¿ÁNGELES O DEMONIOS?

Siempre he creído que las mujeres podemos clasificarnos en dos grupos sexuales/sentimentales: las amantes de los ángeles y las irremediablemente atraídas por los demonios. Yo, sin duda alguna, soy fan confesa de los segundos.



La Revista Elle de Mayo parece tener más o menos la misma teoría que yo, porque dedica sus páginas centrales de cultura a ilustrar la investigación con las mini biografías y las imágenes de dos especimenes masculinos que encarnan a la perfección las dos vertientes del género: el ángel y el demonio, para todos los gustos, oiga.

Este mes se estrena mundialmente la película “Ángeles y Demonios”, basada en el bestseller homónimo de Dan Brown, que no es sino la precuela (o sea, lo contrario a la secuela) del archifamoso “Código DaVicni”. A mi los libros me gustaron bastante, pero odié profundamente la adaptación cinematográfica anterior porque Tom Hanks me parecía la peor elección posible como protagonista, un intrépido historiador al que yo veía más del rollo de Harrisond Ford en Indiana Jones que en plan novio de América.

Pero con esta segunda parte presiento que no tendré problema, porque podré posicionarme sin miedo del lado de los malos, encarnados en ese pedazo de hombre que es Ewan McGregor. Sí, Hanks, ese ser soso, aburrido, predecible y perfecto, seguirá siendo el protagonista de la saga, el ángel mágico y buenérrimo… pero el demonio llevará la piel de mi escocés favorito –con permiso de Jonnhy,, Walker, of course-, disfrazado de cura… ¿y hay algo más sexy que un tío malo disfrazado de cura? Esos ojos verdes que parecen chispear cuando miras de reojo, esa sonrisa de medio lado, pícara, que nace de una boca que promete más mordiscos que palabras bonitas, ese cuerpo pensado para lamerlo centímetro a centímetro, fuerte y fibroso, todo nervio… Mira, es que se me eriza la piel sólo con pensarlo.

Yo descubrí muy joven mi querencia por los hombres-demonio (que no son, ni de lejos, hombres malos en el sentido estricto de la expresión). Cuando todas mis amigas bebían los vientos por Glenn Medeiros y David Summers, yo me declaraba obnubilada ante la presencia errática y envuelta en cuero de Bon Jovi o de Carlos Segarra. Siempre he tenido muy claro el tipo de hombre que me atraía, y casi siempre he obrado en consecuencia, pero…

¿Qué lleva a una mujer a decantarse hacia uno u otro estilo de hombre? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene enamorarse de un ángel? ¿Y de un demonio? ¿Y por qué algunas mujeres se emparejan irremediablemente con uno u otro tipo de hombres en relaciones destinadas al fracaso? ¿Qué nos lleva actuar así?

En mi caso particular mi querencia por “walk in the wild side” ha sido siempre una consecuencia del miedo al aburrimiento. Soy una inconstante, y lo soy con todo, así que también lo soy con el amor. Las relaciones seguras, estables, firmes, en las que la sorpresa, la pasión y la inseguridad tienen un limitadísimo espacio no están hechas para mí. Yo necesito la lucha constante para sentirme viva, y quizás por eso me he decantado siempre por tipos poco propensos a proponer matrimonio a la luz de las velas y darte dos hijos preciosos y bilingües. En cambio, para compensar, todas mis parejas han sido siempre especialistas en discusiones apasionadas, seguidas de reconciliaciones más apasionadas aún; en polvos salvajes en lugares inesperados; en planes infrecuentes. A mi me gusta así.

Quizás asumir mi atracción por el lado oscuro me haya hecho más libre. Tengo lo que quiero, aunque no sea lo que merezco, pero, ¿qué habría pasado si, luchando contra mi naturaleza, me hubiese esforzado por conectar con uno de esos muchos ángeles que pululan por el mundo?

Porque hay muchos, muchos hombres “perfectos” paseando por el planeta tierra, esperando que la chica adecuada aparezca en su camino. Yo tropecé con uno una vez, aunque lo nuestro duró un suspiro, porque los paseos a la luz de la luna, las flores regaladas en las fechas señaladas y las cenas en “nuestro restaurante” me aburrieron antes de empezar. Si hubiese dicho “sí”, ahora los dos seríamos unos desgraciados: yo, porque me aburriría mortalmente; él, porque no entendería “qué ha hecho mal”.

