LA GUERRA DE LOS MEDIOS -con nosotros, la audiencia, justo en medio-

¡¡¡Más audiencia, que es la guerra!!!






Este podría ser el grito de apareamiento –o de lo que sea- de cualquier programar televisivo que se precie en estos locos, locos tiempos de confusión mediática que vivimos.

La proliferación de los canales en abierto en esta España mía, esta España nuestra, que nació augurando un revulsivo en cuanto a cantidad y calidad de la programación, ha resultado ser una excusa maravillosa para que los mandamases de las cadenas opten por una de estas dos alternativas: o bien meternos hasta en la sopa bodrios de casquería corazonil de lo más reiterativos, o bien lanzarse piedras entre ellos al más puro estilo “rebota, rebota y en tu culo explota”.

¿Qué por qué? Pues en el primero de los supuestos, porque la casquería sale barata, requiere poco trabajo y el programador presupone que somos idiotas y/u/o nos lo hacemos divinamente. Y en el segundo… pues porque argumentar es muy pesado, madre mía, qué tedio. Mejor insulto que es más sencillo y desgasta menos.




Y es que la audiencia, la numérica, no es como las deudas, que se multiplican a sí mismas divinamente. No, no señores. Audiencia potencial somos la que somos, o sea, los 40 y pico millones de españolitos que residimos en terreno patrio y que contamos con aparato televisivo en el salón/cocina/dormitorio. Y claro, 40 entre 2 sale a más que 40 entre 15. Es una simple cuestión matemática.

A este algoritmo de primero de primaria se suma un componente mucho más divertido: la rivalidad política. Las televisiones, como los periódicos y las radios, tienen línea editorial. Es algo lícito… es más, es algo lógico. De hecho, no comprendo por qué algunos medios se empeñan en desmentir sus tendencias políticas. En fin, a lo que vamos, que me desvío.

El caso es que, además de los encontronazos ideológicos entre medios, y de la guerra por las audiencias, a la ecuación hay que sumar un nuevo elemento: las rencillas entre directivos/presentadores/equipos, en algunos casos más ancestrales que el pan.

¿Y qué tenemos si sumamos todo esto?

Pues…

Guerra de audiencias + guerra ideológica + guerras personales = Programación actual en las televisiones españolas.






Ejemplifiquemos el problema, exactamente igual que lo hacía mi profesor de derecho de los medios:

CASO 1: TELECINCO vs LA SEXTA (O lo que es lo mismo, “Está Pasando” contra “Sé lo que hicisteis…”)

Cuando La Sexta, la más joven de las cadenas españolas con emisión en abierto, estrenó “SLQH” el formato resultaba fresco y original. De hecho, para mi lo sigue siendo, pero voy a obviar valoraciones personales para que quede más claro el caso.

El programa basaba su formato en la emisión del clásico “refrito de zapping” que tan famoso hizo la cadena amiga en formatos como “El Buscador de Imágenes”, pero añadía unos presentadores con chispa y unos guiones aún con más chispa, que comentaban las imágenes “robadas” a otras cadenas. Si a esto le adjuntamos algún sketch rozando el absurdo y reportajes en tono de humor al más puro estilo “CQC”, pero con menos malicia y un tono más blanco, obtenemos la fórmula mágica.

El caso es que el formato comenzó a funcionar de forma imprevisible, y ganó audiencias a pasos agigantados, mientras que la cadena líder hasta el momento, Telecinco, perdía puntos de share como quien pierde las llaves un sábado en El Playa. Y ocurrió lo que tenía que ocurrir.




Telecinco comenzó una guerra sin cuartel contra La Sexta, llevando a tribunales el presunto robo de imágenes, que se tornó de “presunto” en “confeso” en cuando La Sexta acató el fallo del magistrado, que les impide emitir imágenes de la cadena amiga. Durante la contienda, Telecinco pasó del ataque “profesional”, más o menos similar al que La Sexta venía realizando, ridiculizando contenidos y formatos, al ataque personal. Patricia Conde, la presentadora de SLQH, aparecía tantas veces en Está Pasando que llegué a creer que había fichado por Vasile. Hasta que le puse el volumen al aparato y escuché que la llamaban “creída”, “sosa”, “antipática” y hasta “recauchutada”. La etapa coincidió con la ruptura de su relación con Dani Martín, el cantante de El Canto del Loco, momento que Está Pasando aprovechó para –agarraos, que vienen curvas-… ¡¡¡Felicitar la cantante por romper con la presentadora!!! Incredible but truth, señores.




