EL EFECTO "POYAQUE"

Me lo advirtieron.



Me dijeron “no te metas, que es peor”… pero yo soy una mujer adicta al riesgo, me encanta meterme en jardines de los que no sé cómo salir. Así que cuando mi casero dijo “sí, quiero” a la renovación del contrato de alquiler, yo dije “pa´lante como los de Alicante”… y me metí en reformas.

Sí, sí, que ya lo sé, que es una estupidez enrome, pero comprendedme… las ansias de cambio pudieron conmigo… yo qué sé, año nuevo vida nueva y todos esos tópicos absurdos. El 2009 fue bastante asqueroso en casi todos los sentidos, y después de renovar mi fondo de armario, mi zapatero, y hasta el color de mi pelo, ya sólo me quedaba darle una vuelta al apartamento para convertir mi vida en un nuevo escenario.

Y encima estaba “lo demás”… “Lo demás” son todas esas cosas que se van acumulando durante años de vida en una casa antigua, aunque remodelada: humedades fruto de las goteras de la terraza, desconchones fruto de las citadas humedades, el desgaste inevitable de unos electrodomésticos de gama más bien baja –o sea, el equivalente a la Serie Z de las pelis de los 70, vamos-…. Esas cosas.

Todo comenzó con la necesidad de pintar el dormitorio. Porque esto sí, os lo juro, es una necesidad. Empezamos a pensar en el color de la pared principal y terminamos conviniendo que, si pintábamos, lo suyo era instalar calefacción para evitar futuros problemas de humedades en nuestra recién estrenada pared. Y claro, si metes calefacción en el dormitorio, no vas a dejar en pleno Ártico el salón: pues ea, dos radiadores en lugar uno, que los regalan, oiga.

Cuando ya teníamos decidido este punto, recordé que la mampara de la ducha no cierra muy bien… y total cambiar una mampara es una chorradita, que se hace en un pis pas… pues ea, mampara al canto… y cubretendales, que te los hacen en la misma tienda.

En estas estábamos P. y yo cuando la nevera comenzó a hacer ese ruido que tanto le gusta a ella… como de morirse, agonizando, vamos, y nos dijimos “oye, igual había que cambiar la nevera, la lavadora, que tiene la puerta estropeada y en cualquier momento nos inunda la cocina”… y claro, eso sí que no. Pero oye, ya que decides cambiar eso, no te cuesta nada meter unos eurillos más y poner un lavavajillas, que nos hace mucha falta, con el poco tiempo que tenemos (siempre que digo esto trato de recordarme a mi misma que los platos hay que meterlos dentro y recogerlos igual… pero no hay manera, oye). Bueno, pues eso, que electrodomésticos nuevos también.

Hicimos cuentas, rompimos el cerdito y vimos que podíamos permitírnoslo, y dijimos: pues nada, llamamos a un pintor, y nos damos una vuelta por mediamark a comprar los electrodomésticos…

…y aquí comenzó la pesadilla… el temido Efecto Poyaque”.

El Efecto Poyaque es esa extraña posesión pseudodemoníaca que se apodera de quien ha decidido hacer reformas en casa, y consiste en que hagas lo que hagas, a mejor opción te obligará siempre a tocar o reformar algo que, a priori, no tenías pensado tocar.

En nuestro caso comenzó a manifestarse por culpa del hijoputa que diseñó nuestra cocina. Nuestra cocina es grande, pero mal aprovechada, de modo que todos los electrodomésticos vienen engastados, encastrados en el mueble central, lo que limita mucho tus opciones a la hora de elegir una nueva nevera.

A priori eso no supone un problema. Nosotros, al menos, no lo vimos. Nosotros medimos el hueco de la nevera, anotamos las medidas y desembarcamos en medio del mediamark para comprobar que nosotros no, pero el ingeniero que diseñó la puta cocina un poco tonto sí que era… porque optó por encastrar una nevera de las de la categoríaa “medidas especiales”… o sea, medidas especialmente jodidas de encontrar. Consecuentemente, nuestro hueco de la nevera sólo permite colocar en él una idem exactamente igual a la que tenemos... y aquí comienza el “poyaque”.

