EL ÁLBUM FAMILIAR... O "Todos tenemos un pasado"

Todos tenemos un pasado.

Ya sé que es una afirmación evidente, casi diríamos que idiota, pero todo tiene una explicación.

Tengo una amiga, mi amiga M.P., cuyo hermano mayor es una persona muy conocida. Resulta que este chico, a la sazón un personaje extremadamente mediático, tiene una imagen muy cuidada… pero también tiene un extenso y famosísimo sentido del humor. Por eso sé que no le molestaría la aparición en ningún medio de los documentos gráficos que certifican que, efectivamente, el hermano de M.P. fue adolescente alguna vez.




Pero es que justo cuanto nos enteramos de que “eso” iba a pasar, en la “cuchipandi” de “Los Chats de la Oficina” (o sea, el listado de mails de la pandilla, que nos mensajeamos desde los despachos cuando podemos) se montó un extenso y tremendo debate sobre nuestros pasados estéticos.




Porque si ya jode que tus padres o tus tíos o tus abuelos, o quien quiera que sea el cabrón, diga delante de recién adquirido ligue cosas como “pues de pequeña lloraba por todo” o “de crío cantaba Guantanamera a dos voces que era un primor”, no te cuento ya lo que repatea que acompañen la frasecita de la consabida fotografía familiar.



Que es que las fotos de familia deberían ser delito, coño.

Yo tengo algunas tan tremendas que pueden provocar ceguera transitoria, en serio.

Y es por eso que, después de haber releído los correos de “Los Chats de la Oficina” (a quienes dedico este texto), y de haber repasado concienzudamente albumes familiares de diferentes ramas, condiciones y hasta razas, he elaborado la lista de…

… LAS 5 FOTOS QUE TODOS TENEMOS Y QUE NO DEBERÍAN VER JAMÁS LA LUZ

1º.- Sin duda es la foto número uno. Es la estrella de las fotos, y encima es tan, pero tan “importante” que hasta hay padres que la enmarcan para mostrarla en público, que hay que ser cabrón.

Me refiero, cómo no, a la FOTO DE LA PRIMERA COMUNIÓN.

Tiene tantas variantes como personas hay en el mundo, pero es identificable de forma inequívoca porque:

-El niñ@ en cuestión llevará sin duda un atuendo ridículo in extremis. Puede ser un trajecito lleno de volantes y organizas, un disfraz de marinero lleno de oros y mamelucos o hasta el hábito de monja propio de las escuelas religiosas. Pero será ridículo siempre. Es un hecho.

-La criatura irá peinada de la forma más repelente posible. Puede llevar más gomina que Mario Conde, o una diadema de flores silvestres de plástico, o hasta esa media melena con raya “al super lado”… el remolino rebelde es opcional.

-El niño o niña tendrá cara de asco que se transmutará en angelical a los ojos de los padres, y sus manos reposarán en una posición de lo más antinatural, bien entrelazadas en señal de oración, o bien descansado una sobre otra en plan “muerto de Los Otros”. Lo peor de lo peor, vamos.


2º.- Existe invariablemente en todas las familias. Da igual que el bebé fuese maravillosamente bonito, o un puercoespín peludo (que haberlos hailos). Pero siempre, indefectiblemente, todas las madres tienen una FOTO DEL BEBÉ EN LA BAÑERA.


¿Hay algo más vergonzoso que un ligue potencial contemplando tu tierna desnudez impúber?


3º.- Nadie sabe muy bien por qué, pero en algún momento de nuestra vida, algún tipo de espíritu extraño nos posee y nos dedicamos a monear delante de los objetivos en lugar de posar como Dior manda… y como los padres suelen ser unos capullos integrales, por mucho que nos quieran, en lugar de destruir las pruebas del delito conservan siempre, y cuando digo siempre quiero decir siempre, la FOTO EN LA QUE SALES CON CARA DE MONO, SACANDO LA LENGUA Y CON LOS OJOS VIZCOS. (De estás nosotras éramos expertas, que hasta las tenemos en el baño, no digo más)








4º.- Los bebés lloran. Y los niños pequeños también. Es un hecho, ya lo sabemos, no es necesario dejar pruebas de ello para la posteridad. Pero las dejamos, y por eso todo tenemos una FOTO LLORANDO O ENFADADOS.






