobre todo si luego no vas a poder comprarte las camisetas en Inditex (que contamina mucho y utiliza productos no ecológicos). Si eres una mujer verdaderamente “eco” te comprarás los trapitos en Hoss Intropía, o en la colección de algodón orgánico de Levis, donde una camiseta no baja de los 50€. Y claro, con ese tipo de diseños no combina cualquier cosmético. La cosmética bio –por otra parte, extremadamente efectiva- sale por un pico: serum, hidratante, base de maquillaje y, qué se yo, por ejemplo, rimel (con esto no voy yo ni hasta la esquina, madre mia), harán subir el extracto de la Visa unos 250€ aproximadamente.






Olvídate de ahorrar en casa, porque sí, si eres “eco” ahorrarás agua y energía, pero para ello habrás de desembolsar previamente un pastizal en electrodomésticos “A Class”, que valen en muchos casos un 40% más que sus homólogos sin conciencia planetaria.




Así las cosas, la única opción de ahorro posible se encuentra en el transporte. De comprar un coche híbrido ni hablamos, porque incluso con las supuestas ayudas, su precio es muy superior al de un utilitario normal. La bicicleta es perfecta para el verano, pero no es compatible con los tacones de aguja ni con la lluvia persistente, lástima. Así pues, si no tenemos la suerte de trabajar a dos manzanas de casa, qué nos queda… Pues el transporte público, una maravillosa opción si vives en ciudades que cuenten con buenas conexiones… porque si vives, por ejemplo, en Coruña, y trabajas, por ejemplo, en Betanzos (24 Km. de distancia) las conexiones son tan irrisorias que ni te lo planteas.





Y mientras planchaba y redactaba un par de artículos, pensaba yo en estas cosas y hacía la cuenta, mentalmente, de lo mucho que los gobiernos –todos los gobiernos- gastan en publicidad para convencernos de que “seamos ecológicos”, y pensé para mi…

¿No sería mucho más eficaz dedicar ese dinero a subvencionar el acceso a los productos ecológicos?

¿No sería más efectivo freír a multas a las empresas que se salten las normas, y reinvertir ese dinero en ayudas reales para, por ejemplo, cambiar el coche por uno no contaminante?


Yo, mientras tanto, seguiré tratando de ser ecológica dentro de mis posibilidades. Empezaré por apagar la tele del todo mientras no la estemos viendo (o sea, 22 de las 24 horas del día).

¿Y VOSOTR@S?

¿PAGAIS UN ALTO PRECIO POR SER “ECO”?

¿CUÁLES SON VUESTROS TRUCOS “ECO”?

84 comentarios:

Anónimo dijo...

Acabas de tocar un tema, que me toca a mi otra cosa.

Siempre responsabilizan al final de la cadena a nosotros los consumidores mientras en vez de investigar nuevas energías, siguen investigando cómo encontrar nuevos pozos de petróleo, por ejemplo, y si nos cargamos el polo norte o el sur da igual, porque ya hemos conseguido oro negro, para que los que realmente mueven el mundo puedan seguir llenándose los bolsillos.

Pero eso sí, los que tenemos que dejarnos los riñones si hace falta para COMPRAR productos ecológicos lo hacemos, porque encima machacan nuestras conciencias.

Con esto no digo que malgaste agua, que no lo hago e intento cuidar del medio ambiente e inculcárselo a mi hijo, pero no soporto que cargen en nuestras espaldas la responsabilidad del futuro, porque siguen ganando los mismos...

Lo siento porque ya no se ni lo que he escrito ES QUE ME CABREO!!!!

Marta

Perla Negra dijo...

Yo intento ser todo lo ecológica que mi economía me permite, o sea, más bien poco. Los alimentos orgánicos ni los huelo, son 3 veces más caros que los “normales”, la ropa eco no hay mileurista que la pague …..

Sólo puedo ayudar con pequeños gestos que no perjudican a mi bolsillo: voy andando a todos los sitios que puedo, cierro el grifo cuando me ducho, friego y me lavo los dientes y hago la compra con mis eco bolsas y mi capazo.

María, la bici no es incompatible con los tacones de aguja, el problema es que aquí no estamos acostumbrados y tendrás que soportar más de una mirada rara……. Pero todo es ponerse.

María dijo...

