TECNOLOGÍA PUNTA

Últimamente hablo tanto por teléfono con el servicio de atención técnica de R que he llegado a crear ya un vínculo emocional con ellos, de manera que cuando el pasado viernes un post-adolescente brasileño llamó a mi puerta para tratar de encontrar el fallo en mi router, no sabía si ofrecerle un colacao con galletas o directamente pedirle matrimonio. A fin de cuentas, era ya como de la familia.



De hecho, me llevé incluso una pequeña decepción al ver aparecer por mi recibidor a aquel jovencito tostado por el sol y de sonrisa profident, más que nada porque creo que, después de todas las veces que he llamado, deberían ponerme un técnico de cabecera y no andar cambiándome de hombre así, al chou, constantemente. Hombre, es que tanta variedad me desconcierta.

Mi problema es que mi wifi no funciona. Bueno, no es que no funcione. Es que funciona un rato sí, un rato no, como el Guadiana, y me deja colgada cuando menos me lo espero. Antes de contratar el wifi no había tenido jamás problemas de conexión, pero desde que Mac entró en mi vida en forma de portatil, se imponía cambiar nuestra antediluviana conexión por cable por una moderna conexión inalámbrica, así que contratamos el wifi.

Un técnico muy majo vino a casa, nos cambio el router y nos dio una clave… y ahí empezaron nuestros problemas. Había días en que podías conectarte tranquilamente, sin problemas… y otros en los que el Google tardaba tanto en cargar que sencillamente se acababa la batería del portátil antes de que pudiese consultar el estado de mis cuentas.

Empezó entonces un calvario de llamadas al servicio de asistencia de R… vino un nuevo técnico, cambio de nuevo el router, y cuando se fue la conexión iba a las mil maravillas, pero media hora más tarde el problema había regresado, y con él mi cabreo.

Cada vez que llamaba, una amable chica me aseguraba que en su pantalla no aparecía error alguno… pero el caso es que en la mia lo que no aparecía era el Google… vamos, que seguía sin poder conectarme. Nadie era capaz de encontrar el fallo, y no porque fuese muy difícil… sino por el simple hecho de que, en cuanto algo similar a un técnico asomaba por la puerta, la conexión decidia reestablecerse sin problema alguno por su cuenta y riesgo, dejándome en ridículo y de nuevo aislada del Word wide web en cuanto el experto abandonaba mi hogar.

Este tipo de sucesos paranormales han terminado por convertirse en una constante en mi vida.

No sé a vosotros, pero a mi, el 90% de los aparatos electrónicos me odian. Los ordenadores, las impresoras, los teléfonos… incluso las cafeteras o los hornos. Todo aquello de ser susceptible de estropearse se estropea si yo estoy cerca… y se arregla automáticamente en cuanto llamo a un técnico antes de que este pueda siquiera tocarlos.

Esta manía de los aparatos electrónicos por tocarme los bemoles me tiene ya tan harta que el otro día, comentándolo con unos amigos, me sentí extrañamente feliz al comprobar que no soy el único ser humano al que la tecnología putea. Entre mis allegados hay quien se ha pegado con impresoras, televisores y lavavajillas sin resultado alguno, para que, acto seguido, y ante la presencia de un técnico, el aparatejo en cuestión funcionase a las mil maravillas.

Y yo, en mi infinita estupidez tecnológica, me pregunto, ¿será a caso que los aparatos y los técnicos está compinchados para fastidiarnos? ¿o será que, al presentir la presencia de alguien capacitado para destriparlos, los aparatejos vuelven milagrosamente a la vida? ¿sentirán los portátiles terror a los técnicos, o es sencillamente que soy una analfabeta tecnológica?

Estas dudas me corroen desde hace años. Sólo son comparables a esas sensación extraña que se te queda en el cuerpo cuando, después de buscar desesperadamente ESA camiseta que sabes que dejaste sobre la cama antes de entrar el la ducha, llamas a tu pareja y él, sencillamente alarga la mano y la coge. Estaba allí, al parecer, pero debió haberse escondido mientras la buscabas hasta dentro del pijama, para gastarte una broma, supongo.

