CHURRASCO, VINO Y ROCK&ROLL

El post de hoy es doble, porque no me gusta dejar las cosas a medias, y soy de las que aborrecen los correos sin responder.

Así que la primera parte del post es para agradecerle a Chloe su nominación a los premios “Di que este no es un mal blog”. Como he tardado tanto en colgarlo voy a saltarme las consecuentes nominaciones, y las consabidas reglas, porque me imagino que la mayoría ya conoceréis el cuento. En cualquier caso, es fácil saber qué blogs me gustan: basta con echar un vistazo a la columna del margen derecho para averiguar qué leo y por qué.






En fin, Chloe, mil gracias. A mi que me den premios me emociona, qué le vamos a hacer.



Y ahora llega el turno de la segunda parte del post.


Hace unos días os comentaba a todos que el buen tiempo ha aterrizado en mi amada Galicia en forma de maravillosas y apetecibles temperaturas diurnas. Aunque las noches siguen siendo frescas, las mañanas y las tardes son soleadas y apetecibles; invitan a pasear, y a terracear –uno de mis deportes favoritos- y a quedar con los amigos.

A lo mejor por eso me hizo especial ilusión la invitación que Darío nos hizo llegar a P. y a mi el viernes por la tarde. En una inesperada llamada de teléfono, nos invitaba a acercarnos hasta su casa familiar el sábado a mediodía para disfrutar de una fiesta “entre amigos”.

Nosotros nunca decimos que no a una fiesta (de hecho, a penas unas horas antes habíamos dicho que sí a una cena esa misma noche, pero como comer y cenar son dos cosas diferentes se pueden compaginar… vamos, digo yo). Así que el sábado, después de una ducha reparadora y con la mejor de las sonrisas puestas, cogimos nuestro maltrecho coche (esta es otra historia… algún día os contaré cómo el diablo poseyó a nuestro Ford Escort y lo convirtió en el Anticristo) y nos plantamos en la casita de Darío.

Antes de continuar, debo aclarar que Darío no es una persona cualquiera. Nos conocimos hace unos años, cuando ambos trabajábamos para una televisión local. Él era el cámara y realizador veterano. Yo, la presentadora novata.




Os aseguro que Darío es una persona que no pasa desapercibida, a pesar de su aspecto tranquilo y normal. Es una persona creativa, original, divertida e inquieta, que de desconcierta con una facilidad pasmosa y que a veces deja escapar alguna de esas ocurrencias extravagantes y divertidas en forma de creación artística. Lo mismo le da un corto que un concierto de rock. (Si clickais en su nombre os llevará directos al link de su último trabajo audiovisual, un corto genial)

Ahora que ya conocéis un poco más a Darío, comprenderéis por qué todo lo que pasó ese sábado nos resultó a P. y a mi de lo más normal.

Llegamos a la casa familiar de Darío con relativa facilidad, a pesar de que está bastante apartada de las carreteras y caminos principales, lo cual es toda una ventaja teniendo en cuenta la que allí habían montado.


En un escenario de cuento, con un casa que casi parecía la réplica a escala real de la de los Siete Enanitos y con un terreno en dos alturas presidido por una maravillosa escalera de piedra, Darío y su hermano S. habían organizado toda una jam session de artistas.


En el porche de la casa habían creado un escenario en toda regla. PAs, amplis, micrófonos, una batería… Frente al escenario habían colocado unas cuantas sillas, dos mesas en las que descansaban unas cuantas tortillas de patata y banderillas picantes, amén de varios surtidos de embutidos. Una pequeña barra portátil daba cobijo a las botellas de vino que acompañaban los majares del día.




Si subías la escalera de piedra tobas de bruces con el “churrasqueiro” (lo que viene a ser una barbacoa, pero de piedra y encallada en el muro de la casa), donde S. asaba pacientemente ternera, cerdo y chorizos varios. Una mesa camarera hacía aquí las veces de barra.

Frente al churrasqueiro, la puerta de la cocina más concurrida que he visto en mi vida (si obviamos la nuestra propia en cada fiesta que organizamos), de la que salían a manos dobles botellines de cerveza y decibelios de pop-rock indie.

Aquello prometía, y aunque ni P. ni yo conocíamos a casi ninguno de los presentes, enseguida hicimos migas con aquella turba (allí había al menos una treintena de personas) de artistas, amantes de la buena música y la buena bebida (de la buena comida también, pero hasta sobró churrasco, así que imaginaos lo que se bebió allí).




Con los vasos todavía medio llenos y el churrasco aún pugnando por atravesar nuestros gaznates, escuchamos desde la puerta de aquella multitudinaria cocina los primeros acordes de una guitarra eléctrica, y decidimos bajar al porche.





Cuando llegamos los Happy Beerdays acababan de comenzar un concierto divertido y contundente que se prolongó casi una hora. Un omnipresente bajo que marcaba los inicios de cada tema caldeo el ambiente, y la versión de la BSO de Batman (la serie, of course) hizo el resto.

