LA CORBATA

El sábado mi amiga C. celebró su cumpleaños.


En realidad hace más de quince días de la señalada fecha, pero como C. es empresaria –porque yo tengo unos amigos de categoría, a ver qué os vais a pensar- pues tuvo que hacer encaje de bolillos para encontrar un fin de semana en el que la pandilla pudiese reunirse y ella pudiese librar.

Total, que habló con los del bar al que solemos ir los fines de semana, y arregló con ellos para organizar una fiesta en toda regla: copas para todos, piruletas y bombones, música y mucho ambiente… y dress code, como en toda fiesta que se precie.

El dress code se está poniendo muy de moda en la fiestas que organiza mi círculo de amistades, y a mi me encanta, la verdad. F. y D., que se casan el sábado, han puesto como condición sine qua non que todos los invitados llevemos “la cabeza vestida”. El cumpleaños de D. nos obligó a llevar sombrero o diadema, y el de C. ha sido el sumum, porque se curró un estilismo completo.


La invitación lo dejaba muy claro: había que llevar camisa y corbata. Daba igual tu sexo y cómo combinases los dos elementos, pero camisa y corbata sí o sí.

Mis amigos no son muy dados a este tipo de condicionantes estilísticos, y mientras me arreglaba frente al espejo del dormitorio di por hecho que yo sería la única en cumplir con el dress code. Me planté mi vestido camisero –que madre mía el partidazo que le estoy sacando-, una corbata de cuadros escoceses, mis peep toe negros, un cinturón negro de charol de Friis & Company y tres pulseras de piel: una blanca, una negra y una roja.


Me veía yo ideal, la verdad, como muy sexy y muy fashion, y entré en el local creyendo que, de todos mis amigos, yo sería la única en cumplir con el dress code… y descubrí dos cosas muy importantes:

1.- Mis amigos son perfectamente capaces de acatar un dress code (nota mental: no aceptes excusas en la próxima fiesta en la que se te ocurra imponer uno)

2.- No hay mejor forma de ligar a destajo que plantarte una corbata.

Sí, amigos, la corbata resultó ser un elemento extrañamente atractivo a los ojos de ligues y amantes futuribles. Era imposible moverte por el local sin que alguno de los ajenos al festejo te preguntase por qué te habías puesto corbata, dónde la habías comprado, si era de tu padre o de tu marido, si podía quitártela (hay mucho fetichista suelto).

Me quedé extrañamente asombrada con el éxito del outfit en cuestión, y el domingo, tomando algo con unos amigos, lo comenté… y resultó que el éxito fue extensible al resto de la pandilla, hombres y mujeres. Todos lo que salimos con corbata triunfamos, ahí es nada.

Pero, lejos de enorgullecerme –bueno, un poco también, claro- este asunto me ha hecho reflexionar mucho sobre el tema de los fetiches sexuales.

Porque lo de la pasión por la corbata entiendo yo que sólo puede deberse a un fetichismo generalizado (de hecho, alguna vez me lo ha comentado algún amigo, eso de que las mujeres con corbata le ponían). Lo que pasa es que, a priori, la corbata no me parece a mi el fetiche más erótico del mundo.




No sé, puestos a tener fetiches “femeninos” (es decir, cosas que me gustaría ver puestas en una mujer), creo que me decantaría por los zapatos de tacón, o mejor aún, unas sandalias con mucho tacón y una buena pedicura. ¿No es eso más sexy?. O una blusa floja con cierto grado de transparencia, y con ropa interior insinuante por debajo… o directamente sin ella. O unos hombros descubiertos, bronceados… qué sé yo!!! Mil cosas antes que una corbata.

¿Y en un chico?... pues unos buenos jeans, ajustaditos –que no marcones-, dejando claro que el tío tiene un culo de infarto. O una camiseta que deje entrever unos bíceps bonitos. O, si el chico en cuestión tiene unos pies bonitos, unas sandalias de cuero… mil cosas antes que una corbata.