Los únicos seres comparables a los técnicos de mantenimiento en cuanto a capacidad de acojones de aparatos domésticos variados son las madres… o un amigo informático, en su defecto.

Todavía recuerdo con inquietud un tarde de martes de hace unos 7 años. Me había roto la rodilla en una estúpida caída en el Paseo Martímo y llevaba unos días sin poder salir de casa, aburrida y atada a unas muletas. En una de esas tardes de agonía solitaria, había decidido poner un vídeo. Al terminar de ver la película, pulsé eject para guardarla… pero no pasó nada. Repetí la operación tantas veces que desgasté el botón, y, por supuesto, apagué y encendí de nuevo, una operación completamente inútil pero que siempre, invariablemente, repetimos cuando un aparato se niega a obedecer.

El caso es que aquella tarde estaba aburrida en el salón cuando me llamó un compañero del trabajo, un buen amigo que además es técnico de mantenimiento. Me preguntaba si quería compañía aquella tarde… y evidentemente dije que sí.

Cuando llegó traía un par de paks de cervezas y un película.

“Qué bien” dije “Aunque la peli tendremos que dejarla para otro momento, porque el video se ha atascado”

Me fui a la cocina a por unos vasos, y al volver, Luis tenía en sus manos mi cinta y en su cara una graciosa sonrisilla de satisfación.

“Vaya!! Cómo lo has conseguido?” pregunté extrañada, asombrada y agradecida a partes iguales

“Pues pulsado eject” dijo él mientras alargaba sus manos para coger el vaso de cerveza.

Pues bien, la historia es cíclica y aquí estamos de nuevo, mi necedad informática y yo. En estos momentos la conexión va como una bala, después de que mi técnico brasileiro hiciese… pues nada, nada de nada, porque no encontró error alguno en el sistema, ni en mi router, ni en ningún lado. Pero yo, que soy más listas que los bits, sé que los problemas regresarán, y cuando regresen, esta vez no llamaré a ningún especialista. Me estoy planteando seriamente exorcizar la conexión. Seguro que con eso la acojono para siempre.


SUENA EN MI I-POD:Blue Hotel”, de Chris Isaac, una voz inconfundible con unos ojos completamente sobrehumanos… como mi conexión Internet.

41 comentarios:

Lady dijo...

Te odian por que tu los odias...

Zepequeña dijo...

Ja, ja, ja... Pon dos velas negras antes de un exorcismo... Que miedito!

Zepequeña.

Ely dijo...

Adoro los cachibaches tecnologicos y ellos me adoran a mi. Va a ser lo que dice Lady...

María dijo...

Insinuais que huelen mi miedo, como los perros, o los caballos???

Me niego!!!!! Me niego rotundamente a creer que un maquinillo pueda ganarme!!

Prefiero creer que lo hacen para llenarme la casa de tios buenorros que me abren los puertos del router y esas cosas.

Anónimo dijo...

Hola María.
Yo tb vivo en coruña y nuestra conexión de r pasó por algo parecido hace un año.
Se solucionó sólo.
Había horas en las que no había manera de conectarse.
Por si te sirve de consuelo :P (mal de muchos que le dicen :P)
un bico

Iria

PD, brillante el post de los piropos :P

María dijo...

Iria, muchas gracias, por los halagos y por el consuelo... porque sí, consuela, consuela mucho saber que no estoy ni sola ni loca!! jajajaja

Sil dijo...

Hola María!
Lo primero, q me encanta tu blog, q aunque no será original, es verdad.

¡No estás sola en la jungla tecnológica!..tengo un don especial para embrujar todo tipo de trastos: ordenadores, impresoras..¡incluso batidoras!..yo tengo la teoría de que varios factores se alían en mi contra:
- vienen con un señor pequeñito muy cabreado dentro, que en cuanto pretendes utilizar su casita para cualquier labor, se venga.
- como soy una persona nerviosilla, al moverme tanto, creo unos
terribles campos electromagnéticos que estropean temporalmente los aparatos dentro de su alcance.

