SINCERAMENTE...

El viernes pasado mi amiga E. y su marido A. (cuanta vocal…creo que pediré consonante la próxima tanda), nos invitaron a su casa a cenar.




Se trataba de una cena informal, entre amigos, con la que daban por inaugurado su recién estrenado nidito de amor y, de paso, nos enseñaban las fotos y el vídeo de su enlace (claro, tenía truco, ¿o qué creíais?)



El caso es que allí estábamos, la “cuchipandi” al completo, copichuela va, copichuela viene, riéndonos de los modelitos de la boda y de las caras que poníamos, y del “momento arroz” (algún día os contaré la historia del arroz en esa boda, pero ese es otro tema)… cuando de repente, mi amiga M.P. pega un alarido al verse en pantalla:






“¡¡¡Pero bueno!!!... ¡¡¡Tengo el “cazo pá fuera” y nunca me lo habíais dicho, so perras!!!”

(Nota: Lo del “cazo pá fuera” es la forma en que M.P. se refiere al prognatismo, esa pequeña deformación que hace que la mandíbula inferior sea más sobresaliente que la superior… rollo Jesulín de Ubrique, vamos)





La frase dio para muchas risas, para varios comentarios jocosos y en resumen para pasar un buen rato… pero a mi lo que me dio fue un tema nuevo para el blog.

Porque vamos a ver, si tienes un amigo con algún defecto, el que sea… ¿se lo dirías así, a bocajarro?, ¿es de buen amigo tanto alarde de sinceridad, si ésta no te lleva a ningún lado?, ¿o es la sinceridad una virtud extremadamente sobrevalorada?

No hablo de sinceridad en el sentido estricto de la expresión. Si un día una amiga me pregunta, yendo de compras, si tal o cual prenda le queda bien, y creo que le queda como el culo, se lo diré. No hablo de eso.


Hablo de esa sinceridad gratuita, esa que el interpelado no ha buscado por ningún lado.

Hablo de esa mañana en que un compañero te dice “Te veo más gorda”.

Hablo de esa reunión familiar en la que tu abuela suelta “Pues has envejecido muchísimo”.

Hablo de ese novio que te dice al volver a casa “Ese corte de pelo te sienta faltal”.


Mi madre, que era una mujer muy pero que muy sabia, me decía siempre: “Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada”… yo añado: “salvo que te pregunten. En ese caso trata de ser lo más diplomática posible”.

Personalmente siempre he creído que la sinceridad está muy sobrevalorada, y que mantener la boca cerrada (algo que hago menos de lo que debería, la verdad) es una gran virtud. Que hay cosas que no deben decirse, y que la gente, en general, vive muy feliz en su ignorancia, y mucho menos preocupada.





Pero el viernes, el alarido de M.P. me puso sobre aviso… ¿A caso lo que la gente espera de los amigos es sinceridad cruda y dura? ¿A caso entre amigos lo correcto es soltar a quemarropa “Nena, te estás poniendo como una bocoi”?

Como la duda me asaltaba, pregunté en mi entorno… y me encontré respuestas para todos los gustos. Y como ninguna me convencía, ahora he decidido soltar la pregunta a la blogsphera, en busca de respuestas.

¿QUÉ OPINIÓN OS MERECE LA SINCERIDAD?

¿SINCERIDAD ES DECIR TODO LO QUE PIENSAS?

¿O POR EL CONTRARIO SINCERIDAD ES DECIR LA VERDAD SÓLO SI TE PREGUNTAN, Y EL RESTO ES SOLAMENTE INCONTINENCIA VERBAL?

¿LAS MENTIRAS PIADOSAS ENTRAN DENTRO DE LA SINCERIDAD DIPLOMÁTICA?

EDITO para aclarar que M.P. no padece prognatismo, o síndorme "del cazo pá fuera". Nena, si lees esto, que sepas que no tienes "el cazo pá fuera"... te pillaron en un gesto raro. Y esto sí lo digo sinceramente.

72 comentarios:

Psiche dijo...

Me encanta este post! En EPS del 23 de marzo venía un artículo en cuyo título se preguntaba si es la sinceridad una virtud. Me gustó tanto que me lo recorté y lo llevo en la agenda, para cuando alguien suelta: "si te soy sincero/a..."En cuanto a tu primera pregunta, el autor escribía "ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no ecir nunca lo contrario de lo que se piensa".
Y a mí las mentiras piadosas me parecen estupendas, si con ellas evitamos un conflicto gratuito.