5º- La última foto de este ranking es la más difícil de explicar, por lo complicada que es en sí misma. Me explico. Cuando la adolescencia nos ataca y las hormonas nos llenan la cara de granos y la cabeza de pájaros, todos nosotros nos volvemos unos “fashion victims” de tomo y lomo. Que si quiero un vaquero “lavado a la pierda” (que me pregunto yo por qué se pusieron de moda, con lo imposibles que eran), que si necesito un plumas naranja fosforescente, que si no puedo vivir sin mis zapatillas con cámara de aire mega flash que te cagas… vamos, que todo lo que sale por la tele, por las revistas o hasta por la radio lo queremos.

El caso es que, no sé por qué, esa etapa, en nuestra generación, coincidió con un momento estilístico muy desafortunado (últimos 80 primero 90, nada menos). Y por mucho que nuestros padres se empeñaron en evitarnos el sufrimiento posterior, al final, de un modo u otro, todos nos salimos con la nuestra.

Yo creo que por eso nuestros padres se empeñaron en fotografiarnos en todos los lugares posibles, aprovechando el auge de las cámaras domésticas, para que, en nuestra edad adulta, pudiésemos avergonzarnos en condiciones cuando enseñasen en público la FOTO DEL DÍA EN QUE IBAS VESTID@ COMO UN IDIOTA Y/O PAYASO.








¿Y VOSOTROS? ¿AÑADIRÍAIS ALGUNA FOTOGRAFÍA MÁS A ESTE ALBUM DEL RIDÍCULO?

P.D.: Quiero dedicar este post a la “Cuchipanda de los Chats de la Oficina”. Gracias por amenizarme las mañanas, chicos.

36 comentarios:

IBI dijo...

jajajj!! que bueno el post!! la verdad que tienes más razón que un santo ajjaj.

no se ... se puede añadir la foto de tus primeros helados de choco con toda la cara y manos marrones ejjeej, las pintas de pilingui que con 15 años las niñas nos ponemos pa ir a la disco de turno, los pelos teñidos con henna de esa en barro.... el mítico chandal Adidas que TODO el mundo iba exactamente igual, parecia el uniforme joe!!

no se me ocurre nada más ohhh jejej

muxus y a ver que se cuentan los demás !!!

Vistiendo a Candela dijo...

Cuanta razón tienes chica.
Yo la foto que más detesto es la foto de mi primera comunión y no ahora a posteriori sino que ya cuando me la hicieron, te explico, resulta que mis padres no son creyentes con lo cual aceptaron de muy mala gana que la petarda de su hija hiciera la primera comunión, por los regalos evidentemente, pero lo que ya si que no aceptaron fue la compra del vestido de primera comunión así que mi madre toda digna se lo pidio a mi tia que aun lo conservaba, ella tiene 20 años más que yo, asi que ya te puedes hacer a la idea del modelito, manga larga transparente, cuello subidito y aquello por mucho que lo almidonaran no tenia ni una pizca de vuelo, para mi desgracia en aquella época se llevaba el can-can, con lo cual en la foto salgo como un palito con cara de mala ostia al lado de cientos de mujeres campana.Pero tengo que agradecerle una cosa a mi madre, y es que tampoco me dejo salirme con la mia en lo referente al peinado y es que en plena época de los 80 se llevaba la sandwicheraaaa.

M. dijo...

Dios, qué buenísimo, tú sí que acabas de amenizarme la mañana xDDDDD Yo añado las fotos de la playa, en las que sales rebozado cual croqueta, con gorrito, normalmente en pelota picada, con el calderito y la pala en la mano y cara de "saca la foto ya, que me quiero ir a jugar" :D

aunqueyonoescriba dijo...

jajjajja, de verdad que razón tienes, es que no me falta ni una... ahora la que realemente me saca los colores es una con mi momento flequillo bien rulado, siisisis que se nota bien que mi pelo original es ridazo y está a medio estirar con cepillo... que pintas !!!

