NO, NO, NO...

“No” es una palabra extremadamente compleja.




De hecho, debe ser la palabra más incomprensible del diccionario de la RAE, seguida muy de cerca por “miembra”, “almóndiga” y “cocreta”.

Según ese pequeño librito que todo lo sabe, “no” es una partícula de lo más prolífica, vereis:


NO.
(Del lat. non).


1. adv. neg. U. para negar, principalmente respondiendo a una pregunta.
2. adv. neg. Indica la falta de lo significado por el verbo en una frase.
3. adv. neg. Denota inexistencia de lo designado por el nombre abstracto al que precede.
4. adv. neg. U., en sentido interrogativo, para reclamar o pedir contestación afirmativa. ¿No me obedeces? U. también cuando se supone que la respuesta va a ser afirmativa. ¿No ibas a marcharte? Sí, pero cambié de opinión.
5. adv. neg. Antecede al verbo al que sigue el adverbio nada u otro vocablo que expresa negación. Eso no vale nada. No ha venido nadie.
6. adv. neg. U. a veces solamente para avivar la afirmación de la frase a que pertenece, haciendo que la atención se fije en una idea contrapuesta a otra. Más vale ayunar que no enfermar. Él lo podrá decir mejor que no yo; cláusulas cuyo sentido no se alteraría omitiendo este adverbio.
7. adv. neg. U. repetido para dar más fuerza a la negación. No, no lo haré. No lo haré, no.


Con tanta acepción con el mismo significado intrínseco –en resumidas cuentas, “no” viene a querer decir “lo que me pides es imposible”-, me resulta francamente complicado creerme que alguien desconozco esta palabra. ¡¡¡¡Pero si hasta la omnipresente Amy Winehouse ha escrito un estribillo con ella!!!!

Pero, aunque pueda resultar increíble, en mi profesión es muy, pero que muy fácil, encontrar personas que no comprenden el significado de la palabra “no”. Ayer, sin ir más lejos, tuve que lidiar con una de esas personas –persona que, por otro lado, volverá a llamar hoy. Me apuesto un 2.55-.





Las personas que no comprenden el significado de la palabra “no” suelen responder a un perfil muy determinado. Son gente con una perfecta capacidad del habla, pero una más que deficiente capacidad de escucha. Uno puede desgañitarse explicando la imposibilidad del asunto, que ellos sólo habrán oído algo parecido a “insiste, insiste, que si me canso termino diciendo que sí”.
A mi este tipo de gente me agota profundamente.

En la vida cotidiana este género suele restringirse a:

1.- Testigos de la religión de turno que se empeñan en convencerte del próximo y nada agradable advenimiento del último anticristo, antibuda, o lo que toque. Entran también en esta categoría las gitanas que tratan de leerte la buena ventura. (Solución = La más efectiva suele ser asegurar que eres la reencarnación de Satanás, o en su defecto, de algún diablo menor).




2.- Tíos (o tías, depende del caso) que te abordan en la barra de un bar y tratan de convencerte de que no vas a tener un amante mejor que ellos en tu vida. (Solución = varía entre mandarlos al carajo de la forma más borde o asegurar ser portadora de cualquier terrible enfermedad. En medio, mil posibilidades).




Como veis, en la vida cotidiana tengo dominado el concepto “no”.

Pero en el trabajo…

… en el trabajo te enfrentas muchas veces a la aventura de tener que decirle que “no” a alguien que no comprende la palabra, y a quien, por el motivo que sea, no puedes mandar a freír monas.
Cuando topas en el terreno laboral con una persona “anti no” tienes la sensación de hablar con un espejo: rebota todo lo que le dices. No importan los argumentos.


A continuación reproduzco –literal, fiel, y verídicamente- la conversación mantenida ayer con uno de esos clientes “anti no”.

Yo.- Lo siento, C., pero es que lo que me estás pidiendo no es posible.

Él.- Pero alguna solución tiene que haber.

Yo.- Pues me temo que no. El espacio que me pides ya ha sido ocupado por otra concesión.

Él.- Pero alguna solución tiene que haber.

Yo.- Es que la única solución sería sacarlos a ellos para meteros a vosotros, y eso no lo puedo hacer, porque con ellos ya firmamos antes.


Él.- Mujer, yo no digo eso, pero alguna solución tiene que haber.

Yo.- Te puedo ofrecer otro espacio.

Él.- Es que sólo me vale ese.

Yo.- Pues es está ocupado en las fechas que pides… ¿y si cambias de fechas?