...te deseo mucha suerte...¡o al menos q sigan siendo guapos los técnicos de R!! Pero siguiendo la teoría de Murphy, ahora q te has quejado públicamente del problema, se solucionará x sí solo, aunq sea para dejarte quedar mal..jajaja...un besiñoooo

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Sil, eso es lo que realmente me intriga... ¿por qué el problema se solventa solito en cuanto lo haces público? Es que no lo comprendo!!!

De todos modos, ayer iba como una bala, espero que haya optado por solucionarse sólo, porque no comprendo de qué va esto!!

MARI dijo...

Buen lunes a todos (bien nevadito)... A mí me sucedió algo parecido. Se conectaba a la red y todo iba bien durante un cuarto de hora, que se iba a la m.... El técnico vino a casa se conectó y como funcionaba... se quería ir. Yo me negué y le dije, aquí quieto, te pongo un café y pastas, pero hasta que no se joda no te mueves... y eso hizo el pobre. Me lo consiguió arreglar...

María dijo...

Mari, yo el viernes ya no sabía dónde meterme... el pobre hombre haciendo tiempo, en plan "bueno, igual se joder a las 5... o a las 5.15... o a las 5.30..." ya me daba hasta vergüenza!!! jajajaja

Perla N. dijo...

Yo odio la tecnología y la tecnología me odia a mí. A lo mejor es verdad tu teoría de que huelen el miedo, aunque en mi caso más que miedo son ganas de cargarme todos los aparatitos.....Grrrr, qué manía les tengo!!!

María dijo...

Perla, pero yo les quiero, soy una tecnoadicta completa: me encantan los móviles último modelo, tengo en casa tres I-pod diferentes, una edición digital, varias cámaras de fotos, dos impresoras, un scaner, cámaras de video (de P. y mias, de esas caseras), un ordenador de sobremesa, mi mac portátil... jolín!!! Si yo les quiero!!! son ellos, son ellos!!!

Perla N. dijo...

Pue yo no, María...tengo un móvil normalito y un MP3 al que desde que se fue S. de casa no he cambiado la música. Imagínate...

María dijo...

Yo es que mi caso no lo comprendo... somos los dos unos tecnoadictos, aunque a P. le cueste reconocerlo... sin embargo, determinados aparatos, especialmente los relacionados con la red de redes, se escarallan sólo con que los mire!!

Angela dijo...

Pero de que te quejas!!! si te pone un tecnico estupendisimo en la puerta y encima paciente!!
ya quisiera yo que vieses al pollo que me mandaron a mi a conectarme la linea....susto daba el hombre!!

María dijo...

La verdad es que, en términos generales, he tenido mucha suerte con los técnicos en esta vida. Normalmente son guapetes y hasta majos. Cuando hace 8 años me instalaron R por primera vez hasta me invitó a tomer una caña!! jajajajaja... claro que eran otros tiempos y yo era joven y mona, ains, que tiempos, jajajaja

A mi en general los tíos que consiguen que, tocando botones, pasen cosas, me ponen... igual por eso casi todas mis parejas eran técnicos de algo, jajajaja

pinkocha dijo...

¿Y el clásico truco de fallar al día siguiente de que expire la garantía? J. tiene la teoría de que los aparatos electrónicos tienen un temporizador programado para eso. Dos años y un día, zaca, a tomar por saco...
A mí no es la primera vez que me viene un técnico a explicarme que, sin enchufar, la maquinaria no funciona...

María dijo...

Jajajajajaja... eso me recuerda a una historia de una amiga con una impresora... jajajajajaja

Nuestro dvd se ha jodido exactamente a los 6 meses de expirar la garantía... ahora estamos esperando el presupuesto del arreglo... miedo me da, pero como es de los "guays", con grabador y todo eso... pues habrá que arreglarlo, claro... pufff

MEL dijo...

Osea Pinkocha, y también les dirías que te grabasen internet en un disco, no?

Yo lo único que he aprendido de la tecnología en mi corta y estupenda vida es a decir, "yo no he sido, eh? lo he enchufado y ya estaba así..."