Moon dijo...

Buen post, Maria..yo tengo mis dudas. No me gusta nada la gente q va de super sincera y a veces se convierten en ordinarias excusandose de " supersinceras" rollo GH. Yo me quedo con las formas, y supongo q a veces hay pequeñas no verdades ( q no mentiras) q es mejor decir a llegar a ofender al de enfrente.
Con formas, siempre con buenas formas.

Besoss

lamari dijo...

ay, perdí mi comentario en el qe ponía verde a la gente que cree que por verbalizar normaliza su mierda.
yo soy fan de la discrección, pero también soy fan del desenfado.
cuando me dicen algo desagradable tiendo a pensar: ay pobrecita, me dice que estoy más gorda porque es de aquellas mujeres que se tienen que preocupar por el peso...
o me ataca por aquí por....

algo negativo siempre es un ataque a no ser que alguien te coja a parte y te diga: hija, estás muy borracha, vete a casa que mañana te vas a arrepentir... o más prosaico, quítate las migajas de la mejilla...

si el piropo chungo te lo dicen porque sí... hay mala intención, sin duda.

Ely dijo...

Gran Hermano ha hecho mucho daño a la sinceridad. Ser sincero no es hundir a la otra persona, con tu verdad verdadera, cada uno tenemos nuestra propia verdad... lo que para ti "sinceramente" es horrible, te digo "sinceramente" que para mi puede ser precioso.
Creo que sólo hay que ser sincero cuando la situación así lo requiera, el resto... es envidia y maldad, mucha maldad.
Gran gran post.

lamari dijo...

ahhh, y si hay alguna duda, yo he pobado a dar de su propia medicina a los sinceros... rub uno de ellos...
resulta que sus palabras dirigidas a ellos, no les molan nada.
mi compi de curro siempre se mete con mi forma de vestir de lo que él llama "becaria" es decir sin medias de costura y tacones... el otro día le dije que iba vestido de rancio y se enfurruñó todo el día... hasta entonces me tomaba a broma sus comentarios... ahora, me he dado cuenta de que los dice en serio...

Ultimamente ando algo investigadora con un tal Gottman especialista en relaciones de pareja, su truquito entre tantos:
por cada cosa negativa, debemos estar seguros que le soltamos a nuestra pareja cinco cosas buenas... ese debe de ser el promedio.

lamari dijo...

ahhh, y si hay alguna duda, yo he pobado a dar de su propia medicina a los sinceros... rub uno de ellos...
resulta que sus palabras dirigidas a ellos, no les molan nada.
mi compi de curro siempre se mete con mi forma de vestir de lo que él llama "becaria" es decir sin medias de costura y tacones... el otro día le dije que iba vestido de rancio y se enfurruñó todo el día... hasta entonces me tomaba a broma sus comentarios... ahora, me he dado cuenta de que los dice en serio...

Ultimamente ando algo investigadora con un tal Gottman especialista en relaciones de pareja, su truquito entre tantos:
por cada cosa negativa, debemos estar seguros que le soltamos a nuestra pareja cinco cosas buenas... ese debe de ser el promedio.

lamari dijo...

ahhh, y si hay alguna duda, yo he pobado a dar de su propia medicina a los sinceros... rub uno de ellos...
resulta que sus palabras dirigidas a ellos, no les molan nada.
mi compi de curro siempre se mete con mi forma de vestir de lo que él llama "becaria" es decir sin medias de costura y tacones... el otro día le dije que iba vestido de rancio y se enfurruñó todo el día... hasta entonces me tomaba a broma sus comentarios... ahora, me he dado cuenta de que los dice en serio...

Ultimamente ando algo investigadora con un tal Gottman especialista en relaciones de pareja, su truquito entre tantos:
por cada cosa negativa, debemos estar seguros que le soltamos a nuestra pareja cinco cosas buenas... ese debe de ser el promedio.

baballa dijo...

Sinceramente María, creo que debes ser sincera si te preguntan lo de..“Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada”… yo añado: “salvo que te pregunten".Eso si si te preguntan y sois amigas sinceridad a tope, si es buena amiga o amigo eso se espera de ti, creo.
M.P. no sería quien yo pienso no?

María dijo...

Psiche, a eso precisamente me refería yo.

Una cosa es que una amiga te pregunte "¿Qué tal me queda esta camisa, me la la llevo?", y que tu le digas que mejor no, que la hace gorda, y otra es que nadie te pregunte nada y tú sueltes, así, a la buena de dios, "Oye, ¿tú no has engordado mucho?"

chicochuc dijo...

