ES-TRESSSSSSS

Estoy estresada.



No lo digo por decir, eh, que quede claro, que lo dice mi médico que cabecera… y claro, cuando tu médico te dice que lo que te pasa es que estás estresada, pues oye, como que te lo tomas en serio.

El caso es que, desde hace unas semanas, me duele mucho la cabeza. No un poquito, no, me duele mogollón y en un punto determinado, durante todo el día. Me levanto con dolor de cabeza, y me acuesto con dolor de cabeza. Un asco.



Al principio pensé que era un problema de salud física. Como tengo sinusitis, y el otoño ataca mis vías respiratorias sin piedad, creí que mis intensos dolores de cabeza estaban siendo provocados por una oleada de mocos malignos y desprejuiciados que no respetaban mi cerebro. Pero como se me pasó el catarro y la sinusitis, y me seguía doliendo el cráneo como si me lo estuviesen aplastando, decidí pedir cita en el médico.

Ir al médico de cabecera es toda una odisea en mi centro de salud. Mientras esperaba mi turno me crucé con un señor sordo que le gritaba a la recepcionista sin piedad, con una anciana indignada porque no la atendían sin cita previa, y lo suyo era muy grave –concretamente tenía un padrastro infectado, y esto no es ninguna broma-, con una madre post-adolescente que regañaba a su hijo con “jatadilla rumbera” (o sea, esa coletilla que se dejan los “malotes” en la coronilla) porque había escrito mal una serie de números, con una mujer de unos 40 años que tenía la melena más larga que he visto en mi vida y que se mordía compulsivamente las uñas, y llevaba los bajos del chándal recogidos con imperdibles, … vamos, todo un espectáculo.



En menos de 15 minutos estaba dentro de la consulta. Mi doctora de cabecera es una mujer joven, de unos 45 años, coqueta y simpática, de esas que jamás te regañan por nada.

Me tomó la tensión, me auscultó, me hizo una serie de extrañas pruebas de equilibrio y cuando terminó, me preguntó:

-¿Te has separado recientemente, has tenido algún shock emocional, problemas laborales…?

-No, la verdad
–le respondí asombrada – Soy feliz en general, me gusta mi trabajo, quiero a mi pareja, mi familia y mis amigos están bien…

-Verás, es que lo que tú tienes se llama “cefalea tensional”, y es un síntoma de la enfermedad del siglo XXI, el estrés.

Yo, según escuché lo del estrés, me dio un ataque de la risa que ni te lo imaginas. Que vivo estresada no es ningún secreto… coño, es más bien un hecho.

-¿Y qué hago? – pregunté, ingenuamente.

- Bueno, básicamente nada. Tratar de relajarte, no darle importancia a las cosas, descansar… para el dolor de cabeza te recetaré Ibuprofeno (era lo que ya había tomado, y se lo había comentado a ella), a discreción, no te cortes. Si te duele, Ibuprofeno y punto. Si el estómago se resiente, pues un protector para el estómago y ya. ¿Tienes problemas para dormir? Porque si es así te receto un relajante muscular-

-¿Problemas para dormir? En la vida. Yo me pongo en horizontal y me caigo como un tronco. Y así, hasta que suena el despertador. Vamos, que duermo como un bebé.

-Ah, no, pues entonces mejor sólo tilas, o valerianas. Puedes comprar en un herbolario pastillas de valeriana, van muy bien.

-Perfecto.

-Eso sí, lo que tienes que hacer de verdad es descansar. Tú relájate, vete de compras, queda con los amigos, vete a cenar con tu pareja. El sexo es muy relajante
–me dijo sonriendo- disfruta de la vida.

-Eso ya lo hago, no te preocupes –le dije devolviéndole la sonrisa. –Gracias

-No, gracias a ti, mujer-

-¿A mi?

-Sí, es la primera vez que alguien a quien diagnostico estrés entra y sale sonriendo de la consulta…



…Mira, algún consuelo me queda. Si al final va a ser verdad que soy una persona feliz por naturaleza.



SUENA EN MI I-POD:Pour some sugar on me”, del album Hysteria, de Def Lepard. Cómo me gusta esta canción, me da una vidilla por la mañana…

36 comentarios:

yo tuve un blog de moda dijo...

Ay María, cuídate hija!
Por otra parte, no sabes como entiendo a tu médico (podría decir médica, pero no me gusta como suena) de cabecera. Verás, yo estudio medicina y mi marido es médico de familia, aunque después de trabajar un tiempo en Atención Primaria, se ha pasado a las Urgencias de un hospital de referencia de mi ciudad. Pues bien, lo que te cuenta tu doctora es el pan de cada día de los profesionales de la salud (médicos, enfermeros, etc...), pacientes maleducados, que faltan al respeto, que ni siquiera saludan y que por desgracia te obligan a practicar una medicina defensiva. Pero bueno, imagino que no es más de lo que ocurre en otras profesiones: padres que desautorizan a los profesores de sus hijos, etc. Un besito

María dijo...