MEL dijo...

Yo hice la comunión con un vestido corto y verde con cestitas bordadas, estoy orgullosa de las fotos desenfocadas que sacó el "fotógrafo" de la familia. Jamás han presidido ninguna casa, cosa que no ocurre con la foto de los 15 años, con la cara llena granos y con unas hombreras que para sí las quisieran los jugadores de hockey hielo. Cada vez que voy a casa de mi madre le doy la vuelta a la foto, pero debe estar poseída porque cuando vuelvo está en su sitio. Me la llevo y aparece otra igual... estoy por llamar a Iker Jiménez porque es digno de estudio.

Te falta la de la boda, María, que, dependiendo en qué año te casaras y contra quién, es otro objeto terrorífico que preside habitaciones, salones y demás columnas imposibles de la casa.

Blaudemar dijo...

Ummmm... es que yo tengo un "trauma". Casi no tengo fotos de cuando era pequeña. Poquísimas. Y no hice comunión. Así que yo preferiría tener todas esas fotos censurables, porque eso significaría que, además de las horribles, habría en que salgo bien. Y no es el caso, porque no salgo. A veces la gente me pregunta y yo... ¡no tengo pasado!. Triste, pero cierto.
Mis padres no han sido nunca "dados" a hacer fotos y claro... que parece que no haya tenido infancia!!!!!

NUT dijo...

Creo que no te has olvidado de ninguna, yo tengo todas!!!
Es horrible, siempre que las miro me pregunto ¿cómo podiamos ir así? qué pelos!qué ropa!qué caras!qué horror!
Supongo que dentro de 10 años, nos seguirá pasando lo mismo.
Muy bueno el post!

María dijo...

Ibi, la de los helados es un clásico.

Yo tengo una así, y otra con una caja de gallegas maría entre las piernas y comiendo a dos manos sentada en el suelo... es pá verme... en mi defensa diré que tenia 2 años y ansiedad pre "voy a tener una hermanita"

María dijo...

Vistiendo a Candela, yo en mi primera comunión no es que estuviese mal, porque mi madre me hizo un vestidito bastante decente, y llevaba media melena sencilla con un lazo blanco. Vamos, elegante y muy muy sencilla... pero es que entonces llevaba gafas, y mi madre no me dejó ir sin ellas.

Entre eso, y una roncha enorme que me salió por los nervios... doy pavor!!!

María dijo...

m., la reina de las fotos playeras era mi sister, que se paseaba por el arenal con una docena de chupetes congando -no quería quitarse ninguno- y los embardurnaba de arena para luego comérsela.

Un cuadro, vamos

María dijo...

Aunque, lo también tengo la foto momento flequi, pero en mi caso el problema era el pelo graso, que por mucho que me lo cuidase, pues la adolescencia fue cruel conmigo en ese sentido.

Estoy igualita, pero igualita, a Brenda la de Sensación de vivir. Un terror.

María dijo...

mel, yo es que no estoy casada, y mis amigas se han casado hace poco, asi que aún nos encontramos guapas en las fotos... pero todo se andará, todo se andará

María dijo...

Blaudemar, no sé qué será peor, creeme... aunque la verdad es que ver fotos de hace mil años es un subidón de autoestima del copón

María dijo...

nut, es la gracia que tiene, verte años después y descubrir lo mucho que has cambiado casi sin darte cuenta.

En mi pandilla siempre decimos que nosotras hemos ido a mejor, porque a peor era imposible!!!!

Anónimo dijo...

soy Pe.
y las fotos de las excursiones del cole? son buenísimas, ves como hemos mejorado con los años porq efectivamente a peor era imposible y ves como de ser niños con cejas y bigote, nos hemos convertido gracias a las pinzas de depilar en señoritas de buen ver.
dios mio que gracioso el chat de oficina de ayer, alejandra y tu os saliais, lo de hacer gimnasia con hombreras es lo mejor, y el flequillo que llevabamos y lo movíamos de manera super pija guay de un lado de la cara al otro???
mis hijos pensarán que soy una cabrona por vestirlos como los visto?espero que no, de momento ninguno lleva pin acid house, de momento he dicho!