Llegaba el turno de #13, el grupo en el que Darío toca la batería, y bastante bien, por cierto. Y con ellos llegaron las versiones de los clásicos indie de los 90 y el licor café y el de cilantro.





A pesar de que cada vez el sol estaba más bajo y calentaba menos, allí pasamos de todo menos frío. Y sí, vale, el lico café y los chupuitos de cilantro influyen, pero sobre todo influyó el buen ambiente que se respiró en la fiesta hasta que definitivamente se hizo de noche, y llegó el momento de encender las luces y buscar el camino de vuelta… no fuese a ser que aquello acabase mal.



Llegamos a Coruña con el tiempo justo de ducharnos, arreglarnos, y salir corriendo a la cena. Pero esa, claro, es otra historia.

P.D: Gracias, Darío, lo pasamos fenomenal. Esperamos ansiosos el próximo concierto.

29 comentarios:

aunqueyonoescriba dijo...

Como para no pasarlo bien, buena comida, buena ambiente, música en directo, bebido que no falte y... menudo escenario!!! de verdad que la casa parece sacada de un cuento!!

BACCI dijo...

neni ¿ibas con el trench rojo??? Lo digo por la "espectadora" de la barra.

Tiene toda la pinta de haber sido todo un festival, realmente tú si q sabes!!!

mua, feliz san valentín

María dijo...

aunque, lo reconozco, lo pasamos de vicio.

Bacci, sí, ese es mi trench rojo y esa soy yo de espaldas. Y ese es mi nuevo pelo, que ya está creciendo y que cada día estoy más contenta con él. Breogán hace milagros con mi cabellera.

Rub dijo...

Mamma mía, GALICIA CALIDADE!!!

Sí señor, eso es una fiesta. Claro, de la cena no hablas porque comparado con esto...

Iván Ferreiro no andaba por allí??? adoro a ese tío.

Muy bueno el corto de Darío.

En fin, no te olvides de tus "ciberamigos" para la próxima fiesta.

Ah, por cierto, muy bien, un post sin listas de ningún tipo.

María dijo...

jajajaja, sí, rub, estoy superando lo de las lista... ya verás, el próximo tampoco tiene. Estarás orgulloso de mi, jejejeje

Iván Ferreiro no estaba, pero te advierto una cosa, si él te gusta su hermano Amado te fliparía. En el trabajo anterior el mejor tema, Turnedo, era suyo. Es un letrista maravilloso.

Si os pasais por Galicia algún día ya sabéis que estais invitados a todos los eventos que organicemos. Será un placer poder contar con vosotros.

Vistiendo a Candela dijo...

Eso si que es una fiesta y lo demas son gaitas!!!

M. dijo...

Ay, cómo me gustan estas cosas.... :D Me encanta!! sin palabras ^^

Rub dijo...

Joder, maría, cómo no. Turnedo: me he quedado afónico mil veces cantando esa canción. No recuerdo cuantos años llevo escuchando los piratas. Fue un flechazo lo mío con aquella canción de PROMESAS.

ya ves, es que no sólo de rap vive el hombre. No te creas que yo voy con ropa XXL ni nada que se le asemeje.

Además, me han contado que Iván es un puro encanto.

Desde aquí, desde mi casa
no veo mi playa mi vacía...

pero me la imagino...

María dijo...

Vistiendo a Candela: chica, a ti te quedamos muy cerquita. Te cambio una fiesta en Coruña por otra en Vigo... con pase de modelos de tu tienda!!!

Por cierto, ¿qué tal Cibeles?

M. Es que las fiestas con amigos son lo mejor de la vida!!!

Rub: la verdad es que no te veo de gorra de medio lado y pantalón por el tobillo... jejejeje. Turnedo es una de las mejores canciones de desamor de la historia, y además es cierto, Iván es muy agradable. Le conocí hace unos años en la presentación de ese disco y tanto él como Amado fueron encantadores. Al menos con la prensa, vamos.

mala dijo...

que guapa con tu trench de rojo! y el corte fenomenal, el del pelo digo!

que bien lo pasais!
a mi me encantan estas historias!

la casa es de alucine! foto de interiores? jajajja en serio la fachada me ha enamorado! es típico por allí las casas así?

besosssssssss

María dijo...

jo, Mala, creo que no sacamos fotos del interior, y ahora me arrepiento mucho porque sólo he visto un cuarto de baño así en Tarifa. completamente encalado, con la bañera encastada, que se bajaban unas escaleritas para entrar en ella, de teselas en negro... y los estantes formaban parte de la propia pared... era precioso!!!

Hablaré con Darío para ver si podemos volver un dçía y hacer un post sólo de la casa. Merece la pena.

