ME CAGO EN VODAFONE Y EN LA MADRE QUE LO HIZO. Ea, qué a gusto me he quedado con el título, coño

Hasta el moño.

Hasta el mismísimo moño me tienen lo señores de Vodafone, que llevan robándome cuatro meses… y yo ni me había dado cuenta hasta el mes pasado. Claro, con esto de que últimamente mi vida era un poco como el ojo del huracán, que aunque parezca tranquilo no hay quien pare dentro, pues las facturas se cargaban, sin más, en mi cuenta, y yo ni revisaba los sms que en enviaban diciendo “su próxima factura se cargará el tal del cual por un importe de chopotocientosmil euros”.



El caso es que el pasado mes de abril, Vodafone llamó a mi puerta… o mejor dicho, a mi móvil. Me llamaban para ofrecerme un servicio nuevo, que aún no habían sacado al mercado libre, y que sólo ofertaban a clientes “selectos”. En el argot de las empresas de comunicación (léase Telefónica, Ono, Orage, Vodafone… etc, etc, etc) “Selecto” es sinónimo de “que se deja una pasta gansa en la factura”. Y por lo tanto, servidora no era “Selecta”, era “Hipermegaultraquetecagasporlapata de Selecta”.

Total, que me ofrecían una cosa que se llama “Tarifa Plana Mini”, que me permitía barra libre de llamadas hasta 500 minutos al mes, por 60 euros. Y de paso me rebajaban el coste de la tarifa plana de Internet móvil de 12 a 9 euros. Con eso, y con el bono de 1000 sms mensuales a 10 euros, iba servida para todo el mes.

Hice cuentas mentales… con lo que me cuestan, que soy de letras puras… y me dije a mi misma “te estás dejando al mes más de 120 euros en teléfono. Con esto, sumando todo, te sale más barato y podrás llamar más”. Así que dije “Sí, quiero”, como si Ewan McGregor me hubiese propuesto una noche loca en una habitación del Santo Mauro con Room Service incluído, y me quedé más ancha que larga.

Luego llegaron las facturas, pero con ellas llegó también el ingreso de mi padre en el hospital, una especie de hecatombe de dimensiones desproporcionadas en el trabajo, una presentación de un proyecto completamente surrealista… y pasaron tres meses sin que me diese tiempo a mirar ni de lejos el estado de mi cuenta corriente, ni mucho menos los sms que Mr. Vodafone me enviaba haciéndome saber que “se me cobraría la factura el día 14”.

Hasta que un domingo en que pudimos escaparnos a casa de los padres de P. estaba yo plácidamente dormida, cuando suena un sms en mi móvil. Lo abro, pensando “será mi hermana para decirme que mi padre está bien”, y me encuentro este mensajito “Vodafone le informa que su próxima factura, con un importe de 194€, será cargada en su cuenta el próximo día 14”.

Después de reponerme del infarto de miocardio, me levanté hecha un basilisco. Mi suegra flipó al verme entrar en la cocina en pijama, despeinada, y vociferando como una hidra borracha mientras marcaba el 123… que no es el número de la Gómez Kemp, sino el teléfono de atención al cliente de Vodafone.

Al cabo de unos minutos una señorita muy amable me coge el teléfono, y le explico, haciendo todo el acopio de calma del que soy capaz, que no comprendo mi factura. Me pide que espere, me pone una musiquita rallante hasta el hastío (yo creo que lo hacen a propósito para desesperarte y que cuelgues antes de que te resuelvan nada), y al cabo de un par de meses, me responde diciendo que, efectivamente, hay un error. Se me está cobrando mi factura (que asciende a algo más de 80 € sumando todo, incluso impuestos), y, a mayores, otra serie de servicios inespecíficos que, ni he pedido, ni pienso pedir, de modo que le solicito a la amable señorita que rectifiquen mi factura, cosa que asegura que harán encantados, con esta última… y con las dos anteriores, porque, al parecer, el error se repite también en las facturas anteriores.

Al oír esto casi me da un pasmo, pero me recompongo y le comento a la chica del otro lado del teléfono que según el sms que me han mandando, van a cobrarme los 194 euros el martes, y que yo, claro, voy a dar orden al banco de no pagar.

“No se preocupe, no le pasarán factura alguna hasta que se dirima su queja, que será un período máximo de 7 días”.