Marta, aunque me lo tomo más "a coña" (quiero decir que paso de cabrearme, porque me sienta fatal) opino lo mismo que tú.

Sí, es verdad, los consumidores debemos ser responsables.

Debemos apagar las luces que no usamos, debemos comprar productos poco contaminantes, debemos conciernciarnos...

PERO...

¿por qué siguen siendo legales cierto tipo de pesticidas, o de detergentes?

¿por qué las empresas pagan multas irrisorias por exceso de CO2?

¿por qué el transporte público no es eficaz, gratuíto y obligatorio en, por ejemplo, el centro de las ciudades?

Ana dijo...

Cierto, siempre lo he pensado...y no es muy justo.
Ejemplo: En la universidad tuvimos que hacer un trabajo en grupo sobre los procesos industriales en industrias alimentarias, y, como una chica del grupo era hippy-eco, nos convenció para elegir una industria de conservas vegetales ecológicas (ahí llevas, hasta que encontramos una...porque la chica sólo dio la idea...) en vez de una almazara o algo así que era lo típico. En fín, que cuando por fín encontramos una...teníais que haber visto la industria, era como una cocina grande y de las de las abuelas, tenían un fregadero, 3 mesas de trabajo y poco más...y los productos eran carísimos!!! LLevan bastante menos elaboración, menos coste de producción (no usan herbicidas ni productos químicos, aunque sí "orgánicos" - estiércol y restos de comida, que no tienen mucho coste. Vamos, que nos costó un trabajo enorme describir algo técnico en el proceso industrial (los macarrones que hace mi madre llevan más fases y más técnica).Ahora, eso sí, como era algo "que empezaba a estar de moda" nos pusieron la mejor nota de todos los trabajos (tendríais que haber visto las caras de los de la almazara, que los pobres se hincharon de trabajar...)Fue injusto, como lo de los precios eco.
Ahora, qué rica estaba la mermelada ecológica, que nos regalaron un bote!!

María dijo...

Perla Negra, yo soy de las que, como tú, cierras los grifos, va a la compra con capazo (uno ideal que me regaló mi suegra, comprado en un mercadillo en Portugal), y cuando puedo compro comida ecológica (o sea, poco, porque soy mileurista).

Sigo apostando por una solución global, centrada en responsabilizar a todo el mundo, y no sólo al consumidor.

María dijo...

Ana, el problema es que esas empresas, necesariamente pequeñas (es imposible producir en cantidades industriales con utilizar pesticidas) pagan los mismo impuestos que las grandes, con lo que sus precios se multiplican... es injusto, poco práctico, y desde luego nada beneficioso para el planeta.

FAUNA dijo...

Yo suelo ir a la compra con carrito (que no es muy fashion pero en casa somos 4), procuro ahorrar agua, luz, el aire acondicionada lo utilizamos cuando es imprescindible y a 24º, separo las basuras, he vuelto a los trapos de cocina de tela de toda la vida en vez de tanto papelito, ah, y hace poco que también reciclo el aceite, voy a todos los sitios que puedo andando y cuando no en transporte público (y tengo coche ¿eh?), pero lo que vosotras decís, esto es todo lo que yo puedo hacer, que es más bien poco, y los que de verdad pueden hacer algo realmente notable no lo hacen. En fin lo de siempre, la pela es la pela.

María dijo...

Fauna, lo del aceite es otra... nosotros también lo reciclamos, pero claro, llenas la botella, la llevas al contendor... y luego ves que el camión lo recoge todo a la vez y lo mezcla, y te entra una mala hostia del copón... ¿para eso tengo yo la botellita de marras ocupando espacio en la cocina?

MEL dijo...

Lo que decís, mucho eco mucha ostia pero luego qué? ya me gustaría saber a mí qué es lo que emana la petrolera que está aquí cerquita... o la sebería del polígono de al lado... o la alquitranera del pueblo de más allá...

Donde esté una manzana con su gusanito incorporado que se quite el resto!!!

Yo no soy muy eco, la verdad... es que apagar la ducha mientras me jabono es un coñazo, se me enfría el agua!!! y no uso transporte público, me va fatal, dios, soy un demonio!!! Iré al infierno??? con su Diablo con su rabo y sus cuernos... mmmmmmmmm

María dijo...