La verdad es que a mi mi médico me cae muy simpática, es una mujer moderna, agradable, sincera, que no te riñe si le dices que te has tomado paracetamol (antes tenía uno que si le decías que habías tomado algo te pegaba unas chapas...)

Creo que lo mio no es nada grave, es algo de ansiedad momentanea por el cambio de trabajo, una temporada de mucho curro (que se relajará pronto, es sólo un par de semanas), facturas,--- o sea, lo de todo el mundo vamos.

No creo que por ponerle cara de culo vaya a solucinar nada, bastante hizo ella, por dios.

Ely dijo...

EJEM...EJEM...

jose_airam dijo...

Se lo voy a decir a mi hermana,que a ella le pasa lo mismo.Y mira que en la farmaceútica la cuidan muy bien,pero no hay forma.
Lo que yo no sé es si es compatible ser feliz con vivir bien y estar estresado...
La imagen que tengo del estrés es el malhumor,las prisas y la mala vida.Vamos que no estamos nadie a salvo!!
Buen finde!

María dijo...

Ely, jejejeje, es que la política estresa al más pintado

Anónimo dijo...

Con todas esas pastillas el dolor de cabeza desaparecerá, pero vas a vivir en una rave continua (subidón,subidón). Aprovecha y pídele a tu jefe unas vacaciones, que te las tienes más que ganadas.
Como pequeño paso en tu recuperación, podríamos quedar la semana que viene que seguro que te alivia un poco.
OM OM
Noish

María dijo...

Chema, por lo que me ha contado mi médico, el estrés que yo padezco es una respuesta física a una sobrecarga de responsabilidades que no es que no me gusten, sino que no me da el tiempo...

Vamos, que en realidad no tengo problemas, sino falta de tiempo, o algo así, y que eso es sólo un período de adaptación y luego, en breve... cómo nueva!!!

María dijo...

Noish, pues las vacaciones tendrán que esperar, pero el fin de semana que viene creo que libro... lo que no sé es si mi chico me tiene qalgo preparado, porque es el primero que libramos los dos juntos.

Si no es el que viene, el siguiente, pero quedar hay que quedar!!!

Ely dijo...

A ver¡¡¡ un poco de organización. María tengo hierbas para el stress, de ahí mi tos...
y HAY QUE QUEDAR¡¡¡¡¡ pongamos ya una fecha y que sea inamovible, como si fuese una cita importante, QUE LO ES¡

Anónimo dijo...

A ti te ataca a la cabeza y a mi a la espalda. Las contracturas y yo somos ya grandes amigas....

Marta

María dijo...

Ely, claro... claro a todo.

Hay que quedar, es un hecho.

Y no he comprado aún las pastillas de valeriana... porque espero a pasarme por tu herbolario!!! claro!!!

María dijo...

Marta, pufff, las contracturas son terribles!!!

María dijo...

María...aquí está la reina de la cefalea tensional...yo soy una persona, de cara a la galería, serena, sonriente, que lo relativizo todo...pero como se suele decir, la procesión va por dentro...y lo somatizo con un dolor de cabeza horrible, en toooooda la cabeza, como tú dices, desde que me levanto hasta que me acuesto...
a mí me funcionan de maravilla sesiones de spa y sauna y un masaje...mejor que cualquier ibuprofeno...una sesión de sexo del bueno, también, tu médico de cabecera es muuuy sabia!!!

Besos y mejórate

Anónimo dijo...

Como nadie se arranca, ahí va una: el próximo jueves 23 que os parece?

Marta yo tengo los trapecios contracturados y he descubierto que es causa de muchísimas cosas como el dolor de cabeza, vamos un horror.

Ya me contestareis

Noish

María dijo...

Noish, el jueves tengo una inauguración

Anónimo dijo...

Noish, totalmente de acuerdo, a mi se me duermen los dedos de la mano izquierda y como soy un poco paranóica llegué a pensar que me iba a dar un infarto... jajajaj... Mi fisio aun se parte la caja cuando llego a su consulta: "Qué!! todavía seguimos en este mundo?", encima de que le pago para que me haga daño se me descoj... Ahora, cuando se pasan las agujetas, te quedas en la gloria.

Marta

BACCI dijo...

