SEX & THE BLOGGERS (Part I)

El sexo mueve el mundo.


Es un hecho, y la verdad es que, aunque no es, ni de lejos, el único motivo por el que la gente actúa, sí es uno de los más poderosos. El sexo es importante. Muy importante. De hecho, ¿por qué creéis que nos venden todo –desde el detergente a los coches de lujo- convenientemente adornado con maromos de 2.15 y tías de quitar el hipo? Pues porque el sexo es nuestro instinto más primario, más inmediato, y más feroz, aún cuando nos volvemos racionales.

Y sí, aviso a navegantes, y los aviso desde ya, este será un post de contenido explícita y claramente sexual, por lo que si alguien cree que puede llegar a sentirse ofendido por mis palabras, le invito ya en este párrafo de entrada a abandonar la lectura. No pediré disculpas por decir lo que pienso.


Una vez, no hace demasiado, metida de lleno en un acalorado y desde luego justificado debate sobre el aborto, alguien, al leer mis opiniones al respecto, aseguró que yo le daba demasiada importancia al sexo dentro de la pareja. Por el contrario, mi particular opinión es que quien aseguró aquello le da demasiada poca a algo de tamaña repercusión. Es, como casi todo en esta vida, cuestión de puntos de vista.

Para mi el sexo nunca ha sido un tabú, aunque desde luego sí hubo un tiempo en que era un misterio –y en algunos aspectos me gusta creer que aún lo es-. Crecí en el seno de una familia relativamente abierta en la que se respondían sin vergüenza las preguntas, pero claro, para que hubiese una respuesta debía, previamente, haber una interpelación… y a los ocho años preguntar parece más difícil de acercarse después de clase a la enciclopedia de la “Vida Sexual Sana” que mis padres tenían en la sala, así que, como casi todo el mundo en mi generación, aprendí poco sobre sexo de boca de mis padres, aunque sí lo suficiente; a saber:

1.- El sexo no es algo sucio, ni malo, ni pecaminoso… todo es cuestión de actitud.
2.- Todo lo que se hace con cariño, con deseo, con interés y con buena intención está bien hecho. Esto incluye, claro, la experimentación sexual.

No soy capaz de recordar cuándo descubrí que mi cuerpo podía resultar un juguete de lo más divertido, lo que me hace sospechar que, definitivamente, debía ser bastante niña. Fui precoz, por lo que se ve, y también descubrí con rapidez mi orientación sexual. Soy hetero desde que tengo consciencia de mi propio deseo, lo que no implica que, como muchas otras personas, haya sentido y sienta curiosidad por la experiencia homosexual, aunque no he conocido nunca a una mujer que me resultase excitante.


Creo que el hecho de haberme sentido siempre libre en ese terreno me ha dado alas. He tenido pocos amantes –o muchos, claro, según con quien me compare, supongo-, pero casi todos muy bien aprovechados. Aprendí mucho de mis propios tropiezos, y descubrí muy rápido que el sexo es, sobre todo, un juego. Y en los juegos puedes pasarlo genial incluso cuando pierdes, como demuestra mi desastroso currículum como jugadora de Trivial Pursuite.

El caso es que, tal vez por mi falta de prejuicios al respecto, tal vez por mi demostrada inquietud, llegó un momento, en los últimos años de mi adolescencia, en el que terminé por convertirme en la consultora sexual de mi pandilla. Y os aseguro que no hay nada más enriquecedor en este mundo que intercambiar dudas, preguntas y curiosidades con un grupo de amigos. Es increíble lo mucho que puedes llegar a aprender. Casi tanto como con la propia práctica.

Eso sí, si hay algo que me ha quedado claro con el paso de los años, es que la visión que las mujeres tenemos del sexo ha ido haciéndose cada día más manifiesta.


Nótese que hablo de “hacerse manifiesta” y no de cambiar, porque no creo que realmente haya cambiado en absoluto la visión que las mujeres tenemos del sexo en los últimos años. Ha cambiado desde mi abuela hasta mi, pero desde mi hasta mis primas pequeñas… no. En absoluto. En este caso lo que ha pasado es que cada día hablamos más de sexo. Más, y mejor.

Hasta hace relativamente poco era extraño, muy extraño, ver a un grupo de chicas entrarles a un grupo de chicos en un bar. ¿Por qué? ¿Por qué antes las mujeres no deseaban hacerlo? Creo más bien que se trata de una amplitud de miras en los roles. Ahora puede hacerse. Antes también, pero te arriesgabas a ser tachada de fresca, o algo mucho más desagradable.

Lo mismo sucede con los estados civiles. Conozco cada día más mujeres que confiesan sin pudor su deseo hacia alguien. Sólo eso, deseo. No quieren casarse, formar una familia, ir al cine o a cenar… quieren echar un polvo de película con alguien sexualmente atractivo. Y nada más. Una actitud antes considerada eminentemente masculina que ha terminado por volverse unisex, afortunadamente.