Mientras el tribunal deliberaba, los reporteros de uno y otro programa se hacían la vida imposible –parecía que trabajaban juntos, de tanto salir juntos en antena-, hasta que un buen día el tribunal dictó sentencia, y La Sexta tuvo que dejar de emitir imágenes de Telecinco. Eso sí, el veto ha dado mucho juego a los chicos de SLQH, que han aprovechado para aumentar los sketches sobre la cadena amiga, inventando incluso un formato informativo, “Qué está pasando ahora en Telecinco”. Su sketche “Los lunes al sol” batió records de audiencia en antena, y también en la red de redes. Eso sí que es poner al mal tiempo buena cara, y mejores resultados.

A día de hoy, Telecinco reordena compulsivamente su programación, mientras pierde audiencia a puñados, tratando de dar con el talón de Aquiles de los chicos de SLQH, a los que la fortuna les sonríe en forma de ampliación de horario: media hora más al día. Veremos lo que dura.

CASO 2: INTERECONOMÍA TV vs LA SEXTA (ahora que lo pienso, La Sexta está en todas, madre mía, jajajaja)

Para los que no sepan lo que es Intereconomía Tv es una cadena abierta de televisión de corte conservador, que, en este caso, no entra en guerras de audiencias a nivel nacional por el sencillo hecho de que juega en otra liga. Es decir, en este caso, el tema “me has robado mi espectador, devuélvemelo” no entra en la ecuación. Aquí la disputa va de otro palo, concretamente del ideológico.

Todo comenzó cuando La Sexta compró el formato “CQC” y comenzó a emitirlo en horario de prime time, con, reconozcámoslo, moderadísimo éxito de audiencias. Pero en este caso, insisto, nosotros, los pobres mortales que vemos la tele, no somos el motivo de la disputa.




El caso es que el programa continuaba con la misma línea irreverente y reivindicativa de sus inicios –allá en la era Aznar, en Telecinco-, y un buen día envió a Estíbaliz Gabilondo, su reportera, a entrevistar a Carlos Fabra, Presidente de la Diputación de Castellón, con un caso pendiente de juicio que un grupo de vecinos había denunciado. Al no conseguir ser recibida en el despacho del político –algo a lo que el político tiene todo el derecho, pero que desde el punto de vista mediático es un error del quince, os lo digo como profesional, no como blogger-, la reportera se plantó en un pleno al que acudía el presidente para, como se dice en estos casos, tratar de lograr un “canutazo” (o sea, meterle el micro delante y soltar la pregunta, a ver si larga el tío). El caso es que por allí rondaban los compis de Intereconomía TV, vestidos como los reporteros de CQC, que, al detectar a la muchacha, se lanzan a rodearla para impedir que se acerque al político. La refriega termina relativamente mal, pero multiplica la audiencia del programa de La Sexta, mientras que Intereconomía Tv tuvo que saltar a la palestra a desmentir las acusaciones de boicot a –y aquí cito textualmente- “la sobrina de Gabilondo”.




Este primer encontronazo halló cuna y nido en El Intermedio, el magazine diario presentado por El Gran Wyoming, un espacio que analiza desde el humor y la ironía la actualidad política y social. No se sabe muy bien por qué, pero Intereconomía Tv, un buen día, decidió que el programa no le gustaba (bueno, sí se sabe por qué, claro). Quiero decir que lo inexplicable es que la cadena decidiese dedicar buena parte del contenido de uno de sus magazines, “Más se perdió en Cuba”, a poner de vuelta y media a los presentadores de “El Intermedio”. Nótese que he escrito, muy conscientemente, “presentadores”, y no “programa”, porque del contenido del mismo poco o nada se ha criticado en “MSPEC”. Lo que se critica, con adjetivos como “bufón”, “feo”, o “el oficio más antiguo del mundo” (seguido este último de un vídeo de Beatriz Montañez caracterizada de prostituta durante un sketch), es a los presentadores, y nada más que a ellos.