Yo la frase la saque del padre de Tambor (Bambi): "Si al hablar no has de agradar, te sera mejor callar". Creo que tu madre y el son sabios! Me parecen lo peor los momentos "soy super sincera", que hacen polvo a alguien. Creo que aunque te pregunten hay que saber distinguir entre lo que hace falta decir y lo que no va aportar nada mas que el disgusto del oyente, pero no va a solucionar nada. No siempre es facil, pero que no sea por no intentarlo.
Si por ejemplo una amiga se ha gastado en Tokio 5000 Euros en el bolso mas feo que has visto nunca y esta ultraemocionada, le vas a decir lo que piensas si te pregunta? Yo no! Porque no gano nada y ella no va a volver a Tokio a cambiarlo...
La mentiras piadosas, creo que estan permitidas y son necesarias. Yo soy incapaz de no decirle a cualquier novia el dia de su boda que esta espectacular (lo este o no). Le voy a preguntar donde va con esa pinta antes de hacer el paseillo? Y tampoco puedo callarme cuando se que a ella le va a hacer una ilusion terrible oir que esta estupenda.
Ya me callo, porque para no comentarte habitualmente, me he venido un poco arriba...
Saludos

María dijo...

Moon, aportas un dato interesantísimo: ¿Por qué sinceridad es sinónimo de bordería?

Yo soy fan de la diplomacia, creo que, aunque no tengas nada bueno que decir, puedes decirlo con elegancia suficiente como para no herir

María dijo...

Lamari, estoy completamente de acuerdo contigo.

Una día, entrando en casa de mi abuela, un vecino, que es amigo de mis padres, me soltó así, a bote pronto

"Te veo más gorda"

En ese momento yo estaba cabreada por otra cosa, así que solté

"Y yo a tí más calvo, que tiene peor solución, y no te he dicho nada"

Ese mismo día este señor le dijo a mi padre que "menudo carácter tenía su hija"... vivir para ver!!!

María dijo...

Eso, Ely, que no siempre hace falta soltar "la verdad y nada más que la verdad"... ni que la vida fuese un juicio, coño!!

María dijo...

Baballa, jajaja, fue Pi, jajajaja!!!!

Mujer, yo no me refiero a esa sinceridad entre amigas de "Tía, ¿tú me ves más gorda?"

A esas preguntas hay que ocntestar con sinceridad pero con diplomacia.

Yo lo que quería decir es que no es lo mismo contestar a esa pregunta con:

"Hombre, algo más rellenita de veo, pero claro, con es estres que tienes últimamente... eso se quita con dos noches sin cenar y un poco de aerobic, mujer".

Que responder

"Pues menos mla que te has dado cuenta, hijam porque un poco más y Falete a tu lado parecerá un figurín"

María dijo...

Chicochuc, me encanta que comentes, en largo y en corto, ´tú no te cortes, vamos.

El ejemplo del bolso que pones tiene una tercera opción, que sería la mia:

"No es mi estilo, pero desde luego es super original. Una buena compra, sí señor".

Y lo de la novia... coño, pues claro!!! Si una amiga mia se casa la veré ideal aunque parezca Helena Bonham Carter, leñe!!! Y desde luego no voy a decirle el día de su boda "Nena, te han dejado fatal maquillada"... qué falta de tacto, por dior!!

lamari dijo...

yo también tengo algo que decir sobre los espías, aquella gente que te cuenta algo que tú no deberías saber, pero "con toda la buena intención del mundo".
¿sabes que oí a fulanita diciendo que eres una pedorra?...
no sé, todo el mundo habla y cotillea, a veces no somos conscientes de las cosas horribles que decimos de la gente cuando no está presente. Pero todos tenemos pensamientos negativos sobre los que nos rodean que NO TIENEN PORQUÉ LLEGARLES.
Yo siempre desconfío de la gente que te trae cuentitos.

María dijo...

Ah, Lamari, ese es otro tema.

A ver, yo soy la primera cotilla del reino. Me encanta, lo reconozco... pero... y aquí viene el gran pero...

¿Es lo mismo cotillear sobre el no presente, que contarles a los demás lo que ese no presente ha dicho sobre ellos?

Personalmente creo que no. Creo que lo primero es cotilleo, y lo segundo es mala hostia.

BACCI dijo...