Y digo lo de “afortunadamente” porque creo con firmeza que las mujeres, como género, hemos estado y estamos todavía sometidas a un rol social en el que el sexo sólo el válido si va acompañado del amor, algo que, curiosamente, no sucedía si en lugar de Victoria te llamabas Víctor. Y digo curiosamente porque, o bien todas esas relaciones exclusivamente sexuales se daban en el terreno homo, o con alguna chica dispuesta a sexo sin compromiso debían topar, vamos, digo yo.

Que nadie me malinterprente; soy una ardiente defensora del sexo con amor. O con cariño, al menos. Creo que la complicidad que una pareja puede llegar a conseguir dentro de la cama depende, en buena medida, de la que tenga fuera, y en mi experiencia personal puedo asegurar que, salvo contadas excepciones, los mejores polvos de mi vida han sido con gente a la que he querido.


Pero eso no significa que desprecie el sexo como tal… ¿cómo no apreciar algo placentero, agradable, sano e inocuo (si se practica bien)? Es como si digo “no, yo no como chocolate porque soy una gran defensora de los M&Ms”·… hombre, los M&Ms molan, pero sin cacahuete el chocolate también está muy bien.

Entiendo que se trata de una opción personal, y que cada uno hace en su cama lo que quiere –o lo que puede, según los casos-, pero no entiendo que pueda considerarse reprobable que una mujer tenga uno, dos o cuatrocientos amantes esporádicos por los que nada siente… mientras, claro está, ellos estén de acuerdo.

El otro día Ely colgó un post divertidísimo sobre lo mucho que echaría en falta al “Duque” tras su muerte, y entre líneas creí leer esa fina ironía que caracteriza sus textos, hablando precisamente de esto: del sexo, del deseo, del cuerpo como algo propio para disfrutarlo y mimarlo… y que otros lo disfruten y mimen. Y me di cuenta de que en el fondo la red de redes ha contribuido mucho a encauzar hacia la normalidad el deseo femenino, aislado de cualquier otra connotación. Sexo, puro y duro… nada más, y nada menos.

¿QUÉ OPINÁIS VOSOTR@S?

¿CONCEBÍS EL SEXO SIN AMOR, O SOIS DE LOS QUE ENTREGAN CUERPO Y ALMA AL MISMO TIEMPO?


HOY EN CORUÑA: Pues esta semana el Forum Metropolitano estrena “Fuerce People; Gente poco corriente”, un drama con tintes irónicos sobre la alta sociedad americana, ese Upper East Side tan de moda últimamente. El Forum es una magnífica alternativa para una tarde de invierno: películas difíciles de encontrar en las salas comerciales, y encima a precios super asequibles. En este caso, 3 eurillos de nada.



SUENA EN MI I-POD: No podía ser otra. Repetimos intérprete, el gran Robbie Willimans, esta vez con uno de sus temas más sexy, en fondo y forma: “Sin, sin, sin”, del álbum “Intensive Care”. Que la disfrutéis.

78 comentarios:

Superwoman dijo...

Yo soy muy abierta sexualmente, no me importa que la gente practique sexo siempre que lo hagan desde el respeto al otro y a uno mismo. Nunca he tenido reparo en hablar de sexo y creo que mi pareja no tiene queja de mi imaginación. Hasta ahí todos (o casi todos) de acuerdo, pero ¿qué hago yo? Pues la verdad que en esto del sexo soy un poco pringada, no suelo tener sexo con alguien por el que solo siento una atracción física, sexual o como se quiera llamar. Es más no siento ningún tipo de atracción sexual sino siento algo más profundo por esa persona. No tiene que ser el amor de mi vida pero por lo menos tiene que ser un rollete medio serio ¿no sé si me explico? Las veces que no he cumplido esa máxima ha resultado ser todo un fiasco. Ahora tengo pareja, estoy casada y tengo una vida sexual genial, plenamente satisfactoria. Quizás no sirva para el sexo ocasional o quizás es que lo he probado poco....

Anónimo dijo...

yo siempre me considere liberada.. pero para mi eterno aprendizaje descubri que no distingo bien entre amor y sexo. Si tengo sexo con alguien, los sentimientos tb vienen. No soy capaz de simplemente echar un polvo e inmediatamente olvidarme o estar con alguien que sea 'mono' pero nada mas. Si no me cae bien, o no siento respeto por el, ni me acerco. Y si me acerco, los sentimientos tb aparecen. Lo dicho, que no soy capaz de separar sentimientos y sexo. Aprendi a aceptarlo. Gracias a Dios soy bastante fria con los hombres y se perfectamente satisfacerme a mi misma. Soy mi mejor amante, lo confieso.