“Entonces no tendré problemas de impagos, ¿correcto?”

“Correcto, el domingo que viene como muy tarde el departamento de cobros se pondrá en contacto con usted y le explicarán en qué ha quedado su queja”

“Perfecto, gracias”.

La semana pasa con normalidad, y el jueves, a eso de las 17.30, mi móvil empieza a pitar como un loco. Al mirar la pantalla veo que tengo 3 mensajitos, todos iguales, del señor Vodafone, advirtiéndome que “tengo una factura pendiente de pago y, si no abono el coste, me cortarán la línea”.

Con el cabreo por montera llamo de nuevo al 123 de los cojones, y una tía, que ya no me parece nada maja, sino medio gilipollas, me explica que claro, que es que el procedimiento es ese… yo pago primero, y luego ellos, si eso, me lo devuelven. Le digo que ese no es el acuerdo al que llegué el domingo con su compañera, y me pone en espera…

…y espero

… y espero

… y me desespero

Y al final me dice que sí, que es verdad, que hay un error, que el sistema automático se ha equivocado, que no me preocupe que no me van a cortar la línea, que el domingo me dirán que ha pasado y que me quede tranquila.

Y el viernes salí a cenar con Noa, con Ely, con Marta… y al salir del Naif me dice P. “llama a S. y dile que vamos hacia La Postrería, por si se anima”… y cuando marco su número en el teléfono una vocecilla de lo más desagradable me anuncia que “por irregularidades en el pago, su línea no puede realizar llamadas en estos momentos.”

Sí, era la 1 de la mañana. Sí, La Postrería es un sitio fino en medio de una plaza llena de botelloneros adolescentes. Sí, yo llevaba mi camiseta con tirantes finos, dejando ver mi ropa interior con paillettes, y mis taconazos azul klein…y sí, todo eso me importó exactamente una mierda a la hora de llamar de nuevo al 123 y vociferar como una loca ebria en medio de los adolescentes emos que me rodeaban, y frente al garito más chic de la ciudad. A tomar por culo.

El pobre hombre que me atendió –voy a insistir nuevamente en que pasaba de la 1 de la madrugada- me decía que claro, a esas horas no había nada que hacer salvo dejar constancia de mi queja… que llamase el sábado por la mañana y pidiese hablar con cobros. Colgué. Me cabreé. Me tomé dos Cosmopolitan más y me fui a casa.

El sábado a las 10 de la mañana ya estaba en pie, pese al cebollón, pese al cabreo, y pese a que me dolían hasta las pestañas. Cogí el móvil… 123…

“En estos momentos su línea presenta un impago de 194 euros. Si quiere realizar el pago por tarjeta, marque 1; si desea hacerlo por transferencia, marque 2; si desea consultar el estado del pago, marque 3”.

“¿Y qué marco para cagarme en tu puta madre?” le pregunto.

“Lo siento, pero no le he entendido. Si quiere realizar el pago por tarjeta, marque 1; si desea hacerlo por transferencia, marque 2; si desea consultar el estado del pago, marque 3”.

“Quiero hablar con un agente”

“Lo siento, pero no le he entendido”… y se corta!!!!

Entré como un torbellino en el dormitorio para buscar el móvil de P. “Él también es Vodafone”, pensé “y seguro que desde el suyo sí que puedo contactar con un agente”. Pasé de mirarme al espejo al pasar por delante porque en ese momento, estoy segura, mi color variaba entre el verde manzana y el rojo fuego.

Marco el 123 de nuevo desde el terminal de P… y, oh, sorpresa, desde este sí que me coge una persona. Un tal Salvador, a quien le explico con pelos y señales –y con los menos tacos posibles, lo que me supone un titánico esfuerzo- todo mi problema con Mr. Vodafone y su puta madre.

Salvador se hace cargo del problema enseguida –claro, haciendo honor a su nombre- y me comenta que no puede pasarme directamente con cobros porque el sistema está automatizado y al teclear el número sobre el que se quiere hacer la consulta inmediatamente me remitirá de nuevo a la maquinita para que pague, o pague. Así que sugiere lo siguiente:

“Voy a ser yo el que gestione el tema, pero va a ser largo, porque me van a tener que ir pasando por varios departamentos, así que seguramente la llamada se cortará. Para evitar que llame usted y le pasen con otro agente, déme un teléfono de contacto que no sea el suyo. Si se corta, yo la llamaré de nuevo”.