El caso es que el pasado viernes se vivió el hasta ahora último episodio de este culebrón. Intereconomía Tv lanzaba, en “rigurosa exclusiva mundial”, un vídeo en el que Wyoming insultaba a una becaria que interrumpía un ensayo del programa. La emisión fue seguida de un análisis del vídeo en el que el presentador no salía precisamente bien parado.




La Sexta anuncia entonces que el lunes explicará si se trata de un video real o no. Y aquí es donde las audiencias sí entramos en el bote. El Intermedio del lunes multiplica su audiencia exponencialmente, sumando curiosos, cotillas, enemigos deseosos de escuchar las excusas del presentador y acérrimos defensores convencidos de que el video ha sido manipulado. Ya en la recta final del programa, y tras un “recopilatorio” del caso, Wyoming se arranca con las disculpas:

“Tengo que pedir perdón a la audiencia, a nuestra querida compañera… y sobre a Intereconomía Tv por habérsela colado”.

Acto seguido su compañera explica que se ha tratado de una encerrona. Después de que los chicos de “MSPEC” les acusasen de malos profesionales, los de El Intermedio deciden demostrar que no son ellos precisamente los que carecen de profesionalidad, y graban un fake, es decir, un video “falso”. En él Wyoming insulta a la presunta becaria –realmente redactora en plantilla del programa-. El vídeo completo muestra cómo, al terminar el Sketch, el público aplaude mientras la supuesta becaria muestra un cartel en el que pone “Os la hemos colado”. Wyoming, a su vez, luce otro en el que puede leerse: “Soy cabrón, pero no tanto”.

El video, obviamente sin el final completo, es remitido de forma anónima a Intereconomía TV, que responde al correo agradeciendo el favor, pero sin consultar quién o quienes son los remitentes, o de dónde ha salido el video. Emiten el cebo… y resultan cazadores cazados.

Hasta aquí los casos prácticos… y ahora, es el momento de analizar los resultados, que, básicamente, son nefastos.

Pese a que no sorprenda a nadie, quiero dejar claro que soy seguidora tanto de El Intermedio como de Sé lo que Hicisteis. Es el tipo de humor con el que sonrío a diario. Pero me preocupa mucho que estos programas, diferentes, al menos a mis ojos, terminen por entrar al trapo y declarar abiertamente la guerra a las cadenas que los han atacado.




A mi personalmente me molesta como espectadora que se juegue con nosotros de esta manera, básicamente porque creo que nos merecemos un respeto como audiencia. Señores, las leches, se las dan ustedes en casa, si gustan. En antena, hagan el favor de mantener ciertas formas. Tiene que haber mejor manera de ganar share que poniendo a parir a la plantilla de la cadena “enemiga”, y mejores métodos para recuperarlo que impidiendo al programa que me está robando espectadores mantener su ritmo.

La lucha por ganar audiencias debería limitarse a mejorar la programación y dejar de emitir bodrios pasados de moda que han caducado hace siglos. Porque nos merecemos algo mejor que eso… aunque después de saber que en TVE le han pagado una pasta a Ortega Cano por hacer de El Hombre de Hojalata en Mira Quien Baila, empiezo a creer que las cadenas de televisión, al menos algunas, creen realmente que somos idiotas.




P.D.: Este post es idea de Eva. Espero haber satisfecho tus deseos, para mi, órdenes. Jajajaja.




HOY EN CORUÑA: La Galería Ana Vilaseco estrena mañana jueves su nueva exposición, plagada de la pintura de Luis Lleó. Allí podemos vernos a partir de las 20:00, en Padre Feijoo 5, 1º.



SUENA EN MI I-POD: “Sálvese quien pueda”, el último single de los chicos de Vetusta Morla, uno de esos grupos que todo el mundo se empeña en catalogar. Sale de su álbum “Un día en el mundo”, que copié descaradamente a mi hermano estas navidades después de que se lo regalase mi tío, o sea su padrino.