Pensaba en esto mientras leía la entrevista que Elle le hacía a Ewan (porque yo le tuteo, que para eso somos amantes ocasionales desde hace… puffff, nisesabecuantotiempo), y me acordé de un libro que me regaló mi hermana el año pasado. Se titula “Cambio príncipe azul por lobo feroz”, y lo escribe Raquel Sánchez Silva, que, mira tú qué pequeño es el mundo, redacta ahora la columna de cierre de Elle. Y pensé que sí, que definitivamente yo había cambiado un príncipe azul por un lobo feroz, y volvería a hacerlo con los ojos cerrados. Prefiero los mordiscos que las caricias, y, al parecer, cada vez más mujeres optan por este tipo de parejas “demoníacas”.

¿Será, pues, signo del cambio de los tiempos? ¿Nos hemos cansado las mujeres de los “buenos chicos”? ¿O seremos sólo unas cuantas las que elegimos al chico malo de la peli como compañero de cama? ¿Será que, conscientes de nuestra propia entidad demoníaca, hemos optado por no acercarnos demasiado a los ángeles, para evitar sentirnos fiscalizadas, o juzgadas? ¿A caso los hombres “perfectos” nos hacen sentir inseguras, en lugar de otorgarnos esa seguridad que supuestamente buscamos en ellos?

En cualquier caso, la cuestión reside en tener claro qué es lo que esperamos del otro, y de nosotros mismos. Yo, personalmente, me decanto por la sonrisa pícara y los ojos verdes del malo de la película. No llegaré al altar con él, eso seguro… ¿pero quien quiere una boda si puedes ir directa la noche de sexo desenfrenado y sudoroso?... ¿O será la primavera?

39 comentarios:

Anónimo dijo...

El libro de Angeles y Demonios es pura basura, mierda intragable. El autor no vale ni para escribir basura folletinesca, por dios, que porqueria.

María dijo...

Anónimno, deduzco que no te gustó, jajajajaja

Pues a mi me pareció un folletín entretenidísimo. No es precisamente el libro mejor escrito de la historia, cierto, pero me mantuvo entretenida de principio a fin.

Como todo, cuestión de gustos.

Cruela dijo...

Uno...
Soy un poco como el anónimo, detesté el código Da Vinci y no me molesté en leer Ángeles y demonios y es cierto que para nada me parece Tom Hanks el prota adecuado...

Y qué voy a decir yo del lado salvaje que me atrae irremediablemente.... has leído mi biografía sentimental... siempre fui a por el canalla... no sé será por ganas de vivir a tope o porque en el fondo soy una romántica y esos chicos te hacen estar siempre como sobre un hilo capaz de lo mejor y de lo peor... pero ahora ya no me quedo con un ex canalla reconvertido en un padre de familia... vamos el madurito viajado e interesante

Besos

Perla Negra dijo...

Esto me recuerda al post sobre los tipos de hombres que hizo Cruela. A mí los canallas me van en la teoría pero en la práctica me quedo con un hombre-cuchara (Cruela dixit), que me dé seguridad y tranquilidad..... es el complemento perfecto para mi inestable personalidad.

Mariann dijo...

Yo me quedo con los malos, sin duda.
Y tu descripción detallada de Ewan, también me ha puesto los pelos de punta. Te veo muy, pero que muy puesta en el tema, pero es que él está que no veas.

María dijo...

Cruela, yo creo que en el fondo tu C. es un demonio, pero de los simpáticos, jajajajajaj

María dijo...

Prela Negra, yo, ya lo dije en el post de Cruela, soy fan del Hombre-Tapa... sabes que es indigesto, pero está taaaaaaaaaaan rico... y lo puedes probar en cualquier momento!

María dijo...

Mariann, es que ese hombre, es EL HOMBRE!!!

Anónimo dijo...

Qué me dices de Lobezno? Te parece lo sufientemente malo?
Ruth

María dijo...

Ruth, me parece INCREÍBLE!!!!!!

Anónimo dijo...

Esa elección, es durante una breve etapa de la vida, concretamente hasta bien entrados los 30, casi los cuarenta

Luego uno se plantea la maternidad, un techo, una estabilidad..etc.

Yo me quedo con los demonios,,como novios, como amantes, ...

Pero como amigo leal, como compañero para toda una vida, como el padre de mis hijos, sin duda, me quedo con la otra opción..eso sí!! un angel..con mucha simpatía.

Planteate:
y si quiero ser madre?
si quiero comprar una vivienda, con quien me comprometeria ante notario?..

..si quiero a alguien que me cuide y me quiera siempre??..

etc..etc..

Besos
ASturiana

María dijo...

Asturiana, todo eso es muy bonito, pero...

¿Y si yo no quiero ser madre?
¿Y si no me quiero meter ni loca en una hipoteca?
¿Y si mis demonios siempre me han cuidado muuuuuuuuy bien cuando lo he necesitado?