María dijo...

Superwoman, no creo que "valgas" o "no valgas". No te ha apetecido, punto, nada más. No lo veo malo, la verdad.

Pero es que has expuesto perfectamente a lo que yo me refería: libertad, ante todo, siempre que todos los implicados conozcan las reglas del juego.

Yo, como tú, soy más sentimental que sexual, si lo queremos ver así, pero en algunos casos dudo qué fue antes, el cariño, o el deseo.

María dijo...

Anónimo, en tu comment hay dos frases geniales:

1.- Si no me cae bien, o no siento respeto por el, ni me acerco. Y si me acerco, los sentimientos tb aparecen.

2.- Soy mi mejor amante, lo confieso.


Es más, las adopto si me dejas.

La primera, porque lo cierto es que aunque sí he tenido relaciones meramente sexuales, la mayoría han terminado por llevar aparejado al menos el cariño de amigos.

La segunda, porque creo que todos deberíamos admitir que nadie nos conoce como nosotros mismos. Tener un buen amante es genial. Ser tu mejor amante, es imprescindible. Y experimentar es el camino, claro.

Ely dijo...

A mi me gusta el sexo, amo el sexo... he aqui ya la parte de amor... Que hay amor? guay, que no lo hay? guay... con amor el sexo es distinto a hacerlo con alguien de quien no conoces ni el nombre, ambos son igual de excitantes, pero sin duda el segundo es mas morboso... y que es el sexo sin morbo y picardia y misterio? pues probablemente poca cosa...
El cuerpo está para disfrutarlo cuando nos apetezca y con quien nos apetezca, puede que nos enamoremos de una persona fantastica, bella por dentro y por fuera, pero nefasta en artes amatorias... entonces que? que no nos falte ninguna de las dos cosas, y de faltar... que falte el sexo, pero que jamás falte el tupper sex!!! Al menos...

ElPajarito dijo...

Ay María, ¡qué buen post! Yo como Ely, opino que depende. Pueden darse las circunstancias para echar un polvo ES-PECTACULAR con todo el morbazo y atracción sexual del planeta con alguien a quien no conoces absolutamente de nada (a mí me ha pasado varias veces en situaciones de lo más inverosímiles y sin esperarlo) y encima disfrutar tremendamente, mientras que por lo general el sexo con "sentimientos" está también fantástico y por lo general suele producir placer siempre ya que suele realizarse con la misma persona, a menos que seas Gaby Solís jajaja, es coña. La verdad, prefiero el sexo con amor, pero el morbazo de un polvo furtivo con alguien a quien no conoces puede estar también muy bien. Cada cual....
Bss Mil,

ElPajarito

María dijo...

Muy buen post María...yo creo en la libertad de cada uno para disfrutar del sexo con y sin amor...siempre y cuando, como se ha dicho antes, que las partes implicadas conozcan las reglas del juego, nada de prometer amor eterno y que después sea rollo de una noche.
Y coincidiendo con el anónimo, tengo que reconocer que (a mi pesar) no soy capaz de separar sexo y sentimientos, qué le vamos a conocer, lo importante es conocerse no?

pinkocha dijo...

Je, je, mi opinión es difícil de explicar. Me pasé mi post-adolescencia practicando el sexo sin amor a destajo (me explico, ¿no?). Y estaba bien, muuuy bien. Pero entonces conocí a mi pareja y descubrí que el sexo con amor cobra un nuevo significado. Siento ser cursi, pero es así. Fue un cambio radical, no es mejor ni peor, es otra cosa.
Entonces pasaron varios años y a veces me pregunto cómo sería ahora (con más experiencia y todo eso) un poquito de sexo porque sí. No es que pretenda probar, pero me queda la duda...

María dijo...

Ay, Ely, el tupper sex es una nueva dimesión en la vida... tú sí que sabes, querida!

María dijo...

ElPajarito, me encanta cómo lo planteas... de eso hablaba, de la libertad de hacer una u otra cosa si ser juzgado por ello.

María dijo...

Pinkocha, no es cursi, es que te pasó al revés que a mi:

Mi primer polvo fue por amor, por amor de ese que para el tráfico, adolescente y cardiaco. Y fue maravilloso. De hecho, G. era -y supongo que seguirá siendo- un gran amante. Y además le quería...

Cuando lo dejamos, un día, así, sin querer, me encontré entre los brazos de un tío que me importaba un bledo pero que me ponía a mil... y también me gustó! Era otra dimensión.

Creo que amor y sexo se pueden separar. Otra cosa es que queramos hacerlo. Y el que no quiera -o cuando no quiera- es muy libre. Hace bien.

María dijo...

María, yo creo que todos podemos separar sexo y amor, pero no todos queremos, o no siempre queremos.