36 comentarios:

Sonia de Gijón dijo...

Totalmente de acuerdo contigo María. Felicidades por el post.
Besos,

Sonia.

Vistiendo a Candela dijo...

Muy bueno María y totalmente de acuerdo.

baballa dijo...

Bueno, buenísimo... muy fuerte lo que está pasando en la tele, yo hace mucho que me he pasado a las pelis directamente.
besos

Ely dijo...

Menudo ARTICULO de investigación nena... felicidades lo primero
Ahora a opinar. No veo programas de cotilleo, solo veo series y concursos... no estoy dispuesta a encender la tele, sentarme en el sofá y que unos "profesionales" hablen y nos traten al publico como gilipollas... No veo el de la conde... como mucho, me leo en el foro de Vogue un post dedicado a ella y sus modelitos, me parece que hace un papel de tontisima y que se ha terminado por creerselo, porque ya se comporta como una tonta unineuronal hasta en el anuncio de las rebajas... Mis series, mis pelis, mi internet... y ellos... allá que se maten

jose_airam dijo...

La verdad es que antes veía más tele, pero ahora, con los horarios que tengo no veo más que series y reality shows, de los que me considero casi adicto. De todas formas, la manipulación hace que cada vez los vea menos.

No me gusta la sexta, creo que mucha audiencia la sacan del resto de televisiones de una forma...digamos que un poco sucia, aunque por otra parte es lo que hacen casi todas.

Enhorabuena por el post!
Besos

María dijo...

Sonia, muchas gracias!!!

María dijo...

Candela, gracias!

Cactus dijo...

Ay Maria!
Qué magnífico post!

Yo es que no puedo hablar mucho de estos politiqueos porque me enervo enseguida! Y más si pienso que vivo en Castellón y por supuesto, conozco el caso Fabra.
Soy acérrima de CQC, y cuando me enteré de lo que ocurrió con la reportera cuando intentó hablar con Fabra, la reacción de él, de Intereconomía y de todo el entorno castellonense, me dí cuenta de que una de las pocas cosas claras que tengo en esta vida es que quiero salir de esta ciudad cuanto antes!!

En cuanto al tema en si, la guerra de medios, sólo puedo suscribir lo que tú dices y manifestar mi adoración a SLQH y a ese humor tan ácido a pesar de las chorradas que se les ocurren a los de "la cadena amiga"!

Un beso y gracias por estos posts!!

María dijo...

Baballa, reconozco que veo menos tele de la que veía.

Suelo ver:

Sé lo que hicisteis, un ratito
El Intermedio, entero (o casi) algunas veces.
House, casi siempre
El Telediario de TVE, cuando lo pillo, y en el 24 horas a las 6.15, cuando me levanto.

Y ya. El resto, películas. La última, ayer noche, "Camino". Y me gustó. Angustia y esperanza en la humanidad a partes iguales

Teresa dijo...

Yo veo las noticias de la tele, de la cadena que coincida porque me da igual. Y nada mas. La mayoria de los dias esta apagada en mi casa, por lo asquerosa que es y el millon de anuncios que hay que tragar. Mi 'guerra' particular es que hasta que no pongan cosas interesantes, en vez de programas de marujas y basura, yo no veo mas que las noticias. Yo estoy con Groucho Marx: 'Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro'.

María dijo...

Ely, gracias. No veo programas del corazón más por vergüenza ajena que por otra cosa.

María dijo...

Chema, a mi en cambio me hace mucha gracia la programación de La Sexta

María dijo...

Cactus, aunque defiendo a los programas como CQC, porque me gustan y encima comparto sus ideas, reconozco que a veces son "mú pesaos"... ahora, como asesora política, que es mi trabajo, soy de las que piensa que es mejor dar la cara una docena de veces que esconderte

María dijo...

Teresa, qué gran frase la del señor Marx!!!!

Noa dijo...

