EL AMOR Y OTRAS ENFERMEDADES -La Saga. Part I-

Creo fervientemente en el amor.



En el amor, en la pasión, en el cariño… en esa persona que aunque no haya sido ni de lejos el amor de tu vida, sí puede marcar un antes y un después en tu historia.

Quizas creo en todo esto porque he tenido la suerte de vivirlo. Todas mis relaciones, las más o menos largas, las más o menos intensas, han sido especiales, diferentes, casi casi peliculeras.

De todo esto me he dado cuenta esta tarde, comiendo con una compañera de trabajo. Entre la tortilla y el pollo asado del menú empezamos a contarnos nuestras vidas, y una cosa llevó a la otra. Me contó cómo había conocido al gran amor de su vida, yo le conté cómo había comenzado mi historia con P., y ella dijo muy seria “Qué bonito, deberías escribirlo, parece un guión de una película”…



…y me di cuenta de que tenía razón. Pero no sólo con mi historia con P. También las anteriores tienen ese puntito literario, algo salvaje, algo diferente, que es precisamente lo que las convierte en únicas, aunque en el fondo sean exactamente iguales a todas las demás historias de amor del mundo. Dos personas que se encuentran en el momento adecuado, nada más… nada menos.

Últimamente la crispación se estaba apoderando del blog… así que he decidido publicar una pequeña serie. Cinco capítulos, cinco historias de amor, cinco personas que se merecen que les dedique una líneas. Por orden cronológico, y siempre revisadas por la mente de una periodista con ínfulas de escritora, no lo olvidéis. Así que no esperéis grandes alardes literarios, aunque sí bastantes dosis de sinceridad.



ASÍ RECUERDO…

…MI PRIMER AMOR


Me costó mucho desprenderme de ti porque fuiste yo mucho tiempo. Éramos una sola persona, como debe ser cuando el amor es adolescente y el mundo se para si estás con el otro. No había en el planeta nada más que tus besos si estaba contigo. Y si lo había me daba lo mismo.

Y lo más gracioso, lo verdaderamente divertido de toda nuestra historia, es que, pese a o carnal y concupiscente de la misma, no fuimos más que adolescente que se cogían la mano la mayoría del tiempo. Así de locos estábamos. Y nos encantaba.

Cuando aquella noche de los últimos días de verano noté tu mano rozando la mía mientras la primera estrella salía en el cielo, supe que tu marcha no sería más que el inicio. Nos miramos, nos sonreímos, y devolvimos la vista al cielo, como todos los demás… nunca estábamos solos, pero jamás nadie nos veía. Éramos invisibles aún entonces.

Luego llegaron mil cartas y alguna llamada furtiva de teléfono… y el primer beso. Madre mía, qué vértigo. Esperé tanto ese momento, y cumplió tanto mis expectativas, que me pasé una semana inerte, viva sólo en el recuerdo de aquel roce. Se veía por fuera tan tierno… y era tan duro, tan lúbrico… era nuestro.

Creamos algo extraño e inclasificable y habitamos nuestra propia creación muchos años. Aprendí a desear y ser deseada contigo, a necesitar el aliento del otro, a tocar la piel ajena como si fuese propia, a respirar en otra boca y perder la vida a cada instante.

Fuimos tan grandes que parecíamos eternos. Y mira que el abismo nos tocó muchas veces. A lo peor demasiadas. O no las suficientes.

Viste en mi lo que yo quería ser, no lo que era. Y eso me enamoró, seguramente. Eso, y ese aire de niño bien asilvestrado, rebelde con causa ajena y con el alma mellada a base de soledades literarias, capaz de cantarme al oído y regalarme rosas sin motivo alguno, para acto seguido arrancarme la ropa en el primer lugar algo recogido que encontrábamos. Bipolares hasta el extremo.

Contigo aprendí a besar, y a disfrutar del sexo. A ver la vida como un juego, a beber tequila, y a colarme en los baños de los bares de moda. Sólo he hecho un striptease en mi vida, y fue para ti, pero sólo porque perdí una apuesta, y yo siempre cumplo mis promesas. Contigo viví mi primera cena romántica, mi primera joya regalada -aún la consevo, por supuesto-, mi primer caletón, mi primer polvo, mi primer beso, la primera lágrima, el primer abrazo, el primer gesto cómplice... y la primera ruptura.

Porque fuimos tan grandes que no pudimos ser eternos. Mantener semejante bólido consume demasiado esfuerzo, energía, corazón, alma… y el mundo nos llamaba, y juntos no cabíamos… así que poco a poco fuimos dejando morir nuestra inmensidad hasta que lánguida, pero aún tibia, agonizante ante la mediocridad que se le avecinaba, la baraja se rompió dando paso a nuevos juegos.