Yo estoy hartaaa de la "supersinceridad" es cierto que, si me preguntan, siempre digo la verdad pero, señores existe una cosa llamada "tacto".

Procuro no herir con mis palabras aunque sean "sinceras" que hay veces que diciendo "te soy sincera" quieren decir "soy gilipollas"

besoooossss miles

María dijo...

Bacci, cuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaanta razón tienes. hija mia.

Veo que no soy la única que cree que la sinceridad y la diplomacia no son incompatibles... menos mal!!!

MEL dijo...

Bueno María, muy bueno, supermega, osea.

Sincera si, pero con diplomacia y como bien han dicho contestando si se pregunta, porque decir pa na... hombre, si veo a una amiga salir del servicio con el pico de la falda por dentro de las medias, ahí si le diría algo, si es que soy de buenaaaa!

Pero me muerdo la lengua de veces... así estoy, medio envenenada!!

marta dijo...

Yo por norma general mantengo la boca cerrada y como tú dices sólo contesto con tacto cuando me preguntan. Trato de contestar a preguntas delicadas si viene de alguien con quien tengo confianza y aprecio, si no, procuraré salirme por la tangencia.

Yo prefiero que un buen amigo se "sincere" y me diga: nena eso que haces está fatal, te veo mal tal cosa,... pero eso, que sea una persona que sé que lo dice con toda la buena intención del mundo.

Otro tema aparte (y que creo que daría para otro post) es el tema de echar cosas en cara. Me explico: tengo una ex-amiga, supersincera ella, que se le llenaba la boca criticando comportamientos míos o de otros amigos aparándose en que nos apreciaba y era sincera con nosotros,... ahora, cosas de la vida, no hay ni una sola acción que ella criticara que no haya hecho con creces,....y si alguan vez intentas decirle: pero tú no decías que eso estaba mal, o cambia de tema o se justifica con un "pero no es lo mismo"

Lógicamente, una persona así no puede volver a ser amiga mía

maba dijo...

estoy de acuerdo con lo de la sinceridad y la diplamacia..yo tampoco soporto el rollo "voy con la verdad por delante" (cuanto daño gh, por dios, cuanto daño)..
pero.. si vamos un poco más allá?? una amiga que está siendo infiel a su pareja, por ejemplo, y a tí no te parece bien... dónde está la línea entre sinceridad (deberiais hablar, le estás haciendo daño a alguien..) a juzgar y entrometerte en la vida de otra persona??

uy, besos.. apasionante el tema.. un foro debate no se puede abrir en tiempo real (jeje)?

María dijo...

Ay, Mel, mi padrino siempre dice que el día que me muerda la lengua me enveneno.. yo no creo que sea para tanto, coño!!1

Mujer, el caso de la falda por dentro de las medias sí, sí que se lo diría... también si tiene, qué se yo, el jersey al revés o el rimmel corrido... pero entre eso y llamar fea o mal vestida a alguien así, gratuitamente... no sé, no sé

maba dijo...

a ver, lo de mi comentario es porque lo que no me gusta es que presumamos de sinceridad/diplomacia pero después por detrás estemos poniendo verde a la amiga o lo que sea de turno.. por ello lo de juzgar/criticar comportamientos versus ser sincero.
uy, que me estoy enrollando !!

María dijo...

Marta, el doble rasero es un clásico en esta vida, y en el fondo creo que todos lo tenemos... aunque claro, hay casos sangrantes, la verdad.

Teiddana dijo...

Creo que hay una línea muy delgada entre hipocresía, sinceridad y diplomacia y que cada ocasión es distinta. Pero, por experiencia y aunque duele y escuece, a veces la sinceridad te hace ver cosas de las que de otro modo no eres consciente. A mí me ha pasado, y al principio he pensado, ¿por qué me suelta esto? y al final he visto que tenía razón. Lo que pasa es que a veces estamos mal y nos apetece seguir en la ignorancia.

María dijo...

Maba, casi casi tiempo real!!!

Me parece muy interesante eso que planteas, porque contaba un caso personal el otro día en el blog de Sol.

He vivido el caso de una amiga que ha hecho algo que yo no apoyaba... pero a ella la apoyaré hasta la muerte, por ser amiga. Eso sí, pude decirle que no me parecía bien y no pasó nada. Que algo no me parezca bien no significa que no puedas contar conmigo igualmente, pero no voy a apoyar esa acción, sino a tí como persona si me necesitas.

María dijo...

Teiddana, no sé qué decirte...