Buffffffff!!!!! que complicado. Mira, creo que con la tv pasa algo parecido a la publi, es decir, la publi convencional (mi detergente es el que mejor limpia, bla, bla, bla) está agotada. De ahí el éxito de Amo a Laura y la nueva campaña de Fernando Torres (en la peluquería coruñesa, que al final resultó ser una campaña de un banco). Pues con la tele pasa algo parecido, está agotada y este parece ser el nuevo camino que va a seguir ¿Me gusta? Pues no, pero siempre podemos apagarla y tomar unas cañas con los amigos, que eso sí que es entretenimiento.

María dijo...

noa, cuánta verdad, unas cañas con los amigos son mucho más productivas

Anónimo dijo...

La verdad María, es que no soy seguidora de ninguno de los programas que comentas, me parecen todos terriblemente malos pero creo que tienes razón en cuanto a que se manipula a la audiencia y todo va en detrimento de la calidad televisiva.
Qué que veo yo? Pues docuementales de la 2 de bichos no, veo series, principalmente norteamericanas y ahora mismo fama porque el baile es una de mis pasiones.
De lo demás los aguanto 3 minutos, no puedo más con ellos.
besos
otra MAría

MEL dijo...

María, te superas con cada entrada, tía, flipo!

Me encanta Wyoming, antes y ahora, y las mete dobladas el tío. Veo el intermedio a veces, aunque ultimamente estoy muy ocupada a esa hora...

Lunes: Cashemire mafia y los borregos
Martes: One tree hill y Aida
Miércoles: futbol y futbol, Acusados o peli
Jueves: suelo estar fuera
Viernes: estoy fuera

Ahora que lo pienso, vaya mierda semana! jajajajja

Veo poco la tele, no me gustan los informativos, no me gustan los documentales, no me gustan los programas de cotilleo, disfruto más jugando a la Nintendo y leyendo un libro. Aunque las series y las pelis me las bebo, mezcladas, no agitadas.

Al grano, es una puta vergüenza lo que hacen hoy en día con las cadenas de TV, pero es un vil reflejo del mundo en que vivimos, una mierda, vaya.

Ana dijo...

Muy buen post María!! tenía ganas de que hablaras del tema, no te lo había pedido porque no tengo time ni para comentar ultimamente...

A mí me gusta SLQH y El intermedio, es cierto (de lo poco que me gusta en TV), pero tratré de ser algo objetiva.

Estoy de acuerdo contigo en casi todo lo que has dicho, que además lo dices estupendamente: flipé cuando ví lo q decian en Esta Pasando de Patricia cuando lo dejo con Dani, flipo cada vez que veo Intereconomía, tanto con los comentarios que hacen sobre presentadores como sobre la gente en general que no comparte sus ideas políticas (es más, creo q me voy a comprar un libro de texto de Educación para la ciudadanía para ver lo q realmente dice, porque eso tiene que ser peor que los de instrucción a terroristas, según lo que se dice en este canal...). Vamos, que veo Intereconomía a veces para alucinar un rato, en vez de ver una peli de ciencia ficción los veo a ellos.

Y lo que me da rabia es que algunos medios quieran acusar al GW de poca ética periodística por hacer una encerrona (para mí ha estado genial, incluso siguen sin insultar personalmente a quién de ellos han dicho de todo), cuando el representante de la prensa o como se diga, lo que pienso que debería haber hecho hace ya tiempo, es prohibir (se que no puede, pero al menos pronunciarse) que se insulte sin ningún principio, ya no periodístico, sino ético (con razón no les gusta EPC), a unos presentadores, que, sí, defienden unas ideas políticas CON HUMOR, pero sin insultar personalmente a nadie.

Es que Intereconomía llama titiriteros (lo más bonito que dice) ya no a los políticos de izquierdas, sino a todo el mundo que no comparte sus ideas.

Y lo de las audiencias es una vergüenza...

Perdón por el ladrillo, pero es que me indigno...

María dijo...

ana, qué bien te explicas.

Aluciné bastante con el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid emitiese un comunicado censurando el comportamiento de Wyoming, no por el contenido -es censurable lo que han hecho, y mira que los apoyo- sino porque jamás antes se habían pronunciado en esta guerra abierta en la que se ha dicho de todo, y no precisamente desde ese flanco, la verdad

Pati dijo...