Mel, yo soy partidaria de ir al infierno, porque total en el cielo no íbamos a conocer a nadie...

Por otro lado, el tema del transporte público es un poco surreal. Cuando vivía en Madrid era lo mejor: rápido, económico, eficaz, podías llegar a cualquier lado en minutos... pero en Coruña, por ejemplo, si trabajas en el polígono industrial de Pocomaco (uno de los más importantes) sólo tienes dos autobuses, uno cada media hora. Imposible.

Y si trabajas en La Grela (otro polígono importantísimo), tienes un sólo autobús que ni si quiera entra en el polígono. Tienes que caminar desde la parada hasta la empresa por la carretera, porque no hay acercas.

Según que barrios, no tienen conexiones con el centro... un chiste!!!!

Ana dijo...

Mel, siempre he pensado que el infierno es más interesante...sólo ver las cosas que están prohibidas y permitidas en un sitio y en otro...y yo me iría al infierno de cabeza!!
Si es que además yo soy muy friolera, y en el infierno se debe estar tan calentito, con tanto fuego y llamas en ebullición...lo prefiero a comer philadelphia, aunque sea ligth y muy cremoso!

María dijo...

Ana, y qué me dices de pasarte el día tocando la lira?? Hay algo más aburrido??

Anónimo dijo...

A eso es a lo que me refiero María, a que nosotros podemos hacer muchas cosas, pero en este caso nosotros no somos la base, la base son las grandes petroleras.

El petróleo mueve hoy por hoy el mundo y si hay otra guerra mundial será por él.

Otra pregunta que hago es ¿por qué nadie se preocupa de la tala de árboles indiscriminada en el Amazonas? Es el pulmón del mundo y cada día desaparecen hectáreas de bosque... Sin contar los locos que se dedican a provocar incendios por placer -eso es una enfermedad- o para dar otro uso a esas tierras, eso es delito y tendrían que pasarse el resto de su vida plantando bosques, tanto los que incendian como los que pagan por que se hagan.

Lo siento, pero me pongo muy intensa con estos temas.

Marta

MEL dijo...

Hombre, dependiendo de qué lira...

Pru dijo...

Yo la verdad es que no sigo mucho lo de comprar productos ecológicos, pero en micas se cierran los grifos, no se deja encendida ni la mínima luz de un pilotillo (tele, video, ...) se utilizan bombillas de bajo consumo y, por supuesto, tenemos nuestro cubo de basura dividido en orgánica, papel, plástico, vidrio. Ahora sí que he empezado a ir a la compra con una bolsa de tela muy mona, jejeje...
Besossssssss

MEL dijo...

A mí es que el queso philadelfia no me gusta, Ana... y sigo pensando en Cole cuando era Balthazar, DIOS! me voy al banco que me poneis mala!!

FAUNA dijo...

Yo es que no echo el aceite en el contenedor de plásticos, aquí una vez por semana en distintos puntos de la ciudad hay un camión que lo recoge.

En cuanto a cielo-infierno, yo también me pido infierno, de todas todas que será mucho más divertido, pero me gustaría dejar la Tierra en condiciones para los que vienen detrás.

María dijo...

Marta, mi chico trabajó en incendios mucho tiempo y decía que la mayoría eran provocados y a mala hostia: te plantabaun foco, y cuando la cuadrilla se dirigía a apagarlo prendían fuego a la ladera contraria, y ya la hemos liado.

Te entiendo, es normal que te encienda.

Anónimo dijo...

Mucho ponerme intensa con esto y al final me voy a terminar echando unas risas con este tema... Estoy segura de que a mi no me querrán ni en el cielo ni en el infierno, me imagino al Demonio (rojo, con cuernos y todo)diciéndome "que no, que tu no entras, que no me da la gana de aguantarte toda la eternidad!!!" jajajaj...

Marta

María dijo...

Mel, Cole es miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiio, el queso para tí si lo quieres

María dijo...

Pru, pues eres muy ecológica, aunque no lo creas, porque la mayoría no son capaces de ir a la compra con el cesta o el carrito... les da como vergüenza!!!

María dijo...

Fauna, yo también echo el aceite ahí, y el papel en el otro... pero claro, luego ves lo que ves y te rayas.