Pues chica te comprendo perfectamente, aquí te habla una migrañosa q se ha de quedar a oscuras y sola cuando tiene ataques. Es insufrible, y lo peor es que tampoco tiene solución evidente. Ahora tengo hora con la de cabecera para derivarme al neurólogo (más tiempo de espera aunque, después de 10 años ya no espero ná)

Al menos piensa que de lo dem´s: pareja, trabajo, sueño estás perfectísima!!!! jajaja quién no se consuela es porque no quiere y ya sabes...ohmmmm

besazos (por cierto si puedes el paracetamol o ibuprofeno en sobres, actúa antes que en pastillas)

Ely dijo...

Entre las charlas de los jovenes y ahora esta de los males... lo dicho eh, señoras... estais mayores¡¡¡
y yo no puedo quedar un jueves tías... que soy madre¡ y además ese día veo a Mi Duque

Anónimo dijo...

Buscaremos otro día, entonces el viernes?
Marta para mi lo peor es cuando te deshacen los nudos, lo comparo a un parto. Siempre digo no he dado a luz pero me han quitado los nudos de las lumbares... Mi fisio también se descojona, deben ser un gremio de lo más divertido...
Noish

María dijo...

Bacci, si no fuera por el dolor de cabeza, estoy como una rosa... pero vamos, que de esto no se ha muerto nadie!!!

María dijo...

Chicvas, yo ese fin de semana no sé si tengo "cita romántica" con my man... es que es el primer fin de semana que libramos juntos desde ya ni me acuerdo cuándo!!!

Anónimo dijo...

Ely, se empieza por salir un día de marcha y comprobar que necesitas dos para recuperarte, después llega el "XXXDDD" que bajo está el suelo, estos jóvenes no saben lo que es la vida y así sucesivamente... terminas convirtiendote en tu madre. Que, por cierto, ya me daría yo con un canto en los dientes.

Marta

M. dijo...

Pues nena, ya sabes, otra escapadita a Allariz, y como nueva (al menos otra temporadita ;))

Jo, últimamente sé que no te comento mucho (notengotiempodená), pero que sepas que te leo siempre!!!

Bicos :)

Anónimo dijo...

María,
te pido perdón de antemano por lo que voy a hacer: hablar del post anterior (es que lo acabo de leer ahora, y lo comento aquí porque quería estar segura de que lo lees).
Verás: creo que te has quedado en la superficie de la noticia, y me gustaría aportarte mi punto de vista porque te leo desde hace tiempo y me gusta tu blog.
Yo soy profesora en la UDC, y te puedo asegurar que, al menos en la facultad en la que yo trabajo (y me consta que en otras también), no estamos precisamente orgullosos de este tema. A mí sí me ha parecido estupendo que los alumnos hayan tenido dos dedos de frente para juzgar la cuestión tal y como se debe. Creo que ver a la Yoli y a la Vane en pelotas delante de un grupo de críos no tiene nada que ver con las performances teatrales que mencionas. El tema no va por ahí: nadie se ha asustado por ver dos cuerpos femeninos desnudos. Lo que allí se ha producido es un espectáculo barato y sin sentido alguno (y, bajo mi punto de vista, ni siquiera bueno artísticamente hablando). Yo sí hago topless en la playa; también he posado desnuda para un antiguo amigo fotógrafo. Provengo de una familia liberada y así me considero yo. Por eso me duele que, cuando no se tienen ideas o cuando se quiere llamar la atención, se acuda al comodín más fácil: un striptease femenino (esto ha sido un striptease en toda regla).
Me ha dolido porque se ha seguido utilizando el cuerpo femenino como siempre; porque, mientras algunas nos esforzamos muy duro para poner a la mujer en el nivel en el que se merece, otros (lo han organizado hombres) se encargan de anularnos y en nuestra propia casa (y con el dinero público con el que, por cierto, podríamos investigar o comprar equipos nuevos). Te aseguro que entre el profesorado nadie se ha escandalizado por ver cuatro tetas (por fortuna, la universidad pública no es el entorno más rancio), pero sí hemos sentido (todos: hombres y mujeres) indignación y vergüenza ajena. De poco me sirve a mí dar charlas en congresos de todo el mundo si cuando me presenten a los oyentes, al oír el nombre de mi universidad, lo asocien con una universidad de tercer mundo. Al fin y al cabo yo he pensado lo mismo hace unos años de la televisión rusa, cuando unas chicas se quitaban la ropa para leer el telediario (¿o es que alguien se asustó por las tetas en sí?).
En fin, perdona por el plomazo este. Sólo esperamos que no se les hayan acabado las pocas ideas que ya tenían estos gilipollas, y el año que viene nos sorprendan gratamente. (por cierto, es una pena que el responsable de esto sea afín al rector, porque si no ya estaría fuera).
Comprenderás que no ponga mi nombre. Un abrazo fuerte María.