Yo viví una situación así en dos ocasiones, con dos amigas diferentes. Las dos me dijeron algo que no les gustaba sobre mi... y lo hicieron de formas taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan distintas...

Una buscó la ocasión, sacó el tema, me soltó la "bomba" y me pidió "disculpas" por ser tan directa.

La otra me "aleccionó" en plan paternalista y dio por sentado que yo no tenía nada que decir.

Obviamente, no me sentó del mismo modo.

marta dijo...

No Mery, no es doble rasero es maldad pura y dura

María dijo...

Marta, eso quería decir, que en el fondo todos vemos las cosas de otro modo cuando nos pasan a nosotros... pero que entre eso y la mala hostia ahy un abismo!!!

marta dijo...

Pues si,... por eso muchas veces es mejor ser prudentes y puestos a ser sinceros pensar un poquito lo que vamos a decir. Yo no siempre me tomo bien los comentarios de mis amigos, pero los tengo en cuenta y agradezco xq se que son fruto de una opinion formada y no de una crítica gratuita. Por tanto, cuando doy una opinión también procuro que sea realista y cosntructiva,... si no me callo.

Por cierto, como que si te muerdes la lengua te envenenas? si se te ve que eres más buena que el pan.

un beso chata

María dijo...

Marta, buena, lo que se dice buena... soy relativamente prudente, y tengo poca maldad... pero mala leche, de esa me sobra, creeme

Lucy dijo...

Uff tema complicado. La sinceridad no debe ser maldad, como en muchos casos.
Cuando empecé con mi novio, hace más de 3 años, una ex amiga me dijo, sin yo preguntar nada, que no hacíamos buena pareja, no pegábamos ni con cola, etc. que no me pareciese mal, que tenía que ser sincera. A C lo había visto un par de veces, ella en aquel momento trabajaba en Portugal y venía muy poco.
Pasó el tiempo...ella estaba con un chico (riéndose de el descaradamente),lo iba a dejar y seguía aceptando todos sus regalos, buenos... y muchas cosas más. No me parecía nada bien su actitud y se lo dije. No podía callarme más a pesar de que fuese mi amiga. Nuestra amistad no volvió a ser la misma, hasta que se rompió del todo.

Hice mal? Debí callarme? Y ella no debió callarse en su momento?

Diplomacia ante todo...

Anónimo dijo...

hay que seguir siempre los consejos de una madre, Maria, en este caso¡a la tuya mas!

cuando un amigo de verdad te pide absoluta sinceridad: si es algo que pueda corregir (elegir una ropa o cambiar un peinado) se franco pero delicado, si por el contrario no hay forma de corregirlo (te parece que tengo tobillos anchos?) miente cual bellaca y sin remordimiento!

Beatriz

Anónimo dijo...

ah, y no olvidemos que espejos tenemos todos. eso de "anda, te has visto que cacho grano te ha salido AHIIIII????"...afán informativo o caridad no parece que sean, no??

Bea

María dijo...

Lucy, me parece muy interesante tu experiencia.

Creo que el problema muchas veces no está en lo que se dice sino en cómo se dice. Depende de cómo le dijeses a tu amiga que no te parecía bien lo que hacía, hicieste muy bien.

En el caso de lo que tu amiga te dijo... a mi una amiga me dijo lo mismo con mi actual chico -llevamos más de 4 años juntos, 3 conviviendo- cuando le había visto 2 veces o 3... me lo tomé a risa, la verdad. Me pareció más envidia que otra cosa

María dijo...

Beatriz, perfectamente explicado. Si ese "alarde" de sinceridad no va a servir para que alguien arregle algo o ponga solución a alguna cosa, y encima el interpelado no la ha solicitado para nada... ¿no es mejor callarse?

Anónimo dijo...

La gente que va de supersincera por la vida, osea, digo lo que pienso, por lo general es una maleducada y cotilla. Maleducada porque atacan siempre por lo físico (más gorda, más delgada, más fea..), y además suele coincidir que el sincero tampoco está para mucha crítica a los demás. Y cotilla porque que coño le importará a la gente si uno engorda o adelgaza, en el fondo es un problema de vida insulsa que soluciona con criticar a los demás.

Hace poco una amiga de mi suegra (putón en grado sumo) me dice: Oye, tus tetas son operadas?? espero que no te siente mal, es que soy muy sincera. (soy tetona natural, lo que pasa es que soy delgada y llama la atención) A tí que te importa? le dije yo.

