ELLE Y YO (¿A que suena a título de película?)

Tengo en mis manos el último número de la revista Elle. Es una de las revistas de moda que compro habitualmente, una de esas biblias del estilo que campan a sus anchas por el salón de mi casa.

Está lleno de buenas ideas, de reportajes curiosos, de ideas creativas y de fotografías de esas que iluminan el armario. Vamos, como siempre. La única diferencia con el resto de las Elle que ocupan su espacio, ganado a base de buenas ideas, en el salón, es que esta me ha llegado directamente a casa.


Os pongo en situación.

Imaginaos que sois una periodista adicta a los zapatos y con un armario en constante búsqueda de sí mismo.

Imaginad que las revistas de moda son uno de vuestros libros de cabecera, y que os apasiona eso de los trapitos, las cremas, los perfumes y el estilo.

Imaginad que, en un delirio pre-primaveral, habeis abierto un blog en el que dais rienda suelta a vuestra incontinencia verbal.

Y ahora imaginad que, en la víspera de vuestro cumpleaños, la revista Elle se pone en contacto con vosotras y os ofrece la posiblidad de recibir su publicación en vuestra mismísima y alquilada casa, a cambio de… ¡¡¡¡pues de nada!!!

Bueno, de nada exactamente no. A cambio de desgranar en el blog los contenidos más destacados del número. A cambio de analizar los pormenores de las propuestas de la temporada. A cambio de organizar una quedada con las amigas para, en pleno brain storming, escoger qué adoptarás y qué no de esa nueva tendencia que se avecina.

Vamos, a cambio de hacer lo que ya hago, pero por escrito.

Imaginad mi emoción cuando recibí la propuesta. Al fin y al cabo, Elle es una de las revistas mejor consideradas en tendencias y moda, y en su web publican algunas de mis bloggergirls favoritas (La Divina, Cámeron, Cool Hunter…)

Vamos, que dije que sí casi sin respirar y unos días después tenía ya en mi poder el flamante y oloroso (qué bien huelen las revistas nuevas) número de Elle de abril.

¿Y qué me encontré en él?.

Pues a parte de un reportaje sobre Seal y Heide Klum, esa pareja que da asquito de lo maravillosamente feliz que es (léase con ironía), ocupando las páginas centrales, me topé de bruces con cuatro artículos francamente interesantes:

1.- Un especial complementos que prometo desentrañar en un post posterior, y cuyos bolsos me quitan el sueño (páginas finales, suplemento)

2.- Un reportaje sobre juguetes eróticos que analizaremos en profundidad en cuanto adquiera un poquito más de documentación (estoy en ello, estoy en ello). (pág 216)

3.- Una extensa guía sobre jeans, que bien merece una revisión (pág 314), a la que añaden un listado de los 58 mejores vestidos (pág 328)


4.- Y… la vuelta del hippy chic, el boho, el grunge o cómo querais llamarlo. (pag 48 /336)





Sí, queridas amigas, con la llegada de los calores vuelven los kaftanes, los bolsos de serraje en color natural y las melenas onduladas por obra y gracia de la sal marina.

Este devenir estético me tiene loca, la verdad, porque aunque siempre me han encantado las mujeres capaces de lucir ese estilo entre desaliñado y estudiadísimo, yo soy de esas féminas que se sienten inseguras si no calzan un tacón de al menos 10 cm y no llevan rimel.



Sin embargo, con los años y con la lectura de algún que otro artículo, he descubierto algunas diferencias entre el grunge revival actual y aquel estilo semi sucio que imperaba en mi adolescencia.

El hippy actual busca la sofisticación en los estampados y los tejidos, para dejar así que las formas sean más naturales. Tiene cierto toque masculino, como los chalecos y los pañuelos estrechos, y pule el resultado final con maquillajes finísimos.

Reconozco que con la llegada del buen tiempo llega a mi armario, casi casi a la par, la eterna duda. Y es que en estos lares el sol no calienta hasta bien entrado el veranito, pero el frío nos abandona antes. Y en esta etapa en medio de tierra de nadie, el estilo hippy o boho es bastante socorrido, ya que…

1.- Permite la superposición de varias capas de ropa, lo que ayuda a que el “efecto cebolla” (ese de dos jerseys y una rebequita) no sea antiestéico.