Yo, ahora mismo, no cambio el sexo con P. -con amor, se entiende- por un polvo con Gael García... pero hay días que pienso... mmmmmm

Bromas a parte, si no has probado porque no te ha llamado la atención, la verdad, no veo nada de malo en ello.

María dijo...

María tienes razón en tu puntualización, estoy de acuerdo contigo en que todos podamos separar sexo y amor, depende como todo, del momento y de las circunstancias. Yo a lo que me refiero es a que soy medio tontina y aunque sepa que es sólo sexo y las cosas estén claras me cuesta no pillarme...tengo que hacer el esfuerzo de no pillarme.

Lo bueno es tener la libertad de elegir, cada uno lo suyo y ya...

Paula R. dijo...

Le he estado dando vueltas, creo que lo más sano sería sexo como a cada cuál le apetezca... pero es difícil a día de hoy no tener rencores e instintos adquiridos por culpa de una sociedad a la que le ha costado mucho evolucionar en este aspecto.
Aún sé de muchas que tienen sexo por venganza, por sentirse bien consigo mismas o por sentirse queridas... y no por pasarlo bien.
En principio pensé... bueno, si es lo que quieren, adelante. El problema está cuando ellos no saben qué intención hay detrás, que a veces les da absolutamente igual, claro. Así que se complican las cosas, falta de sinceridad, mucho perder el tiempo y poco disfrutar.
Con lo fácil que sería ser claritos y respetarse... yo creo que lo mejor es pasarlo bien, ser sincera y tener los límites claros.
Un besete

finaysegura dijo...

Yo era de las que sólo tenían sexo con su pareja, nada de polvos de una noche, como mucho con un rollete que se alargaba en el tiempo (y en la forma :P )

Mi norma era sexo con amor, pero dicen que para toda regla hay una excepción... bendita excepción!

Se puede, se puede. Desde el respetito siempre

Cruela dijo...

UN POST MARAVILLOSO SÍ SEÑOR, todo argumentado de forma inteligente vamos como siempre...
El dilema de sexo con o sin amor nuca se me planteó... soy de una familia abierta y que nunca tuvo pudor en hablar de sexo, tampoco es que mis padres se explayaban pero vamos que no se asustaban ante la posibilidad de decirle a sus hijos que los niños no vienen de Roma.... aún así siendo la más pequeña de mis primos, fueron ellos quienes me detallaron los pormenores.... Según se ve fui precoz, no cumplía los 18 cuando hice el amor por primera vez y digo hacer el amor porque así era estábamos muy enamorados, ya lo conté en un post... después de ello y de la pérdida del sentimiento busqué otra experiencias donde saberse querida no importaba tanto como el montárselo bien... pero jamás fui capaz de acostarme con alguien a quien no tenía un poco de aprecio, es decir que follarme un desconocido en los servicios de la discoteca sólo por el morbo nunca fue conmigo... eso sí si aguantaba que lleguemos a casa y su conversación me haya parecido interesante habían más oportunidades... De toda forma el sexo no es una cosa calculada ni premeditado, en mi caso siempre me acosté sabiendo que lo hacía... es decir porque me apetecía pero nunca me levanté por la mañana con alguien a quien no me apetecía encontrar en la cama... eso sí puede ser que después del desayuno nunca haya postre...
Vamos que me heliado quiza
Besos

Pati dijo...

Ay, Mari, te acuerdas del ejemplo de la botella de CocaCola en la cafetería de la facultad?, je, je. Qué recuerdos!!

Yo llevo mucho tiempo con lo del sexo con amor, ya lo sabes, pero reconozco que aprender a quererse a uno mismo enriquece enormemente la relación sexual con otra persona, haya o no haya amor en ella. Al fin y al cabo lo que interesa es disfrutar, no? Pues a ello!!

Besicos desde Madrid

PD) Hablé ayer con la Camacho (fue su cumple, te acordaste?) y seguimos con el Plan Galicia, no desesperes!!!!!

María dijo...

María, exacto!! lo bueno es poder optar

María dijo...

Paula R., sería más fácil ser claros, es verdad... o al menos honrados con nosotros mismos y con nuestras posibles parejas sexuales.

Cuando P. y yo nos liamos, éramos amigos con derecho a roce. Ambos teníamoso otras parejas esporádicas, nunca nos lo reprochamos... pero llegado un momento, pusimos las cosas sobre la mesa: había sentimientos detrás, y o lo dejábamos o nos metíamos de cabeza. Y nos ha ido de fábula!

María dijo...

Finaysegura!! Cómo me he reído con tu comment!!!

Cuando descubres el sexo unido al amor, el día que lo pruebas sin azucar sabe diferente, ¿a qué sí?. Ni mejor, ni peor. Diferente. Y variar es bueno!

María dijo...

Cruela, cómo me gustan tus comments!!!