Y la tierra es la única que tenemos, así que más nos vale cuidarla un poquito o no la verán ni nuestros hijos ni nosotros de viejos!!

María dijo...

Marta, jajajaja, no te preocupes que me da a mi que en el infierno, con el overbooking que deben tener, los controles deben ser más bien escasos, jajajaja

Perla Negra dijo...

Totalmente de acuerdo con vosotras, nosotros podemos aportar un granito de arena porque no somos la base...

Ana dijo...

Ja,ja,ja!! Si Mel, vete al banco que al final sólo pensamos en lo único...A mi la lira, la musical, no creo que se me de bién...y me aburre horrores. Prefiero un festival Rock in Río entre llamas, con la incógnita de si Amy aparecerá, con Shakira y sus caderas (en el cielo seguro que no la dejan moverse), con Police, etc. etc. No creo que ninguno de estos terminen tocando la lira...la musical.
Yo también me voy, que me pierdo y me desvío del tema eco...en el infierno fijo que tampoco se recicla...y no se come, sólo se bebe!!

María dijo...

Perla Negra, cada día me convezco más de que la solución estaría en que los consumidores exigiésemos, en plan manifa masiva, multas crujientes a las empresas que se salten las normas.

Perla Negra dijo...

María, a ver si van a tener que poner tantos controles como en los aeropuertos...La entrada debe de estar como Zara el primer día de rebajas!!!

María dijo...

Ana, jajajaja, en el cielo nos aburriríamos a morir, a parte de que fijo que "lo único" allí no existe, con aquello del sexo de los ángeles... donde esté un buen demonio como Cole que se quiten los angelitos... ay, dios, me he desviado del tema!!!

Perla Negra dijo...

Uy cómo está el patio!!!

María dijo...

Jajajaja, Perla Negra, yo tengo mi particular teoría al respecto:

Si eres muy bueno muy bueno muy bueno, vas al cielo a morirte del aburrimiento entre nubes y queso philadelphia.

Si eres sencillamente perfecto, como nosotras, vas al infierno a bailar como Shakira y ser agasajada por demonios maravillosos como Cole. Todo el día escuchando rock y bebiendo mojitos, borracha como un piojo y delagada como un junco.

Y si eres un cabrón hijo de puta vas al limbo a flotar eternamente, mientras a tu alrededor vuela toda la basura que has generado... o eso, o acabas llevando siempre zapato plano y camisetas de "Talleres Manolo" en pleno Infierno, mientras las demás vestimos de Victor y Rolf.

Anónimo dijo...

La idea de la manifa masiva es igual de difícil que conseguir que Emiratos Arabes y EEUU dejen de enriquecerse a costa del planeta, una UTOPIA, mucho tienen que cambiar las mentes o los intereses.

Marta

María dijo...

Marta, sí, mucho... pero oye, si yo he dejado de comprar zapatos en Blanco, todo es posible!!!

Anónimo dijo...

Qué no María, qué no!!! Qué el limbo dijo Raitzinger (vamos el papa) que lo chapaba, que no daba beneficios.

No, si al final va a haber host... por entrar. Me imagino en la fila (como las de las discotecas más exclusivas) en plan "que no, que yo soy más mala que tu. Que un día eché por la taza del water un bastoncillo de los oídos y tiré de la cadena" jajajaj...

Marta

María dijo...

Marta, que no, que los han vuelto a abrir!!!

Que se ve que no sabían donde coño meter al personal en general, que la mayoría no tienen categoría para el infierno, y sosos de los de ir al cielo hay poquísimos.

Así que hace unos meses, en una encíclica, dijo que lo abrían otra vez... eso sí, reformas no sé si han hecho

Perla Negra dijo...

Jajaja María, buenísima tu teoría!!!

En el infierno no tendremos que beber 2 litros diarios de agua para estar hidratadas, ni caminar media hora al día, ni comer 5 nueces para el colesterol, ni un kiwi para desayunar..... Viviremos a base de mojitos, donuts y golpes de cadera!!

Voy a empezar a mezclar basuras, derrochar agua y andar en coche, que hay que hacer méritos para entrar!!!

Anónimo dijo...

Ay! mi madre! si ni el Papa sabe ya lo que invertarse!!!

Ya dicen que cuando el demonio no tiene que hacer mata moscas con el rabo... Qué deje de trabajar que se supone que él el cielo lo tiene ya ganado.

