REACCIONAR

Reaccionar a tiempo es mucho más importante de lo que creemos.


Cuando empecé a ejercer mi primer jefe me dijo que lo mejor de mi era que no le tenía miedo a los problemas, que, aparentemente, nada me amilanaba: si algo se rompe, se arregla. Se refería a mi capacidad de reacción. Creo que es el mejor de los piropos profesionales que me han dicho nunca, y estoy muy orgullosa de él.

En prensa, la capacidad de reacción es vital. Hacer la pregunta adecuada, llegar el primero, saber cómo arreglar el desaguisado si has llegado el último, no tener miedo a preguntar si no entiendes… estar despierto. Si te duermes, te pilla el toro.


Y eso fue lo que le pasó al conductor del Volvo que el pasado lunes se quedó paralizado en medio de la Calle San Andrés, en Coruña. Se comió un ceda, con un par, y cuando escuchó las pitadas y el frenazo del autobús número 4, en el que yo iba, se quedó petrificado. En lugar de acelerar, o dar marcha atrás… frenó. Se quedó paralizado, no reaccionó. Fue lento. Desde que han instalado el carril-bus van ya media docena, lo que me hace sospechar que, en general, la peña vive en un estado permanente de semi-empanamiento extremadamente preocupante, sobre todo si vas por la vida saltándote cedas, pero ese es otro tema.

La leche, que fue contundente, no tuvo mayores efectos que un morro de Volvo hecho papilla y una laaaaaaaaaaaarga cola de taxis, buses y demás familia de transporte público atascando una de las arterias de la ciudad… pero a mi me hizo pensar.

Vivimos en otro planeta. Quiero decir que el cuerpo lo tenemos en este, pero el 90% del tiempo la cabeza se nos marcha de vacaciones sin permiso. Como decía mi madre “es que no estamos a lo que hay que estar, coño”.

El conductor empanado es un peligro, cierto, pero también lo es el médico empanado, la cajera empanada, el político empanado y por supuesto el conyuge y/o pareja empanado, que no se acuerda de dónde se guardan los calcetines o llega media hora tarde a recoger al niño, porque “se me fue la cabeza”.




Todos tenemos momentos de paralización, de falta de reacción, de empanada mental. Todos. Pero, según un estudio científico realizado en Harvard, las mujeres tenemos, en general, mayor capacidad de reacción a los imprevistos, y no porque sepamos improvisar mejor, sino porque, previamente, hemos barajado ya cientos de posibles eventualidades, de modo que, cuando estas llegan, no tenemos que “pensar” qué hacer, porque ya lo hemos pensado antes.

Los hombres, según este estudio, actúan de otro modo: son menos previsores y tienen peor memoria, pero sus resoluciones son más exactas. Ante el mismo problema, la mujer hallará más soluciones válidas en menos tiempo, pero el hombre dará con la solución exacta, le lleve el tiempo que le lleve… el problema es que, en la vida real, ese tiempo no es tan laxo. Es limitado. Es breve. Es casi inexistente. De hecho, terminó antes de ayer.

Yo, ya lo he dicho muchas veces, soy una fan declarada de la máxima del profesor Vidal: “La mejor improvisación es tener previstas todas las posibles eventualidades”. Pero, quizás, y sólo quizás, este tipo de reacción inmediata nos impida ser más analíticos, llegar al fondo de la cuestión. Cierto que en ocasiones como la de la colisión que comento es inviable buscar alternativas: o hacia delante, o hacia atrás, o en medio. Y desde luego, ya. Pero en otros casos no sucede lo mismo.



Por eso hay ocasiones en que una noticia no pierde impacto pese a no ser “actualidad”. Los primeros datos son perfectos para un breve, pero el análisis posterior, profundo, meditado, pausado, aportará nuevos datos que serán refrescantes e importantes incluso años después.

El problema es que la vida, la de verdad, no suele darnos esas posibilidades. Nuestro mundo nos exige un ritmo frenético que requiere rapidez de respuesta, reacciones inmediatas.

¿QUÉ OPINAIS VOSOTR@S?

¿SOIS DE REACCIÓN RÁPIDA, O MÁS BIEN DE LOS QUE SE LO PIENSAN DOS VECES?

¿ESTAMOS, EN GENERAL, ALELAOS; O POR EL CONTRARIO SOMOS RÁPIDOS Y ÁGILES MENTALMENTE?

29 comentarios:

Betty Boop dijo...