Porque “poyaque” te metes a comprar una nevera nueva, mejor comprar una buena, con un congelador decente… pero claro, para es hay que hacer obra de carpintería en el mueble de la cocina, y “poyaque” haces obra en el mueble, qué más te da meterte un poco más y dejar bien instalado el lavavajillas… en lugar de meterlo en el rinconcito que tenías reservado, es mejor hacer un poco más de obra, y colocarlo bajo el calentador de agua… aunque espera… porque… “poyaque” que decides meterte en eso, mejor tira el mueble auxiliar entero y deja ahí la nevera, que como queda separada puede comprarte una de esas preciosas de colores tipo retro, claro que no pegaría mucho con la encimera rústica… pero ¿quién dijo miedo?, porque “poyaque” te pones, hija, por poco más cambias la cocina entera. Y queda ideal.

Y yo en mi infinita estupidez me planteo, ¿y a mi qué me importa que quede ideal, si la cocina la piso lo menos posible? Hombre, es verdad que nuestra cocina tiene una especie de imán que atrae hacia ella a los invitados, y claro, será genial para organizar fiestas… pero si cambio la encimera debería cambiar la baldosa del suelo… ay, no sé…

A mi el “poyaque” cocinero me daba más igual, porque si hay que comer fuera una semana, pues mira, se come y punto… pero es que anoche comenzamos con el “poyaque” dormitorio, y este ya me preocupa más, porque claro, dormir sí que quiero dormir, ese es otro tema.

Y es que lo que empezó siendo una manita de pintura empieza a convertirse en “poyaque” pintas, puedes empapelar con uno de esos papeles de diseño el cabecero… espera, que no tengo cabecero… bueno, “poyaque” te pones compras uno… pero si yo quería una habitación minimalista… pero claro, es que… porque a la que estás, y para que el radiador quepa mejor, lo ideal es cambiar la estantería del estudio… espera, espera, espera, “poyaque” la vamos a cambiar, por qué no encargamos una más grande, a medida, y nos traemos la biblioteca de casa de tu padre… ay, pues mira, qué buena idea. Pero si hago eso le encargo a juego con la mesa de montaje… ¿Cómo que qué mesa? ¿No pretenderás que cambie todo menos esa mesa horrible del Carrefour?...

Y así andamos. A día de hoy he logrado cagarme en los muertos del diseñador de mi cocina, decidir que, haga lo que haga, cambiaré las lamparitas de la mesilla de noche, y llamar a un especialista que vendrá mañana para decirme una de estas dos cosas:

a/ Señora, está usted loca o qué??

b/ Sí, señora, se puede hacer lo que usted dice, pero yo haría otra cosa, porque “poyaque” hace usted esta obra, yo cambiaría el parquet de salón, el color de las puertas y de marido, si ve usted que tal, porque este le va a combinar muy malamente con las cortinas nuevas… porque no irá a dejar esas cortinas en el dormitorio, verdad?

¿Qué os apostais a que me hubiera salido más cómodo y barato mudarme? Pero claro, “poyaque” me pongo…


SUENA EN MI I-POD: Jace Everett es una de esas voces del country rock americano que sin duda merece la pena descubrir. Su tema “Bad Things”, incluído en el álbum de 2006, “Jace Everett”, es el tema principal de la serie vampírica True Blood, y engancha casi tanto como ella. Tiene contraindicaciones de adicción, lo aviso… que el que avisa no es traidor.

53 comentarios:

Lucía dijo...

"poyaque" estoy... comento!!! y lo del te lo dije no vale.... Pero tía te has parado a pensar que si vosotros "by your own" ya habeis metido 40 poyaques.... que va a ser de tí cuando entre en esa casa el señor reformista!!!!?????
Ay por Dios que te vas a tener que mudar de piso para hacer la reforma y luego volver.....
Me has alegrado la tarde, que mira que ha sido amarguilla.....
Un besazo y feliz POYAQUE!

María dijo...

Me has hecho recordar hasta con cariño la época de reforma de mi casa,je,je,je
Un abrazo

pinkocha dijo...

