NO SIN MI RIMMEL



Yo no salgo nunca de casa sin pintarme los ojos. Jamás.




Ya puedo ir al gimnasio –a yoga o a pilates, y en versión Light, porque las disciplinas más duras las he dado por imposibles-, a por el pan, a trabajar (a las 06.30 de la mañana, que tiene pelotas), a tomar una caña o al super. Yo, el ojo, siempre pintadito.

Es una costumbre que tengo ni-se-sabe-desde-cuando… ya no recuerdo la última vez que salí de casa sin rimel, pero igual era 1995 o algo así, porque ya en el último año de colegio recuerdo plantarme el pestañón para ir a clases de historia del arte. Yo es que soy así de presumida.

Creo que toda esta paranoia del ojo pintado es culpa de mi complejo de patito feo… claro, cuando toda la vida te has considerado un monstruito y un buen día descubres el khol… pues ya no puedes vivir sin él. Es que te miras al espejo y de repente ves unos ojazos profundos, misteriosos, definidos, de pestañas infinitas… y dices “Coño, no es que sea fea, es que hasta ahora no me había sabido sacar partido… desde ahora No.Sin.Mi.Rimel”… o a lo mejor es que en otra vida fui Cleopatra, vete tú a saber.

El caso es que en mi armarito del baño hay un rimel y un lápiz de ojos negro fácil de difuminar desde que tengo consciencia de ser yo.

Recuerdo perfectamente la primera vez que mi madre me pintó los ojos. Yo debía tener unos 10 años, era nochevieja, y mi madre, que jamás se arreglaba pero que siempre deseó que sus hijas fuésemos coquetas y presumidas, se estaba poniendo rimel frente al espejo del baño grande. Mi hermana y yo la mirábamos obnubiladas, como si fueseun acto sumamente interesante eso de pasarse un cepillito impregnado en potingue negro por las pestañas, y de repente, sin que dijésemos nada, se giró y nos dijo “Venid, que os voy a poner aún más guapas”. Nos pintó suavemente la puntita de las pestañas y nos dejó ponernos algo de colorete de color melocotón, y brillo de labios en rosa suave. Esa noche me sentí la niña más guapa del mundo cuando mi madre me dijo “tienes unas pestañas preciosas, qué maravilla”.

Desde ese momento no he querido, podido ni sabido renunciar al milagro del maquillaje. Y, como toda mujer, he pasado por etapas de lo más surrealista. Mi primer set de maquillaje personal me lo regaló mi madre cuando cumplí los 15, y consistía en base de maquillaje para pieles jóvenes, sombra de ojos tostada y rosada, colorete en tono melocotón y un rimel de farmacia de lo más soso.

Pase, cómo no, por la etapa en la que se llevaban los polvos de sol terracota en ese terrible tono naranja butano, que parecíamos todas la hermana pobre de Naranjito.

Pasé por la etapa mega pija de colorete a gogó y ni un poro a la vista, en la que sólo me ponía sombra de ojos color rosa palo.

Pasé por la etapa grunge, con la línea del ojo mal pintada a propósito en un alarde de “arreglá pero informal” muy poco favorecedor que ahora he perfeccionado gracias al efecto ahumado.

Pasé por la etapa gótica, con las uñas en negro, la sombra de ojos en negro, la barra de labios en negro… uffffffff

Pasé por la etapa “me pinto sin que se note”… no comments.

Y llegué, con los años, a la conclusión de que el maquillaje es como la ropa: un juego. Una forma de expresarme, de verme mejor, de divertirme y de disfrutar de la vida. Como salir de cañas, leer un buen libro, ir al cine o una noche loca con mi chico… sencillamente es algo que me gusta y me hace sentir bien.

En todas esas etapas mi fondo de armario de potingues varios cambió en muchas ocasiones…

Cuando en segundo de carrera gané mi primer sueldo, tiré todos los potingues que tenía y me compré un arsenal completamente renovado, enterito, con un packaging maravilloso y con cientos de miles de colorines para los ojos y los labios.