Él.- No puedo cambiarlas.

Yo.- En ese caso, no puedo hacer más que ofrecerte otro espacio.

Él.- Es que otro no me vale. Pero alguna solución tiene que haber.

Tardé más de 45 minutos en colgar… y al cabo de una hora llamó de nuevo… y otros 40 minutos de reloj reproduciendo hasta la saciedad una conversación que se parece sospechosamente al cuento de la buena pipa.




Desde ayer, Rehab es mi tema favorito… no, no, no…

57 comentarios:

laratitapresumida dijo...

Jajaja, muy buena la conversación con el cliente. Lástima que no se pueda meter la mano a través del cable para zarandearle y hacerle entender por las malas.
Yo lo que no soporto son los vendedores telefónicos, especialmente los de internet "En serio, que no quiero cambiar de compañía" "Pero es que la mía..."
Es que me sacan de quicio.

María dijo...

laratitapresumida, algunos vendedores -telefónicos y no telefónicos- son una pesadilla... deberíamos pagarles con su misma moneda, respondiendo siempre lo mismo... a ver quién se cansa antes!!!

Anónimo dijo...

Lamada a mi número de móvil del 609:
MARTA.- ¿Si, dígame?
OPERADORA.- ¿Es usted A? (A = Nombre de mi marido, primera tocadita de hue..., debo tener la misma voz que un sr. de casi 40 tacos)
M.- No soy su mujer, que quería?
O.- Es usted A?
M.- No, soy su mujer, él está conduciendo. Qué quieres?
O.- A. está en linea?
M.- (Mosqueada) No, está conduciendo. QUE QUIERES?
O.- Gracias por atenderme, buenos días.
M.- PERO QUE QUIERES? Hay una línea con dos números y éste está asociado a la primera línea, pero este número es mío. Dime lo que sea que yo se lo comento...
O.- Es por una oferta que estamos realizando, pero solo puedo hablar con él. Buenas tardes.

Gracias a su negativa me quedaron un par de dudas:

1.- La oferta era para acudir a algún espectáculo de señoritas ligeras de ropa.

2.- No llegó a comprender que puedo comunicarme con mi marido y transmitirle su mensaje.

Os prometo que la sensación de jugar al "Teléfono Roto" era mucho más divertida con 10 años...

Marta

María dijo...

Jajajaja, Marta, qué tocada de huevos, la verdad... madre mia que falta de tacto.

Hubiese sido mucho más efectivo decir:

"Llamamos de la compañía X para realizar una oferta personal a A. Volveremos a llamar para hablarla con él, muchas gracias", y todos tan contentos!!!

Betty Boop dijo...

Te entiendo a la perfección en mi trabajo me pasa lo mismo, con lo clarito que suena ene o, NO. Pues nada chica que la gente no se entera.
Un beso y paciencia,

María dijo...

Bety Boop... te agradezco el beso, pero sobre todo la paciencia... la voy a necesitar

Celia dijo...

Sí realmente existen esas personas que no entienden un NO. Y están casi todas fichadas como teleoperadores.
De momento tengo dos tácticas:
1. Nada más contestar y oir el "Buenasss tardesss es usted la sra.tal" ya les digo no me interesa nada, gracias y adiós. Y cuelgo sin más.
2. Hacerme pasar por la señora de la limpieza... esto lo he hecho últimamente y da resultado.

A mí también me intrigan esas personas que no comprenden el no, pero aunque se lo digas mil veces. Y eso que "No" es de las primeras palabras que se aprenden en la infancia. Vamos mi hija de 20 meses tiene muy clarito el significado de un "no".

María dijo...

Celia, es que yo creo que es gente que no concibe la posibilidad de que alguien les niegue algo.

A mi lo que mñas me alucina es cuando tú les explicas, les argumentas, les das un NO rotundo y las mil razones por las que te niegas... y te preguntanm ¿Bueno, y entonces, qué?

Entonces qué, de qué?... es que me flipan

Lucy dijo...

A mi me pasa muchas veces, trabajo en una tienda de ropa. Ayer mismo una clienta quería un vestido donde entraban tres como ella.
clienta: Me encanta este vestido, es precioso, lo quiero!
yo: No tenemos su talla.
c: Da igual, en otro color aunq sea, pero quiero este vestido.
yo: No tenemos otro igual, ni otra talla.
c: Pues que lo arregle la modista.
yo:(perdiendo los nervios)No se puede arreglar!! (para eso habría que hacer un vestido nuevo, deshacerlo y volver a hacerlo)
Al día siguiente volvió a probarse el dichoso vestido!! ufff no puedooo, repitiendo la conversación anterior durante mas de una hora.
Y claro, es una clienta, sonrisita aún por encima!.
Ah, y los comerciales telefonicos lo mismo, no entienden un No.
Ufff que paciencia...