Pero no, parece ser que la corbata es el fetiche por antonomasia, el que todo el mundo comparte, fácil de llevar, barato… vamos, para todos los públicos.

Total, que he decidido que cuando quiera salir a comerme el mundo, y, de paso, un par de roscos, me plantaré la corbata… eso sí, mis tacones siempre conmigo. Me da igual que no los miren, a mi mis zapatos me hacen sentir sexy.

¿Y VOSOTR@S?

¿Cuál ES VUESTRO FETICHE?

¿Y VUESTRA PRENDA MÁS SEXY?

51 comentarios:

coco dijo...

debe de ser por haber compartido amoríos varios (algunos, tampoco quede aquí de pendón verbenero) con frikis en contra de lo establecido, con código de vestir más bien "particular" (o por la edad, todo puede ser......), que a mí un tío de traje (con un buen traje, buena camisa y buena corbata. Y ya no digo nada de los zapatos y cinturón!) me pone...... pero mucho.......

besos

María dijo...

Coco, yo es que para eso sigo siendo un poco Freak... no me gustan demasiado los hombres de traje y corbata... aunque con vaqueros, camisa oscura y corbata, ya es otro cantar. Mi chico iba guapísimo en la boda de mi amiga M.P., con camisa negra de corte bowling y corbata roja!!!

M. dijo...

A mí lo de la corbata en una chica no me entusiasma ^^ Pero estoy de acuerdo contigo en fetiches masculinos (los vaqueros bien puestos.....ayyyyyyyyyyy, los vaqueros bien puestos *le salen corazoncitos por las orejas* y las sandalias, diosmiodemivida....)

Hablar de estas cosas así de mañana es como muy sufrimiento xD

María dijo...

m., relax, relax, que es muy temprano y no respondoooooooooooooooooo

Ely dijo...

Es que una corbata da para mucho... no hay un gesto mas sexy que quitarla poco a poco..., la puedes usa para tapar los ojos, para sujetar unas muñecas... incluso para ahorcar¡

María dijo...

Ely, jajajaja, lo de vendar los ojos con la corbata es un truco muy sexy, es verdad... lo del ahoracmiento no me mola tanto, jajajaja

María dijo...

yo estoy de acuerdo con Coco...un buen traje...una corbata bonita...zapatos y cinturón...es que un buen traje, si el cuerpo que hay debajo está bien, lo "deja ver" no?
En cuanto a mí, estoy totalmente de acuerdo con María, una buena pedicura y unos taconazos me hacen sentirme sexy...un escote bonito...no se me hubiera ocurrido una corbata...

María dijo...

María, es que yo lo de la corbata... a ver, que yo me veía monísima, pero porque soy una creída y porque el vestidito me queda bien, pero la corbata la veía pues regulera... y no veas como triunfó!!!

aunqueyonoescriba dijo...

sin lugar a dudas para mi los tacones son indespensables para sentirme sexi... y a algunos chicos si que les encantan, yo tengo un amigo que es lo primero en lo que se fija...

a mi en los chicos el gesto de quitarse la corbata... me chifla, pero reconozco que tampoco es que me pierda un traje...

María dijo...

Aunque, mi jefe siempre dice que lo primero que mira cuando entra en la oficina son mis pies, porque siempre llevo unos zapatos maravillosos.

El tema corbata en los chicos... yo prefiero una buena t-shirt que deje entrever un biceps marcado pero sólo levemente... me vuelven loca los brazos de los hombres!!!

Lucy dijo...

Pues en un chico...lo prefiero con vaqueritos y camisa...no necesariamente con corbata...
Y para sentirme chechi pues taconazos o sino una blusita semitransparente como apuntas tu...No sé, no le acabo de ver yo el punto a la corbata xd

Vistiendo a Candela dijo...

