SOY UNA TRENDSETTER... y si no te lo crees, peor para ti

Ha salido el sol.



Lo digo en sentido literal, que conste.

Después de muchos días de intensas, aburridísimas y poco creativas lluvias, ha salido el sol… y a mi me han entrado ganas de renovar el armario. Me pasa siempre con la llegada de la primavera, una estación que adelanto sistemáticamente un mes, para hacerla coincidir con los días postreros de febrero, y entrar así en el mes de marzo, el de mi cumpleaños, vestida como la diosa que soy.

Total, que este fin de semana, después de sacar de nuevo todas y cada una de las prendas que atesoro y recolocarlas en las perchas una y otra vez –esta sí, esta no… que parecía yo un Chimo Bayo en versión fashion-, decidí que necesitaba orientación.

Abro inciso: El tema de las perchas me trae por el camino de la amargura. Si de mi dependiese, lo tendría todo, y cuando digo todo quiero decir TODO colgado en perchas. Odio profundamente los estantes y cajones, salvo cuando se trata de los de la lencería. El sueño de mi vida es lograr un sueldo que me permita construirme un vestidor como el de Carrie en la película de Sex & The City. Sí, ¿qué pasa? Hay gente que quiere una casa con jardín, un Mercedes descapotable o un crucero anual por las Bahamas… yo quiero un vestidor donde los zapatos estén perfectamente ordenados y a la vista, y todo, absolutamente todo, cuelgue en perchas de madera. Cierro inciso.

Pues eso, que necesitaba ayuda, orientación, asesoramiento… y como no me apetecía nada bajar a por la Vogue al kiosco, me conecté a Internet para visitar los blogs de moda en la calle, o street style, que queda mucho más mono cuando lo escribes en inglés… pero no encontré nada que me emocionase… a ver, entendedme, todo me gustaba, pero, o bien se escapaba a mi presupuesto, o bien se escapaba a mi físico… o mejor dicho, mi físico se escapaba del modelo, porque mis carnes generosas a la par que bien torneadas no están hechas para pasear dentro de esos mini shorts. En fin…



Vamos, que andaba yo como vaca sin cencerro –ay, cómo me gusta esta expresión, es tan enxebre- cuando entre en el blog de Ely. Lo leo habitualmente porque me rio mucho con sus ocurrencias, y reirse es una terapia estupenda que lo cura casi todo, pero no lo tengo entre los blogs de moda, porque ella misma ha confesado en más de una ocasión que, como de moda escribe todo quisqui, ella escribe de lo que le da la gana.

El caso es que, mira tú por donde, Ely escribía de moda, y desentrañaba las claves de la nueva temporada que se nos hecha encima. A mi su resumen me pareció hilarante a la par que genial, e, incrédula y alucinada, me lancé a las calles en busca de esos supuestos objetos de moda que mencionaba, convencida de que se trataba de auténticas invenciones de su cabecita olla Express…

… pues no, oye, que era verdad todo. La madre que la parió a la temporada primavera-verano 09, leches, que tienes que ser idiota o estar majara para ponerte según qué cosas encima y saltar a la calle, como si fueses una Pe cualquiera, -o una Mo, que tanto me da-, que se plantan vestidos nude como si nada, ala, ancha es castilla, sin tener en cuenta que el color maquillaje no le queda bien a todo el mundo… de hecho no le queda bien a casi nadie. Por no hablar de según qué engendros de color verde marujita que me encontré en el escaparate de Bershka. En fin…

Me marché de fin de semana convencida de que no vería la luz al final de mi túnel estilístico, soñando con vaporosas camisas hawaianas talla XXS y monos con hombreras y cremalleras centrales, cuando de repente, sin previo aviso, mi cuñada me sugiere ir a pasar la tarde al feirón de Vilanova da Cerveira.

Un feirón es como una feria y/o mercadillo, pero en versión galaico-portuguesa, a saber: más ruidoso, mucho más divertido, y desde luego más imprevisible. Y allí estaba yo, hecha un mar de dudas, sin saber qué llevarme al cuerpo, entre mantas portuguesas y percheros de madera sin barnizar, cuando de repente…

…cuando de repente tropecé casi sin darme cuenta con la camisa más bonita del mundo. En color mostaza brillante, alegre, de manga francesa, con un cuello original a caballo entre rígido y desbocado… me enamoré. Y me la llevé, claro, porque encima costaba sólo 3 euros. De camino al coche iba convenciéndome a mi misma de que, si Laura Ponte compra en mercadillos, que yo comprase en el feirón debía ser considerado un acto mega fashion. Y más cuando, de camino de regreso, paras en un outlet de grandes firmas y te llevas un vestido de marca casi casi regalado… claro, de hace mil quinientas temporadas, pero monísimo y super versátil.

Y llegué a casa. Y saqué mis compras y las coloqué en un armario que volveré a desmontar en unos días, porque definitivamente necesito deshacerme de algunas prendas, es un hecho… Y me di cuenta con pavor de que…

…NO VOY A LA MODA…

Madre mía qué disgusto me llevé al comprobar que mis nuevas adquisiciones no tienen nada que ver con lo que he visto en según qué revistas.