Lucía dijo...

Yo adoro la tecnología, me encanta investigar que puedo hacer para arreglar problemas en los cacharros y demontar y montar cosas de estas que se llaman tecnológicas.... Peeeeeero, que sepas que estoy total y absolutamente convencida de que el problema del wifi es de la zona, no es tuyo ni mio ni de mi vecina..... En casa tuve el dichoso wifi de R durante un año y como a tí se me iba y se me venía cuando le daba la real gana... nadie me daba respuesta, de repente un día lo comenté con mi vecina y... voila! ella tenía el mismo problema... no sé que coño será pero en este barrio el wifi no va bien... yo hasta las pelotas de resetear el router de los huevillos y de acabar hasta emitiendo en abierto para mi area de influencia wifistica a ver si así se arreglaba y no conseguir resultados... me he vuelto al cable, lo sé, soy una fracasada, pero más vale cable que nada!

pinkocha dijo...

¿Ves, Lucía? Tenías razón, las putas no son el problema... ¡es el wifi! Y en piso no hay ni cable, eso que vivo en San Andrés...

QuietBrown dijo...

¡Hola!

He comprobado ese divertido carácter de los cacharros con conocidos y desconocidos... que tú te quedas con cara de "te juro que yo he hecho diez mil veces lo mismo que acabas de hacer tú" y ellos te miran con cara de "sí, venga, va" =)
Creo que huelen el miedo o, en mi caso, la inutilidad confesa XD
¡Saludos!

Lucía dijo...

Para que veas Pinkocha... Si al final estamos más avanzados los del Orzán que los de San Andrés...jajajaja!!!!
Y es verdad deberiamos llamar a la prensa expresando que el gran problema del barrio es el wifi...que esto no puede seguir así!

María dijo...

Ayer, a las 11 de la noche, de nuevo iba como el culo... estoy esperando a que P. se decida y llame él esta vez, a ver si oyendo una voz masculina el wifi se acojona de nuevo... yo qué sé!!!

A mi lo que me mosquea es que el PC está conectado por cable normal y también va como el culo!!

Anónimo dijo...

Mi ex-cuñada montó en cólera con el servicio técnico de cierta marca de móviles. Mandó un mail de esos de "te vas a cagar!!!" cuando recibió como respuesta algo así: "la visión borrosa de la pantalla puede deberse a no haber retirado los plásticos protectores". Madre del amor hermoso!!!, les contestó en plan "yo no soy idiota, quién se han pensado que soy!!!"
Bien, comprobó el móvil y no, no había retirado las pegatinas transparentes ni de la pantalla ni la del objetivo de la cámara........
En fin, un error lo puede tener cualquiera, pero éste nos da de sí muchísimo.
Ruth

María dijo...

JAJAJAJAJAJJAJAJA

RUTH!!!! Tu cuñada es mi nuevo ídolo, te lo digo en serio!!! jajajajajajajjajaja

Rubencito dijo...

Buenas, vengo preparado para recibir de todo, que voy al gimnasio desde hace meses.
Yo me dedico a reparar ordenadores, y creo que los que me puteais sois los usuarios. Cada vez que llego a un puesto, el problema desaparece misteriosamente. Y juro que a menos que tenga algo radiactivo encima, el ordenador no me reconoce de ninguna manera.
De todas formas, con los cablemodem de R yo tengo un truco que me va muy bien: cuando se cuelga, desenchufar 1 min. la corriente electrica (el adaptador) y volverlo a conectar. No confundir con el cable de red.
Tarda sobre 1 minuto en volver a negociar la conexion de red.

Saludos.

Lucía dijo...

Perdona Rubencito... pero a estas alturas el cablemodem de R o el de pepito grillo no debería colgarse!!!! y mi cablemodem tambien se cuelga.... o sea que el wifi mal y al cable tb mal.... y bueno luego está el tema de tener que llamar a R cuando conectas un ordenador que no es habitual.... y van y te dicen es que tiene usted que llamar cada vez que conecta un aparato nuevo....
A ver que ya estamos en el 2010, yo creo que han tenido tiempo de experimentar con estos cacharros...no?