Definitivamente, me quedo con mi demonio, hasta a largo plazo!

maryfandy dijo...

por supuesto q no cambiarías a tu demonio por un ángel, es q no te pega ni con cola un angelito.... además me gusta tu demonio para tí,no te imagino ya con otro...
besos guapetona
Esa cremallera, si!!!!
firmado:paquirrina,jajajaja

nine dijo...

yo no se, la verdad es que no me decido, si ángel o demonio, supongo más demonio que ángel, porque con el más ángel que he estado en mi vida me aburría sobremanera!!!! Y la verdad es que el santo es un poco demonio, supongo que es lo que lo hace divertido, así que supongo que me quedo con los demonios pícaros, simpático y algo canallas pero con buen corazón.
Y otra cosa, no creeis que en muchas ocaciones lo que gusta a las mujeres de los demonios es la posibilidad de redimirlos?
un beso (y teniendo a Ewan quién necesita a Tom Hanks)

MEL dijo...

Donde esté mi Cole que se quiten todos los Leos del mundo. He dicho!
Bon Jovi... aayyy!! Ewan... aaayyy! Dominic, reaaayyyy!! joder, si me gustan todos!

Eso sí, en casita yo como Perla, que me cuiden, me mimen, me planchen, me tapen por la noche y que paguen la hipoteca.
Los niños para sus padres.

Ely dijo...

A ver... esto es un tema... Mi tipo de hombre es el de aquel anuncio de kas naranja, que salian 4 surferos sentados en un tresillo en mitad de la playa. Sucios que huelen bien, morenos enrrubiados por el sol, y con cara de "nena te voy a hacer sufrir" y tu quieres sufrir y sufres. Pero no podría, NO PODRIA decir no a un principe tipo Patrick Dempsey, o a un Beckham enfermo del orden, o a un Pitt cuidaniños. Es que a mi me gustan los tios, TODOS sin excepcion...me veo de mayor cantando eso de "yo tuve 3 maridos y a los 3 envenené"

Cruela dijo...

Me siento como la biblia cuando me citáis así... todo una experiencia religiosa jajajaja

Mi C sí es un ex hombre tapa que ser convierto en cuchara pero sigue teniendo remante a postres.... en su versión tarta de manzana... contundente y dulce a la vez

Besos

Betty Boop dijo...

Pues da la casualidad de que los que has mencionado como Ewan Mcgragor y Bon Jovi, tienen pinta de diablos pero luego son tíos muy formales casados desde hace muchos años con mujeres mu normalitas y con hijos a los que cuidan y muy poco fiesteros, así que lo que gusta es la pinta de malillos, no realmente el que sean unos demonios.
Un beso.

María dijo...

Maryfandy, yo creo que en el fondo nuestros respectivos santos tienen mucho de demonio bueno: buen fondo y divertido exterior... ¿no crees? jajajajaja

María dijo...

Ahhhh, y sí, la cremallera cerraba... ayer!!! Hoy, después de las tostas de anoche, no tengo tan claro el tema... ay, ay, ay... que regreso al mundo "Paquirrinesco", ay!!!

María dijo...

Uy, Nine, el tema redención yo es que hace mucho que lo he aparcado.

A mi me pone de los nervios que mis parejas/amigos/familiares traten de hacerme cambiar, así que he optado por no hacer yo lo mismo, más que nada porque si conmigo ha resultado inútil... ¿por qué debería funcionar con otros?

Por otro lado, si redimes al demonio corres el riesgo de convertirlo en algo que no te guste tanto

María dijo...

Ves, Mel, yo también era de Cole: esos ojos profundos, ese torso bronceado, esa sonrisa pícara... ayyyyyyyyyyyy

En cambio el soso de Leo me ponía mala de la tripa solo verle, tan perfecto, tan bueno, tan... vamos, que me acomplejaría un tío así!!!

Y lo de que te cuiden... tía, Cole era un encanto como amante, delicado y cariñoso... vale, luego mataba gente y eso, pero nadie es perfecto!!

María dijo...

Ely, el veneno es un coñazo porque hay que comprarlo, prepararlo... yo prefiero la guerra psicológica: inducir el suicidio, o mejor aún, inducir que te dejen y luego mueran del dolor por haberte dejado... ves como soy mala, pero mala mala!! jajajajaja

María dijo...

Cruela, es que una cosa que ser un hombre-demonio y otra se idiota. Se puede ser un hombre demonio y ser padre, y marido, y empresario... pero el "puntito" rebelede se les queda siempre, siempre, siempre!

María dijo...