Querida, sólo te digo que J. y yo nos metimos en una hipoteca de X millones para compra el pisito y darle un lavado de cara con las cuatro perras que sobraban y acabamos ampliando la hipoteca ¡al doble! que se dice pronto. Eso sí, mono quedó un rato, pero a costa de un año y pico de rodar de casa en casa (la de mi madre, la mi amiga Noe y la mi abuela, toma ya). Eso sí, una vez metida en harina (o en cemento)... ¡suerte y al toro! Y si necesitáis un sofá cama, sólo tenéis que cruzar la calle.

_MORGAN_ dijo...

Bufff!!! Que identificada me siento. Yo acabo de terminar con una reforma, que empezó con el cambio de un desagüe y acabó con 3/4 partes de mi apartamento patas arriba. Si es que una vez que te pones, te enganchas y ya no puedes parar. Lo peor, cuando terminas, que te tienes que liar a limpiar cual posesa porque hay polvo hasta en el cajón de la ropa interior.
Muchos ánimos con lo que te espera.
Saludos.

María dijo...

Lucía, si no esp or tí no identifico nunca el sindrome Poyaque... pero que sepas que ya hemos asumido que pasaremos por él con toda la dignidad que nuestro presupuesto nos permita, y punto. Si hay que ir, se va!

María dijo...

María, yo creo que cuando termine las recordaré con cariño... pero ahora mismo, antes de empezar, las odio profundamente

María dijo...

Pinkocha!!! jajajajaja... pero tu apartamente es maravilloso!!! jajajaja

Yo me conformo con poder dejar la cocina nueva y el dormitorio pintado... y con nueva estantería, claro, jajajaja

María dijo...

Morgan, por favor, no, por favor, no me incites a hacer obra en el armario también... con las ganas que le tengo a un interior reformado en ese armario ENOOOORME!!!

Rubencito dijo...

Pues yo tambien te voy a contar mi experiencia... Después de 7 años en el mismo piso medio destartalado, al casero le dio por hacer reformas: resultado la cocina y el baño nuevos. Pero las 6 semanas de obras, me las comí enteritas y reto a cualquiera a estar 2 semanas en un piso sin ducha ni servicio (creo que no fuí tanto al gimnasio como esa etapa).
Bicos.

María dijo...

Jajajajajaja... Rubencito, yo en el baño sólo tengo que cambiar la mampara y pintar le techo... creo que esa parte me la voy a ahorrar.

Ahora, me veo comiendo fuera dos semanas, porque entre encontrar los electrodomésticos, la obra de carpintería, y las instalaciones...

Por no hablar, claro del dormitorio: pintar (2 días), cambiar la estantería (lo que tarden en traerla... una semana), colocar todos los libros... no sé... ¿¿mil años??

Turuleta dijo...

jajajajaj qué bueno tu post!
Ten cuidado y no te dejes embaucar tan fácilmente!!
Estoy acabando de construirme una casa, ahora empiezo con la decoración y no hay nada mejor que atenerse a un presupuesto para no irte por las ramas...porque claro a mi no me va a gustar lo más barato no no, si busco sólo entre las 3 cosas más baratas, de las 3 me iré a la más cara SIEMPRE, sin saber por supuesto el precio.
Así que ten cuidadito! eso sí, la casa preciosa te va a quedar!!
saludos!!

QuietBrown dijo...

Vaya, acabo de recordar que tengo que pintar mi casa... ¡qué miedo! =D
Reformas en mi casa aún no he hecho, pero recuerdo en casa de mis padres ese síndrome terrible... Y es que mi madre sin obras cada dos años no es nadie, por lo visto ;)
¡Feliz miércoles!

Perla N. dijo...

Si P. y tú salís vivos de ésta... es que es amor verdadero, nena. Las reformas y las mudanzas son la prueba de fuego de cualquier pareja. ¡¡Valor y al toro!!

Cruela dijo...

Ay dios las reformas
EL poyaque es una arma de destrucción masiva de ahorros y hasta de parejas...

mira que te lo dije en el facebok pero ni caso....

nosotros empezamos la reforma.... de la cocina y baño...
PERO
poyaque estábamos decidimos que la tercera habitación se suprimiría para agrandar el salón, poyaque estábamos quitamos la terraza del cuarto 2 y con el espacio ganado hacemos un segundo baño, poyaque estamos en vez de suelo de tarima ponemos parquet de bambú que se regenera y es más duro, sí pero cuesta el doble y tarda en llegaaaar.. po ya que estamos reformamos la casa entera , hasta quitamos el gotelé...