Yo, para que te voy a engañar, estoy un poco empaná, aun no me he visto en un caso extremo en el que tengaque reaccionar a vida o muerte ( y espero no verme), pero por ahora cuando me ha pasado algún imprevisto he salido medianamente bien, no me quejo.
Un beso guapa.

FAUNA dijo...

Yo como buena madre-trabajadora-amadecasa que soy no me puedo permitir el lujo de estar empaná, que ya me gustaria a mi, lo que ocurre como bien dices es que no siempre resolvemos de la manera más adecuada.Resolvemos y punto, después si es posible perfilo mejor, pero no siempre es posible.

Anónimo dijo...

No le ha pasado a nadie eso de ir conduciendo y como "te sabes el camino con los ojos cerrados", vas a frenar y resulta que el semáforo que siempre está rojo ese día está está verde y es cuando "despiertas"??

Vamos siempre corriendo, demasiadas cosas por hacer y más en la cabeza... Stress, eso es lo que nos pasa, lo que nos impide reaccionar y lo que hace que cuando algun@s se meten en el coche o van por la calle "andando" sean "asesinos en serie".

¿Podremos cambiar algún día o esto irá a peor?

Marta

Celia dijo...

Yo soy de reacción rápida... cuando pasa algo imprevisto, suelo arreglarlo en seguida.... Eso sí, debo reconocer que no siempre es la mejor solución. Pero como dice María, en la vida no siempre hay tiempo para pensar en la mejor solución... hay que hacer algo y ya!!.
En cambio, mi pareja es lo contrario. Por norma general, encuentra la solución más adecuada.... pero le lleva muchooo tiempo....

Parece que el estudio lo han hecho con nosotros...je,je...

Aunque yo creo que esto va ligado al carácter...yo soy más nerviosa, más inquieta, más de actuar al momento.... y él, es lo contrario...tranquilo, todo lo piensa, lo medita,... es lentooooo ...
Pero también conozco mujeres que parece que están empanadas (pienso en una amiga en concreto, je,je) y hombres de reacción súper-rápida...

Ely dijo...

Stress... Relaxerbe, de venta en mi herbolario. Quereis terapia equilibrante? reiki en mi herbolario. No dormís bien? Hierba de la noche, de venta en mi herbolario. Sabeis que el stress debilita el sistema inmunitari? Inmuniflor, de venta en mi herbolario.
María, ya te pagaré esta valla publicitaria

Enigmática dijo...

Todos tenemos esos momentos de "empanamiento", pero por lo general no me puedo quejar, me ha gustado tu post.

Besos,

Enigmática

Perla Negra dijo...

Yo soy un poco contradictoria. Por un lado, le doy mil vueltas a todo, soy super indecisa (en plan me compro los 2 pantalones porque no sé cuál elegir) pero luego cuando me encuentro en una situación en la que hay que actuar rápido, soy la primera en reaccionar. Misterios de la condición humana…..

Anónimo dijo...

AAAAAAAAAHHHHH!!!!! Ely voy a tener que hacer horas extras para pagar todo lo que necesito, con lo cual tendré menos tiempo, con lo cual estaré más estresada, con lo cual necesitaré más de lo que me ofreces, con lo cual...... podrían llegar a detenerme por posesión de hiervas varias!!! XXXDDD!!! Acabo de entrar en un círculo vicioso, me mareo y todo jajjaja....

Supongo que con darle importancia a lo que realmente la tiene sería suficiente, pero hoy parece que la vida nos pasa por encima en vez de pasar nosotros por ella

Marta

Sol dijo...

yo tengo reflejos, no solo en el pelo, si no en el cuerpo.Conduciendo y tambien me doy cuenta de lo que van a hacer los demas.
estres tengo mucho eso si.
estoy siempre en tensión

Ana dijo...

Hola María y CÍA!!! Estoy de vuelta! Me parece mentira, pero, después de tantos preparativos, ya pasó la boda y el viaje y, después de lo quemada-estresada que estaba los últimos días, el esfuerzo mereció la pena, la gente disfrutó mucho con todo y con los detalles que me han tenido unos meses algo ensimismada, y nosotros nos lo pasamos increíblemente bién...ha sido como un sueño. Lo malo viene cuando te despiertas y vuelves a la dura realidad, con sus crisis y sus historias!! por lo que, Ely, necesito hierbas, todas las que tengas, pero de las fuertes, porque tengo depresión post-todo!!! Ay!!