2.- Da mucho protagonismo a los complementos, algo muy de agradecer a la hora de alegrar los modelitos que ya aburren de tanto verlos colgados en el armario.

3.- Admite combinaciones job style, con jeans de pierna recta y plataforma de madera, por ejemplo, acompañados de un top de algodón crudo, rebeca en marrón chocolate, y colgantes en bronce; y admite también combinaciones más casual, del tipo falda larga con top lencero, cardigan de cashmere y brazaletes hippies por doquier. Vamos, un dos por uno como un mundo.


En fin, queridos bloggers… ahora os toca a vosotros opinar

¿QUÉ OS PARECE EL REGRESO –ETERNO, POR OTRO LADO- DE ESTE ESTILO A NUESTRA VIDAS?

¿LO LLEVARÍAIS A LA OFICINA?

37 comentarios:

Vistiendo a Candela dijo...

Mi ENHORABUENA!!!!! ante todo.
Es un estilo que me gusta pero no me entusiasma.

Maria dijo...

ni, en elle pueden estar encantados porq van a ganar lectoras seguro.
el estilo q vuelve... no es el mío, sobreponer varias piezas una encima de otra,... con mis kilitos de mas el efecto puede ser tremendo.
ojala tuviese mas tiempo y dinero para dedicarselo a los trapitos,me encanta el tema moda.

besos y por supuesto ENHORABUENA de nuevo
maryfandy

marta dijo...

mmm, me encanta mery, yo es que soy muy grunge, muy boho y al contrario q tu con tacones y rimmel me veo disfrazada


espero ansiosa tu post sobre los complementos

Ely dijo...

He sido, soy y seré la eterna hippy chic, por lo que con este regreso estoy encantada. Es un look estudiado, lleno de detalles y con maravillosas y romanticas combinaciones.

María dijo...

Visitiendo a Candela: yo creo que la clave está en adaptarlo al estilo personal de cada una.

Mil gracias por la enhorabuena!!

María dijo...

Maryfandy, gracias por los piropos!!

Eso de los kilos de más será una broma, no?? yo tengo más kilos encima que tú y te aseguro que se pueden suporponer capas sin problea... hombre, si no son dos jerseys de cashmere mejor, jajajaja

Lo del tiempo y el dinero lo pensamos todas, pero puedo decir con conocimiento de causa que al menos tú vas siempre perfecta.

Bicos!!

María dijo...

Marta, entonces estás de enhorabuena.

Conste que hoy me he atrevido a intentarlo. Me he puesto una blusa de algodón crudo, un pañuelo verde con mariposas, una rebequita en gris oscuro, vaqueros rectos en azul oscuro, un colgante en bronce y mi bolso de flecos en piel color natural. Eso sí, no renuncio a mis tacones... cuñas de madera, está vez. ¿Cómo lo ves?

baballa dijo...

Bueno, bueno felicidades!!! y mi enhorabuena a ELLE también el equipo de marketing ha dado en el clavo con el conjunto revista+blogs.
El estilo que quieres que te diga, pues tampoco es lo mio pero como dices todo sea adaptarlo.

María dijo...

Ely, es verdad, ahí está precisamente la clave, en que se trata de un look super estudiado que da imagen de natural... y eso es lo más difícil!!

María dijo...

Baballa, gracias.

Yo tb creo que la idea Revista + Blogs tiene un efecto genial, porque permite la interactuación y conocer la opinión del público es fundamental para un medio.

No te preocupes por lo del regreso del grunge, porque la verdad es que está temporada viene super movidita en cuanto a estilos. Casi todo vale.

Betty Boop dijo...

Que suerte tienes perraca!!! jajajaja, me encanta Elle, de heco estoy suscrita y cada mes estoy deseosa de encontrarmela en el buzon para ir desgranandola poco a poco, mi chico dice que me la tengo que saber de memoria de tantas vueltas que le doy.
Un beso y enhorabuena.

pinkocha dijo...