Marta

Lara dijo...

Sisi y siii,tienes razón en todo!!!es algo en lo que llevo pensando desde ace tiempo y que me sorprende,no entiendo por qué hacen las cosas tann caras!!de exo,tengo una camiseta de zara(totalmente sin más)de algodón orgánico que me costó 20 euros!!!en fin...yo lo único que hago es reciclar...el resto lo intento,pero no lo consigo!!!jeje

BESOSS

Lucy dijo...

Uyyyy como está el patio!! jajajaja

Volviendo al tema....yo soy muy poco "eco" pero mas que nada pq no puedo. Mientras esté dentro de mis posibilidades, pues lo hago. Apago luces, cierro grifos, llevo las pilas a su contenedor, separo la basura....
Pero por ejemplo no puedo utilizar el transporte público (vivo a 10-15min del centro), pq no me cuadran los horarios ni de broma y muchas veces ni pasan!!
Y el aceite, donde lo reciclo? Donde yo vivo no vienen a recogerlo,ni hay contenedor para papel....
Un desastre!!!
Por eso, q no hago más pq se empeñan en q no lo haga!!

MEL dijo...

Marta, lo del bastoncillo cuenta? es que el otro día se me cayó la caja entera, tengo más puntos que vosotras!!!!

Si, si, hay que cuidar el planeta que de momento no tenemos otro, aunque yo me estoy planteando reservar plaza para Marte, el primer chalecito con vistas a las minas rojas será mío!!

Ely dijo...

Apago las luces para pagar menos a Fenosa, ahorro en agua para pagar menos a Emalcsa, uso bolsa de tela, y un carrito con Marilyn Warholeada porque me parece super fashion, pero no separo las basuras... porque tendría que llevar la basura en el coche hasta el contenedor. Adoro hoss intropia... y tengo una herboristeria¡¡¡ se puede ser mas eco?

baballa dijo...

Hola, pues que quieres que te diga maría a mi el número de ELLe de este mes no me ha gustado mucho, las fotos si alucinantes pero como me cabrea tanto el tema (ya lo habéis dicho todo) pues que quieres que te diga y en una familia de 4, ser eco pues que quieres que te diga, no todos los bolsillos podemos permitirnoslo.
besos
gracias por pasarte por el blog!! se agradecen los comentarios

María dijo...

No, no, Perla Negra!!! si contaminas a propósito no serás guay y no entrarás en el infierno, salvo que lleves camisetas de "Talleres Manolo"!!!!

María dijo...

Marta, has comparado al papa con el diablo??? jajajaja, cada día me caes mejor!!!!

María dijo...

Lara, aunque parezca mentira ya haces más que la mayoría, ya ves, eres eco sin quererlo

María dijo...

Lucy, lo del transporte público da para un post él solito. De hecho, me pongo a ello ya mismo

María dijo...

Mel, Marte???? Yo prefiero Venus, mucho más acorde con mi personalidad: femenina, misteriosa y potencialmente incompatible con la vida

María dijo...

ely, el carrito de Marilyn es lo más!!! Yo estoy esperando para comprarme uno que he visto es Pórtico que me encantó, pero es que no tengo tiempo de pasarme!!! Esta tarde, antes de ir a veros a Noich y a ti, a ver si saco tiempo

María dijo...

Baballa, las ideas de tu blog me encantan!!!

Ser "eco" con dos niños en casa consiste básicamente en tratar de no ser anti-eco, que ya bastante es...

Perla Negra dijo...

Vale, María, no contaminaré a propósito pero a ver cómo hago para entrar porque aquéllo está más concurrido que la playa de Salou!!

De todas formas, yo funciono con luz solar, ¿se puede ser más eco que eso?

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con todos los comentarios, desde la que afirma que no se puede ser ECO siendo mileurista (si lo sabré yo) hasta la que se pide ir al infierno, porque allí habrá muchos como Cole (por favor, que alguien me garantice que eso es cierto!!!!)

Pero yo hago lo que puedo (reciclo, reutilizo, intento reducir residuos, separo el aceite...) y me digo a mi misma y a quien quiere escucharme que cada uno es responsable de lo que hace. Está claro que yo sola no puedo cambiar el mundo, ni lo pretendo. Pero si yo hago lo que puedo y los demás también, ya habremos cambiado algo, ¡qué caray! Y no hablemos de transporte público y la hipocresía de los amos del mundo (las petroleras) que me desmando!!!!