Yo, como´tú, soy de sexo cerebral: me ponen más las personas por cómo son por dentro que por fuera. Pero eso no es amor, es cariño, o inteligencia emocional, o una forma diferente de erotismo -más sofisticada, dice mi sister-.

MEL dijo...

mmmmmmmmmmmmmm vale. CRUELA!! que los niños vienen de Paris, no de Roma!!!

Pues qué quereis que os diga... el sexo sin amor, en determinados momentos de la vida, es un rescate total. Hombre, todos los fines de semana porque sí, pues igual es un poco agotador, no? a ver con quién pillo hoy... a mí me cansaría mucho, ahora, que soy menos joven, pero es que te lo pide el cuerpo, que tienes hambre, comes, que tienes sed, bebes, que estás caliente, follas... así, sin más historias. Pero bueno, siempre habiéndote presentado antes, por supuesto, un mínimo de decencia, no? Hola, me llamo Mel, follamos?

El sexo con amor es eso, sexo, amor, calcetines y cintas de vídeo.

Eso si, sexo, todo, pero virgen hasta el matrimonio, eh? bo-ni-tas, que es pecado!!!

María dijo...

Pati!!! Me olvidé!!! soy un desastre!!!

La llamo hoy mismo sin falta.

Oye, que os espero con o sin botella de coca-cola!!! jajajajaja, ay, es que me acuerdo y me muero de risa yo sóla!!! jajajaja

Cruela dijo...

mel

Es cierto pero ambas son capitales europea jajajaja tendría que haberlo pensado que con el Vaticano allí eso de fornicar no es lo suyo aunque los guardias suizas no se de fiar, me han dicho que con los de Buckingham se montan unas orgías

María dijo...

Mel, jajajaja, cada uno sabrá, pero si espero a casarme para follar palmo virgen!!!

Eso sí, el sexo con amor será más cómplice, o más hermoso, pero con calcetines NUNCA!!!

María dijo...

joder Cruela!! qué imagen, los del gorrito ridículo y los de la lanza en plena acción... mira, como que se me ha quitado el sueño!

MEL dijo...

Ay Cru, me he reído, eh? de Roma? tíaporfavor, que nos salen todos de piedra y en sotana!!!

María... yo ayer tenía frío, mucho... me metí a la cama con calcetines... nada más... jajajajjajaja

María dijo...

Ay, jajaja, Mel... yo tengo unos con dedos de colores para dormir, no te digo más!!

Eso sí, en cuanto se mete P. en cama y entro en calor, todo fuera. Calcetines incluidos. Nada como el calor humano, así pegaditos. mmmmmmmmmmmmmmmm

MEL dijo...

Calcetines con dedos? y de colores? y lo próximo qué va a ser? bragas con tirantes? vaya degeneración!! donde estén los blancos con rayas rojas de toda la vida...

(juraré no haber escrito esto en mi vida!!!)

María dijo...

No sabesl o monos que son, Mel, coquetones, coquetones. Me los regaló mi ahijada por reyes. Son morados con lunarcitos de colores, y cada dedo de un colorín, son graciosísimos, y como tengo unos pies estilizados y divinos, me quedan taaaaaaaaaaaaaaaaaan monos... jajajaja

Perla Negra dijo...

Pues yo soy perfectamente capaz de separar sexo y amor. Mi primera experiencia fue con mi gran amor I. El tiempo que estuve con él fue maravilloso, éramos jóvenes y estábamos enamorados hasta la médula.

Cuando lo dejamos y me repuse del shock de la ruptura, empecé a practicar sexo por puro placer. He tenido amantes que me han hecho disfrutar mucho sin conocernos de nada pero también es verdad que cuando se repite, la técnica mejora.

De quien mejor recuerdo tengo es de un italiano que me hizo conocer el mismísimo cielo. Nos encontrábamos por la noche y si ninguno teníamos plan y nos apetecía nos íbamos juntos, otras veces me llamaba y si me iba bien me acercaba a su casa. Los dos sabíamos lo que había: cero compromiso, cero amor, cero sentimientos. Ni siquiera me quedaba a dormir con él…..

Evidentemente cada mujer tiene que vivir su sexualidad desde la más absoluta libertad, cada una que haga lo quiera, pero desde mi humilde opinión, quienes no han probado el sexo sin compromiso….¡¡lo que se están perdiendo!!

P.D. Desde hace más de 6 años estoy en la otra dimensión, la del sexo con amor, así que ahora los polvos morbosos se quedan para mi imaginación……

Aizkora dijo...

yo como siempre digo... las cosas son segun cada persona (individualmente) lo vea.
seas hombre o mujer. cada uno lo ve segun su educacion, su propia personalidad, etc.
desde ahi, como siempre tambien, los demas debemos respetar las elecciones de los demas.
bien es cierto que durante mucho tiempo, los chicos "rondaban" a las chicas, y algunas caian pensando que se casarian con ellas, y despues, si te he visto no me acuerdo...
yo me alegro de que ya no sea algo de mujeres vs hombres.
yo personalmente, sexo con amor. y si no... para mi, mejor sola que mal acompañada :-)

María dijo...

