MADRE TIERRA

Cuando pienso en la Madre Tierra siempre pienso en África.





Pienso en lagos maravillosos, en cataratas imponentes, en una fauna salvaje que, sin embargo, consigue convivir con el hombre. Pienso en estepas áridas y en costas azules bañadas por la espuma de un océano indomable. Pienso en selvas llenas de vegetación exuberante, en flores de otro mundo, en danzas llenas de vida y en lluvias incontrolables. Pienso en un continente que, desde niña, ha ejercido sobre mi un poder de atracción fuera de lo razonable.

Sencillamente, no puedo morir sin haber visto África.

Es el continente más rico del planeta. Sus recursos humanos, biológicos y naturales han hecho ricos a medio planeta… curiosamente, al otro medio. Es extraña y poco recomendable la tendencia que este planeta tiene a desequilibrar el norte por el sur, pero qué le vamos a hacer, dicen los conformistas, o los cómodos.




Es el continente más rico del mundo, y también el que acumula mayor pobreza. Somos así de bipolares. África es la cuna de niños muertos más enorme que podamos imaginar. Los que no nacen ya sin vida están condenados a perderla, bien físicamente, por las hambrunas, las epidemias, las enfermedades y la falta de higiene y agua; bien metafóricamente, convertidos en guerrilleros de medio metro, dispuestos a disparar a quemarropa por el único ideal que conocer: la supervivencia.




Por no hablar del SIDA, una pandemia en toda regla que asola un continente lleno de contrastes y vida. Porque la vida es irreducible, y se abre camino, nos guste o no. A mi, personalmente, me gusta.




Desde la vieja Europa encontramos África apetecible sólo como destino turístico, o como pozo petrolífero, o como mina de diamantes… desde la próspera América, otro tanto de lo mismo. Los vemos atrasados, tribales, energúmenos… y olvidamos que en muchos casos nos dan mil y una vueltas.




África cuenta con una representación parlamentaria femenina altísima en algunas de sus democracias. Cierto es, a cambio, que otros gobiernos no sólo no existen las mujeres. Es que directamente no existe la democracia… ni el gobierno. Saben reconocer a sus mayores y a sus jóvenes, sin menospreciarlos nunca, entienden su entorno y se adaptan a él –y no al revés- y cuentan con más historia de la que jamás podremos narrar los avanzados occidentales.



Este mes Elle dedica su número a África, y a mi me abre una ventana a la esperanza. Siempre he creído que la vida termina por abrirse camino. Y África es la Madre Tierra… ¿qué hay más vivo que eso?




HOY EN CORUÑA: Se celebra la comida anual de la Asociación de la Prensa de A Coruña en la S.D. Hípica… y allí me voy, claro.




SUENA EN MI I-POD:Womanizer”, el single presentación del nuevo album de Britney Spears,Circus”… porque ella también es un buen ejemplo, -espero-, de que la vida termina por abrirse camino.

21 comentarios:

Cruela dijo...

El continente negro, cuna de la civilización.... mi familia está muy ligada a él porque mis abuelos, mi madre vivieron en el Congo durante muchos años...
En Bélgica estamos más alertas a lo que pasa allí como pasa aquí con América Latina... hay muchos africanos (no sólo los de las pateras) pero hijos de gente con fortuna que vienen a estudiar en Bruselas...
Ellos mismos dicen que está todo muy difícil allí, cómo es que un continente tan rico sea tan pobres... las guerras tribales no cesan, la gente no tiene acceso a educación, un ínfimo % de la población se llevan todo... dejando a los demás sin nada...
Piden ayuda pero pocos la damos..el problema es que pocos son los paises que tienen democracia, la mayoría siguen peleando por el poder... y de paso masacran a otra tribu.. engendrando un círculo de venganzas y genocidio....
Me gustaría ir también, mi madre nunca regresó allí pero cuando viene al sur de España siente la nostalgia de su áfrica al ver las jacarandas y la buganvilias...
A lo mejor ya es hora que conté la historia de mi abuela.... pionera en irse a Africa...
Besos

Eva dijo...

Yo tenía una granja en Africa.... yo pienso en Meryl streep y en Robert Reford .. SERIA UN SUEÑO

MEL dijo...

Yo es pensar en África y venirme a la mente leones hambrientos, monos asesinos, hormigas carnívoras, caníbales...

Teniendo en cuenta todo lo anterior creo que no moriré sin antes ver Kenia, o Zanzibar, o las cataratas Victoria... eso tiene que ser mejor que un orgasmo!!