María dijo...

Anónimo, no tengo nada que perdonarte, al contrario, te agradezco enormemente el comment y comprendo el anonimato, que si es verdad que lo respeto siempre, ahora más que nunca, claro.

Entiendo y comparto lo que dices, la verdad, aunque es cierto que mi planteamiento era otro, porque el sentido del post era otro. Pero conozco mucho -demasiado- la facultad de Arquitectura, y sé cómo se las gastan... te doy la razón, en eso.

Otro tema es si los jóvenes son más o menos retrógrados que sus padres, pero en cuanto a tu comment, absolutamente nada que objetar.

Por cierto!! No sabes cómo me he hechido como un pavo al ver que me lee toda una profesora universitaria.

Cruela dijo...

Estresssss
Bueno qué quieres que te diga mi centro de la salud sólo le piso con mi E para ver el pediatra... mi médica de cabecera no me ha visto en la vida... si me automedico, pero bueno gracias a la genética y cruzo los dedos no me ha pasado nada grave... sólo fui una vez a urgencias por la otitis...
Lo del estress pues mira como bien dijo la mujer... relájate y no intentes cumplir con todo... si no se puede no se puede....
Besooooos

Lara dijo...

Jjaja menos mal que sales sonriendo!!si esque esa es la filosofía de vida que hay que llevar!a ver si se te pasa pronto el estrés...para la cabeza te recomiendo analgilasa,a mi al menos me va mejor que el ibuprofeno!!

BESOSS

Moon dijo...

Pues si, se agradece tener pacientes como tú...los sanitarios vemos de todo, pero sobre todo gente de muy muy mal humor!!!besos

pinkocha dijo...

Ánimo, chiqui, que tú puedes con esto y con mucho más. Fíjate, a mí el estrés me destroza el estómago, cuando monté el negocio mi madre mi madre estaba empeñada en hacerme test de embarazo porque me levantaba todos los días con unas náuseas horribles.
¿Finde romántico? Qué apetecible...

MEL dijo...

Ay María, estaba en mi divino sofá, leyendo un libro mientras mi santo ve al Mandril, con una coca zero y unos gusanitos a mi lado, en pijama, sin lentillas, con gafas,esperando que termine la primera parte para aprovechar esos 15 minutillos de descanso... uffff! un estres del copón!

Párate un poco, inspira, espira, inspira, inspira, inspira, YA! estás igual que antes? pues ya sabes, Ibuprofeno!!!

Ely dijo...

Tengo 10 preadolescentes en el salón de mi casa... S.O.S

Plum Sykes dijo...

Bueno guapi pues ya sabes! A descansar, relajarte y a irte de compras!!!!!

Ana dijo...

Ay, María!! cuídate!!

Yo pienso que el no haberte podido coger ni siquiera una semana de vacaciones por el cambio de trabajo tamién te afecta. Yo estaba así antes de la honeymoon, porque llevaba mas de un año sin vacaciones, y los dos últimos años eran de 1 semana o 10 días a lo sumo...y vine sin un ápice de estrés; deprimida, al reencontrarme con la cruel realidad, pero sin estrés ni dolor de cabeza!!

Celia dijo...

En primer lugar espero que estés mejor... ahora que ya sabes lo que te pasa.
A mí me ha encantado la "receta" de esta doctora... irte de compras, salir con los amigos, sexo!!!! vamos que me quedo con la receta,je,je...

Mi médico de cabecera era una mujer joven, de unos treinta, y muy simpática. No tenía prisa al atenderte... Ahora la han trasladado a otro centro.... qué lástima! Y todavía no conozco al sustituto....

Y por cierto, eso de ir sonriendo por la vida es bonito para tí y para los demás que disfrutan de tu alegría.

María dijo...

Hola!!

Después de un fin de semana para querer morir, llega una nueva semana para trabajar... pero con la perspectiva de un nuevo fin de semana!! Después de dos seguidos trabajando, una libre!!!

A veces la vida o está tan mal... jajajaja

Estoy mucho mejor, la receta de mi doctora funciona... y eso que compras, ni una, que estoy en crisis galopante.

Pero ayer comí con mi familia, dormí una siesta reparadora -después de trasnochar por trabajo el sábado y madrugrar por trabajo el domingo- y cené con mi chico y mis amigos para terminar aocstándome no muy tarde en brazos de mi amor... la vida me sonríe, qué más puedo pedir???

Anónimo dijo...

Es una alegría leerte.
Mayka.