Perla Negra, yo, ya lo sabeis, tuve uno como tu italiano. Era pura química, nada más. Me ponía a mil, me caía majo... pero si me llega a invitar a cenar me da un pasmo del susto, la verdad. Y no sólo no lo lamento, sino que fue una buena etapa de mi vida.

Ahora estoy en esa dimensión de la que hablas, pero de vez en cuando me monto mi propia peli con mi santo. el morbo sigue ahí, no es el mismo... pero oye, todo tiene sus ventajas!

María dijo...

Airzkora, como tú, creo que el avance está en haber logrado dejar a un lado ese rollo de "guerra de los sexos".

Ni las mujeres queremos sólo sexo con amor, ni los hombres buscan sólo sexo sin compromiso. Todo depende de la persona y, sobre todo, del momento que atraviesa esa persona!

Ely dijo...

que loras... mira que hablais y hablais...
Y yo sin marido que me caliente los pies, la mente y el cuerpo no... esto lo hago yo sola de pensamiento.
Mi primera experiencia fue supersexual y con cariño, claro... tenía yo 15 años o uno menos, y llamé a mi novio (o sea) un sabado y le dije "mañana me voy a acostar contigo". Dicho y hecho. Placentero? quizá el pre, pero el durante y el post... (pensaba que se me notaba en la cara), el fantastico, maravilloso y muy cariñoso conmigo. Yo supercerebral, analizando todo, tratando de recordar todo lo que la VAle y la Super pop me habian recomendado durante años. Se ve que no me disgustó, porque repetí... y repeti y repetí. Y sigo diciendo lo mismo, me quedo con ambas versiones, con y sin. El aqui te pillo, aqui te mato sin mediar palabra y tras horas de coqueteo visual, es tremendamente excitante. La complicidad del conocerse tambien da lugar a grandes momentos y grandes polvos... A mi, hay algo que me hace gracia de la vida en pareja y el sexo... Estas cocinando, tan normal..., hablas de facturas, de trabajo, de anecdotas... al rato estás echando el gran polvo, te desnudas, lames partes que en cualquier otro momento ni te planteas, dices cosas... (porque hablais, no? NO?), para despues, en el post coito, volver a la normalidad, a las facturas, al grifo que gotea... El sexo, saca una parte de nosotros que a veces no conocemos
Me he explicado de pena, verdad?

Cristina dijo...

Me ha encantado tu post!!!

Yo pienso que el sexo siempre con sentimientos, es decir, no tiene porqué ser amor, pero sí de cariño, complicidad, compenetración....... siempre tiene que haber algún tipo de sentimiento. Yo pienso que sin sentimientos no hay excitación. El sexo con sentimientos es maravilloso, pero ya con amor es que es la "leche en polvo"!!!!!

Lo del morbo de un desconocido, un sitio sugerente, una situación excitante, lo veo como algo que excita mi imaginación, pero mi cuerpo necesita más cosas para excitarse. Seguro que en ese momento "desconocido" pensaría, y si es un psicópata? y si me pega algo? y si me ve alguien???. Nunca me ha pasado, pero creo que no podría.

Un beso

Ely dijo...

Cristina... creeme... sí podrías, lo que pasa es que no has dado con el desconocido acertado. Una mirada... un roce...y KATAPUM! (ruido que se hace al querer andar, y tener las bragas en los tobillos)

Perla Negra dijo...

Jajajajjaja, Ely, totalmente de acuerdo contigo, quien dice que no podría es porque no se ha encontrado con SU desconocido!!! Y sí, las bragas se caen solitas, jajajajajajaja.

A mí lo que jode es encontrarme con desconocidos apropiados ahora que estoy casada.....mira que da rabia!!

Ely dijo...

Perla, a mi me gusta la raza humana y el hombre en particular, creo que fue creado para uso y disfrute de la mujer, además de aportarnos seguridad y mas cosas bla bla bla, pero principalmente, el hombre fue creado para distraernos... así pues, yo amo a mi pareja..., pero tengo mis coqueteos con un pescadero de El corte Ingles, un carnicero del Eroski, un madurito que trabaja en la mercería de su señora. Todo inocente eh, nada de salidas de tono ni cosas así... sólo es poner morritos, mover el pelo... sentirse atractiva y echarse unas risillas

María dijo...

Ely, ¿que si hablo? Yo hablo mogollón, y durante el sexo más. Y digo cada cosa que si me grabase -o mejor dicho cuando me grabaron- flipe! hahahah

MEL dijo...

jajajajaaja Perla, a mí me pasa igual, veo ahora más desconocidos aprovechables que antes!! uy antes... qué de antes, maaadre!!