Le doy el fijo de mi casa, y espero.

Se corta.

Vuelve a llamar, me informa de los avances, y me pone en espera de nuevo.

Se corta.

Llama de nuevo. Me dice que ya casi está, y me pone en espera.

Se corta.

Salvador llama por tercera vez y me dice “ya tengo al teléfono a un técnico del departamento de calidad de cobros, le voy a pasar con él, deja usted unos datos, y el problema quedará resuelto”.

Le doy las gracias, le prometo un viaje a Ibiza cuando Vodafone me devuelva los 400 euros que me ha timado estos meses, él dice que de nada, me pasa… Y SE CORTA!!!!!

Espero… espero… no llama… me desepero.

Llamo yo de nuevo y pregunto por Salvador. Me dicen que no me pueden pasar con nadie, que me tengo que conformar con el que me toca. Y me ha tocado uno idiota, porque le explico el tema –incluido que cuando me pasan con cobros directamente sólo me permiten pagar una factura que no debo-, y me dice “le paso con cobros”.

INCREÍIIIIIIIIIIIBLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

Llamé más de 6 veces, hablé con más de 10 personas diferentes, con 6 departamentos, incluidos Atención al Cliente Platino, Facturación, Quejas, Bajas y, por fin, Calidad de Cobros.

Una señorita, algo reticente al principio, me soluciona al final el tema asegurando que “el error se subsanará en 24 horas como mucho, así que mañana, como muy tarde, le reestablecerán la línea”.

Mira” digo yo ya al borde del colapso “si me devolvéis la línea mañana, que es domingo, será el mismo día en que me deis la razón con mi queja, con lo cual os habréis salido con la vuestra: o pago ahora, o no tengo línea”.

Después de amenazar con poner una denuncia por estafa en el juzgado de guardia esa misma mañana, me aseguran que en 2 horas tendré línea… me la reestablecen en 1 hora y 20 minutos. Esa batalla la gané, pero no logré que me enviasen una copia de mis condiciones de contrato actuales. En total, 4 horas 23 minutos de conversación telefónica.

Y así siguió mi vida, día tras día, pasando poco a poco. Salí a tomar algo, a pasear, a cuidar a mi padre, a pasar un fin de semana a un sitio que se llama Bobia D´arriba que no tiene ni cobertura de Movistar… hasta ayer.

Ayer entro en la web de Vodafone para ver mi nueva factura… Y ME ENCUENTRO CON QUE SE MARCAN LA MISMA JUGADA!!!

Llamo otra vez, y entre disculpa y disculpa, me aseguran que no se repetirá lo mismo. Que no pague nada (194€ de nuevo, hay que joderse), que es un error… y que además tienen que restarme los 10€ de recargo por el reestablecimiento de línea cuando me la cortaron, porque, claro, no fue por mi culpa.

“Mira bonita” le digo a la pobre infeliz a la que le he tocado en suerte “esta misma conversación la tuve hace un mes, y terminé teniendo que lidiar con 6 departamentos diferentes para que me reestablecieseis la línea”.

La pobre infeliz me asegura que no habrá problema en esta ocasión, que no me cortarán la línea, que no pasa nada, que será la última vez… todo esto después de tres musiquitas histéricas, dos cortes de línea con rellamada incluida y un “espere un momento que consulto el estado de la línea”.

Esta mañana me ha llegado el sms diciendo que me cargarán la factura mañana. Evidentemente, he llamado al banco para que no la paguen. Evidentemente, he llamado a Vodafone, que me ha vuelto a asegurar que es “un error”, y eso no sucederá.

Y hasta aquí mi vida con Vodafone. A fecha de hoy tengo una permanencia firmada de 12 meses más (hasta julio de 2009) por un canje de puntos que hice en enero, con lo que la portabilidad a otra compañía me costaría la friolera de 200 euros…

Y yo os pregunto… ¿qué hago?

¿Les demando por estafa? ¿Por tocapelotas? ¿Por acoso? ¿Me suicido? ¿Me hago el harakiri con el Nokia, o directamente prendo fuego a sus instalaciones en Coruña?

Prometo contaros el final de este cuento de terror… ya os dije que me encantaban los relatos oscuros.