Susana

MEL dijo...

Vale, vale, tú a Venus, la diosa del amor, yo me quedaré en Marte que es EL DIOS, de la guerra, si, pero no deja de ser DIOS. Bloguearemos desde allí? y si quedamos algún día lo haremos en Saturno? es que su aro es de lo más chic...

ECOS, ECOS, hay que ser ECOS, si, salvemos el planeta, hermanas!!!

María dijo...

Perla Negra, jajaja, yo funciono con luz solar y con Cacique500 a partes iguales, jajaja

María dijo...

Susana, desmándate todo lo que quieras que este blog no tiene censura, salvo casos delictivos.

Y sí, te garantizo que el infierno está llenito, llenito de Coles por doquier... una docena por cabeza, más o menos!!!

María dijo...

Mel, jajaja, nos estoy viendo, de copas por Saturno, en plan "Los Supersónicos" pero mejor peinados

MEL dijo...

Perla, puedo preguntar qué haces de noche? porque tía... y en días nublados, como el 80%, funcionas al 100%? cuenta, cuenta!!

M. dijo...

Realmente creo que la pasta que se están gastando en "animarnos a ser verdes" es una pura estrategia de publicidad, ni más ni menos, sin ningún tipo de conciencia detrás. A mí me indignó bastante leer algunas cosas que comentas en el post en la ELLE de este mes, como lo de las cremas, etc. Que nos compremos cremas de La Mer, porque cuidan el medio ambiente, y zapatos reciclables? se están riendo de nosotros o qué??

Creo en cuidar el planeta, en no malgastar recursos, en ahorrar agua, energía, reciclar, no contaminar ni ensuciar por las buenas, utilizar el transporte público cuando nos sea posible.... cosas que están a nuestro alcance y que deberíamos hacer todos. Pero está llevándose todo a un extremo esnobista, cuando lo que realmente debería hacerse es invertir todo el dinero que se gasta en este tipo de reportajes para hacer algo efectivo, como lo que comentas: acceso a productos ecológicos sin precio desmesurado, etc. Y lo de las empresas contaminantes y las multas ya no digo nada, que me caliento más!

En fin, que yo creo que la conciencia ecológica que proclaman este tipo de reportajes es un cuento :/

Besos!

María dijo...

m., yo es que no comprendo, tal y como te pasa a tí, por qué no se invierte toda esa pasta en "subvencionar" el acceso a ese tipo de productos, en mejorar y abaratar el transporte público...

Anónimo dijo...

Dicen que cuando Jesús llegó a la puerta del templo le dió tal ataque de ira -pecado capital, no hay que olvidar que Él era humano- que volcó todos y cada uno de los puestos de los mercaderes. Imagínate lo que pasaría ahora si llegara al País Vaticano.

Siempre ha habido clases, el Papa no tiene que ser eco, puede gastar todo el papel que quiera encíclica p´arriba encíclica p´abajo que su parcela en el cielo se supone que ya la tiene.

Me estoy metiendo en un berenjenal, y no quiero que se te quejen, es otro temita que me enciende jajajaj....

Marta

María dijo...

Marta, aquí la opinión, como el aire, es libre.

Yo personalmente admiro a quienes tienen fe en dios. No así a los que la tienen en la iglesia.

Perla Negra dijo...

Mel, pues viviendo donde vivo, he tenido que buscarme un suministro alternativo: STOLICHNAYA. En caso de falta de vodka, me adapto al medio y funciono con cualquier líquido que contenga alcohol, desde cerveza hasta tequila.

Es muy efectivo en días nublados y a partir del anochecer.

María dijo...

Perla Negra, prueba a recargar pilas con luz lunar acompañada de una copa de Stonichnaya con zumo de naranja y un par de maromos... es mano de santo, sustituye cualquier luz solar... lástima que no valga como fórmula de energía alternativa para las placas solares.

Perla Negra dijo...

Me lo apunto, María, me lo apunto....sobre todo lo de los maromos, jajajaja!!

María dijo...