Ely, qué antigua, con bragas!!

Perla Negra dijo...

Ufff, me alivia saber que no soy la única!!! Estar a dieta no significa que no puedas pasar por la pastelería y mirar con ojos de vicio las palmeras de chocolate...e incluso comprar una y sólo para olerla, no?

Ely dijo...

Ahi estamos María... que cosas se dicen... la industria del porno ha influido mucho

Ely dijo...

Pela, si es que nos hemos juntado las que nos hemos juntado... por algo!
Mel, mel, mel... sí sí, bragas... con sus puntillas, sus medias, eso de arrancarse la ropa y que al vestirte te haya llevado las bragas una ola... mastercard

Cristina dijo...

Diossssssssssssss, si me graban me da un yu-yu cuando me oiga, seguro!!!!

Lo del desconocido, quizás tengáis razón, igual es que no apareció nunca el oportuno, quien sabe!!!!

Lo de los coqueteos sí que me divierte, pero bueno, para eso no hace falta tener sentimientos, eso es para echar unas risas, y como dices sentir "que sigues en el mercado" jajaja

María dijo...

Cristina, eso, opciones libres... y sobre todo complicidad, sea con o sin amor, pero conplicidad ante todo

Perla Negra dijo...

Mel, a mí lo que me asusta es que la mayoría de los desconocidos aprovechables son muuuuuy jóvenes!!! ¿¿¿Me estaré convirtiendo en una vieja verde??

MEL dijo...

Ely si que está en el mercado, la pescadería, la carnicería... joder, eh? si todavía te veo ligando en la sección de frescos del Día, por favorrrr!

Mastercard? eso yo lo veo más de Visa Oro... dios... JAJJAJAJAJAJJAJAAJJA con la de arena que se te queda pegada, y lo que roza!!!

MEL dijo...

Perla, SI!

Perla Negra dijo...

¿En plan Marujita Díaz?

María dijo...

Ay, jajaja, es verdad, las bragas se caen solas, qué cierto es, jajajajaja

Y oye, yo, personalmente, soy partidaria 100% de no dejar nunca de coquetear. Es que da una vidilla!!!

Ay, Ely, lo que comentas del amor-sexo en pareja estable, es que me mondo, es taaaaaaaaan cierto... hablando de la factura del gas y al minuto! Zas!!! Con las bragas en los tobillos y apoyada en la encimera de la cocina!!

Ely dijo...

Sabeis ese anuncio nuevo del Golf? el que dice "nosecuantas parejas han hecho el amor en él". Mi marido tenía un golf, y yo era mas golfa...

Ely dijo...

Perla... es que hay cada jovencito...

MEL dijo...

Ely, el mío tenía otro Golf, y tuvimos que soldar el asiento del conductor porque cascó...

Noa dijo...

Jajjaja. Yo soy de la opinión de Cru, clavadita, clavadita.
Pero también estoy de acuerdo en lo que decís por ahí de que ahora hay más desconocidos morbosos que antes y es que los 90 fueron un espanto estético, porque cómo te vas a follar a alguien que lleva los vaqueros por los tobillos????

Que post tan divertido, enhorabuena

Ely dijo...

María, y ese voto de silencio... en plan "no hablemos de lo que hemos hecho, pero repitamoslo" ay jajajaajajaja, aún hay mucho tabú que superar

María dijo...

Uy, Ely, yo es que votos de silencio los justos... yo todo lo hablo... de hecho, alguna vez que hemos puesto en práctica alguna idea "diferente" (léase esposas, juguetitos, etc, etc...) lo mejor no ha sido practicarlo, lo mejor han sido los polvos posteriores recordando el momento!!! Es ponernos a hablarlo en plan "Deberíamos volver a sacar el chocolate del cajón"... y al minuto estoy encaramada al sofá, con o sin chocolate, recordando en voz alta "y cuando..."

MEL dijo...

A mí es que las esposas me dan un miedooo, no me fio un pelo de acabar enganchada al cabecero de la cama, que desaparezca la llave y que mi marido se vaya a ver el fútbol... capaz.

Ely dijo...

Mel, se abren facilisimo eh! yo sueño con Lucas, su uniforme de policia, su pelo de Melendi, sus esposas, su porra...

María dijo...

Mel, ¿y quién ha dicho que la esposada tengas que ser tú?

María dijo...

Uno de los mejores polvos de mi vida incluyó esposas, una venda en los ojos y a mi chico. Y sueño con él al menos una vez a la semana.

MEL dijo...

Probaré María, esposas, venda y tu chico. Ya te contaré.

María dijo...

Jajajajaja, te lo presto, te lo presto... pero con vuelta, que me da muy buen resultado. Y oye, con cuidadito, eh!