Me costó desprenderme de ti, porque eras yo… aunque ya no lo eras, y renunciar a una parte es siempre difícil y doloroso. Pero fue bueno para ambos, y ambos los sabemos… ahora.

Pero en el fondo soy la que soy porque tú fuiste, porque tú eras, porque tú has sido. Porque llené cuadernos enteros de poemas de amor y lujuria primeriza, porque grabé mil y una cintas de cassete con aquel tema, porque lloré amargamente con cada partida, y reí con cada vuelta, porque contigo exploré un cuerpo nuevo incluso para mi hasta llegar a amarlo, porque supe lo que es decir adiós, no, y hasta luego.

Ha pasado tanto tiempo que más que lejos, lo veo inalcanzable. Pero hoy estamos donde estamos porque en otro momento, en otra vida, nuestras vidas fueron una sola.

El primer amor siempre es el último, porque aunque no esté allí, siempre será el que marque donde termina el camino.


SUENA EN MI I-POD: Necesariamente tiene que ser este tema. "Que se llama Soledad", de Joaquin Sabina, de su album "Hotel dulce hotel", fue quizas el tema que marcó nuestra relación. Sonaba en la gramola destartalada del Ibérico, en la esquina de la calle Galera, y la poníamos cada vez que íbamos... jajajjaa, qué tiempos!

Siguiente entrega: "El fugaz cabo del destino"

43 comentarios:

María dijo...

Guau...

QUÉ BONITO!!!

ahora mismo, no tengo más palabras...

QUÉ BONITO!!!

María dijo...

Vaya, muchas gracias!

Feu de verdad una relación bonita, tengo la suerte de poder afirmar que no tengo mal recuerdo de ninguno de mis ex

Betty Boop dijo...

Joder...... me has puesto los pelos de punta.
Precioso.
Un beso.

Anónimo dijo...

Muy bonito, si señor...
Debe ser un gustazo ver contigo pelis románticas

Bss

Noish

Ely dijo...

por fuera tierno, pero duro y lubricado...? ay María... que no se si sería un beso...
Deberías poner fotos de ellos

María dijo...

Jajaja, Ely, aunque parezca mentira, de algunos no tengo... pero me lo pensaré.

Ely dijo...

A ver Mel que opina...

María dijo...

Betty Boop, muchas gracias

María dijo...

Noish, no te creas, que yo luego soy de las que no muestra sentimientos en público.. es que soy un poquito bipolar.

María dijo...

Jajajaja, Ely, me estoy imaginando la cara mi ex si entra en el blog -que me consta que entra porque él mismo me lo ha comentado- y ve su foto!!! jajajajaja

Anónimo dijo...

Es una historia preciosa, tienes suerte de guardar tan buenos recuerdos de un ex.

Besos

Antia.

M. dijo...

Qué maravilla. Me has dejado ....que no sé qué decir.

Besos guapa!

Nada dijo...

Acabo de llegar a tu blog por casualidad y tengo la sensación de haber llegado en el momento justo. Qué ganas de leer el segundo capítulo...

D.Perfecta dijo...

Escribes realmente bien.

Anónimo dijo...

Qué te puedo decir??? Es una pasada...

Marta

María dijo...

Antía, sé que soy afortunada, la verdad es que mis historias de amor-deseo-cariño han sido siempre maravillosas... me llevo bien con todos mis ex, y eso es un lujo!!

María dijo...

M. muchas gracias

María dijo...

nada, bienvend@, espero que te sientas como en casa!

María dijo...

d.perfecta, no sabes la ilusión que me hace que me digas eso!! Gracias!!

María dijo...

Marta, gracias.

¿Sabes qué te digo? Que en realidad creo que todos hemos vivido ese primer amor... lo que pasa es que como soy muy peliculera, lo cuento muy adornado, pero serguro que todos hemos sentido ese bichito en el estómago.

MEL dijo...

Ely, completamente de acuerdo contigo… tierno??? duro??? lúbrico??? joder María, eh?
AH!! y eso de respirar en boca ajena no te lo recomiendo, que te quedas sin oxígeno!!!!

Ese fue tu primer amor? madredelamorhermoso, y has llegado a los casitreinta???? qué ha sido de él? está calvo, casado con una choni y es más ancho que alto? cuenta, cuenta!!

Mi voto es SI a las fotos, tamaño real a ser posible y con un poco photoshop, la realidad puede dañar seriamente nuestra visión.

(María, me has hecho recordar mis 13, aisss! precioso!!!)

MEL dijo...

Bichito en el estómago????? lo mío eran aliens en toda regla.

Anónimo dijo...