BSS

Anónimo dijo...

Mi profesora de marketing de la universidad, nos dijo en clase que ella a los teleoperadores les dice q no, y que si insisten, cuelga directamente, "el tiempo es oro" dixit.(Ella tiene una empresa de telemarketing ademas).
El caso es q tiene razon, le ahorras tiempo al teleoperador y a ti mismo, asi q ahora les cuelgo. La primera vez da un poco de cosa, pero oye, es q son unos pesados!!!!
Ademas segun la profe en el resto de Europa no se considera una groseria, asi que... a Europeizarse!!

Lo de tu cliente, sin palabras Maria...

Besos

Antía

FAUNA dijo...

El otro día un vendedor de libros de una editorial a la que mi madre anteriormente les había comprado unos libros la visitó. Pese a que mi madre desde el primer momento le dijo que no le interesaba comprar nada fuera lo que fuera porque no le venía bien el gasto etc etc. Por lo visto estubo cerca de hora y media, cuando mi madre casi lo tenía convencido para que se marchara apareció mi padre que se levantaba de la siesta y entonces comenzó a comerle a él la bola (mi padre está sordo en un 80% con lo que no se enteraba de nada), mi madre diciendole al tio que lo dejara en paz supernerviosa. Pues hasta que casualmente no llegó mi hermana (a la que tambien hizo un intento de comerle ca cabeza) y lo sacó literalmente del brazo hasta la puerta no se dió por vencido. Cuando al fin desapareció mi madre la pobre empezó a llorar del ataque de ansiedad que el muy hijo de p*** le había porvocado.

MEL dijo...

María, mujer, pero alguna solución tiene que haber...

La próxima vez le dices, a ver, fulano, que parte de la palabra NO no has entendido, que te hago un croquis y te lo mando por fax.

Yo con los teleoperadores hago lo mismo que Antía, en cuanto oigo su voz, que por otro lado últimamente son todos sudamericanos (sin que por esto tenga nada en contra de ellos, pero me resulta curioso) cuelgo directamente, ni les doy opción. Al principio cuesta pero luego es como una droga, estás deseando que te llame alguno para colgarle, buena terapia contra el stress.

Otra cosa, María, mujer, pero alguna solución tiene que haber...

Anónimo dijo...

Incluso cuando las razones son de lógica:

Zaragoza-Viernes-19:25 suena el teléfono en la oficina (Terminábamos la jornada a las 19:30) y hay dos casos:

- Soy fulano (La Coruña-Cadiz) necesito que mañana (Sábado) a primera hora de la mañana me llegue tal material.

- Creo que no va a poder ser no hay gente en almacén y un servicio express, que tendría que pagar usted, no le garantiza que esté mañana antes de las 8:00 en Galicia-Cadiz.

- No me puedes decir eso, cómo que no puedes??? cómo que tengo que pagarlo yo???

- Los viernes por la tarde no hay gente en almacén, como usted ya sabe (ambos clientes de toda vida), nosotros hacemos envíos a portes pagados por la empresa de transporte con la que trabajamos habitualmente, como usted ya sabe estamos a más de 1.000 Km. por lo tanto son 48 horas, si quiere algo urgente, ud. nos dice qué agencia y se envía a portes debidos. De todas maneras para trayectos tan largos hay límite de recogida.

- Imposible!!!!! QUIERO HABLAR CON X. (Gerente)

- El Sr. X, tampoco viene los viernes tarde, como ud. sabe también.

- (19:40) TE VAS A ENTERAR!!! QUE SOY FULANO!!!

La verdad es que no me enteré de nada y el mundo tampoco se vino abajo, qué paciencia...

Marta

aunqueyonoescriba dijo...

que cansino por favor... si parecías atrapada en un bucle infinito....

Pru dijo...