24 comentarios:

jose_airam dijo...

Ánimo!!son todos unos cabrones, llámense vodafone o llámense orange. Se hacen ricos a nuestra costa estafándonos y nadie hace nada. Pero en fin, es lo que nos toca. No pagues nada (mis padres tienen una deuda con orange e incluso nos han mandado una denuncia y todo)

En cuanto a lo de cambiarte, creo que si puedes porque han incumplido su parte en el contrato, así que eres libre de marcharte, porque además no te mandan el contrato. Guarda todos los sms y envíales un burofax y que les den por toda la antena.

Y ánimo otra vez!!!

pinkocha dijo...

No digo nada porque ya te lo dije todo, sólo que yo sigo recibiendo llamadas amenazantes del bufete de abogados de Movistar por una deuda que ni siquiera es mía...
Hago mía la frase del Dr. House "¿Sigue siendo ilegal hacerle la autopsia a alguien vivo?", porque tengo muchísima curiosidad por saber cómo funcionan las gónadas de sus directivos....

pinkocha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mari dijo...

Querida María.

Ante todo, me ha encantado tu vuelta, soy lectora de tu blog desde hace tiempo, y me tenías sin ración de sarcasmo e ironía...

Lo primero, exigir una copia del contrato, básicamente para no meter la pata. Puede que lo que aceptaste tenga letra pequeña para aburrir.
Lo segundo, OCU, imprescindible, ellos saben bien de que va el tema.
Y por último, pero lo más imprescindible, la paciencia del Santo Job, porque tienes para rato.

No te voy a contar mis movidas con empresas de este tipo, pero ten en cuenta que se las saben todas.

Un beso y que a tu padre le vaya todo muy bien, y no nos dejes tanto tiempo sin daber de tí

Rub dijo...

Mr. Vodafone tiene muchas putas, por lo que veo. De momento, con mi nuevo proxeneta orange, me va bien, pero ya empezará a exigirme que chupe muchas más pollas antes o después. Seguro!

En fin, qué quieres que te cuente. Eres otra puta más:mal pagada y explotada.

Yo esperaría 12 meses y luego me cambiaría. Yo no suelo cambiar de móvil porque me toca aprenderme un nuevo menú (y me parece un coñazo) y porque tengo que firmar permanencia y me crispa. Cambiate, cuando puedas a symio, que creo que son los que no te hacen firmar permanencia, y contrólate con las llamadas. Total, para ser cliente platino, te tratan como una puta mierda o, si lo prefieres, como una puta de polígono.

Mi hermana tuvo una movida con telefónica y la llamaban constantemente amenazándola con que la iban a destrozar en un juicio. Mi hermana, que tiene los cojones cuadrados para esas cosas, les decía que la llevaran a juicio, pero que ella no iba a pagar nada de lo que la querían hacer pagar de manera ilegal, Finalmente, nunca hubo tal juicio y la dejaron en paz.

A mí, Jazztel, me hizo lo mismo. Me tuvieron un mes sin internet y me cambié después de 469 llamadas a Argentina para intentar arreglarlo. Me mandaban cartas y me llamaban al teléfono amenazándome. Un día mi padre, cogió el teléfono y empezó a decir: hijos de puta, cabrones, mierderos, canallas, os meteis internet por el culo, maricones, payasos asquerosos, gilipollas de mierda, etc. Y nunca más volvieron a llamarme.

No sé, yo que tú hablaría con otras compañías, porque luego te dicen que eso de la permanencia es ilegal y bla, bla, bla. Yo haría caso a Mari y hablaría con la OCU o con un abogado. La prostitución es ilegal, así que entérate bien de cómo hacer para seguir ejerciendo de puta pero en mejores condiciones, porque para ser puta de lujo (platino), pareces una puta de la más baja calaña.

Ánimo!!!

María dijo...

Chema, a mi es que me tienen ya hasta el moño madroño, de verdad... estoy preparando la demanda, ahora sí que ya, paso de aguantar más

María dijo...

Pink, estoy pensando seriamente en pasar de ellos por todo el morro y cambiar de número... es que... qué coñazo de gente!!

María dijo...

Mari, muchas gracias, de verdad

María dijo...

Rub, tío, es que yo ya no sé qué hacer... la demanda está en camino, pero es que a parte de eso, que va a ser leeeeeeeento, no sé qué hacer... es una sensación de impotencia brutal.