Si María, yo viví algo así a los 13 pero hasta los 16 no nos decidimos a nada, esperaba año tras año las vacaciones como agua de mayo, esas mariposas en el estómago ya no vuelven a sentirse igual.

No se si será la lluvia, el frío o la falta de sol, pero cuando lo he leído me he quedado para el arrastre jeje...

Marta

María dijo...

Mel, jajajaja, por ser tú, eh, mira, por ser tú, te voy a contar qué ha sido de G.:

Vive en Madrdid y sigue siendo alto, delgado y moreno. Era guapo y sigue siéndolo, la verdad. Nos vemos bastante, nos llevamos muy bien, y tenemos una mascota en común, una iguana, Iggy, a la que ahora veo poquito... en fin.

Sale con una chica majísima y muy mona, muy dulce. Ahora cambia de trabajo en breve, a una empresa más grande. Le va muy bien, la verdad.

Tenemos muchos amigos comunes -bueno, muchos no, todos, la verdad- así que seguimos viéndonos muchíiiiiiiiisimo.


Lo de la foto... bueno, bueno, eso es otro tema, jajajaja. Si me decido os la cuelgo... si no os la mando por mail, jajajajaja

ahhhhhhh, y sí, sí, eran besos dulces y tiernos... pero con un componente sexual muy fuerte!!! A ver, es que el primer polvo marca, coño!

María dijo...

Mel, jajajaja, por ser tú, eh, mira, por ser tú, te voy a contar qué ha sido de G.:

Vive en Madrdid y sigue siendo alto, delgado y moreno. Era guapo y sigue siéndolo, la verdad. Nos vemos bastante, nos llevamos muy bien, y tenemos una mascota en común, una iguana, Iggy, a la que ahora veo poquito... en fin.

Sale con una chica majísima y muy mona, muy dulce. Ahora cambia de trabajo en breve, a una empresa más grande. Le va muy bien, la verdad.

Tenemos muchos amigos comunes -bueno, muchos no, todos, la verdad- así que seguimos viéndonos muchíiiiiiiiisimo.


Lo de la foto... bueno, bueno, eso es otro tema, jajajaja. Si me decido os la cuelgo... si no os la mando por mail, jajajajaja

ahhhhhhh, y sí, sí, eran besos dulces y tiernos... pero con un componente sexual muy fuerte!!! A ver, es que el primer polvo marca, coño!

María dijo...

Marta,!!! No, no!!

No es una historia triste!! Para nada!!!

Fui muy feliz a su lado, y ahora soy muy feliz al lado de P., las cosas empiezan y se acaban y no pasa nada.

Para mi lo bonito es que el recuerdo que tenemos ambos de esta relación es precioso, lo hemos hablado muchas veces, que tenemos un vínculo muy potente porque fuimos creciendo juntos, madurando juntos... somos adultos felices y satisfechos, en parte, gracias a esos años!

MEL dijo...

y tanto que marca... DOS VECES! jajajajajja

con esa descripción no hay duda, QUEREMOS FOTO!! pero sin la rubia, mona.

BACCI dijo...

También tú grabaste mil veces esa canción en un cassette???

Pero creo que el mío fue un poquito menos lúbrico jajaja.

Por cierto en la frase "ínfulas de escritora" nena, quita lo de Ínfulas q ya has superao esa etapa.

Besazos

María dijo...

Mel!!! ¿Tú también dos veces? jajajajaja

Algún día contaré esa historia, la del primer polvo, porque a mi personalmente me parece super tierna.

Bueeeeeeeeeeno, veeeeeeeeeeenga, en cuanto llegue a casa o mando una foto al mail, le pido el tuyo a Ely, jajaja

Cruela dijo...

uyyyyyy el primer amor... mi primer beso no fue de mi primer amor... será por ello que no me acuerdo de él con un particular cariño... el primer polvo sí lo fue porque tuve claro que sería con una persona que me quería y a quien yo también... seis años duró pero se alargó demasiado porque conocí al amor de mi vida que fue el que me dejó más ¿?¿?¿?... el que me dejó más tocada, impactada, enamorada, con secuelas y a quien jamás podré olvidar... luego vino el hombre de mi vida... mi C...
Porque yo siempre digo que el amor de tu vida no suelo ser el hombre de tu vida... eso lo conté en varios post de mi blog de terra, quizá un día los reedité...
en total en mi vida hubo 5 chicos importantes
Mi primer amor de 12 años, ese que te hace entender el poder de tu reciente estrenada feminidad, donde el pecho se hizo tetas como dice Ely alias Peter
Mi primer amor de adolescente alias Marco
Mi primer encoñamiento (qué noches las de aquellos días de verano) alias François
Mi primer enamoramiento imposible también conocido como el amor de mi vida (estaba siempre medio ida pensando en él)alias Diego
Mi primer hombre de mi vida que espero sea el último alias mi C.
Pues ya está mi lista...
PD me encantó como lo contaste
Besos

María dijo...