Ay, qué pereza sólo de pensar en esa gente... de verdad, yo con los que no puedo es con los vendedores o comerciales telefónicos... Yo entiendo que tienen una caca de trabajo a comisión y tienen que depredarse unos a otros para ganar algo, pero es que no puedo, no te escuchan, te cansas de decir que no te interesa e insisten y vuelven a insistir... y cuando te llaman incluso varios comerciales distintos de la misma empresa y tienes que encima explicarles que es la cuarta vez que intentan venderte lo mismo en la misma mañana... y aún así... insisten. Y algunos hasta se ponen algo bordes y agresivos...
Uy, llaman por teléfono... otro 2.55 a que son de Orange...
Besinosssssssss

M. dijo...

"alguna solución tiene que haber"..... dios, yo lo hubiera pateado xDDDDDDDDD o le hubiese empezado a cantar "noooooounounou", a ver si le daba un ataque de risa o algo y me dejaba en paz!! Qué paciencia la tuya....

Por cierto, este domingo estuve en las outlets de Allariz y me acordé de ti!! :D

María dijo...

Ay, Lucy por el amor de dior qué cansina la señora!!!

Yo es que a esta gente no le entiendo, de verdad

María dijo...

Antía, eso quería haber hecho yo ayer, colgar y punto.

Una vez lo hice con una señora que sencillamente me sacó de quicio... creí que mi jefe me mataría, pero me dio la razón... se ve que era pesada de cojones la criatura

María dijo...

Fauna, joder, qué experiencia!!! Vaya vendedor, es de record guinnes el fulano

María dijo...

Mel, no sé... alguna solución tiene que haber... te dejo ese espacio en otra fecha o otro espacio en esas fechas... o te dejo el salón de mi casa y ala, despiporre!!!

María dijo...

Marta, una vez, una amiga mía camarera tuvo un rifirrafe con un cliente que quería que no le cobrasen.

El fulano, muy pesado, le dijo "Tú no sabes con quiñen estás hablando"... y ella, muy profesional, soltó "Mira, otro idiota que no sabe ni quién es".

Resultó que era un jugador de fútbol muy famoso... y que ni aún así pasó nada.

La gentep uede llegar a ser extremadamente idiota

María dijo...

Aunque... sí, era un poco ¨el día de la marmota"

María dijo...

Pru, veo tu 2.55 y subo unos loboutin a que es de Movistar... a mi son los que me atacan todos los días!!!

María dijo...

m., ¿compraste algo? ¿había algo de nueva temporada?

Estuve muy tentada a decirle:

"Mira, soluciones hay, las dos que te he planteado. Qué parte del tema no has pillado"

Perla Negra dijo...

Jajajaja, qué buen post María y qué paciencia la tuya!!

Los comerciales son lo peor, a mi jefe no para de llamarle uno que quiere que invierta en bolsa o no sé qué, mi jefe le ha dicho 300mil veces que no le interesa y el tipo le sigue llamando cada 2 semanas, ¿es que no tiene otra cosa que hacer?

Lo de la Sra de la limpieza lo hace mi madre y le funciona muy bien " uy, el Sr./la Sra. no está y no sé a qué hora llegará" y se queda tan ancha. 100% efectivo.

María dijo...

Perla Negra, ahí la reina es mi tía, que cuando preguntan por la Sra. X (apellido de su señor esposo, cosa que a ella le toca los cojones ampliamente) les planta al teléfono a mi prima de 2 años!!!! Con dos huevos!!!

Anónimo dijo...

ja,ja,ja, lo de poner al teléfono a la niña de 2 años también lo hago yo. No falla.
Mi niña puede estar horas al teléfono contando que ayer estuvo en una piscina preciosa
al final, los teleoperadores se rinden y cuelgan.
esto se lo hago en pago a todas las siestas y momentos de tranquilidad arruinados por ellos.
Un saludo

Yolanda

Anónimo dijo...

María, después de tantos años al teléfono (tratando con todo tipo de especímenes) llega a resbalarte todo mucho...

Desde el que le estás diciendo que quieres pagar y que le vas a dar un número de cuenta y se empecina en que a él/ella le da igual lo que le estás contando hasta el que quiere venderle al jefe humo y tienes orden de no pasar llamadas y después de 300 veces de decirle que no le va a atender te contesta "Quiero hablar con Fulano!!! Qué pasa?? Qué te vas a cerrar de piernas??"

Necesitaría dos años para contar (resumido) todo lo que te encuentras por ahí....

JAJAJAJAJ.... Tu tía es un crack!!

Marta

María dijo...

Jajajaja, Yolanda, me imagino al vendendor:

2Está tú mamá?"

Y tu hija

"Sí, y está comiendo una manzana. A mi me gustan las manzanas mucho, las como de merienda en la piscina. Y voy con la toalla de las spuer nenas"


JAJAJAJAJAA, si es que es lo máximo!!!!