Tele? Qué es eso?

El mejor invento de la tele son las series, las buenas, las que tienen guión. Y esas las puedo ver en Internet (descargadas o no), así que la tele la dejo para que haga compañía al DVD. Me he desacostumbrado, no puedo ver un programa entero de TV, sorry. Y lo mejor es que no sé lo que me pierdo, como no la veo nunca...

Mary, seguimos con el Plan Galicia, no desesperes. A ver si vamos para tu cumple, estaría genial, no?

Besiños

María dijo...

Patiiiiiiiiiii!!! Venid, porfaaaaaaaaaaa

Me hace una ilusión loca pensar que, a lo mejor, puedo hacer coincidir las dos cosas. Aunque como si venís en 16 de abril, lo importante es que vengais!!

Mis últimos descubrimientos "seriales" son "True Blood" y "Mad Men"... me chiflan!!!

Cruela dijo...

Yo no me había enterado de nada.. así que fue a la web y encontré los distintos videos...
Había uno de vergüenza ajena... hablaban de la tv de ZP, y de que gente como Wyoming era el ejemplo de lo que no querían los padres para sus hijos... y que por ello rechazaban la clase de educación a al ciudadanía.... impresionante... eso sí El Wyoming se hizo un autobombo impresionante... y a mí qué quieres que te diga me ha hecho mucho gracias
TRabajo en el medio y sí que la contraprogramación es un asco porque de tanto cambiar de hora, de día llegan a cargarse programas....
yo me enganchado a una serie de Neox que ponen a las 6 y por lo tanto sólo veo el fin de semana se llama aquellos maravillosos 70... es la monda
Besos

María dijo...

Cruela, me encantaba aquella serie!!! Con el bombón de aston Kurcher haciendo de idiota!!! Me chifla!!

Yo confieso que me reí a carcajadas cuando El Intermedio explicó el engaño, más por la antipatía que me despiertan "los otros" que por otra cosa, pero el jueguecito en sí no me gusta, me deprime que nos estemos volviendo tan idiotas. Perece que todos nuestros argumentos contra algo se bana en el "y tú más", y me dan ganas de llorar, de verdad.

Ellyllon dijo...

Me ha encantado el post.

Ante la intriga busqué el otro día el vídeo en youtube con toda la explicación del Wyoming de principio a fin. Y lo flipé en colores.

Yo el intermedio lo veía todos los días la semana que estuve con la gripe y sabía de las rencillas que se traía con el búfalo de MSPEC.
La verdad es que no me pareció ni bien ni mal. Yo no soy de poner la otra mejilla más de dos veces, así que entiendo que estén cansados de las acusaciones y el maltrato dialéctico al que están sometidos por este programilla de Intereconomía.

En fin, la verdad que yo de la Sexta sólo veo el Buenafuente a partir de las 12h y últimamente El Mentalista. El resto de programas no me dicen nada.

Yo realmente la cadena que más veo es la Cuatroº. Veo a Pablo Motos y El Hormiguero, veo House, Entre fantasmas, Cuarto Milenio, Password cuando he podido, Granjero busca esposa (que es que me meo), Callejeros...

Bueno, lo dicho, que me encantó el post, María.
Un besico
Elly

Ellyllon dijo...

Ah! una serie que me encanta de la sexta y que me da mucha rabia que la pongan tan tarde es "Cómo conocía a vuestra a madre".

Es genial!

Un besico again.
Elly

Eva dijo...

Me ha encantado guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
Estoy de acuerdo contigo en todo, me gustan esos programas (Patricia es I-DE-AL y Angel es bueniiiisimo, no tanto el Miki que me carga un poco), pero esta guerra está yendo un poco lejos, pq ya lo del intermedio fue la bomba, creo que la sexta tiene que reconducirse un poquito sino terminara muyyyy mal.
Y has obviado el tema del futbol, pq tb hay una superguerra entre la sexta y cuatro (y el plus)sobretodo y telecinco y las autonómicas con las retransmisiones de los partidos, que si ha pagado los derechos uno y el otro no, que si entran tus camaras y las mias no, en fin. Que vuelva el tomate!!! ja jaa ja
Yo veo la tele solo por la noche, me gustan las series y los programas ingeniosos y de humor pero estoy hartandome un poquito.
Un beso Maria y gracias

Perla Negra dijo...