Yo estoy alela para reaccionar rápido si una cosa se cae, o algo así de reflejos, pero para reaccionar ante una situación, será por lo que comenta María, que mi cabeza ha ido y ha venido 20 veces por diferentes caminos, que suelo encontrar soluciones rápidas y buenas siempre o casi siempre.

Un beso a todas

Pandora dijo...

Hola, soy nueva por aquí, me ha interesado el tema que planteas y he decidido contestar.
Creo que, en general, vivimos bastante empanados, aislados en nuestro propio mundo y por eso pasan cosas como esa que nos cuentas en tu entrada. Es cierto que yo también vivo bastante alelada pero he podido comprobar que en situaciones límites, mi capacidad de reacción es muy rápida. Por ejemplo, estuve a punto de tener un accidente de coche del que no sé cómo hubiera salido si no llego a reaccionar con rapidez.
Ahí queda eso.
Saludos a todos.

Beatriz dijo...

es que con el ritmo frenético que llevamos la mayoría es imposible no tener bloqueos o lapsus de vez en cuando. no hay mas que leer los sucesos, esos padres que olvidan a niños en los coches, etc...¿es que quieren menos a sus hijos que los padres de antes? NOOO. es que el ritmo diario es tan bestial que es imposible llegar a todo.

deberíamos frenar un poco, pararnos 5 minutos de vez en cuando, apagar el movil si no esperamos llamadas urgentes...


estoy de acuerdo en que las tias tenemos algunas ventajas en esto, lo mismo que seguimos 33 conversaciones a la vez...un don femenino, supongo...uno de tantos!

Mirash dijo...

Yo soy una empanada de élite, de ésas que las saludas por la calle y no se enteran porque van perdidas escuchando música, soñando despiertas y mirando al infinito. En parte me gusta esa "habilidad" de aislarme del mundo cuando me da la gana, porque me impide tener encima el estrés del resto de la gente.
Sin embargo, soy impulsiva, y eso ya no me gusta tanto. ¿No os ha pasado alguna vez eso de que te piensas las cosas mil veces pero a la hora de la verdad escoges una opción al azar? Porque eso es mi día a día, y quizás la razón de que luego me arrepienta de todo: el no pensarme las cosas un poquito mejor.
Empanada, pero nerviosa; impulsiva, pero con grandes comederos de cabeza... ¡Joder, si es que soy una maldita paradoja humana!
Enhorabuena por el post. Besos.

Ely dijo...

AHHHHH ME OLVIDABA¡¡ Ginkgo max, un tonico mental que nos ayuda en la concentración... si es que, esto es como botica

lamari dijo...

yo sólo me pregunto a qué nos lleva tanta prisa.
Me gusta la reflexión y creo que una decisión equivocada retrasa más a la larga que una bien tomada.
Simplemente para unas cuestiones es necesario ser rápido y para otras se necesita ser reflexivo.
Creo que vivimos en un mundo que mitiga el impacto de las consecuencias, nadie se siente responsable de las consecuencias de sus acciones y a veces las decisiones tomadas a la ligera tienen repercusión en muchos ámbitos.
La pronta reacción tiene un gran valor en el trabajo, pero a veces nos vemos obligados a decidir rápidamente para demostrar que podemos hacerlo y en esas ocasiones se suelen quedar bastantes flecos por el camino.
Afortunadamente todo tiene cabida en este mundo de locos

Anónimo dijo...

hola Maria!!
pues yo creo que en general estamos atontados, y creo q es por las prisas, yo vivo en MAdrid, y todo queda como minimo a media hora de camino, asi que o vas rapido o no llegas, de modo q vas fijo en tu objetivo y muchas cosas las pasas por alto. NO ves a gente conocida q pasa a tu lado en la calle, o vas en el mismo vagon de metro que tu hermana pero ni la ves hasta que llegas al portal de casa... creo q no es que no reaccionemos es q vamos absortos.

un besillo

Antía

MEL dijo...

Os he dicho que me va a tocar el euromillón y me voy a ir a Honolulu a criar cocos? pues eso.

Este mundo es una mierda, parenlo que me quiero bajar.

Y los conductores son todos gilipollas, menos yo, claro.

Pero la vida es TAN bonita... y la disfruto TANTO...

Ely, JAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJJAJAJA y JAJAJAAJJAJAJAJAJJAJAJA

En cuanto cofirme lo del euromillón te hago pedido, vete preparando.

Lara dijo...