Cuando al terminar la diplomatura mi madre me dijo que me regalaba “lo que quisiera, dentro de lo razonable”, me la llevé al Corte Ingles –entonces era lo más- y le pedí que me renovase el neceser de maquillaje. Compramos una sombra de ojos verde que me hizo llorar cuando se me acabó de lo bien que me quedaba.

Cuando hace años iberia me jodió un vuelo y me pagó por el overbooking me gasté los 300€ en renovar todo el maquillaje. Fue la primera vez que compré alta cosmética, y lo primero que entró en mi armario del aseo fue una sombra de ojos rosa irisada de Estee Laurder que venía en un cubito de cristal transparente precioso.

En todos estos años de sombra aquí y sombra allá he sido infiel por naturaleza: a las marcas, a los colores, a los productos… si salía algo nuevo, yo lo probaba y desterraba inmediatamente a su predecesor. Del maquillaje fluido a los polvos, de los polvos a la crema… hasta probé aquel que venía en stick, que no podía ser más desagradable…

… pero siempre, siempre he sido fiel al rimel y el lápiz de ojos. Son los dos cosméticos que siempre me han acompañado. Diferentes marcas, diferentes precios y hasta colores, pero No.Sin.Mi.Rime ha sido mi lema los últimos 15 años de mi vida.

Por eso, cuando hace unos días los chicos de Dermalook me enviaron un correo sugiriéndome un post sobre sus productos les dije que aceptaba encantada si me sobornaban correctamente… y se ve que indagaron en mi pasado y por eso me enviaron a casa un botecito de rimel y un lápiz de ojos negros negrísimos los dos.

Al llegar el lunes a las cuatromilcuatrocientascuarentaychopocientas, más o menos, y ver el paquete en el mueble de la entrada casi se me saltan las lágrimas. Y al ver que dentro había no uno, sino dos preciosos cohechos, todavía más.

Evidentemente, los probé.

Para empezar diré que me encanta el packaging, me gustan los colores y el material del que está hecho y queda precioso en la cestita del baño, con sus amigos la sombra de ojos crema de Dior en color crudo y los polvos suaves de M.A.C.

El rimel tiene un cepillo que separa muuuuuuuuuucho las pestañas, pero no aporta demasiado volumen, Eso sí, es negra como la noche más oscura y la verdad es que sienta estupendamente si te la pones en un día cualquiera para ir sencillita, sin estridencias.

Eso sí, el lápiz de ojos… ayyyyy ese lápiz de ojosssssssssssssss… Con deciros que le he dado matarile al que tenía, que era de Chanel, para pasarme definitivamente a este!!! Es perfecto, de verdad. Fácil de usar, con esponjita difuminadota en el otro extremo, negro, negro, negrooooooo pero muy difuminable, maravilloso… y encima hipoalergénico, vamos, perfecto.

Los chicos de Dermalook me han comentado que la venta de sus productos se hace en farmacias, ópticas y establecimientos especializados, aunque de momento no lo he encontrado por Coruña… será cuestión de seguirles la pista.

Ahh!! Y aviso a posibles empresas interesadas en que se reseñen sus productos en el blog: soy sobornable… muuuuuuuy sobornable… pero también una bocazas, jajaja

33 comentarios:

Aizkora dijo...

me parece muy bien que os sobornen (que leche)

yo creo que lo probare pq soy miope y todo me da alergia asi q probare el rimmel... seguro.

mi relacion con los potingues es raruna, me encanta pero me veo disfrazada cuando me pinto "de mas" (es decir, cuando hago lo que hace todo el mundo) asi que suelo pecar "por defecto".

el caso es que creo que va relacionado con mi poca maña... y para no crear desastres prefiero quedarme corta... pero estoy ene llo, estoy en ello...

un beso maria y ya sabes, me encanta leerte!!

maba dijo...

me encantan tus posts sobre tendencias "pasadas" porque ahí veo yo pasar la adolescencia yla juventud..el pote naranja, la sombra rosa, los labios negros (suspiro) jajaja

pero.. mira qué pregunta más chorra..cuándo tiras algo lo tiras a la basura, sin más, no? es que soy una paranoica de tirar cosas a la basura (así tengo colección de mecheros sin gas) y con el maquillaje me da mal rollo..

a la basura y listo,no? (es que está todo caducado, y quiero renovar.... tengo la 109 de Margaret Astor (marrón chocolate, años 90) y los polvos de Myrurgia (el pote terracota naranja) aún en el neceser..SOS!!!!!