En fin, que hay gente pa to como diría aquel.

Por cierto María, cómo va la super reunión tupper sex??? ya me contarás.

Un besito, linda

Noish

María dijo...

Noish, esta semana he estado liadisima, pero llamo en cuanto tenga un minuto y nos organizamos, que me apetece muchísimo, la verdad.

Qué fuerte la amiga de tu abuela... conste que a mi la madre de un amigo me preguntó lo mismo cuando empecé a trabajar en tv, porque la tele te hace más... exhuberante... pero lo dijo en tono tan gracioso, y tan tímido, que no me pareció mal. Fue más bien entrañable.

Por eso digo que muchas veces no es lo que dices, sino COMO lo dices... y a quien, claro

Anónimo dijo...

maria, de todas formas, la pregunta tuya de hoy tiene trampa, ¿quien se consideraría a si mismo tan mal educado o tan cabrito como para admitir que de vez en cuando suelta un dardo envenenado?
Bea
..por liar un poco, jaja

María dijo...

Jajaja, Bea, aunque mil veces no estemos de acuerdo... ¡cómo nos parecemos tú y yo! Nos encanta polemizar, eh?

Pues veamos...

Sí, es verdad que todos tenemos ese puntillo cabrón que suelta dardos envenenados de vez en cuando.

Pero de todas maneras creo firmemente que hya gente que suelta ese tipo de bombas malignas por costumbre, no por "venganza" ni por "cabreo", sino porque sí.

A esa gente, que suele ser la que luego grita a los cuatro vientos que "la sinceridad es lo primero", le daba yo dos leches que me quedaba sincerada para el resto de mis dias.

aunqueyonoescriba dijo...

yo soy muy sincera si me preguntan (con toda la diplomacia del mundo que tampoco se trata de ofender), pero lo de espetar verdades, que ni sabes si el otro quiere oir... pues como que no

Maria dijo...

buenas!Soy Pe. cuanto tiempo!!!!, te lei aunq no comenté ultimamente.
muy bueno el Post Ni.
que gracia lo de baballa, claro M.P.,... en fin.
ninguna tenemos cazu pa fuera no?
creo que toda la gente que ya ha contestado opina más o menos lo mismo, hacer daño porq sí, gratuitamente, pues no, para que? para fastidiar al de enfrente?. si te preguntan, pues de la manera mas diplomática y q menos daño haga a la persona en cuestión contestas la verdad, no mentir, sobre todo si hay confianza. si mi jefe me pregunta algun día: ¿te caigo bien? siempre le diré que si, por supuesto. pero no hablamos de esto verdad? hablamos de sinceridad entre amigos.sinceridad si, pero sin hacer daño y hay muchas veces que, como decía tu mami, es mejor no decir nada si lo que vamos a decir no es agradable y sobre todo, si no hay necesidad de decirlo, que muchas veces hablamos por hablar sin pensar si molestamos o no.

bicos

begoña dijo...

Lo de decir la verdad es un tema complicado. Lo mejor es hacer como hacemos los gallegos - depende.

Es como cuando tu prima o amiga tiene problemas con su pareja o la ha dejado y viene a llorarte - tu intentas animarla y le dices que su ex es un ca... y que no la merece y que esta genial si él, etc.. y al poco va y vuelven¡¡. Como te quedas tu?? Lo mejor muchas veces es no opinar y en caso de que te lo pidan, pues ya sabes "depende" "si y no"...

Y por supuesto nunca decir cosas malas o descalificar a alguien, por que para es mejor tener la boca cerrada. A nadie le gusta que le digan cosas negativas.

Anónimo dijo...

ja,ja, maria, es que hoy apetecía ponerle un poco de pimienta, que estaba yo aburrida de darte tanto la razón, verdad? jaja
pero mañana con la que al parecer nos tiene preparada Sol, seguro que volvemos a "odiarnos" (entiendase el tono irónico, no la vayamos a tener, eh?)

Yo a los sinceros...ni de lejos!

un abrazo,
Bea

Anónimo dijo...

Hola soy M.P. (sí, sí, la del cazo pafuera) y este blog solo ha conseguido confirmarme mis temidas sospechas. Estoy de bajón, llueve y la boca se me llena de agua. Snif, Snif

Girl From Lebanon dijo...