El problema es que hay demasiados interesas ajenos al propio continente, lo hunden, fijo.

Ely dijo...

Dicen que quien va a Africa, deja allí su corazón...
"Memorias de Africa"
"Gorilas en la niebla"
"La gran marabunta"
y como no... "Tarzan"

Todas ellas han sido películas que me dejaron huella, y que han hecho que Africa sea mi destino. Sé que no viviré toda mi vida en Europa, y Africa tiene muchas posibilidades

MEL dijo...

A tí lo que te gusta es el taparrabos de Tarzán... y a mí.

Ely dijo...

JAJAJAJAJAJA, a mi me gustaba la liana...

MEL dijo...

Si, claro, y Chita era la mascota perfecta, tan japuta ella...

Noa dijo...

No he estado en el África negra, pero no me moriré sin verla.

Esperemos que no nos lo carguemos en breve

Ely dijo...

Y si quedamos a desayunar en Africa? dicen que hay buenos churros y que el chocolate es negro-negro

Cruela dijo...

y también dicen que los negros están bien dotadas..... para correr se entiende

Noa dijo...

¿Qué fue primero la liana o el lupanar? Ay, la duda me corroe

www.todoestilo.net dijo...

Yo he tenido la gran suerte de haber visitado Africa... y es maravillosa. Algún día volveré?
Besos,

BACCI dijo...

He tenido la gran suerte de recorrer África, no me sentí una extraña (salvo por llevar cámara de fotos), no sentí morriña, fue como si ya hubiera estado allí, fue como si lo extraño fuera Europa. Recuerdo el frío intenso de la mañana y el sol abrasador de mediodía. Recuerdo el calor de la tierra...

Anónimo dijo...

También yo conozco un poquito de Africa y... sueño con volver.
no podría describir las sensaciones, los colores, la gente, en fin, hay que vivirlo.

es como tú dices: la madre tierra

un beso

Yolanda

pinkocha dijo...

Me has sacado de una duda, no sabía qué revista cogerme y ahora ya lo sé. Me fascina África, sobre todo su música y, cómo no, su comida. Yo descubrí lo maravillosa que es (y lo poco que conocemos de ella) hablando con un senegalés que viene por el local a vender figuras. Y cada vez me apetece más ir...

Cruela dijo...

Dónde estás ¿en Africa?

Perla Negra dijo...

Yo también siento “la llamada de Africa” y espero pisarla antes de morir.

Como bien decís, el problema es que pocos países conocen el significado de la palabra democracia, aunque curiosamente otros tengan representación femenina incluso en el más alto cargo, como Liberia.

Es tristísimo ver que a ningún gobierno occidental parece importarle realmente lo que pasa en Africa. Me resisto a creer que “esto es lo que hay”, Occidente ha aprovechado todos sus recursos sin contemplaciones, siempre mirando hacia otro lado, hay conflictos que ni siquiera salen en los medios…. A nadie le ha importado que murieran a millones mientras lo hicieran en sus países, se les han suministrado armas para que se maten entre ellos pero como a nosotros eso no nos salpica….. Sólo nos hemos empezado a preocupar (por nosotros claro está) cuando han “invadido” nuestra tranquilidad para gritarnos a la cara que algo pasa allí. Como dice Cruela, piden ayuda pero pocos la damos.

pinkocha dijo...

Exacto, Perla, como dice una compañera mía: "Yo no tengo nada contra los negros, pero es que ya hay demasiados". Pa´ matarla.

Perla Negra dijo...

Y tanto, Pinkocha. No puedo con la gente que les mira como si fueran animales....

ElPajarito dijo...

Ay María Dearest, ¡qué bonito post! Seudoparafraseando a Miguel Bosé y sin ánimo de desmerecer a los sevillanos, "el corazón que a África va, nunca volverá, Áfricaaaa...".

Mi señor father tuvo durante muchos años una sucursal de su empresa en Banguí, República Centroafricana (cuando el difunto ex emperador autoproclamado Bokassa estaba en el poder), y es bien cierto que cuando vas se te queda allí parte del corazón. Me flipan Banguí, Malawi, Botswana, Kenia... tantos lugares, tanta vida salvaje en estado TAN puro... Y si nos ponemos a hablar de las islas del índico, a saber, Mauricio, Zanzíbar, Seychelles, ya ni te cuento. Ayyyyy..........
Me voy pitando al airport.
Bss Mil,

ElPajarito

Rocío@LG dijo...

Yo también me he acordado de "Memorias de África", tiene que ser una experiencia única. Cuando vayas no te olvides de contárnoslo en el blog.