A mi me pone mas mas un buen traje oscuro bien ajustado al cuerpo, que no pegado, y sin corbata.

Ana dijo...

Para mí una camisa blanca, bastante abierta, que insinúe buenos pectorales en él y ropa interior sensual en ella...me encanta.

Lo de la corbata creo que es un clásico...a mí también me gusta cuando mi chico se la quita...y en nosotras, con ropa no la veo muy sensual, pero sin ropa...me encanta la escena de Pretty Woman!!

María dijo...

Lucy, yo hace tiempo que descubrí el milagro de las blusas flojitas y semi transparentes: disimulan las carnes e insinuan... son perfectas para sentirte sexy!!!

María dijo...

Vistiendo a Candela... el traje slim fit con aire informal... qué buena elección!!!!

María dijo...

Ana, yo la camisa blanca en chicos no, es que no puedo con ella, y menos medio abiertaaaaaaaaaaa, no, no, no.

En mujer sí, sin duda. Con el escote abierto, como flojo, insinuando... sí.

Pru dijo...

A mí también me ponen los hombres con traje siempre que sepan llevarlo, porque un traje mal llevado hace elefecto contrario y queda ridículo. En las mujeres, insisto en que lo más sexy son los zapatos del tacón con las piernas y pies desnudas (sin medias, vamos) y las uñas pintaditas aunque vayan escondidas... tal ez para los demás no sea lo más sexy, pero por lo menos yo me siento así, más segura y camino mejor!!
También veo sexy la camisa y corbata... pero con tacones por favor...
Besinos!

jose_airam dijo...

Siii!,lo de la corbata triunfa.Yo el años pasado tuve una boda y después de aprovechar la barra libre quedé con mis amigos en ananda y,claro,no me cambié.Me desabroché un poco la camisa YSL en color champán y la corbata estrecha azul amarino y madre mía,es como un imán.Y claro luego va todo el jueguecito que ya habéis comentado...
Vamos que sí,que una prenda en principio tan sosa da muuuucho juego.
Besos!

María dijo...

Pru, es que un buen tacón es mágico. Yo no voy sin ellos a ningún lado, jajaja

María dijo...

Chema, pero es que en tu caso es la percha, hombre!!!!!

Hahi dijo...

uhmmmmm,en chicos con unos buenos vaqueros es más que suficiente.... Aunque un chico joven, con cierto aire desaliñado-descuidado-muy cuidado con un buen traje bien llevado....no se le puede hacer un feo, no??

MEL dijo...

María, los brazos? madredelamorhermoso, ADORO unos brazos bien torneados... solo de pensar qué pueden hacer... (Ely, estrangularme no, eh? tíatía!!!) AH! y con un buen tatuaje... mmmm eso sí que me fetichiza!!

María dijo...

hahi, como en todo, importa mucho cómo lo lleves, claro.

Desde luego yo abogo sobre todo por sentirte cómodo con lo que llevas, que te guste a tí, vamos.

María dijo...

Mel, mi chico está en pleno proceso de decisión de tatoo... y te aseguro que tiene los brazos más bonitos del mundo.

Creo que el primer día que le vi sin camiseta decidí que ese tio me ponía irremediablemente!!!

Sol dijo...

no tiene que ver pero¿a que vitamimnas te refieres de la herboristeria de Ely?-
Cuenta.
Si se puede

Anónimo dijo...