Hay verdades que es mejor ahorrarse, porque es tontería hacer pasar un mal rato al prójimo, a no ser que te lo pidan.Bss.

nine dijo...

llevo media hora leyendo!!!! entre tu y sol me vais a matar!!
A ver, lo de la sinceridad está demasiado bien visto. Hay amigos a los que les puedes decir las cosas con tacto, y otros que sabes que se lo van a tomar mal.
Y vamos a ver, diplomacia, tacto y respeto. A mi me han preguntado si estoy embarazada, lo han dado por hecho, me han preguntado si estaba más gorda, y esa sinceridad está de más, no es necesario!!
Creo que hay que evitar malos ratos al personal, ser educada y respetuosa (estar calladita) y contestar con la verdad si te preguntan.
Lo de los cotilleos, el que esté libre de culpa que tire la primera piedra, pero ir con el cuento me parece ruín y reprobable.
Bueno, un besote, os dejo que tengo que irme

María dijo...

Aunque: es que la sinceridad, como le perfume y el veneno, es mejor en dosis pequeñas

María dijo...

Pe, es que al jefe no le dirías nunca que es un hijo de puta explotador, cabrón y malparido... salvo que te vayas y no pienses volver, como en mi caso en la tv esa... me quedé taaaaaaaaaaaaaaan a gusto...

Y no... ninguna tenemos el "cazu pá fuera", ni el culo gordo, ni las tetas caídas ni nada de eso, porque somos todas ideales, monísimas y super sinceras, jajajaja

María dijo...

Begoña, el caso ese de la maiga que rompe y luego vuelve, habiendo puesto tú a caer de un burro al susodicho, me pasó alguna vez... por eso ahora soluciono esos trances diciendo cosas como:

"Si es listo recapacitará... y si no, es que es idiota".

Así me cubro las espaldas!!!

María dijo...

Bea, ya lo he dicho en el blog de Sol: a mi estas sesiones de discusión me chiflan!!!

Yo es que, si no se falta al respeto, soy adicta al debate, la verdad, así que contigo estoy encantada, jajajajaja

María dijo...

M.P., pues hija, deja de poner cara de cazo pafuera, que cuando la pones normal no la tienes así!!! jajajaja

Si es que es porque te gusta mucho exagerar... casi pareces yo, coño

María dijo...

Girl From Lebanon: e incluso si te lo piden, tacto, por el amor de dior, mucho tacto

María dijo...

Nine, pregúntale a Pe, que en pleno post-parto le dieron la enhorabuena por el embarazo... si es que hay gente que callada está mil veces mejor... yo la primera

Cruela dijo...

Bueno la verdad es que el tema sinceridad absoluta tanto en el amor como en la pareja está sobre evaluado
Tengo una conocida porque por muchos años que tengamos roce jamás hemos concluido lo que es una bonita amistad... pues al tema, ella resulta que siempre lo hacía, proponía unas reuniones de sinceridad total para abrirse a sus amigos decía... yo siempre me negué a participar... porque acaban como el rosario de la aurora.... imagínate decir cosas a tu amiga del estilo "¿sabes que el día antes de tu boda, tu futuro y actual marido y yo nos morreamos? o esto te sienta fatal y que pena que después del parto no hayas adelgazado porque tu marido me dijo que echaba de menos tu vientre liso...
Del todo innecesario...
Besos, un buen post como me gustan con debate

Pru dijo...

Me encanta el post! Buenísimo! Te diré que he discutido sobre esto alguna vez con mis amigos porque yo también opino que la sinceridad está sobrevalorada. Y no me refiero a ser sincerocuando te preguntan algo, o se habla de temas importantes, no. Hablo de cuando la gente se ampara en la sinceridad para echar sapos y culebras contra quien sea o ir faltando al respeto e hiriendo sentimientos. No puedo con ello, de verdad. Qué razón tiene tu madre cuando dice que es mejor callar (ojo! no siempre)...

Yo, por lo pronto, desconfío de las personas que se describen a sí mismas como sinceras y se llenan la boca hablando de sinceridad. Yo prefiero el respeto!!

María, buenísimo el post, como siempre!!

Un besazo!!

M. dijo...

Me ha gustado mucho el post, para variar :)

Yo creo que sinceridad es decir lo que piensas, sí... pero hacerlo de la manera más diplomática posible, y cuando te pregunten. El rollo que se tira alguna gente de ir soltando lo que se le pasa por la mente a cada momento, escudando su (a veces) mala educación con sinceridad, me cabrea bastante ...

Buenísimo post, sí señora ;)******

María dijo...