María qué buenísimo el post!!

Tienes toda la razón, si las cadenas se quieren pegar entre ellas, que a nosotros nos dejen en paz. Bastante mierda es la televisión que hay ahora como para encima tragarnos sus disputas e insultos.

Yo veo poco la tele, el informativo, el Hormiguero y poco más. Pero en casa de los padres de mi S. son adictos a Intereconomía (sí, una cruz que me ha caído...) y me tengo que tragar El Gato Encerrado y demás bazofia (que no se me ofenda nadie, eh?).

Puedo decir alto y claro NO SOPORTO INTERECONOMÍA. Vale que cada cadena tiene su propia linea editorial pero es que ésta es totalmente sectaria. Faltan al respeto a todo el mundo que no piense como ellos, lo de llamar titiriteros a los artistas es sólo un ejemplo.

Besossss

Isabel Romana dijo...

Bueno, menudo trabajazo has hecho con este post. Te felicito. Y también por el premio que te ha otorgado paula, de cuyo blog vengo. Y me apunto. Saludos cordiales.

Rocío@LG dijo...

Muy buen post, muy trabajado. Por cierto, yo también soy fan de Vetusta Morla.

chloe dijo...

la verdad es que la tele es cada vez mas patetica, menos mal que existen cadenas que hacen cosas nuevas, y gracias a dios, dan series chulismas en Canal + como True blood, o se puede bajar Heroes o Perdidos de internet
pero como sigan a si, la tele va a tender a desaparecer, los mas jovenes cada vez prefieren mas internet
y hoy es el dia que prefiero muchisimo mas internet que la tele

Jean dijo...

POR FAVOR, VEO QUE AQUI HAY MUCHAS PERSONAS LISTAS PARA DAR SU OPINION... ASI QUE REALMENTE ME GUSTARIA QUE VISITEN MI BLOG Y DEJEN SU HONESTO COMENTARIO ^^
LOS ESPERO
http://trueavantgarde.blogspot.com/

Celia dijo...

Gracias por el post y por informarme. De hecho, no me había enterado de todo este lío de Wyoming y de Intereconomía.

De la TV lo único que se salva son las series (las buenas, con guión, como ya han dicho por ahí antes). Y los informativos, aunque dependiendo de cuáles...tampoco es que sean muy objetivos.

Lo peor de todo, es que parece que en lugar de hacer televisión para entretener, divertir e, incluso, culturizar a la población...parece que lo hacen para ellos mismos. Utilizan los programas para pelearse, insultar a los de otra cadena...
Otra consecuencia de esta "guerra de audiencias" es la contraprogramación...cambiar continuamente series de hora, empezar las series cuando acaba el fútbol que dan en otro canal, para no perder audiencia...Todas estas actuaciones denotan poco respeto para el espectador.
Sin embargo, mientras estos programas tengan éxito de audiencia no creo que cambien de estrategia.

Beatriz V.P. dijo...

Me ha gustado mucho tu reflexión, como siempre que te leo, aunque creo que es un tema que tiene los días contados. La televisión, al menos tal como la entendemos hoy día, se muere, está agonizante, y cosas como las que comentas son parte de sus síntomas. Para mi ya murió hace un par de años, desde entonces no he vuelto a encenderla, lo que quiero ver lo veo en internet, en youtube, cuando quiero y como quiero. Y creo que ese es el futuro de la tv, el tema audiencias y competencias será agua pasada!

Felisberto Ruiz dijo...

excelente investigacion...la audiencia tesoro cotizadissimo
besazo fashion

Anónimo dijo...

Thanks :)
--
http://www.miriadafilms.ru/ купить фильмы
для сайта siesqueasinosepuede.blogspot.com