Bacci, mil no, mil millones!!!

Y la cantaba todo el día, y estaba en babia a todas horas, y sonreía sin motivo... es que el primer amor es malísimo para la inteligencia, jajajaja

Y oye, gracias por los piropos!!

María dijo...

Cruela, pagaría por leer tus historias de amor.

Yo, como tú, he tenido cinco grandes hombres en mi vida:

Mi primer amor, G., del que ya habeis leido.

Mi primera locura de una noche, que luego resultó ser mucho más importante de lo que creía, C. Él me hizo entender que puedo ser muy sexy, muy interesante y volver loco a cualquiera.

Mi gran locura, un imán sexual con el que, cada vez que tropezaba, acababa en la cama. Él me enseñó lo importante que puede ser el sexo sin amor.

El reencuentro con el romanticismo, un hombre perfecto con el que no habría encajado ni añun queriendo, pero que me hizo entender que podía aspirar a ser princesa, N.

Y el hombre que me enloqueció, ese amigo que me ponñia sin explicación alguna, el gran error de mi vida, que me ha hecho más feliz de lo que podría esperar, mi P.

MEL dijo...

A mí no me pidais que inicialee, vale? no tengo letras suficientes en el abecedario!! jajajajaja

María dijo...

Mel, mujer, aunque sean repes!!! queremos nombres, queremos fotos!!!!

Anónimo dijo...

María, tu historia -la mía también- es muy bonita, pero me he quedao hecha polvo al recordar y pensar "Qué habrá sido de él???..."

Marta

María dijo...

Uy, Marta... mi recomendación es:

a) Llámale y pregúntale!!!
b) Ni te lo plantees... échale un polvazo a tu boyfriend -o amante ocasional- y disfruta del hoy.
c) Sal de compras!! (esta es compatible con las dos anteriores)

Anónimo dijo...

No se nada de él desde hace 15 años, más o menos. Siempre hemos vivido en ciudades distintas así que localizarle...

Me apunto lo del polvazo y lo de las compras, intentaré que hoy sea un buen día...

Marta

Cactus dijo...

Se me han puesto los pelos de punta, María..
Siempre me enganchas cuando leo tus posts, pero hoy al ser un tema tan bonito y tan subjetivo, pero que a la vez todas hemos vivido en mayor o menos medida, más..

Me parece un gesto precioso por tu parte que tú quieras contarnos tus historias de amor. Podemos conocerte un poco más todavía, y porqué no? Yo puedo aprender algo para mi futuro en las relaciones amorosas...

Yo, poco puedo contar de mis amoríos. Tengo (casi) 23 años y aún no he tenido una relación formal, aunque si algunos (bastantes) rolletes de una noche o varias más, pero nada serio...
Lo cual no quiere decir que no me hayan roto el corazón o que no haya querido o me hayan querido..

Asi que, te agradezco enormemente que te decidas a contarnos tus historias de amor, de verdad.

Un besito!

P.D Yo también quiero ver las fotos de los "amores"!!!! ;)

Ely dijo...

Creo que soy una especie de mantis, pero sin matar... están todos los ex destrozaditos. Y mi primer amor, es el que tengo ahora, porque todos los viví con la misma pasión que el mas primero. (el primerisimo fue en parvulos, canté para él...)

María dijo...

Marta, es que hoy será un dia precioso!!

María dijo...

Cactus, muchas gracias.

No creo que las relaciones sean más importantes por ser más largas. Quiero decir que hay personas con las que la cosa dura poco, pero marcan igualmente.

El siguiente capítulo, sin ir más lejos, habla de uno de esos, así que mira...

María dijo...

Ely, es que perderte a ti debe ser muy traumático, hija.

Te imagino con la melena recogida con una hoquillita en el lado, cantando en el patio para él... qué bonito.

Mi primer noviete se lamaba David, era de Betanzos, tenía los ojos azules y se ponía colorado cuando le cogía la mano. Qué mono era... teníamos 10 añitos, jajajaja

MEL dijo...

Ely, lo de la mantis me ha recordado al post de Cruela... no, no? NO????

María, no guardo fotos de ninguno, algunos porque no las tenía, no había cámaras digitales tía, y no hablo de la prehistoria, eh? y otros porque las quemé... sisi, intenté hacer vudú pero chica, casi quemo la habitación.

Ahora que lo pienso creo que fui yo la que dejé a casi todos... pero que remala era, diosss!! los que me dejaron es que eran gilipollas, sencillamente.

El actual no cuenta, ES MI MARIDO, entiendelo!! jajajajaja