María dijo...

Marta, yo una vez tuve que escuchar a un gerente de una editorial algo así como:

"Mira niña, dile a tu jefe que se ponga, que tiene que atenderme"

"Mire, es que no se puede poner, está reunido, ya se lo he dicho"

"Pero es que tiene que recibirnos, a ver quién te crees que somos"

ALUCINANTE

Perla Negra dijo...

María, lo de tu tía es buenísimo!! Ya sabes que lo de "Sra de" me repatea.

BaBy_Lo dijo...

Hola, soy una “pequeña diseñadora” que está empezando en esto, me gustaría que te pasaras por mi página, y vieras mis camisetas pintadas a mano!un besitoo!

http://www.babylo.es/
o también en
http://mibabylo.blogspot.com/

FAUNA dijo...

Me apunto lo de la niña, ja, ja

Ely dijo...

Mujer... seguro que algo más habrias podido hacer..., no?

Sol dijo...

No será que no sabes decir que no.Yo no sé, lleva dos semanas llamandome una chica de esas de telemarkrting para hacer un seguro vinculado a la tarjeta y no soy capaz de decirla que NO..le doy largas, no la cojo el telefono...joé, que NO...

María dijo...

Prela Negra, es que mi tia es mucha tia... algún día hablaré de mi familia, y comprendereis muchas cosas...

María dijo...

fauna, los niños con un comodían muy útil!!!

María dijo...

ely, claro... cortarme las venas al colgar!!!

María dijo...

Jajajaja, Sol, ya antes era más así.

Mi mejor amigo dice que de buena soy tonta para algunas cosas, y es un poco verdad.

Reconozco que me jode mucho decirle a la gente que no... pero a este se lo dije alto y claro... sólo que no entendió alguna de las dos letras... me pregunto cuál habrá sido

pinkocha dijo...

Ja, ja, ja, muy bueno. No sabes cómo te entiendo, a mí me pasa lo mismo cuando doce personas se empeñan en sentarse a comer en una mesa pequeña y convencerme de que están cómodos. Me fastidia mogollón, yo estoy encantada de montarles una mesa grande si esperan un poco, pero lo de apiñarse doscientos en una mesita de 50 por 50... La casa de la collona, vamos.

María dijo...

Pinkocha, jajajaja, en defensa de esos "pesaos" (yo seguramente he sido una de ellas alguna vez), he de decir que la mayoría de las veces lo hacemos pensando que así damos menos la lata!!! jajajajaja

pinkocha dijo...

Je, je, pues de verdad que no te imagino a ti siendo pesada. De todas formas es cierto lo que dices, hay quien lo hace con buena intención (y lo agradezco), pero yo me refiero más bien a ese tipo de gente que se cree que en todas partes está en su casa y pasa olímpicamente de lo que le dices.
Se me olvidó comentar antes, hay un especimen especialmente resistente a la palabra NO... ¡las abuelas! La mía pregunta diecisiete veces si quiero galletas, diecisiete veces digo que no... y, finalmente, trae las galletas, cómo no.

María dijo...

Ay, jajajaja, el caso abuela es muy fuerte... si es gallega, ya es de traca valenciana.

La mia te pone un plato de cocido más lato que el Himalaya, te lo terminas, y te pregunta 70 veces si quieres más... y da igual lo que respondas, comerás más, asúmelo.

Celia dijo...

En mi caso... la que es gallega es mi suegra... y claro, en tema comida ya no sé como hacerle entender que no quiero repetir 3 veces!!!!

María dijo...

Celia, por expriencia te digo que no te esfuerces... es mejor poner buena cara, dejar que te sirvan y comer los que puedas... cuando vea que no comes más tendrás que aguantar lo de "no me comes nada"

nine dijo...

a mi esas cosas me ponen de los nervios ¡si he dicho que no es que no!!!!!!!!!!!!!! el otro día me pasó algo por el estilo.
Me pedían una foto:
- lo siento, pero no tengo lo que necesitas
- pero mujer, tu busca que seguro que encuentras algo
- (con una mañana hasta arriba de curro) es que conozco mi archivo y no tengo lo que me pides, de verdad
- seguro que sí, tu búscala que nos hace mucha falta
- pero es que no la tengo (me empiezo a cabrear)
Uno de mis jefes se incorpora a la conversación
- no te preocupes, que la va a buscar y seguro que te encuentra la foto que te hace falta
- es que no tenemos esa foto!!!!!!!!!!!!!
- tu busca que seguro que encuentras algo
me tiro de los pelos y cruzo a la cafetería de la acera de enfrente, no se si pedir una tila, un café o un cuchillo para cortarme las venas.
Te dejo, tengo que revisar mi archivo para buscar la puñetera foto.
Y lo mejor de todo, el que me la pidió ni tan siquiera era de la empresa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Y las comerciales telefónicas, por dior, qué pesadas son!!!!!!!!!!