Á mí los tíos con camisa oscura me vuelven loca. Corbata, bueno, está bien, pero es que lo de la camisa... (medio desabrochada no, por Dios, ¡que tengo un trauma con eso!). Y en general ese aire informal pero cuidado, tanto en chicos como en chicas da un buen punto. Con lo que no puedo es con el chándal, da igual la percha o la marca, me parece de lo más antiestético que hay.
Yo para ir sexy necesito un vestido, los prefiero mil veces antes que a los pantalones. Un buen vestido vaporoso, en un cuerpo menudito y enseñando los hombros es mi mejor arma, y si es con tacones, mejor. Lo único que depende de qué tacones, porque yo soy de ésas que con unos tacones de aguja parece una cabra en celo, así que mejor de media altura. Lo que no aguanto es ir demasiado descubierta, véase minfalda y escotazo. Me siento insegura, incómoda, como una niña que se quiere vestir sexy o como un putón verbenero, depende del día.
¡Por cierto! ¿Qué os parece más sexy: el culotte o el tanga? Yo apuesto por lo primero, que levanta el culo y lo redondea. Nunca entendí lo del tanga, por muy prácico que sea en determinadas ocasiones.
En fin, ¡un beso!
Mirash

MEL dijo...

María, y te atreves a confesarme que tu medio riñón tiene buenos brazos? y un casi tatoo? dios, a qué esperas a enseñarlo!!!!!!! el mío tiene buena dentadura, eh? y esto... amos hombre!

Sol, desde que le compro cositas a Ely he rejuvenecido, soy una adolescente!!! y eso sin probarlas aún...

Celia dijo...

A mí me gustan los hombres con camisa oscura, que no les quede demasiado grande (ni tampoco super-ceñida!), y en ocasiones especiales con traje.
En las mujeres... unos zapatos de tacón, y ropa interior a juego y bonita... Siempre es mejor insinuar que enseñar...
Ah! y aunque no sea ropa... un hombre que huela bien tanto perfume como aftershave...ufffff me encanta!

María dijo...

Sol, claro que se puede contar!!!

Son unas para el pelo y las uñas, que tuve una movida de nervios y se me pusieron fatal. Pues fue empezar a tomarlas y en 15 días las tenía nuevas!!!

Se llaman Rigendiet

María dijo...

Mirash, yo soy una fan del cambio, así que lo mismo me planto un tanga que una braguita que un culotte... depende del día.

Para mi el anti-morbo es la ropa interior color visón. esa sí que ni en pintura la quiero. Es que prefiero que se me transparenten hasta las amígdalas que llevar algo de ese color, oye

María dijo...

Mel, jajaja, mi medio riñón está como un queso, las cosas como son. Es bajito -1.70-, pero a mi me sobra porque mido 1.65. Por lo demás: super pelo, super dientes, super cuerpo... y encima es listo!!! jajajaja

María dijo...

Celia, a mi el olor me mata!!! Pero no puede ser un olor muy determinado, el perfume en los hombres no me convence. Soy de las que se enamora cuando al acercarse a tí suavemente huelen a jaboncito, a champú, a limpito, mmmmmmmmm

Celia dijo...

Sí, me refería a eso mismo a cuando se te acercan (o te acercas) y huelen a limpio, o a perfume pero sin pasarse...

Anónimo dijo...

Me encantan los brazos de los chicos, no se puede evitar, el mio los tiene bastante bonitos. Y los ojos, a veces miran de una manera que ni corbata ni nada vamos!!

QUe huelan bien es indispensable.

Besos

Antia

Perla Negra dijo...

Ufff, a mí un tío que huele bien me pone mucho, mucho pero es lo que decís tiene que ser un olor suavecito, rico, a limpio....

En cuanto a ropa me gustan simplemente con vaqueros bien puestos y una camiseta que deje ver unos brazos torneados y unos pectorales ligeramente marcados.

Y luego, ese músculo que está a lado de la cadera y baja hasta el infinito, bien marcadito formando una V..... aydiosmiodemivida, es que me pierde!!!

Cruela dijo...

Mi amiga la Véro siempre se ponía corbata y es cierto que tenía morbo porque ligaba a mogollón...

Yo nunca tuve algo así que se asimile conmigo... lo que si fui mucho tiempo era la chica de rosa... más bien fushia... siempre llevaba algún detalle de este color pero es porque me favorece bastante....

Mi prenda más sexy pues cualquier escote porque los tengo bien puestos, dicen
Besos

Ely dijo...