3 meses viviendo en casa de mi suegra al final no aguanté y volví a casa sin tener los muebles de cocina y durmiendo en un colchón...
pero después de todo el sufrimiento podrás decir valió la pena eso sí

Besos

María dijo...

Turuleta, me pasa igual, pero en lugar de luchar contra ello lo asumo con resignación, qué le vamos a hacer.

María dijo...

QuietBrown, mi madre cambiaba los muebles de sitio con tanta frecuencia que a veces entrabas en casa y tropezabas con mesas donde antes había espacio libre... por no mencionar aquella vez que se rompió la mesita del café y quiso cambiarla... y como la que le gustaba no iba bien con los muebles del salón, los cambió todos... y pintó, claro, y luego tapizó los sofás, porque si no quedaba mal... MIERDA!!! LLEVO EL SÍNDROME POYAQUE EN LA SANGRE!!!!

María dijo...

Perla, P. y yo hemos sobrevivido a una mudanza, a la compra de un sofá, a la compra de equipos informáticos, a la enfermedad de mi padre y hasta a trabajar juntos. Romper igual rompemos, pero desde luego por aburrimiento no será, jajajaja

María dijo...

Pues a eso voy, Cruela, que igual un par de semanas de caos son luego años de felicidad conyugal... y la casa de mis suegros queda lejos, como no me mude con mi abuela... OHHHHHH NOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Pati dijo...

Y lo bonito que te va a quedar todo... Poyaque te metes en reformas, cuando termines vamos los madrileños a la fiesta de inauguración, vale???

Mira, qué excusa tan buena! Un besote y suerte!

Anónimo dijo...

Qué nos está pasando??
Poyaque compramos una estantería para el cuarto de n, mira qué espejo, mira qué marcos para fotos
Poyaque cambiamos el cuarto de n, movemos el salón?
Poyaque movemos el salón y esa pared queda medio vacía, qué tal un cuadro?
Poyaque ponemos el cuadro, qué tal un sillón pequeño en esa esquina
Poyaque ponemos el sillón en la esquina, una lámpara de pie vendría de put...madre
Poyaque cambiamos la lámpara de mesa por una de pié, me gusta para el dormitorio
Poyaque vamos a poner esta lámpara en el dormitorio, compramos un zapatero y la ponemos encima?
Poyaque.............
Que alguien me pare, que yo ya he entrado en barrena.....
Ruth

baballa dijo...

No me lo puedo creer reformas!!!! estoy haciendo un peto, tengo que pintar... y demás poyaques pero viendo esto no se si me atreverá!
Besos

Ely dijo...

María, yo empecé pidiendo presupuesto para un baño y la cocina, y terminé cambiandome de casa y haciendo obra de restauración en la actual, ahora he hecho el mueble del salón, y esto conlleva: pintar, pasar cables, tele nueva, alfombra y una planta grande, de momento...

María dijo...

Ay, Mira, Pati, pues me viene estupendamente!!! jajajaja

María dijo...

Ruth!!!Pareces mi madre... y lo que más miedo me da de este comentario es que yo me parezco muuuuucho a mi madre...

María dijo...

Baballa, atrévete, mujer, que da un gustazo luego ver la casa preciosa!!

María dijo...

Ely, no sé por qué me lo temía... me temía que eso de que "no hay obras pequeñas" es cierto, porque terminamos convirtiendo todas en obras faraónicas... es que somos lo peor!!

Anónimo dijo...

Lo que me salva es que mi casa tiene 5 años...
Pero me estoy planteando, poyaque estamos poner una pila de ducha más grande....
Poyaque ponemos una más grande, cambiamos la mampara.....
Lo dicho... estoy en barrena
Ruth

María dijo...

Ruth, te veo mudándote para abaratar costes... no digo más

gelines dijo...

Yo también he vivido una temporada, o dos o tres, poseída por el momento "Poyaque" pero al final y tras el exorcismo correspondiente (pagar la factura, en general)creo que al menos estaré tranquila durante 2 meses. Y es que ahora le toca a la cocina.