María dijo...

Ay, Pe, las fotos de las excursiones...

Cada vez que me acuerdo del día que sam se plantó en mi casa con una foto que le habían dado (no diré quien) de todas nosotras, como con 5 años... jajajajaja, es que era increíble. Luego me vengué consiguiendo una de él disfrazado de pastorcito, jajajajajja

Tus niños te adorarán por sea una madre maravillosa... y te odiarán por vestirlos de cualquiera que fuese la forma en que los visiteses. Es ley de vida, guapa!!!

Maddi dijo...

Lo mejor de ver esas fotos, es confirmar que hemos mejorado con el tiempo.
Odio las fotos de boda colgadas en la pared, y si es en el salon, buaggg!!!

besos guapa.

María dijo...

Maddi, ya ves que hasta mi amiga Pe lo confirma: en nuestro caso ir a mejor era inevitable, porque es que a peor era un reto...

monnÏ dijo...

AAAyyy!!! mi foto de la orla!! yo no tengo la orla puesta pero mi madre enmarco la ampliación en color que te dan... parece que tengo 30 años más que ahora, maquillada, horrorosa... mi marío no me reconoce y se parte de risa cada vez que vamos a casa de mis padres..

katmos dijo...

Buenisimo el post... te faltaron las fotos de los cumpleaños con su correspondiente tarta, yo las tengo de varios años, y como cumplo años en diciembre, algunas las convirtieron en felicitación de navidad y eso es peor todavía, vamos que debió rular la foto por toda la familia y vecindario.

Las de las excursiones del colegio también son terrorificas, recuerdo que ayudando a unos amigos en una mudanza encontramos el albúm con las fotos de la excursión de 8º, vamos que el marido de mi amiga A. y mi pareja, se partían de risa y los dos dijeron que si nos llegan a conocer en esa epoca, salen corriendo.
Y la de la orla tb. tiene tela, porque se me ocurrió la feliz idea de cortarme el pelo unos días antes de hacer la foto, y el corte que tengo estilo principito valiente es de pena, vamos que las tengo escondidas, ni siquiera las enmarqué.
Estoy contigo en que las de mi pandilla tb. mejoramos, y cuando estoy de bajón, no hay nada mejor que ver fotos antiguas y se te sube la autoestima en un plisplas.

pinkocha dijo...

Ja,ja,ja! Te olvidas de la foto del primer Fin de Año que te dejan salir, vestida de corista de Noche de Fiesta. ¡Seguro que tú también tienes una, pillina!
Yo no hice la comunión, pero para compensar tengo una "foto de bañera" de lo más simpática: mi hermana y yo en pelotillas y semicubiertas de espuma besuqueando a mi pobre primo (sí, ÉSE). ¡No hay comida familiar en la que no salga la puñetera foto!
Y, para acabar, la imagen que dejará a la altura del betún todas vuestras fotos vergonzosas: mi hermana, de nuevo en bolas (en mi family eran muy hippies), en la finca de mis abuelos... ¡comiendo caca de perro!

María dijo...

monnï, las fotos de las orlas ni las menciono, porque la mia en particular srguro que es delito en más de un país.

Corte de pelo tipo champi, mechón decolorado obra de un amigo que madre mia de mi vida, labios granate... pufffffffffffff

María dijo...

Las de los cumpleaños son de coña, porque en mi pandilla nos conocemos desde la infancia, y claro, tenemos fotos de toooooooooooodos los cumpleaños... y dios mio, dios mio, dios mio!!!

María dijo...

Jjajajajaja, Pinkocha, que grandes tus fotos!!!!

La de tu hermana es casi -y digo casi- insuperable. Yo es que tengo de mi hermana modriéndole a un perro... así que ya ves!!!

La de tu primo es demasiado, hjahahahahahjajajaj

Pati dijo...