María dijo...

Aizkora, es ponerse, en serio... yo era de las que se veía rara con sombra de ojos y ahora parezco un payaso de micolor cuando me da la arroutada!! jajajaja

María dijo...

Ay, Maba, pues sí.... soy poco ecológica, creo, para eso, porque nunca me lo había planteado... yo tengo una papelera en el baño y allí van los botes vacíos o caducados, lo mismo dan cremas que champús que pontingues varios, jajajaja

Ay, esos polvos naranja fosfo!!! jajajaja

marta dijo...

Mery, nunca me cansaré de decirlo,...si hay algo que me gusta más que tus listas es cuando haces presentaciones de ideas,...de verdad, tus post deberían enseñarlos como ejemplo de como presentar algo,...nos introduces en el tema, nos cuentas una historia para llegar a la idea central de tu post,...de verdad que es una delicia leerte, no solo por lo interesante del tema (aunque frívolo, es lo que queremos) si no por lo bien que escribes y eso, hoy en día, es muy de agradecer.


Un beso guapa

María dijo...

Marta, hija, me vas a sacar los colores!!! Es fácil escribir sobre temas en los que te metes como en tu propia casa... yo he llegado a un punto en el que luego, cuando el post está colgado, lo releo y pienso "Esta gente debe pensar que soy gilipollas, contándoles aquí mi vida, jajajja"

Es una maravilla leer coments como el tuyo, dan un subidón!!!

marta dijo...

Y otra cosa,... poe suerte, tengo los ojos bastante grandes y unas pestañas larguísimas (algo bueno tenía que tener) así que nunca me pinto los ojos, pero con este post no he podido evitar levantarme de mi mesa e ir asl baño a ponerme un poquito de rimmel.

María dijo...

jajajaja, Marta, si tienes esa pedazo de suerte este es tu rimmel, te quedará super natrual y se notará muy poco, pero parecerá que tienes las pestañas infinitas y superdefinidas!

pinkocha dijo...

¡Ay, cómo te entiendo! Yo tengo un rimmel en cada bolso, uno en el trabajo, uno en la guatera del cohce... y doscientos en casa. Es un vicio, si me olvido las bragas no pasa nada, pero si salgo de casa sin mi rímmel, media vuelta.

Anónimo dijo...

Hola María! Me encanta leerte, a mí el maquillaje me fascina, aunque para ir a trabjar siempre tire del rímel, khol y polvos
mi problema es que no doy acabados los envases y ya estoy comprando otros (el maldito y fascinante packaging me vuelve loca). Últimamente me ha dado por Benefit ¿has probado algo de esa marca?

Ely dijo...

Ay el make up... mira que soy presumida y que poco presumo de lo que sé. Soy maquilladora profesional, he hecho maquillaje social, de television, misses y catalogos de moda... Se mil trucos, que no comparto porque la gente no me pregunta, gané un premio hace años al mejor truco de maquillaje de la revista Yo Dona... Que decir? no puedo vivir sin maquillar, que lo hago francamente MUY BIEN. Me he deshecho de un montón de cosas, pero mi maletín de maquillaje, tenía ruedas, compartimentos y espejo incorporado...jajajajaja. El valor de aquel maletín era incalculable... Y esta marca de la que hablas, es para ojos sensibles, por eso que solo la haya en farmacias y opticas
ay el maquillaje... es un arte

María dijo...