Además, por qué será que cuanto más pequeña es una habitación más "poyaques" se te ocurren....a tí y al operario de turno, claro. Que al final ya dices: "Bueno, señor fontanero (o carpintero, o escayolista, o...) si me lo deja como el palacio de Bakingán, le firmo lo que sea"

Y ahí ya has perdido todo como persona y como parte contratante de la parte contratante, porque empieza a entrar gente en tu casa y ya no sabes qué harás para sacarlos de allí.

Suerte con la reforma y mantennos imformados.

Mil besos.

María dijo...

Gelines, qué miedo me ha dado leer eso de "empieza a entrar gente en tu casa y ya no sabes cómo sacarlos de ahí"... me veo como la Nicole Kidman de "Los Otros", montando escenitas para exorcizarme de los obreros, jajajaja

Anónimo dijo...

La vida está llena de Poyaqués"""""
Me acaban de entregar un piso de protección oficial, tengo que pagar a parte 8000€ eurazos de cocina que ya está montada, es decir escogida por otro persona con muy mal gusto por cierto y estoy con el dilema de joderme y tirar con ella una temporada que al final será toda la vida ó Poyaqué estamos a tirar la casa por la ventana, regalar 8000€ y poner una nueva y no enfadarme cada vez que entre a la cocina

ESTOY ODIADA ARGGGGGGGGGG

Muy bueno el tema, no lo conocía.

Saludos,
VERA.

María dijo...

Vera, la expresión es de Lucía, y en serio que es extremadamente acertada.

Yo cambiaba la cocina y les ponía una demanda, porque seguro que no se te puede obligar a pagar a mayores si no lo has firmado antes.

Angela dijo...

por que te crees que la mezquita de cordoba tardaron en hacerla 300 años?? que por un posyaque estamos ponme esa columna ahi, posyaque estamos las pintamos en rojo y amarillo, pos ya que estamos movemos este tabique...posyaque se ha muerto el califa previo, vamos a cambiar las puertas, vamos, que al final todo el mundo es califa en lugar del califa...como decia iznogud...
jajaja me parto....yo tb he vivido una obra en casa, pero ante el barullo que se montaba me mude a casa d emi madre...durante un mes....si no nos matamos entonces, es que lo nuestro es amor y que la relacion sobrevivirá por los siglos d elos siglos...
animo, y atrevete, que luego vas a estar mirando las baldosas del suelo y diciendo....si tenia que haberlas cambiado....

MEL dijo...

María, te has parado a pensar que para cuando termines será hora de irte a una residencia a vivir?

iria dijo...

jejeje... pues yo creo que nada de eso que cuentas es comparable a una mudanza :D
(un año después aun tengo secuelas de la mía... :S).
valor!!!!!
:D

Iria

Hahi dijo...

Ainsss, yo estoy a puntito de meterme en una reforma y el "efecto poyaque" está empezando a hacer su aparición... ¡que Dios nos pille confesados!!
Muxus dsd Bilbao

MARTINA dijo...

Pero María...si el piso es de alquiler!!!.... dinero tirado!!!... ahora es el verdadero momento de comprar!!..que en cinco años, puedes estar sin techo..y todo lo invertido en saco roto.

Atrevete..y lánzate, a la hipoteca!!!

gelines dijo...

Lo de la gente que entra y parece que se te queda a vivir es literal. Nada más comprarnos la casa comenzaron las reformas: que si un tabique, que si la escayola, mover una puerta, lijar y barnizar parqué.

Pero todo ello casi a la vez y entremedias una mudanza con los bultos cambiando de habitación y un bebé de 7 meses y unas vacaciones en ciernes que tenían que ser sí o sí.

Mi marido, para ahorrarme el lío de ir a abrir a los operarios a cualquier hora repartió alegremente llaves pues había que cambiar cerraduras. En una de estas, ya preinstalados y en medio de una siesta de mi hijo, mi marido y yo al lío...y oímos la llave en la cerradura.

Momento inolvidable, no te quepa duda. De ahí viene mi fobia a las reformas...pero aquí sigo, jajaja

Mil besos

Lucía dijo...

María bonita.... tu estas segura de que el efecto poyaque en ele baño no va a aparecer???? lo de cambiar sólo la mampara no cuela!!!!
Un beso

María dijo...