Antes de nada, ¡enhorabuena! Me perdía el anterior post (que por cierto, me vino muy bien, je, je).
Yo estaba deseando la vuelta del estilo hippy, de hecho tengo el vestidor lleno de prendas boho de otros años que guardé con la esperanza de que volviera pronto. A mí es que me viene de familia, si ves a mis padres de jóvenes... Eran como Bianca y Mick Jagger, te lo juro. Así que yo estoy encantada con la moda de este verano, eso sí, lo que dices tú de la ofi lo veo más difícil. Yo puedo vestir como me dé la real gana, pero si tuviera un trabajo un poco más serio trataría de adaptar el estilo, más o menos como hiciste tú. ¡Me hubiera gustado verte!

María dijo...

Betty, gracias!!

La verdad es que a mi las revistas de moda y tendnecias me encantan, porque soy una cotilla profesional en esto del estilo.

Oye, este mes trae tres o cuatro artículos de los de leer con calma, así que vas a tener trabajito por delante

María dijo...

Pinckocha, que aún estamos tiempo!! Esta noche me paso por Näif si me da tiempo y me ves, jajaja

Creo que le he encontrado el puntillo al asunto "oficinil",
. El truco está en que lo bohemio sean los complementos, y que la ropa sea algo más formal.

aunqueyonoescriba dijo...

es un look al que hasta ahora me he resistido... y eso que me encanta en el resto del mundo...

Será un placer leer tus análisis de Elle, a ver si así me pongo un poquito las pilas...

María dijo...

Aunque... yo no soy precisamente el paradigma de hippy chic, y de verdad que le he encontrado el puntillo. Prueba en pequeñas dosis: un bolsito con flecos, una pulsera de madera... a ver qué tal.

Gracias por el piropo!!

Audrey dijo...

María, Enhorabuena otra vez.
A mí me encanta el Hippy chic, lo veeo muy favorecedor. Aunque hay que ir con cuidado para no parecer un árbol de Navidad.
Me ha gustado tu primera crónica.
Bss

thesil dijo...

Me encanta el hippy chic, pero cada cosa en su sitio, no me lo llevaría a la oficina pero seguro que no me lo quitaría en mis días de vacaciones estivales.

Buen comienzo de tu colaboración. Yo también he posteado ya la mía.
Un beso

burbuja dijo...

ENHORABUENA MARIA!!!! me alegro mogollón por ti
No me extraña que te fichen, porque eres un crack!!
Felicidades!!!!!!!!!!!

Un super muakisssssss

BACCI dijo...

NENA TU VALES MUUUCHOOOOOO que lo sepan todas las revistas del mundo mundial y, en cuanto al estilo.. por supuesto me lo pondría en casi cualquier ocasión, este estilo tiene muchas versiones!!!

besos

María dijo...

Audrey, es verdad. Tanto complemento puede hacerte parecer un hombre de hojalata...

María dijo...

thesil, depende mucho del trabajo que tengas. Aún así no lo veo tan imposible para un día de trabajo, si no te pasas con el total look, claro

María dijo...

burbuja, gracias!! Tanto piropo es un subidón!!

María dijo...

Bacci, gracias chica, estoy en plan diva total, jajajajaja

Yo creo que el tema es ese, que es un estilo versátil porque permite muchas medias tintas.

nawja dijo...

ENHORABUENA!! Eso sí, no dejes de ser tu misma...

Y el estilo boho ¡¡¡absolutamente sí!!!
A mi es que me gusta mucho...

María dijo...

Nawja, gracias. No creo que pueda cambiarme mucho, con lo cabezona que soy, jejejejeje

El estilo boho te sienta genial, porque ya te he visto así en alguna que otra foto

MEL dijo...

Lo de las melenas onduladas por otra y gracia de la sal marina me ha matado... y qué hago yo con mi flequillo, eh? eh? eh?

Sinceramente a día de hoy creo que me gustaría hasta vestirme de Hare Krisna con tal de quitarme la ropa de invierno ya, estoy taaan harta... y del estilo hippy chickiliki qué decirte... mola mazo?

María dijo...

jajajajaja, Mel, me encanta cómo has rebautizado este estilo

Anónimo dijo...