Cruela, tu conocida es un poquito tocahuevos, ¿no?

Estoy de acuerdo contigo en que es completamente innecesario soltar semejantes lindezas a nadie, la verdad

María dijo...

Pru, muchas gracias.

Estoy completamente de acuerdo con tu explicación. La gente confunde la sinceridad con la diarrea verbal y la agresividad

María dijo...

M., gracias... Me ha gustado eso de escudar la mala educación en la sinceridad... que gran verdad

Anónimo dijo...

Cuando alguien me dice gratuitamente en el supermercado a viva voz: !qué chupada te estás quedando! (peso 50 kg y mido 1.64, o sea no estoy escuálida)
no lo considero sinceridad, si no grosería, mala educación, no saber estar y falta de respeto.
a mí nunca se me ocurre decirle a nadie nada sobre su aspecto de esa forma y me tengo por una persona sincera, no por una faltona.
la sinceridad es algo mucho más profundo, hombre!
lo que ocurre es que estas personas lo llaman sinceridad porque su poco conocimiento del significado de las palabras, hacen que les salga por la boca todo lo que les pasa por la cabeza.
Uff, no puedo con esto. es que he tenido que oir tantas veces lo que he comentado arriba, que me crispa el temita de los "sinceros".
Un saludo
Yolanda

María dijo...

Yolanda, estoy de acuerdo contigo en que esa gente tan directa es maleducada, directamente

coco dijo...

jajajajajajaja! es que eres magnífica!
me gustado esto: “Si no tienes nada bueno que decir, no digas nada”… yo añado: “salvo que te pregunten. En ese caso trata de ser lo más diplomática posible”.

Es una gran frase que siempre respeto. Ahora, si me preguntan, no puedo mentir. Pero tampoco me gusta hacer daño a nadie. Así que digo las cosas adaptadas al interlocutor: si es alguien susceptible, las voy diciendo poco a poco para que no den lugar a confusión y parezca que está dicho a mala leche. Lo que no me gusta es que la gente que quiero vaya haciendo el ridículo por ahí.

A mí me gustan que me digan la verdad, siempre. Sin paños calientes. Y más la gente que me importa. Porque la que no me importa es que directamente, me resbala.

besos artista

Patricia dijo...

Me ha encantado el post. La sinceridad tan sobrevalorada como ´tú dices se confunde con la mala educación, y no ser sincero al 100%no quiere decir que haya que mentir, hay que ser contenido, educado, diplomático e intentar no ser cruelmente sincero...¿no?

Lara dijo...

Madre mía qué de comentarios ha generado esto de la sinceridad!jeje.Pues yo pienso como tu,hay veces que si te preguntas de buenas maneras se dice lo mejor que puedas...xo con las amigas,ombre,nunca decimos toda toda la verdad.Al menos yo!

BESOSS

María dijo...

Coco, tu filosofía de vida me encanta:

"Porque la que no me importa es que directamente, me resbala."

Todos deberíamos aprendernos esto y tatuárnoslo. A los que nos importan un bledo, ni agua!!!

María dijo...

Patricia, hay está la cuestión: decir la verdady herir no debería ser lo mismo.

María dijo...

Lara, es que "toda la verdad"... no se dice ni en los juicios, jajajaja

Sobre todo porque cada uno tiene su verdad

Lu dijo...

Yo intento ser sincera pero no hiriente.... es que conozco gente que la sinceridad le sale tan brusca que te dejan super jodida.... y te llegas a plantear si lo que te dicen es con sinceridad o es que la envidia les corroe y quieren hacerte daño....
Un besin

María dijo...

Lu, a mi me ha pasado alguna vez eso de quedarme con la sensación de "esta lo que tiene es una envidia que no le cabe en el cuerpo"

mala dijo...

chica llevaba mucho sin pasar por aquí y veo que cada vez eres más popular y no me extraña porque me encanta como eres y como escribes.

yo sinceramente...

si me preguntan contesto, sin pelos en la lengua, eso ya lo demostré ayer no?

y si no pues hija depende del caso.. de mi marido si que espero que si al verme llegar me ve horrible y yo no le pregunto pues que m e lo diga, con delicadeza pero que me lo diga.

lo que pasa es que algunos comentarios del tipo te veo cada días más gorda y eso, pues creo que se dicen más por maldad que por sinceridad, así que yo a mis amigas no les suelto ese tipo de frescas sin venir a cuento, eso si, si no quieren oirlo que no me pregunten.

besos guapa