Uy, Pinkocha, no sabes cómo me identifico contigo... lo he hecho, eso de dar la vuelta porque... mierda! Se me ha olvidado pintarme! jajajaja

Es que te cambia la cara!! Te cambia hasta el carácter, coño!

María dijo...

Anónimo, Benefit tiene un tinte de mejillas ES-PEC-TA-CU-LAR que si no fuese porque sale caro, compraría a litros. Y tiene un corrector de base en un botecito pequeñito que va genial, pareces de porcelana de lo bien que te deja!

María dijo...

Ely, ¿cuánto cobrarías por un cursillo acelerado? ¿Y& por una sesión para una boda? ME INTERESA, ME INTERESA!! yo quiero que me quede el colorete como a ti desde el primer día que coincidí contigo!

baballa dijo...

Con buena fuiesta a dar si hasta para ir al parque me pinto el ojo, soy INCAPAZ como tu de salir sin maquillar!!!!!! pero con el rimel no encuentro el adecuado.... y es que como tu después de un día laaaaaaaaaaaarrgo de trabajo, niños y casa acabo con los churretones, ¿qué me dices me cambio a derma...?
besos

María dijo...

Baballa, si quieres te lo acerco el sábado, que veré a tu cuñada, y lo pruebas. Es muy suave, pero no espectacular. Eso sí, a mi durar me duró todo el día.

A lo que sí recomiendo el cambio sin prueba ni leches es al lápiz de ojos... en serio, increíble!!

maryfandy dijo...

Ely, yo me apunto al cursillo de maquillaje con María! me encantaría que me enseñaras trucos de maquillaje (por aquello de no tener que estar haciendo pactos con el diablo continuamente ahora que se acerca la treintena! jajaja) el tema maquillaje me parece todo un arte.
el sabado baballa no está, (ya nos contará a donde va), pero tu traete lo que quieras que ya me encargo yo de probarlo con ella el lunes por la tarde, lo bien que nos lo vamos a pasar....
besitos!

MEL dijo...

Ely, te odio aún más.

A ver, expliquenme, tanto llevar rimel tanta ostia, yo me lo doy por la mañana, después del eyeliner, pero cuando se seca y se pone dura (la pestaña), ya no hay dios que de más capas... y retocarse por la tarde? joder, pero si parecen alambres de tiesas que están (las pestañas). Esto es así o me estoy dando hormigón armado?

Por cierto, probad el último de Givenchy, un botecito no muy grande con un cepillo en forma de bola, es pectacular!

María, tía... y te dejas sobornar, qué vergüenza!!!

María dijo...

Maryfandy, eso es está hecho!! Yo os llevo el rimmel a cambio de que Baballa cuente qué tal le fue... y tú también eh!!

Ely, tía, anímate que ya somos dos alumnas... si juntamos cinco seguro que hacemos algo chulo... y podemos unir la clase de make-up con un tupper sex y ya sí que la liamos!! jajaja

María dijo...

Mel, no sólo me dejo sobornar sino que encima alardeo de ello, jajajaja... si ya lo decía mi madre, que yo nací sin vergüenza.

Yo no suelo retocarme la pestaña, pero cuando lo hago no tengo problema... igual no uso el rimmel adecuado... no las excito como debiera, jajajaja

Ely dijo...

Cuando querais! pero avisadme con una semana que estamos en temporada de bodas.........

María dijo...

Oye, pues mira, nos viene bien cualquier día antes del 20 de junio, que tenemos el bodorrio del milenio y tenemos que ir PERFECTAS!

Cruela dijo...

Uyyyy yo soy igual, porque como tengo las pestañas rubias y pocas pobladoras pues si no quiero parece un espectro les tengo que embadurnar....
Yo también quiero un cursillo de maquillaje
qué lejos estáis
Besos

Uxi dijo...

Maria, Ely, Marifandy, contad con una más para el cursillo....con lo poco apañá que soy para estas cosas, tengo unas ganas.......
Boda del milenio....ja ja ja!!

marifandy dijo...

ponemos ya fecha?????