María, me alegro que te fuesen tan bien las pastis.
Mel, es que mis cremas no son milagro pero casi¡¡¡ con mirarlas ya hacen efecto, como yo con los hombres, que con olerlos... ya embarazo¡
Sol, te vendo lo que quieras eh¡

Rebeca dijo...

Pues yo coincido contigo, la prenda más sexy para mí son unos buenos tacones... y si son con una mini o unos pitillos, el no va más.

En cuanto a la corbata, pues los hombres me parecen que está guapísimos en traje, pero no es la corbata lo que me gusta, es el conjunto entero.

Saludos

Sol dijo...

A mi me gusta lo primero la voz, que sen viriles, que sean un poco chulos pero después sepan relajarse.Inteligentes, no muy presumidos, que no sean cotillas, que no se queden mirando culos ajenos (que disimulen ya que todos lo hacen) y valientes.
No pido tanto joe.

María dijo...

Celia, me parece que la primavera nos está afectando!!! jajajaja

María dijo...

Antia, los ojos y la forma de mirar, como tú bien dices, son fundamentales

María dijo...

Perla Negra, por dios que es muy temprano, que acabo de llegar al despachoooooooooooooo

María dijo...

Cruela, yo de escotes no me puedo quejar... en general no me puedo quejar porque sin ser ni de lejos la más mona siempre he ligado muchísimo

María dijo...

Ely, esta tarde voy a por más!!!

María dijo...

Rebeca, los tacones son más que un fetiche. Son como las bragas, imprescindibles... a veces más, jajajaja

María dijo...

Sol, pues claro que no pides tanto!!!

A mi me gustan con voz suave pero firme, con carácter, directos, divertidos, conversadores, inteligentes, con buen culo y, a poder ser, buenos amantes... vamos, me gusta el mio!!! jajaja

Beatriz dijo...

chicas, haced el favor de callaros, hombre! ayer evité pasarme mucho por aqui, que la primavera no sienta bien a la soledad...
bueno, al tema...no se quien dijo que las camisas blancas no le gustan ...a mi sin embargo un tio con traje y camisa oscura ya puede prometerme la luna que lo tiene crudo, imposible!
me gustan limpios, educados, varoniles y con una bonita sonrisa. Mirada pillina? mmm, también! Una bonita voz, definitivo! Conversador, atento y valiente. Con esto ya, podemos empezar a hablar...
Si además, vestido sport se recoje una gotita la camisa y muestra unas bonitas muñecas y manos...me has matado, querido!

Ah, yo jamás me pondría una corbata!

María dijo...

Beatriz, la primavera es un momento estupendo para aprovechar la soltería de flor en flor!!! No te prives!!!

Yo la camisa blanca no, de verdad que no puedo... pero la mirada pillina... ay!!!!!!! Áhí sí que sí, guapa!!!

Beatriz dijo...

...mmm, María, no me va el plan "abeja" que me propones, que se le va a hacer!
yo, a estas alturas, o encuentro a "EL", o paso siete pueblos. Tengo mi vida muy organizadita, y me resuelvo sola divinamente, aguantar a tios asi porque si...que pereza!!!
Asi que ya sabeis, si encuentras a uno de esos que a ti no te van, con camisa blanca un poco remangada (hasta medio antebrazo justo, eh?) con unas bonitas muñecas, sonrisa dulce y mirada picarona... me lo mandas vía Seur rapidamente!

María dijo...

Beatriz, prometido, como le encuentre te lo mando, con lazo y todo!!!

Lara dijo...

Jjejj jejeje...madre mía!La verdad es que no tengo corbata,y nunca me lo habñia planteado,el salir con ella...xo ahora que lo comentas,aiss!Me ha encantado la idea del dress code,creo que es algo que no se lleva muxo en spain,xo que deberíamos imponer!al menos como forma de diversión ehh...

BESITOS!