Miré symio, pero lo de cortarme con las llamadas lo tengo difícil más que nada porque vivo muy pegada al móvil por motivos profesionales, y ahora también personales, así que... vamos, que está complicado.

Seguramente me cambiaría a Orange, que ya tengo una linea con ellos a mi nombre -la de mi hermano pequeño- y no me pondrían problemas, y sus tarifas son interesantes... lo único el tema de la cobertura, pero vamos, que me da un poco igual, que no vivo en Bobia

Aizkora dijo...

yo te recomiendo que digas que te vas a dar de baja. yo te digo lo que haria yo (que les conozco), llama al 123 y di que quieres darte de baja la linea, te diran que tienes permanencia y tal y cual y pascual y tu di que si, que te das de baja igualmente... que te pasen con bajas. ellos miraran tus facturas, veran que eres cliente chupiguaiquetecagas y te diran que no, que te lo solucionan en 24 horas. tu di que si en 24 horas no te han devuelto el dinero y te han solucionado tu facturacion te das de baja y que les demandaras por estafa. yo creo que eso funcionara pq eres cliente chupiguaiquetecagas, en los demas no, pero en tu caso... tienes el poder.
si no sale, vete a otra compañia y haz portabilidad, paga los 200 euros de permanencia y denunciales, por todo. tienes todas las de ganar. y si te amenazan con meterte en las listas de morosos diles literalmente que te limpias el culo con las listas de morosos de las telefonicas varias, que como son unos ladroneshijosdeputa, los bancos ya no tienen en cuenta esos impagos.

animo, tila y una escopeta pa por si.

muchos besos!!!!!!!

Angela dijo...

dioses del avernooo!!! y yo que creia que mis problemas telefonicos eran inmensossss....me doy cuenta de que en realidad, son unos chupasangre, explotadores de mileuristas y sinvergüenzas de los de antes, de cuando que te llamaran sinvergüenza, era lo peor que te podian llamar....
animo, yo optaria por la ocu, ademas de la demanda, y no solo amenazaria sino que me largaria a otra compañia....ya que nos tratan como putas, por lo menos, ponemos nosotras el precio, no?
pacieeenciiiiaaaaa, muuucha paciiienciiiiaaaa...
PD: me encanta tu blog....

baballa dijo...

Ufff que me vas a contar... cada seis meses llamo a Movistar y me pongo como una loca de cañete!!!
Si es que son todas iguales, bancos y empresas de telefonía... misma historia yo pondría la demandita la reclamación todo, todo.... mientras un movil prepago... y restricción en tus llamadas y luego cambiate a R, a mi no me da problemas son baratos y como en casa tendrás R hablas gratias y con mary tu amiga y mi cuñada muy muy barata!!
Besos y me alegro de tu vuelta!

Anónimo dijo...

Son todos más o menos iguales, yo tengo Movistar y estoy convencida de que de un momento a otro me haran la pascua, por lo cual no quiero NADA de lo que me ofrecen...por si las flies...

Ahora mi lucha y monumental cabreo es similar pero con Caixa Galicia que ha decidido freirme a comisiones: por tener saldo medi inferior a..., por apunte, por... y por....

Un besazo

Maite

Anónimo dijo...

Aqui un MovilAdicto, que tiene 4 líneas (1 con cada compañía).
Intenta resolverlo por las buenas, porque por las malas, te van a dar dolor de cabeza.
Para mí, Vodafone es la que menos problemas me ha dado, pero compruebo que cada uno es un mundo.
Y por Dios, mucho cuidado con Simyo, que de cada 2 llamadas, 1 se enreda y acaba en el movil de personas a las que no conoces. Es ideal para hacer nuevos amigos, eso si...

María dijo...

Buuuuuuuuuuuuuuueeeeeeeeeeeeennnnnnnnnnnnnnnnnooooooooooooooooo... pues ya está. Ya me han tocado los cojones.

Me han cobrado los casi 200 euracos y me dicen que en lugar de devolverme la diferencia, que no, que mejor que me la dejan en "saldo a mi favor"!... a mi favor va a salir la sentencia de la demanda por estafa que les voy a poner mañana mismo.