Ely dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJA MEL JAJAJAJAJAAJJAAJAJA

Perla Negra dijo...

Peroperopero!!!! María, que incluya mi casa en su gira por Euskadi!! Después hacemos puesta en común....

Anónimo dijo...

Maria, deberias hacer un post sobre consejos para el sexo. Cosas que probar que a otra puede que no se le haya ocurrido. Yo tengo alguna asi y mis amigas me lo han agradecido ;) Por cierto, soy la anonimo que esta en segundo lugar comentando este post

María dijo...

anónimo, pues prometo el post, está hecho... eso sím quiero comments que añadan y enriquezcan el post, eh, si no no vale

Noa dijo...

De marzo a octubre practico el sexo musical (que no consiste en darle volumen al ipod, mientras estás en ello, nooooooooooooooooooooooo) es intentar subirte la líbido mientras escuchas "Ojalá que llueva café" o peor "Paquito el chocolatero" (parece que estés follando en el medio del Bernabeu y 100.000 pesonas, eh, eh, eh!!!!!!) de la boda del hotel en el que está en la planta de abajo de mi casa.

Ay, bendito silencio.

Ely dijo...

Ay Noa... me parto JAJAJAJAJA

Noa dijo...

Ely eres el 69

Ely dijo...

lo sé...

Anónimo dijo...

siempre digo, si es consentido todo vale!!!!!!!!!!!

pero se me plantean varias preguntas y que quede claro que sé que esto no es un consultorio!!!!!!

Que pasa si no eras tan madura como pensabas?¿?¿ si resulta que cuando por fin crees que has madurado, te encuentras con una familia, un marido, casa y perro... pero resulta que tu pareja no ha madurado contigo?¿? o que su madurez no sigue tu mismo camino?¿?¿Siguiendo con ese estado de madurez que creemos adquirido y para ser consecuente con el, lo siguiente es separarse?¿? intentar que tu madurez no ponga "morao" a tu pareja?¿?¿

en fin, alguien tiene las mismas dudas o en definitiva no he madurado lo suficiente¿?¿?¿

María dijo...

Vaya, Anónimo, pues... no sé! Supongo que cada caso será diferente, y que deberás plantearlo como un caso aislado. Así, en frío, yo diría que la separación parece la soluciòn más lógica la problema, pero... quién dijo que la vida es lógica?

Por otra parte, no creo que madurar sea sinónimo de tener familia y trabajo estable. Madurar es saber lo que deseas y aceptar sus pros y sus contras: si lo que deseas es no asentar tu vida sexual ni sentimental nunca, es muy maduro luchar por ello aceptando sus consecuencias.

Ely dijo...

Anonimo, eso que cuentas es.. desamor, apatia, rutina, desilusión...

pinkocha dijo...

Ja, ja, ja, Noa, eso me recuerda a dos amigas mías que vivían juntas, una muy promiscua y escandalosa y la otra muy tranquilita. N. me decía: "Esta noche me tocó sexo musical. O sea, M. follaba a gritos y yo me ponía el mp3 a todo volumen.". Eran graciosísimas.

Flor dijo...

Yo no puedo tener sexo con alguien por el solo hecho de tenerlo. No sé, no me sale.
Para mí un hombre se transforma en apetecible después de que he hablado con él y ha logrado cautivarme. De solo mirarlo, imposible. Pero claro, eso no es amor...

Excelente el post.
Besitos

jose_airam dijo...

Eso eso, que viva el sexo libre, libertino y liberador...dejaremos de aprender algo en la cama durante nuestra vida.Quiero decir, el sexo es diferente a cada edad y con cada persona y eso mola no?Además probar cosas nuevas siempre está bien...
Cómo te gusta caldear el ambiente ahora que hace tanto frío!
Besos!

MENINA dijo...

Sexo sin amor me parece imposible.

Siempre que he tenido oportunidades de un buen calentón con un guapo recién conocido, con sudores fríos por la espalda y mariposas en el estomago y todo, mi sentimiento de “hacer algo mal” me ha echado para atrás.

Esa educación cerrada sobre el tema, cole de monjas y tabú en casa... llámalo educación cerrada, conciencia , moral, acojonamiento.... como quieras

He perdido muchas oportunidades de placer adulto sin compromiso, aunque no me arrepiento de mis pasos y volvería a dar los mismos.
Así que hasta los 20 no supe lo que era echar un polvo. Y con amor, claro, o al menos eso creía yo en aquel entonces.

Hasta que conocí a mi maridín, y no dudé ni un instante en seducirlo para llevarlo a la cama... lo que cambian las cosas con un buen flechazo... que, aunque ahora cuando él cuenta que fue así yo lo niego rotundamente jajaja!!!

Lo seguro es que sin complicidad no hay buen sexo, al menos para mi.