María dijo...

Jajajajaja... a ver, a ver, haya paz!!!!

Rubencito, de verdad te digo que yo no puteo a mis técnicos... es mi conexión, que hace lo que quiere!!! jajajajajaja

La Ratita dijo...

A mí también me ha ocurrido mucho lo que tú cuentas, pero ¿te cuento mi secreto? Me casé con el amigo informático, jajaja.
Eso sí, la cara de tonta cada vez que algo "no me funciona" y llega él y con cara de "pero hija, si esto es sencillíiiiisimo" me lo arregla, no se me quita.

Rubencito dijo...

El problema de las wifi, es que no están delimitadas y el ancho del canal es fijo, por lo que si hay muchas wifis en una zona determinada el canal está lleno de interferencias. Normalmente se soluciona cambiando de canal, pero a veces ocurre que ni con esas.
De todas formas, yo no me acerco a un producto de Apple, que les tengo tirria (ni siquiera a mi iPod). Muy bonitos, pero muy poco funcionales.

Biquiños.

Rubencito dijo...

Lucia, no hace falta conecta llamar a R. Con desconectar la alimentacion del cablemodem 1 min. y encender los aparatos por este orden: primero el ordenador y luego el cablemodem deberia funcionar todo a la primera (si el ordenador tiene configuracíon automática).

Bicos.

Lucía dijo...

eso sería facil si mi conexion no fuera directamente a un enchufe de la pared y nadie, pero nadie sabe donde coño está el cablemodem.... y mira que lo he buscado!
Ostras y encima odias los apple.... Ay Rubencito, tu y yo nunca seriamos la pareja perfecta!

pinkocha dijo...

Pues a mí este chico me encanta, por lo menos tiene el valor de decir públicamente que la mejor forma de arreglar un desaguisado con el ordenador es apagar y volver a encender... Vamos, lo que llevo haciendo yo toda la vida de Dios!
Por cierto, por la mañana me falló el wifi y me funcionó el método de las narices, jeje.

MEL dijo...

Cualquier idiota puede usar un ordenador. De hecho, muchos lo hacen...

Me lo dicen a menudo, me tengo que ofender?

Rubencito dijo...

A ver, primero con lo de que "este chico me encanta" casi me sonrojo (debe venir por el post anterior de los piropos).
Lo de reiniciar tiene cierto sentido: por un lado nos aseguramos de partir de una situacion estable (que se pueda repetir si es necesario) y por otro eliminamos cualquier posible manipulación (o carga de datos en memoria) por parte del usuario en cuestión. Amén de que es lo más sencillo para todo bicho viviente!
Lucía, el cablemodem, tiene que estar siguiendo la linéa de R que entra en casa (si es una casa grande tiene su miga), no tiene que ser muy complicado.
A ver si invitáis a un carajillo en el Tranvía algun dia!

Jim Alegrías dijo...

Yo una vez desmonté un vídeo digital por un problema con una cinta que se había quedado dentro, lo volví a montar sin ponerle de nuevo todas las piezas, pues algunas ya no encajaban, y funciona igual.

Moraleja: los fabricantes le ponen más piezas y circuitos y rueditas metálicas a los aparatos para que nos den la impresión de que son muy complejos, cuando con menos cosas funcionan igual.
Así cobran más.

Bueno, María, y lo R y el Wifi suele ir de culo.
Yo tengo Orange por cable y cojonudo.

Saludos de Jim.

Anónimo dijo...

prueba a actualizar el software de tu mac

Iago dijo...

Yo solucione el caso además de meterle una clave de esas largas, muy largas... configurando que el router las Mac de los equipos que van a acceder a ese wifi.
Las MAC son como los dni de las tarjetas de red, todas son diferentes... pones en tu router: sólo puede acceder el que tenga de mac "a1:a2..." y ya ta, sólo accede ese.

Rubencito dijo...

María, creo que necesitamos un post nuevo, en cuanto tengas un ratillo.
Este está ya desierto.

Bicos.