Mss Hyde dijo...

Jajajajaja!!!
Que bueno... hoy escribí una entrada sobre uno de esos pesados que no entiende la palabra NO... y estaba pensando en escribir sobre el mismo tema pero con un "suceso paranormal" que le paso a mi tío con esos testigos de alguna religión....
Una lectora me dejó un link a tu blog...
Jajaja... un post muy bueno... lo que me he podido reir...

Enhorabuena... seguiré leyéndote...

María dijo...

Jajajajajaja, Nine, no sabes lo que me he identificado contigo!!!!

Me estaba viendo a mi misma en el bar, seccionándome la yugular con la cucharilla de la tila!!!!! jajajaja

María dijo...

Mss Hyde, me pasaré por tu blog enseguida!!! Muchas gracias

Audrey dijo...

jajjaja, María, es que es mucho peor no querer entender que no entender! Y este tuyo pertenece al primer grupo. Paciencia! no nos queda otra.

Lara dijo...

Yo te puedo poner muxos ejemplos de gente que no entiende los NOOO,los de los tios, por ejemplo, o los de ya.como que me han llamado esta mañana = que todas las mañanas!!!que pesaoosss ehh,los odio!!

BESOSS

Cruela dijo...

Lo del No No NO.... es un estribillo muy bueno....
Bueno yo me precio de saber decirlo pero también es cierto que a veces el que lo escucha parece que no lo entiende y mira que no es una palabra muy práctica porque se dicen casi igual en todos los idiomas, No, Nee, Niet, Non.....
Los peores es cierto son los de la venta por teléfono... claro están lobotomizados para no escucharlo...
está en el contrato... yo tuve una hace poco cuando quise dar de baja la linea de telefono de la tía de mi C recién fallecida...
Me querían regalar gratis esta linea para mí y al final por joder di la mía de baja también
Besos

Silvia dijo...

jajajajaj Qué arte!! Aunque me siento mal... Que ahora trabajo de comercial... ;)!!

Un besote!!

coco dijo...

paciencia, reina, paciencia

y si no, el viejo truco de:
Tú: no
Él: sí
Tú: no
Él: sí
Tú: no
Él: sí
Tú: no
Él: sí
Tú: sí
Él: no
Tú: vale, pues arrelgado, entonces no

a lo mejor cuela....

besos y buen finde

Bεαтя¡z dijo...

Una curiosidad: llamó al día siguiente?jajaja
La gente así es desesperante, yo según descuelgo el teléfocno y escucho una vocecilla preguntándome si tengo un segundo, directamente cuelgo, porque sé que después cuando diga que no y me insista hasta la saciedad me va a costar mucho más hacerlo. Sé que es de mala educación pero oye!
Aunque entiendo que en el trabajo es más complicado.
Un besito y no desesperes.

Mirash dijo...

La gente es sorda, o deficinte mental, una de las dos cosas, porque otra solución no encuentro. A mí me llaman cada dos por tres las de las compañías telefónicas preguntándome por mi padre. Y yo "no está, no sé cuando vuelve". Y ellos "¿a qué hora vuelve?" Y yo "...." como pensando, "pobrecillos, si es que hay gente desgraciada en el mundo". Y al ver mi silencio, "llamaré más tarde, ¿de acuerdo?". Y yo diciendo que no sabía si iba a estar mi padre, que lo dejase, que no le interesaba, y ni puñetero caso. Y ellos
"bueno,si no está hoy, ¿podemos llamar mañana?" Y yo mientras pensando en lo triste de la existencia humana, que nos obligamos a nosotros mismos a soportar estas cosas.
Al final cuelgas, aunque da pena porque sabes que seguramente el sueño de esta gente no era pasarse el día dando el coñazo a la humanidad, pero es que joder, si es no es NO.

TEFIMELON dijo...

PENSAR QUE POR MOMENTOS ES TAN FACIL DECIR NO Y OTROS TAN DIFICIL...
BESOS