Ay, de verdad, qué semanita llevamos y solo es martes... amenaza tormenta, jajajaja

Ana dijo...

Una cosa! hasta reciclar la basura es más facil para los que tienen facilidades económicas...es decir, yo la reciclo porque mi chico se empeña, si os digo la verdad, pero maldita la gracia que me hace, porque si tienes una cocina grande o un lavadero, pues puedes, pero en una minicocina, monísima, pero mini, me desespera tener 3 bolsas distintas al retortero, más el vidrio!!! cuando mi chico no me ve, lo confieso, hago trampas y tiro el cristal en los plásticos, así, sin hacer ruído, que no se rompa...(sigo ganando puntos para que me dejen pasar del tirón al mundo Cole y no me tengan en el purgatorio...María, otro sitio que debe ser para requetemorirse)

María dijo...

Ana, efectivamente, hay que ser consecuentes.

Veamos:

Como hay crísis, no hay dinero para comprarse una casa con huertito, así que me conformo con alquilar un pisito de 50m2 (con suerte) en el que en la cocina quepo yo si sale la sartén. Entonces, ¿dónde coño meto yo tres cubos de basura diferentes, más el del vidrio y el del papel? Por no hablar de la garrafa para el aceite usado...

Claro que siempre podemos marcharnos a vivir a una casa más grande, en las afueras, que sale más barato... eso sí, si tengo pasta para un coche híbrido, porque ya hemos dicho que del transporte público no hablamos, ¿no?

Anónimo dijo...

Tengo fe en Dios, en el vodka con limón -o cualquier otra bebida reconstituyente-, en el Sol -energía alternativa-, en los maromos rollito "soy malote pero tierno", ya solo me falta adorar a los "jimichoo" de 15 cm. de tacón para sentirme en casa jajajajaj...

Marta

María dijo...

Marta, jajaja, compartimos muchas creencias!!!

Yo también creo firmemente en los maromos "malotes pero tiernos", en lso tacones de 15 centímetros y en las energías alternativas.

Y en dios creo menos, pero principalmente porque estoy convencida de que es diosa...

Ana dijo...

jaja!! no del transporte público casi mejor que no, prefiero andar, que al menos endurezco piernas...perdón, que no es que lo necesite, en el hipotético caso, of course, como tú dices...

Me has recordado con lo del huertecito a mi padre, que siempre dice cuando ve las noticias que al final se va a ir a plantar al campo...lo más triste es que yo, que siempre me he reído de él, empiezo a entenderlo...cada vez más frecuentemente.

María dijo...

Ana, tu padre es un hombre sabio, como Ángel Martín, que también dice lo mismo.

Mira, te digo una cosa, mis suegros tienen un huerto y no veas qué pedazo de verduras nos zampamos!!! Es que además mi suegro tiene mano para esas cosas.

Ana dijo...

Si, Marta, yo también creo en el vodka con limón, lo único que me hace coger el puntillo (en cuanto a bebida alcohólica se refiere, claro) y en los malotes pero tiernos, que no se que tienen pero siempre nos encuentran todos los puntillos!!!
Ay, perdonarme pero hoy estoy fatal, es que en Málaga hace un calor...

María dijo...

Ana, en Coruña hace un tiempo estupendo y yo estoy igual de mal, debe ser un virus transmitido por la blogsphera... no sé.

Yo en lo que más creo es en los malotes tiernos... o al revés, en los tiernos con cara de "soy dulce por fuera pero mi pasado me tortura", como el de Prision Break... ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

MEL dijo...

María, a mí si es malote como si está caducao de 1 semana, me da igual!

María, JAJAJAJJAJA
Perla, JAJAJAJAJAAJA
Ana, JAJAJAJAJJAJA
Marta, JAJAJAJAJAJA

Ahora no os pongais a contar los JA's, eh? dios, memeo

Cruela dijo...

uYYYYY me gustaría pero me temo no soy Eco, es que claro eso de reciclar en un piso es complicado, a mi no me cabe cubos para tanto deshecho... mi madre sí porque tiene garaje pero cómo me caben 3 cubos en una cocina pasillo... así que al final va todo al mismo cubo
Eso sí apago las luces, siempre pero como Ely es más para ahorrar.... también he dicho al banco que no me manden extractos en papel, los veo en la web...
Lo de la lavadora nunca hago prelavado
Ir en Bici jajajaja en Madrid no alcanzaría los 42...
Y lo dicho al final de tu post...
toda la razón
jajajajja
Besos

Ana dijo...

jajajaja!!!Ay, Dios! o quien sea!! me iba a ir para relajarme y me sacas al de Prision Break, que, según mi chico, es la única serie violenta que le dejo ver sin quejarme!! jaja!! por qué será?