Asustada, comenté el caso con mi hermana, que es muy sabia, y me dijo:
“Tía, porque tú eres una trendsetter, no una fashion victim. Lo que tú te pones se lleva un año después”.


¿Qué pasa? El que no se consuela, es porque no quiere. Y además no sabéis lo bien que me sienta mi nueva camisa. Dentro de seis meses todas querreis una igual, y si no, al tiempo.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo voy a ser repipi y amargarte un poquito... se escribe: trendsetter. Se te ha olvidado la n.

Y si, no te agobies en absoluto por ir o no a la moda. Eso es para los borregos.

María dijo...

Ay, jajaja, lo siento, me pasa por escribir tan rápido, corrijo ahora mismo.

jose_airam dijo...

Jajajaja!di que si...Aquí el que no corre vuela y desde luego, tu eres una trendsetter. Lo único que hace falta es que nos lo enseñes todo y podamos "copiarte"
Besos!

María dijo...

chema, prometo colgar fotos de mis modelitos. De verdad que esa camisa me enamoró!! jajaja

Vistiendo a Candela dijo...

Pues ahora toca enseñar.
Bien cierto es que no se consuela quien no quiere.

Cleo dijo...

Jejje..queremos fotos de tus compras...que si no no te podemos copiar...yo aún no me he mirado lo que hay por las tiendas pero me da pavor...arrhhggg...
Mil besos

BACCI dijo...

Has visto el anuncio de unas chicas chillando al ver el cacho vestidor de su amiga y los chicos chillando ante la super nevera de cervezas??

Pues eso, me uno al grupo del vestidor.....grggrr q envidia!!

Sonia de Gijón dijo...

Ole María, di que sí, la que tiene estilo, tiene estilo. Así que ya sabes, muéstranos esos modelitos para copiarte, je, je.
Seguro que los luces con mucha elegancia.

Yo también sueño con un vestidor, pero no creo que lo vea cumplido, joooo.

Anónimo dijo...

Primero, me alegro de leerte de vuelta... Y tan frívola y genial, me encanta tu idea de crear tendencias, di que sí. Lo que importa es cómo te haga a ti sentir la ropa y si hay algo que no, por muy de moda que esté, pues es que no.
Y yo vi una vez una casa con un vestidor impresionante, igual que su precio, jajajajajaja.
Un besote,

Shire

Noa dijo...

Lo importante es que te guste a tí, sino corres el peligro de ser Vicky B.

Trendsetter forever!!!

maba dijo...

que sí, que sí..que eres trendsetter.. me encanta el feirón de vilanova pero es que, además...la semana pasada me compré estoy segura que en el mismo outlet que tú un vestidito de marca monísimo (el mío es el de seda naranja...te suena?)

besos

R@ dijo...

Ay, la feria de Vilanova, que tardes más entretenidas de sábado me he tirado yo allí.
Luego, si subes a la plaza del pueblo ,encontrarás una pizzeria que además de hacer pizzas y bocatas riquísimos,es megabarata.
Un saludo, y que bien que hayas vuelto

Ely dijo...

La de cosas de mercadillo portugués que tengo... y no hablo de toallas!!! tengo un vestido blanco de lino, que quita el sentido... hay que buscar, pero hay joyas entre mucha mierda.
Al fin vuelves, al fin!!! nos vemos tonight?

Ely dijo...

14

Lía dijo...

Dí que sí!! ¿quien quiere ser fashion victim pudiendo ser trendsetter?
Ole tú!
Besos

nine dijo...

estoy con el anónimo, al final se trata de ponerte lo que te haga feliz. Obviamente las modas nos condicionan un poco, porque quieras o no te llaman la atención ciertas cosas, y nos dejamos comer el coco probablemente más de lo que debiéramos, pero al final es sencillamente estar a gusto con tu atuendo.
Y los mercadillos, pero si son lo mejor!!!! a mi me vuelven loca,, directamente, y si encuentro una camisa preciosa a 3 euros, mejor me lo pones!!!!! (queremos fotos yaaaaa!!!!)
¿Más desliada, menos agobio? si te afectan las elecciones, ni me quiero imaginar cómo tienes que andar!!!!! Besos

baballa dijo...

jajaja, como me alegro de que estés de vuelta!!! me ha encantado tu post!!!!!
besos

MqR dijo...

jajajq buen post!!!

bsss

www.todoestilo.net dijo...

jajaja, re-bienvenida!! Genial-genial-genial el post!!

Lo que me he reído y qué razón tienessss en todo!!!

Besos,

MEL dijo...

Ay Maripuriiiii, de mercadillo, tía, eh? a mí es que lo de tener que probarme debajo de la mesa del chacho no me va mucho... pero reconozco que se encuentran verdaderos tesoros. Me uno a la causa de las fotos.

Yo estoy por tirar un tabique de mi casa y hacerme un vestidor, fuera cuarto de invitados, que duerman en la bañera, con el patito, es que joder, eh? o quitar la cocina, total, para lo que la uso... o hacer un butrón en el piso de arriba, que total no vive nadie, o yo qué se, algo, ALGO!

laratitapresumida dijo...