Betty, te digo lo mismo que a Cruela... aunque añado que Ewan McGregor es ex-alcohólocio aún en tratamiento, famoso por sus peleas con los paparazzi, ha recorrido el mundo en moto y visitado el Amazonas en plan "comando"... luego será un padre ejemplar, no lo dudo, pero en la mezcla es donde encuentro la gracia!

maryfandy dijo...

creo q si el día q conocí a J* no me hubieran dicho: "cuidado con J* q tiene un peligro...." igual ni me habría fijado en él, pero en ese momento pensé: "si el es peligroso vamos a ver quien lo es más, si él o yo" y desde entonces ya han pasado casi 11 años y seguimos loquitos el uno por el otro, endemoniados los 2,jajaja
Tía, entre U* de aceituna y Paquirrin con el vestido de tu hermana no puedo de la risa,jajaja

Nanuck dijo...

Demonio sin dudarlo!! siempre he soñado que el malo de la peli me conquistase mmmmmmmm

Besos

Turuleta dijo...

Jo, pues yo malo, malíiiiisimo, pero luego voy y me enamoro de un cacho pan, que a veces es un mendrugo que pa qué y ES que así no se puede!!! homenaje al nombre de este blog, que sigo con asiduidad pero que comento poco, porque los comentarios de los demás están muy currados!
Saludos guapa!!

María dijo...

Marydandy, si es que se veía venir, jajajaja

Te digo una cosa... ¿y si disfrazamos a U. de Paquirrín disfrazado de aceituna vestido de boda? ¿eh? ¿eh? jajajaja

María dijo...

Nanuck... no no no!

Al malo has de conquistarlo tú!! Es mucho más divertido!!!

María dijo...

Turuleta, sin desmerecer a nadie: tus comentarios están tan currados como los que más!!

A mi me parece que los "pedazo de pan" son una leyenda urbana... algo de demonio tendrá, seguro!

maryfandy dijo...

jajajaja no puedo más, jajajajja
U* de ACEITURRINA????? jajajajaja

jose_airam dijo...

Guapa!!y se te digo que los precios son un poco por encima de las grandes cadenas como te quedas?

Las carteras de fiestas desde 30 euros hasta los 185 de la de swaroski, pero la mayoría son de uno 40.

La blusa que me preguntas 55 euros y el vestido verde 207...A mi no me parece excesivo no?

María dijo...

Chema! Me quedo muerta! La blusa mep arece muy asequible, los vestidos de fiesta están en la linea económica de Tintoretto, por ejemplo... chico, es todo muy asequible, la verdad!

Oye... y en Galicia distribuyen, o tengo que hacerme una escapada?? (ya tengo excusa, jajaja)

jose_airam dijo...

jajaja!!si te pasas por la página web, te dice las tiendas.

Y no te preocupes, que venden en toda España. Encima son superamables. El bolso fue un regalo, a mi hermana le encantó...

Besos!

pinkocha dijo...

Uy, llego un poco tarde, ¿no? Cuanto más tiempo tienes, más tiempo necesitas...
Me ha encantada lo de "tengo lo que quiero, aunque no sea lo que me merezco". J. y yo siempre discutimos cuendo él me sale con lo de que yo me merecería a un hombre que me retirara y me diera todos los caprichos, y yo le digo que pa´qué, si con él me lo paso mucho mejor. Así que ni ángel ni demonio, lo que a mí me va son los hombres divertidos e imprevisibles.

Anónimo dijo...

Es q esto de angel y demonio parece grease. ¿Tengo q elegir entre el de chaqueta de cuero o el del polo lacoste? por un lado con los del polo lacoste nunca me he entendido. Ni me gustan ni les gusto. Por otro lado los del wild side de moto y cuero, para encontrar uno q este simplemente bien, tampoco pido el tio buenorro del siglo, es dificilillo (os invito a ir un sabado por la NII para q me entendais). Vamos q en la vida real ni con uno ni con otro. Y si hablamos de cine a mi los malos me han encantado siempre, pero tengo q reconocer q tambien lo buenos. Hay tienes mismamente a Eric Bana en Troya. A mi me tenia loquita, mucho mas q Brad Pitt, fijate. Depende del bueno y del malo.

Me divierten mucho tus entradas :-)

Un saludo
Al

María dijo...

Pinkocha, yo tengo la misma conversación con P. al menos una vez al mes!! jajajajja

María dijo...

Al, muchas gracias!

Hombre, yo se que es muy genérico el tema, pero mi chico es más bien de los malos, y está como un queso!! jajajaja

Yo es que soy fan de las almas atormentadas... será por empatía, jajajaja