Eyyy,a ver si por fin consigo publicar mi comentario.
A mí también me encanta el hippy chic, de hecho empecé en plan hippy de verdad, con pantalones anchos, pelos de loca, bolsos-saco de rayas... Pero he ido evolucionando a base de leer revistas (sobre todo InStyle) a un estilo mucho más formal, pero con resquicios hippies en los estampados y en los accesorios. Como aún no trabajo, ¡no tengo ningún problema en llevarlos!
Por cierto, enhorabuena por el blog y lo de la revista. Tengo que dar gracias a Miss B, por haber tenido al suyo de intermediario.
Un beso, Mirash

Anónimo dijo...

Super acertado el fichaje que te han hecho, aunque yo reivindico aunque sea un pago en especias, para ti.
El estilo hippy chic es increíblemente versátil y ponible, no solo para la oficina, sino para grandes eventos.
Teniendo en cuenta que la mayoría no gozamos del cuerpo de las tops.
Veo que hay muchas reticencias con this style y niguna con llevar 3 tallas menos, marcar michelin,ir superpintada like a door,y llevar tacones asesinos,with callos a juego.En fin lo llevaría eternamente, con tejidos maravilllosos, naturales, taconazo cuando tenga body,en fin no vuelve lo que nunca se fué.Eternamente vuestra Maria.

Lara dijo...

Por finnn me he enterado de qué es eso de la colaboración cn elle,me estaba volviendo loca con tanta nueva redactora suelta por ay!jeje,me kedo más trankila con mis ansias por entrar en este mundillo...ah!del estilo hippy qué decirte,tengo el armario lleno!me encanta!

MUASS

Miss Arrue dijo...

Nieto, me alegro por tu triunfo Elle, la verdad es que supongo que te hará mogollón de ilu¡¡¡¡¡

Mi opinión del estilo hippie es que me en un primer momento no me disgusta, pero para vérselo a los demás, y es lo típico que piensas "pues oye que mono.. pero después llegado el momento, no te terminas de decantar por esa opción"

Yo para no variar y como buena Miss Arrue, me inclino por lo tradicional..camiseta o camisa blanca, jersey de pico, y pantalones vaqueros el finde... si sé que soy un rollo, pero es que al final es con lo que mejor me encuentro...

Para mi ya ha sido una novedad en mi armario esta temporada, ese par de vestidos flojitos, que se llevan este inviero, que te disimulan la panza, los días que te encuentras como una centolla rellena¡¡¡¡¡

Besitos

Rocío

Miss Arrue dijo...

Nieto, me alegro por tu triunfo Elle, la verdad es que supongo que te hará mogollón de ilu¡¡¡¡¡

Mi opinión del estilo hippie es que me en un primer momento no me disgusta, pero para vérselo a los demás, y es lo típico que piensas "pues oye que mono.. pero después llegado el momento, no te terminas de decantar por esa opción"

Yo para no variar y como buena Miss Arrue, me inclino por lo tradicional..camiseta o camisa blanca, jersey de pico, y pantalones vaqueros el finde... si sé que soy un rollo, pero es que al final es con lo que mejor me encuentro...

Para mi ya ha sido una novedad en mi armario esta temporada, ese par de vestidos flojitos, que se llevan este inviero, que te disimulan la panza, los días que te encuentras como una centolla rellena¡¡¡¡¡

Besitos

Rocío

María dijo...

Mirash, muchas gracias. Miss B es un gurú para mi, no me pierdo ni uno sólo de sus post.

La evolución es un síntoma de madurez estética, así que enhorabuena por saber adaptarte!

María dijo...

Anónimo, gracias!!

Es verdad que en esto del estilo hay más opciones que panes, y que hay quien se planta una 36 cuando malamente entra en una 40, o quien no se quita el carmín coral ni para dormir.

Yo personalmente creo que hay que probar, variar y ser, sobre todo, fiel a una máxima: aquello con lo que me gusto, es aquello que me pongo

María dijo...

Lara, tú ya estás dentro de este mundillo. No me pierdo nunca tus posts.

María dijo...

Miss Arrue, como decía antes, cada uno debe sentirse bien en su piel y en su ropa, y no sirve de nada que te plantes la última tendencia si te sientes rara dentro de ella.

No creo que lo clásico sea aburrido. Es clásico.