Al final, vamos a tener que llegar a la conclusión de vestirnos como nos dé la gana, que es lo que mejor funciona. Cuando más sigues las tendencias, más te lías, y al final siempre termina gustándote lo que lleva la gente que es más atrevida y que se pone lo que quiere.
Por cierto, tus posts de cambios de armarios siempre me encantan, a mí me ocurre exactamente igual.
Besos.

Anónimo dijo...

María, llevo mucho tiempo leyéndote y es la primera vez que te comento. Me alegro un montón de que hayas vuelto porque pensaba que sería un parón más largo.

Me encanta cómo escribes y cómo cuentas las cosas. Soy una blogadicta venida a menos porque veo la blogosfera un poco más parada últimamente, y si te llegas a ir no te quiero ni contar.

Me lo paso pipa leyéndote. Además soy una gallega exiliada y te parecerá una tontería, pero leer tu blog hace que identifique mucho las cosas de las que hablas (como los feirones) jaja

Un besote!

Olalla

Perla Negra dijo...

Pues olé por ti, María!! Porque se ve cada atentado al buen gusto en nombre de la moda....que sí, que sí, que hay ropa monísima en la percha y que a otras les queda fabulosamente pero por favor, hay que mirarse al espejo antes de salir de casa!!!! No nos vaya a pasar como a Beyoncé...(aunque eso no es fashionvictismo ni nada, es horterismo puro y duro).

Me alegro de leerte otra vez, GUAPA!!!!

Besosssss

Isabel Romana dijo...

Estoy de acuerdo con tu hermana. Póntelo como buena trendsetter y oye, si al año que viene no se lleva, pues mala suerte. Que te quiten todo lo que te habrás lucido hasta entonces... Besitos, guapa.

pinkocha dijo...

¡Siiiií! Lo de las perchas también me pasa, daría lo que fuera pior tener todo colgadito y la vista, pero tengo asumido que, o me mudo, o va a ser que no. Tengo un mini-vestidor del que fui desterrrando poco a poco a J. y, aún así, hay tanta ropa tirada por las sillas como guardada en su lugar.
Respecto a las tendencias, estoy contigo, me niego a vestirme como la mala de V en una fiesta de bakalas, lo siento. Pienso reutilizar otro verano los mini vestidos y los pitis con bailarinas, faltaba más...

María dijo...

GRACIAS A TOD@S!!!!!

De verdad, no esperaba una acogida tan calurosa a mi regreso... estoy todavía un poco out, pero prometo recuperar el ritmo poco a poco, de verdad.

Os comunico que he logrado convencer a P. para que me ceda la mitad de su estante (a cambio de la mitad del mio, claro), pero es que en el suyo... HAY BARRA!!!

Ahora lo tengo casi todo -todo es imposible- colgadito en perchas, y soy super feliz... y me he deshecho de más de 5 sacos de ropa y zapatos de "a euros", malos con avaricia, que hacía años que no me ponía!!

¿Estaré amdurando ahora que entro en la treintena?

Cruela dijo...

Después de leeros creo que me reservo un ryanair para ir al mercadillo ese jajaaja
y veros de paso
ojalá
Besos

Noa dijo...

María tienes un premio en mi blog

Noa dijo...

María tienes un premio en mi blog

Noa dijo...

María tienes un premio en mi blog

Noa dijo...

Y para que te enteres bien, te lo pongo 3 veces jaja. (Es que tuve un problema con blogger)

Eva dijo...

Ja ja ja, Maria como me alegro que hayas vuelto tan rápido, y encima con este post con el que taaaanto me identifico, pero a quien coñi le sienta bien el color maquillaje (o nude, que no veas el nombre, me quiero comprar un pintalabios de ese "no color" y me da una verguenza pedirlo en la perfumeria...)
Por cierto, quiero un mono para este verano, y ya verás me va a quedar como el cul.... piiii
Un beso guapa.

Lena dijo...

Es genial tu blog!!!
yo ahora empiezo en este dificil mundo que es la moda,e encanto tu post..que razon tienes!!!
no soporto ver las tops en las revistas tan monas y con dinero para comprar lo ue quieran en el momento que quieran...y las demas que!!!
me encanto tu punto acido de explicar las historias...
realmente eres genial!!
un beso

pd-aver si cuelgas las fotos de tus super compras!!

Ale.R.A dijo...

Tienes toda la razón...vale, ya se que comento un poco tarde y que seguramente ya no lo lea nadie porque he leido que has empezado con otro blog pero sentía la necesidad de escribir un comentario, porque este post me ha encantado.
Yo tengo un supuesto blog de moda, perome estoy dando cuenta de que no es de ropa que este a la moda, sino de ropa que a mi me gusta realmente. Tener estilo no es imitar el de otros como un borrego, sino vestir bien con la ropa que más te guste.
Ánimo con tu nuevo blog! Un beso

Elarmariodeale.blogspot.com