Piño dijo...

hola!! me alegro que disfrutarais en la fiesta aun teniendo que soportar a ciertos personajillos que habia por alli, jeje, de todos modos pasame la factura del otorrino.... porque tocamos como el .....

María dijo...

Pero cómo no íbamos a pasarlo bien en semejante fiesta!!!

Ya has visto que ha causado furor!!! Yo quiero otra!!

Eso sí, la siguiente, en nuestra casa, que en un mesecito cumplo años... aquí sin directo, porque igual si no nos echan, jejeje

IBI dijo...

que gozada de fiestuki nena!! tu si que sabes ejjeje

oye la casita me chifla que cucada por diosss!!!

IBI dijo...

ah!! enhorabuena por el premio eh? ejjejeej

katmos dijo...

Como me gustan esas fiestecitas de churrasquito, buen vino, licor café, crema de orujo.....y amigos.
Nosotros también hacemos en casa de mi padre, pero en verano y normalmente cena, aunque hace poco preparamos una al mediodía para los amigos con hijos que no pueden apuntarse a la de la noche, y al final comimos, merendamos y cenamos. Aaaaaay, cuando llegará el verano.

P.D.: La casa es bonita por lo peculiar y distinta que es.

Besos.

sekone dijo...

Caray que agradable sorpresa encontarme con este post en este blog, soy Miguel (Sekone) el cantante de los Happy Beerdays jejeje

y me parece cojonudo que lo pasaras tan bien porque yo estaba cagado de los nervios y pienso que lo hicimos bastante regulero, aunque para ser nuestro primer concierto e inventarme sobre la marcha la mitad de las letras no estuvo nada mal

joder que buen rollo jajaj

por cierto q leo por ahi q te mola ivan ferreiro, pasate por mi blog q tengo una caricatura suya que me han premiado hace poco en un concurso

pues eso un saludo y muchas gracias!!

postdata: la casa de campo de Darío es increíble, que no?

Felisberto Ruiz dijo...

felicidades por el prmeio...ya vete haciendo una vitrina virtual..Se antoja mucho el ambiente , muy detallado y esa rica ternera.

feliz 14

bss fashion

thesil dijo...

Jopé!Menudo fiestón que os marcasteis tu chico y tu eh!Qué festerita que me has salido!jajaja
Bueno espero un post con el resto del día, que por lo que vio te cundió de lo lindo.
Un beso

Darío dijo...

Si el otorrino no os ha cobrado mucho, os podeis pasar este sábado por la casa de la playa de bastiagueiro, la de siempre, donde se hacen las fiestas.
Tocan "Darko" y "#13" y luego dj's.
La organiza la peña del pub "la nube".

María dijo...

Ibi, gracias!! Es verdad, estas fiestas molan mucho!!!

Katmos, las fiestas en tu casa familiar suenan muuuuuuuuuuuuy bien, la verdad. Hace años, de universitaria, mis cumpleaños los celebraba en casa de mi ex, que es enorme, con piscina y todo. Llegábamos un viernes por la tarde y nos íbamos el domingo a media tarde. Dos días de comida, alcohol, piscinitas, música, billar... qué tiempos, jejejeje

Sekone, gracias por pasarte!!! Oye ,las caricaturas son la hostia. Si no te importa te linko. Me molaron mucho.

Felisberto, feliz 14 a tí también!!! Y gracias!!

Thesil, cundió, cundió... ni te cuento la cara que pusieron nuestros amigos cuando nos vieron aparecer pedos perdido en la cena... en fin.

Dario!!! jajaja, no el otorrino dice que no es grave, jajajajaja. Lo vuestro es un no parar, chico, una detrás de otra. El sábado tenemos un concierto en el ÇPlaya y el cumpleaños de un amigo, pero como haya medio hueco ya sabes que nos pasamos felices!!!

Ely dijo...

Fantastica fiesta y preciosa casa...

María dijo...

Ely, es verdad, la casa es preciosa. Y la fiesta fue taaaaaaaaaaaaaaaan divertida.

evamar dijo...

María ha llegado el momento de que te emociones otra vez porque te he nombrado para el Premio Calidez porque creo que eres muy cálida y tus listas se han hecho imprescindibles en el universo blogeril. Besos

María dijo...

Evamar, gracias!!!

Vaya, este año estoy que me salgo, jejejeje

Ya he instaurado mi galería virtual de premios, qué ilusion!!!

Silvia dijo...

Waw!! Qué buen día, no? Con lo que me gusta a mi un concierto...
Felicidades por tu premio!!
Un besote!

Lara dijo...

Nunca me cansaré de decirte que xika,cómo envidio tu vida social!!!jejeje,siempre estás de fiesta en fiesta ehh,me alucinas!

BESOSSS

Ruperta dijo...

La de la última foto eres tú? jo que miedo...jaja!

Silvia dijo...

Bueno, aunque ya lo tengas... Yo tambien te lo he dado!!jeje Un besotee