MEL dijo...

y el cursillo puede ser por videoconferencia?

Anónimo dijo...

Vaya tela los de Dermalook, vaya promoción se están currando creo que hoy ya he leído los post de unas cuantas blogueras afortunadas.

Enhorabuena¡¡

Anónimo dijo...

Hola Maria:
yo tampoco salgo ni a echar la basura sin el rimel, tengo las pestañas rubias y en la parte de abajo apenas tengo 4 pelos. Lei una vez que cortandolas un poco crecen con mas fuerza, es posible hacer eso? alguien lo ha provado?
Maria gracias por los trucos de la memoria, ahora hace falta ponerlos en practica.
Besos.

Anónimo dijo...

La enterior era yo, Maddi.

Mirash dijo...

Lo primero a Maddi, NI SE TE OCURRA CORTARTE LAS PESTAÑAS. Mi antigua profesora me contó que una sobrina suya se le ocurrió hacerlo por eso de que crecieran más fuertes y no pudo salir de casa en una semana, porque abría los ojos y se le llenaban de lágrimas. ¿por qué? Porque las pestañas están para algo, para protejer el ojo, y porque cuando las cortas pasa como cuando te cortas el pelo muy cortito como un chico, que se queda más duro y puntiagudo, y raspa que no veas. Digo yo que fue porque la chica se pasó de la raya, pero por si acaso no lo intentes, mejor tira de la máscara de pestañas con volumen.
Lo segundo, María tendría que enseñarte fotos de cuando tuve 14años o así, que pasé por una mini-etapa chonil en la que me pintaba un rabillo como Cleopatra que me sentaba como un tiro. Ahora me encanta perfilarlos de forma suave, subrayando el lápiz con una línea de sombra o simplemente con un poco de sombra clarita y mucha más cara de pestañas. Y me pasa como a ti, que nunca salgo de casa sin maquillarme, y de hecho me tiro un buen rato, no por obligación, sino porque me encanta y me divierte. ¡Besos!

Mirash dijo...

Ah por cierto, leí por ahí que poniéndote un pelín de vaselina por la noche las fortaleces y también aceite de ricino. No sé si será verdad, pero desde luego es menos arriesgado que cortártelas.

Eris dijo...

Hola!

Vengo a través de la casita de Betty y me ha parecido muy interesante el post. Tengo los ojos de un tonto ultimamente, que ya no son ni delicados....son asquerosamente insoportables y me lloran al tuntun, asi que me vendría bien probrar este rimmel...soy como tu, saldre de casa con los pelos como Tina Turner despues de usar la batidora, pero eso si, nunca sin pintar....y el rimmel es básico!
Por cierto, no os corteis las pestañas jamás...mi madre lo hizo hace mil años y aún se arrepiente, porque no crecieron más ( yo creo que heredé sus pestañas después del corte). Es bueno darse un poco de Aveñula transparente al acostarse porque se fortacelen, pero lo hacen de manera muyyyyy lenta y te acabas desesperando, la verdad.

bueno, Besos y seguiré colandome por aqui
Ciao!!!

GANGASBCN dijo...

Hola.Antes de presentarme deciros que no vendo nada.
He abierto un Blog(http://www.gangasbcn.blogspot.com/) en el que podeis ver gangas que se pueden encontrar en Bcn.Precio máximo 20€.Hay fotografias de los artículos,precios y direcciones de las tiendas dónde conseguirlos. Son de todo tipo,sobre todo ropa de chica y chico:

CHICA:
-Mocasines bicolor 6€
-Sandalias con tobillera 12.99€
-Cazadora cuadros vichy 14.95€
-Bolsito bandolera 4.95€
-Keds 10€
-Zapatos 10€
-Palabra de honor 3€

TAMBIÉN:
-Sujetador de caramelos 5.48€
-Bambas estilo Brogue 15€
-Cortina de ducha con bolsillos

En breve otra ganga diferente.
Un saludito!