De momento ya he tramitado la portabilidad con Orange, que me la hacen sin coste, me cobran menos al mes por el mismo servicio y me dan un móvil de repuesto. Ale, a mamarla a parla (con perdón a los de Parla, incluída mi amiga Vane)

María dijo...

Buuuuuuuuuuuuuuueeeeeeeeeeeeennnnnnnnnnnnnnnnnooooooooooooooooo... pues ya está. Ya me han tocado los cojones.

Me han cobrado los casi 200 euracos y me dicen que en lugar de devolverme la diferencia, que no, que mejor que me la dejan en "saldo a mi favor"!... a mi favor va a salir la sentencia de la demanda por estafa que les voy a poner mañana mismo.

De momento ya he tramitado la portabilidad con Orange, que me la hacen sin coste, me cobran menos al mes por el mismo servicio y me dan un móvil de repuesto. Ale, a mamarla a parla (con perdón a los de Parla, incluída mi amiga Vane)

Anónimo dijo...

Pues te debe quedar un "saldo a tu favor" guapo de caray, no?? no eran varios meses ya??

Maite

ElPajarito dijo...

María Darling, ¡qué fuerte me parece todo! La idea de demandarles e intentar que, aparte de satisfacerte todo lo que te tienen que satisfacer, dejen de hacer estas cosas,o al menos se lo piensen más antes, al resto de mortales clientes, me parece genial, pero me surge una duda sobre las costas judiciales, tía a ver si por cualquier cosa se torciera el asunto y encima te toca pagar un pastizal a ti, después de todo lo pagado ya. Es verdaderamente indignante, con la de foulards maravillosos que podrías comprarte con todo ese dineral.
Bss Mil,

ElPajarito

Anónimo dijo...

Hola, por lo que leo, me vana dar batalla los de orange, que me quieren cobrar 254 euros por que supuestamente tenía vodafone tarifa plana de 15 euros, y no, no lo habían, activado, pero se hechan la culpa con la agencia donde lo compre!
Igual no pague esa factura, y ahora me quieren desactivar la cuenta, por lo que estoy averiguando todos los tramites para el sistema arbitral de consumo. Son unos hijos de puta!

Saludos Mercedes

Anónimo dijo...

Perdon los de vodafone, es que estoy hasta las narices de todas las emprsas de comunicación, por que con telefónica tambien ya me he gastado varias horas, y esos son muyyyy incompetentes!
Saludos
Mercedes

Anónimo dijo...

hijos de gran puta cabrones yo hace 4 messes que hecho el contrato primer mes solo 4 euros segundo mes 72 tercer mes 119 cuarto mes 320 ale creo que seria mejor dar de baja porque hice contrato para tenermovil guapo pero he pagado mas de lo que vale mierda de movil lol hijos de gran puta mi voy a canviar a movistar pero no se que me recomendaries si voy o no xd

Anónimo dijo...

Si tratan así a los clientes, imaginad como tratan a sus empleados. Constantes presiones, con amenazas de despido, falta de herramientas, medios y formación para resolver los problemas de los clientes. Y eso en el mejor de los casos, si la llamada se atiende desde España. En los callcentes de Iberoamérica, con empresas subcontratadas, la situación es aún mucho peor.
Busquen información de lo que están haciendo Teleperforadores o Golden Line.

Magazineblife dijo...

Un gran artículo de la mano de Talía Bonmatí que nos cuenta su odisea al intentar darse de baja de Vodafone http://www.magazineblife.com/voces-blife/36-voces-blife/341-las-companias-telefonicas-de-los-cjones.html

DUDÚ dijo...

las compañias telefonicas son una estafa, y no se como el estado deja que esto siga asi. el telefono lo dono bell al mundo, para poner en contacto a personas alejadas. y estos han hecho un gran negocio.
estube en vodafone y no me mandaban al banco las facturas, luego me cortaban el telefono y tenia que moverme yo para pagarlas(todo bajo la amenaza de entrar en morosos )(que no les vale de nada). me cambie a orange me ofrecieron un movil que su bateria duraba 8 horas, proteste y me apagaban el telefono los de orange. no se hacen cargo tengo que moverme yo para repararlo si se puede o joderme con el por que es problema del fabricante, sugun ellos, aunque ellos binculen la portabilidad a el y aun que te cobre algo por el terminal. HASTA LOS COJONES!!!!!!!!!!!!!!!!!