Es verdad lo de los hombres y las mujeres,nosotras tenemos la virtud de pensar todo muuuxo mas...y eso a veces nos ayuda!claro está...lo de estar alelados es verdad!muxas veces pensamos en mil cosas distintas antes que en lo que hay que pensar...es el dia a dia!

BESOSS

Anónimo dijo...

María... empanamientos y vida extresante a un lado: el carril bus coruñés ¿no te parece una gran cagada?

Hace una semana casi nos embiste con un taxi por lo que cuentas en el mismo sitio.
No hay ningún ceda. O al menos no lo había entonces.

Han quitado todos los aparcamientos del centro y ahora si llevas el coche pagas un parking por cojones (unos 5 euros y medio una tarde)

Los autobuses van como locos y aun así tardan lo mismo que antes (eso si tienes la suerte de tener alguno que se adecúe a tus necesidades) además de que son carísimos.

Estéticamente los barriletes son de desprendimiento de retina.

Los repartidores no tienen en donde dejar los camiones estacionados porque el carril famoso lo ocupa todo.


No le veo ventajas la verdad...más bien me parece un pitorreo.

Bicos

Iria

Ely dijo...

Mel, tengo que aprovechar, vivo de que la gente esté hecha una mierda ajajajajajajajaja

Mirash dijo...

Ely, a eso lo llamo yo hacer negocio.

Hahi dijo...

Yo soy bastante tranquila, pero me como mucho la cabeza por casi todo. Eso sí, en mi trabajo necesito solucionar cualquier problema que le surja a cualquier rápido y de manera eficiente.... No sé si cuando empecé tenía esta capacidad de reacción, pero ahora la tengo muy, pero qe muy desarrollada... jejeje
Eso sí, lo de que vamos empanados por la vida es una verdad como un templo de grande.
Muxus desde Bilbao

Silvia dijo...

yo soy de las empanás! qué le vamos a hacer... Xo bueno, cuando vienen los problemas me pongo firme!!jeje! qué bien escribes joiiiaa!muakas

Olimpia_g dijo...

Yo siempre ando pensando en el millon de posibilidades de contratiempos... en un coche es más dificil de llevar: el dia que en las curvas (hacia Arteixo) un audi negro invadió mi carril en direccion opuesta, sí que reaccioné rápido, y gracias!!! si no no sé donde estaría.
Pero lo del Carril bus de Coruña, ponerlo en una calle de dos carriles... pq no pensaron en ponerlo en los cantones, una calle ancha!!! y la de sitios para aparcar qe eliminaron. En fin!
bicos

BACCI dijo...

Creo que la palabra que más repito al día es: venga, venga, venga.. ante un par de hombres (bueno un hombre y un hombrecillo) que me miran como diciendo ¿que?

Y es que yo creo q llevo un cohete en el culo pero, co*o es que por desgracia (y aunque no lleve uno en la muñeca), el día sólo dura 24h!!!!

Lo cierto es que, como decís varias, eso de pensar antes d actuar no siempre es factible. Me sigo fiando de mi memoria causa-efecto y actuo por impulso. Reconozco que me cuesta tirar marcha atrás para rectificar errores cometidos por la prisa. Pero casi lo prefiero a tirarme media hora para enviar un mail!!!! (no miro a nadie maridín)

BACCI dijo...

Por cierto, pásate por mi blog

Anónimo dijo...

Mi novio es un empanao de los de verdad, no se como puede dedicarse a la auditoría que es para gente muy observadora y perfeccionista... La empanada mental es algo que puede hacer más atractiva a una persona, pero también te puede entrar el instinto homicida; es la idiosincrasia del ser humano, que dirían los cursis.

Bss, guapa

Noish

Audrey dijo...

Hola MAría! Cuánto tiempo sin leerte! La verdad es que me considero una persona con capacidad de reacción, no sé si será porque las circunstancias de la vida me obligan a ello pero es así. De hecho hay veces que me gustaría ser un poco más analítica y no tan impulsiva. De todas formas prefiero esto a las épocas de empanamiento total. Besos! Otro para ti Noish!

Just me dijo...

Hello!

Confieso que paso muchas horas de mi vida soñando despierta...o sea, en la parra...Menos cuando estoy en el trabajo claro, que tengo que estar muy atenta y very very concentrada.

Conduciendo también se me va el santo al cielo y cuando me doy cuenta ¡a saber cuantos kms he hecho sin ser consciente del tramo recorrido!...Ayyy que peligro Diós!!!

Me gusta tu blog!

Au revoir