Qué buena la foto de orla! Bueno, la que nos hicimos luego los seis está mucho mejor, todos con camisita blanca y corbata, me parto.
También es importante la del flequillo. Todo el mundo ha tenido un flequillo imposible alguna vez en su vida, chicas y chicos. Pero por qué a nuestros padres todas esas fotos les parecen monísimas... Mi padre la lleva en la cartera!!!!
Biquiños madrileños a los 2!
Ah, pásalo genial en Londres!!!

María dijo...

Ay, Pati, nuestra fotos de la Olra era terroríficas... menos mal que la que nos hicimos por nuestra cuenta era otra cosa, es cierto.

Yo no sé qué les pasa a los padres con esas cosas, de verdad... el mio se empeña recurrentemente en afirmar que yo de adolescente era "muy mona2. A Clinton le persiguieron por mentiras menos tremendas.

Girl From Lebanon dijo...

A mi me han marcado las fotos del dia de Reyes, a pesar que me encanta ese dia, pero mi padre nos sigue levantando superpronto para abrir los regalos, y ahí está mi hermano con la cámara, y ahí estoy yo, en pijama y bata, con zapatillas, despeinada...hecha un cromo. Y todos los años: que no saques fotos!!, y el erre que erre...y desgraciadamente, hay fotos de todos los años...

nawja dijo...

Hola María!!
Creo que te ha faltado la típica foto con el traje regional, porque toooodas la tenemos.

Y a falta de traje regional, el que es infalible es el de flamenca, con su correspondiente flor en el cocote, los morros pintados rojo putón y el lunar que te pinta tu madre jaja!!

Bueno, y las de la adolescencia son terroríficas!!! Tengo yo una foto así con aproximadamente 10 kilos más, unos pantalones lilas de esos elásticos de campana que se llevaban a mediados de los 90 y una camiseta con un Piolín enseñando el ombligo-michelín, que es una obra de arte!!

María dijo...

Girl From Lebanon. Me alegra saber que no soy la única a la que levantan el día de reyes!!!

Si lo hacen hasta ahora que ya no vivo en casa, ¿cómo? pues llamando por teléfono!!!!

María dijo...

Nawja, yo con el traje regional tengo alguna, pero estoy relativamente mona porque son de cuando era pequeñita, y aún era guapa.

Luego llegó la terrible adolescencia, con esos flequis cardados, esas barras de labios oscuras... puffffffffff

Mer dijo...

Maria: te lo cuento porque eres tu :-)
una foto a los 14 cuando me presenté para una elección a reina de la ... (para el caso de igual). No se que se me paso por la cabeza. Aquello que todas las amigas se juntan, y dicen que monas somos, ala, a desfilar como vacas en la feria :-)
La cosa, es que me puse, un poco demasiado carmin...lo dejo alli. Lo cierto es que esas fotos, creo que ya pasaron por el fuego

nena, tus posts son terapeuticos! ajjaja besos, buen finde

Silvia dijo...

jajajajaja! Tía flipo con la gente que tiene en el salón retratos de los niños a tamaño natural en el salón de casa el día de la comu!
O a lo que llamamos mis compis y yo "la mesa de las fotos" que suele tener la gente mayor (único caso aceptable) Una mesa de comedor de dimensiones gigantescas cuyo único cometico es aguantar cientos de marcos donde está desde la bisabuela hasta el sobrino nieto!jajajaja
Buenísimo!!

María dijo...

Mer, quid pro quo: yo fui dama de honor de la reina de ... en dos ocasiones, una a los 12 y otra a los 14... una de ellas con matilla!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Esas fotos son un arma arrojadiza, guapa!!!

María dijo...

Silvia: no conozco abuela y/o padre con hijos independizados que se precie que no tenga en el salón la mesa de las fotos. Más grande, más pequeña, pero siempre hay una!!!

Felisberto Ruiz dijo...

TOATL Y ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO, si una mujer no es bella se la tiene que jugar en la inteligencia, pero si es bonita se la juega doble para que no la tachen de tonta. Excelente
besazos fashion

Patricia dijo...

Las tengo todas, lo juro, todas, y añadiría, junto a la de la bañera, una también en pelota, encima del edredón en la cama. Enseñando el culo.