A mí me encantan los corderos con la piel de lobo bién curtida...

María dijo...

Jejeje, voy a contar un secreto:

Cuando conocí a mi chico yo era "su jefa". Entró por la puerta como "el nuevo" y yo acababa de ascender hacía 10 horas, con lo que estaba más perdida que un pulpo en un garaje.

Para no parecer borde ni idiota, le dije: "Mira, esto es tan nuevo para mi como para tí, así que aún no tengo muy claro con qué equipo debes salir".

Su respuesta fue:

"Mira, niña, cuando sepas lo que tengo que hacer me llamas"... y se do la vuelta.

Cuando fui a vuscarle sonrió abiertamente, le dije que podía escoger entre el equipo 1 y el 2, y me dijo "el que tú, digas, jefa".

Creo que en ese momento me enamoré de él, jajajajajaja

María dijo...

Cruela, lo que decimos, ser eco en según qué circunstancias es misión imposible!!!

María dijo...

Ana, es que Prision Break ha hecho mucho daño a la justicia:

Yo, desde que vi el primer capítulo, he decidido que quiero delinquir hasta que me trinquen. y luego exigir una cárcel mixta pero ya!!!

Eso, o tener ujna leche en avión y quedarme tirada en una isla paradisíaca con un iraquí maravilloso, un médico super tierno pero atormentado y un malote con pelos de surfer... mira, así, hasta me importaba un cuerno no tener secador del pelo.

MEL dijo...

Jo María, qué bonito, parece un guión de una comedia romántica, a quién ponemos de protagonistas?

Me voy a comer, si consigo parar de llorar, claro.

Ana dijo...

Puestas a contar secretos...mi caso fue al revés, mi chico era mi jefe...un tío duro, y yo, como ya he contado al principio, más perdida que na...me dejaba sola en la obra en situaciones muy embarazosas, no mostraba compresión ni nada de nada, me trataba como si me hubiesen salido los dientes allí entre el barro y los pilares...y a mí me picaba mi orgullo un montón...y cuando me dijo un día: me cuesta mucho trabajar contigo, porque no pienso en el trabajo, así, sin querer decirlo...pensé: es mi cordero con la piel de lobo...ainssssssss

Anónimo dijo...

Yo también me voy a comer y mientras voy de camino a casa (unos 30Km.) intentaré averiguar cómo hemos llegado hasta esta conversación, con lo cabreada que he empezao yo jajajajaj.... Mira que en Zaragoza hoy hace fresco, pero me voy a tener que poner el aire acondicionado en el coche....
Qué calores y XXXXXDDDDDDDDD qué poco ecológica.


Marta

Ana dijo...

Marta, jajaja! también me voy a comer, y beberé agua con hielo y helado de postre, a ver si así...

Mer dijo...

no me gustaron nada esas fotos... :-(

estoy de acuerdo con lo de las multas, allí tenemos un gran problema!!
beso

mirash dijo...

Yo soy ecológica de conciencia. Me preocupa el medio ambiente, no desaprovecho el agua ni la luz y monto en cólera con las talas indiscriminadas, la basura por la calle, el uso de pieles de animales en extinción, y demás barbaridades propias de la gente incívica. Pero soy perfectamente consciente de que porque yo tire un envoltorio a la papelera no voy a salvar al planeta y de que mi coche no es el causante principal de los agujeros de la capa de ozono. Lo hago por una cuestión de educación y responsabilidad, sin esperar que con eso consiga salvar al mundo. Si realmente quieren hacer algo relevante por el medio ambiente que ataquen primero a las grandes fábricas, los caciques del Amazonas, los comerciantes de armas, marfil y pieles; etc. Seguro que así detienen un poco más deprisa el deterioro del planeta. Porque si esperan que nosotros hagamos algo apagando el pilotillo de la televisión, que se sienten, porque la cosa va para largo.

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.