Ángela, jajajajaja... no me había planteado lo del a mezquita de Córdoba, jajajajaja

María dijo...

Mel, sí, pero he procurado olvidarlo... total, ya que estamos...

María dijo...

Iria, en mi segunda mudanza la empresa perdió tantas cajas que me sobraba espacio, no te digo más

María dijo...

Hahi, ¿y si creamos un club de damnificados? jajajajaja

María dijo...

Martina... NI MUERTA!!! jajajajaja

Será alquiler, pero las obras son para mi, en 5 años las he amortizado de sobre -no voy a tirar tabiques, ni nada parecido- y el tema hipoteca ahora mismo ni me tienta, la verdad. No sé dónde voy a estar en 5 años, igual en otro país, incluso

María dijo...

Gelines!!! jajajajajajaja... QUÉ MOMENTAZO!!!! JAJAJAJAJAJA

María dijo...

Lucía, es que mi baño no da mucho juego... aunque ayer empecé a pensar en poner unos estantes de cristal en lugar de las baldas metálicas de ahora...

POR EL AMOR DE DIOR!!! PARADME!!! JAJAJAJAJA

Rubencito dijo...

Maria, te espero a las 10 de la mañana en el muelle de trasatlánticos (porque con menos cadenas que esas, no creo que se pueda retener). Jejeje
Bueno, yo he puesto un extractor en el baño hace poco y tambien vivo de alquiler, pero el tendedero lo he comprado de interior (vertical)
Bicos.

mari dijo...

Veo que todos tenemos la misma enfermedad (eso sí que es una epidemia y no la gripe a). Yo me fui a vivir a un pisito muy majo, y decidimos ir comprando y poniendo las cosas poco a poco. Conclusión, he tardado cuatro años en tener una segunda cama para cuando viene alguien, lamparas y demás (encima mi pareja no entiende de "comprar en el ikea", el cuando se pone, tira la casa por la ventana). Y todo para que a los cuatro años nos hagan una proposición indecente de una casa más grande y bonita... Y se inicia de nuevo la historia... Creo que veré mi casa como dios manda en otro siglo. Y eso sin niños de por medio, porque una reforma con nanos...

BET dijo...

Yo también conozco el efecto "poyaque", compramos una casa de segunda mano y puestos a reformar, la reformamos entera, vamos por dejar algo original respetamos las ventanas,jajaja...

Besos !

Anónimo dijo...

hola...de vez en cuando te escribo,a menudo te leo,pero es que hoy me toca el tema de cerca cerca!!!!yo aconsejo a todo el mundo una cosa,si hay profesionales es por algo,jajajajaj.Sin animo de ofender,pero los poyaque al final solo hacen que gastes más y más,si se planea todo bien bien,no es tan traumático el asunto,jijiji....ahora bien,ay que echarle valor para reformar,y digo reformar,un piso de alquiler,no???por cierto,ya que te pones,comprueba la instalación eléctrica y de fontaneria,no vaya a ser el demonio que tengas tu cocina nueva y reluciente y éste poyaque no avise.....besos y como siempre me encanta lo que escribes, vecina de barrio,jajajaja

Tita dijo...

Lo mejor para terminar con el poyaque, es cerrar el "grifo".

Además, que las obras son como tener un hijo, la pareja ya tiene que estar bien avenida, que si no....buffffffff

¡besos!

Lula dijo...

jajajajajaja María!!! me parto con el efecto poyaque!!!! seguroq ue ya te lo imaginas, pero... A MI ME PASA LO MISMO!!!!!!!!!!!

jajajaja mira, hace tres años y pico que vivimos en este piso y cuando lo compramos, antes de entrar a vivir, evidentemente poyaque estabamos había que hacer reformas... con el poyaque de los cojones acabamos tirando el 80 por ciento de las paredes del piso!!!!!!!!!!!!! y no te cuento más poruqe mis poyaques son inacabables!!!!!

Me apunto para toda la vida lo del poyaque!!!

ODRY dijo...

Yo soy de las que apoquito que te descuidas desarma una casa entera, por eso mi lucero me ha prohibido ver bricomania, dice que es un destroza familias, además me ha escondido la caja de herramientas, por que dice que soy como magiver, con un simple destornillador la lio parda.